domingo, 22 de febrero de 2015

Locos por tierra, mar y aire


Reconozco que yo crecí con los clásicos, al menos, con los cinematográficos. En las tardes de los sábados, pero también en las de algunos viernes cuando sonaba la música compuesta por Marvin Hatley y que recibe el nombre de "The Dance of the Cuckoos" o "The Cuckoo Song" o "Ku-Ku", sabíamos que lo que venía no tenía a un protagonista sino a dos uno gordo, Oliver Hardy, y otro flaco, Stan Laurel. Eran El gordo y el flaco, que junto a Buster Keaton, Charles Chaplin, Harold Lloyd, Roscoe “Fatty” Arbuckle y esta pareja formada por un británico y un sureño estadounidense alegraban mis tardes infantiles.
 La ha visto un día más tarde del reportaje que lleva por título 'El Gordo y el Flaco, sus vidas y su magia' correspondiente al documental que suele acompañar La Noche Temática en la noche de los sábados en la 2, mientras que en otras cadenas se pelean mientras debaten de política. Se trataba de un sentido homenaje a esta pareja cuando se cumplen 50 años de la muerte de Stan Laurel, fallecido en 1965. 
Curiosamente hace un año, y en otro reportaje de LNT nos presentaba un reportaje conmemorando los 100 años de la aparición de Chaplin en el cine, me enteré que Stan Laurel acompañaba a Chaplin, pues era su sustituto, en la compañía inglesa de actores de Fred Karno que dio a conocer a ambos actores en Nueva York. Para completar el reportaje la 2 ha emitido The Flying Deuces o Los locos del aire, una película cómica del año 1939 dirigida por A. Edward Sutherland y que , curiosamente, contaba como fotógrafo a Rudolph Paté del que el domingo pasado veíamos Horizontes azules, en este caso como director. Sus asistentes en la dirección fueron Robert Stillman y John London. Es un remake parcial de otra película suya de 1931, un corto titulado Beau Hunks. 
La producción fue obra de Boris Morros para la Productora Boris Morros Productions, siendo la distribuidora la RKO. La dirección artística fue de Boris Leven, mientras que el montaje lo fue de Jack Dennis. El guión fue redactado por Fred Schiller, Harry Langdon, Ralph Spence y Charley Rogers, mientras que la música fue obra de John Leipold y Leo Shuken con algún tema de Nora Bayes y Jack Norworth que compusieron para la película la canción Shine On, Harvest Moon. La fotografía del ya nombrado Rudoph Maté y Art Lloyd. La dirección de sonido fue de William A. Wilmarth grabado con el sonido de la Western Electric Sound System. 
Los protagonistas estelares son Stan Laurel y Oliver Hardy. Junto a ellos están presentes Jean Parker como Georgette, Reginald Gardiner como François, Jean Del Val como el Sargento, James Finlayson – un compañero habitual en la cuadrilla- como el carcelero, Charles Middleton como el comandante – como ya había realizado en Beau Hunks-. Igualmente aparecen Crane Whitley, Monica Bannister, Bonnie Bannon, Eddie Borden, Christine Cabanne, Mary Jane Carey, Jack Chefe y Frank Clarke. 

Nos encontramos en una terraza con Stan y Oliver que disfrutan de unas vacaciones en París, mientras están toma un vaso de leche con dos pajitas sin usar, aprovechando que un caricaturista le hace una imagen. Se siente feliz, ya que Ollie está tan enamorado de Georgette, una parisina que trabaja en un hotel, que desea abandonar su puesto en la lonja de pescado en su país natal para casarse con ella y vivir en la capital francesa.
Desafortunadamente, ella rechaza su propuesta de matrimonio porque hay alguien más, ya que a través de sus amigas nos enteramos que está casada y juega con el americano. Su marido es un oficial de la Legión Extranjera llamado Francois y que ha regresado brevemente para verla. Ollie con el corazón roto decide suicidarse tras una conversación con su amigo Stan .
Tras debatir sobre el amor, la amistad y la muerte , así sobre la esperanza de la reencarnación que tiene Ollie, y justo cuando a punto de saltar a un río en el que por cierto ¡se encuentra un tiburón que se ha escapado del zoo! , junto a Stan que lo ayuda en ella, aparece Francois, y convence al dúo a alistarse en la Legión Extranjera para olvidar el fallido romance de Ollie. Cuando Stan le pregunta cuánto tiempo se tardará Ollie olvidar, en caso de que unirse a la Legión Extranjera, Francois señala que sólo tomará una cuestión de unos pocos días. Atraídos por la oferta de Francois, más el hecho de que Ollie se olvidará de su enamoramiento por completo se alistan. Su amigo Stan, aunque cree que es un disparate, lo sigue. Son enviados a un fuerte en el Norte de Africa.
Una vez allí, comprueban, en sus propias carnes, que la decisión tomada no fue la más adecuada y que, realmente, el ejército no es para ellos.
Desde el principio la pareja causan estragos en el campo de entrenamiento, y cuando van a ver al comandante para enterarse de sus funciones y lo que van a cobrar están en desacuerdo con las condiciones económicas ofrecidas: un salario diario de 100 céntimos, lo que, traducido en cantidades de divisas estadounidenses a sólo tres centavos. Hardy dice rotundamente el comandante ni él ni Stan aceptarán hacer todo por sólo tres centavos al día, a la que Stan de acuerdo en que no trabajan por menos de 25 centavos de dólar por día.
Por esta actitud arrogante que están condenados a la más baja categoría de trabajos para un legionario, el lavado y planchado de ropa sucia , toda una montaña de ropa y con los oficiales de la Legión constantemente a sus espaldas.
Por último y 'milagrosamente', Ollie logra olvidar su insatisfecho romance, por lo tanto ya no tiene sentido estar en la legión , así que Stan y Ollie dejan la Legión Extranjera a las bravas y volver a su casa en los Estados Unidos. 
Ollie pretende decirle que se va al comandante y está dispuesto a buscarlo, pero al no verlo Ollie le escribe una carta de despedida muy ofensiva y lo firma. El comandante se encuentra realmente recibiendo a Georgette en el aeropuerto. Allí llegan Stan y Ollie, y este al verla se lanza a darle abrazos y besos ante la mirada asombrada de François.
Francois, el mismo oficial de la Legión Extranjera que los había animado a unirse a la Legión antes, que fríamente le informa que Georgette es su esposa y amenazadoramente le advierte que se mantenga alejado de ella, o de lo contrario que se atenga a las consecuencias. Sin embargo, la carta ofensiva unido a la deserción provoca que un consejo de guerra sumarísimo los condene a la cárcel y al fusilamiento al día siguiente. A continuación, François anuncia su sentencia de muerte de bajo arresto por deserción. 
Después son trasladados a la prisión, bajo llave y sumariamente condenados a ser fusilados al amanecer. En un momento dado el carcelero se olvida de cerrar la puerta y Stan asombra Ollie tocando el arpa con los muelles de la cama. Cuando está a punto de jugar otra pieza, Ollie le pide que se calle.




Más tarde, en la noche, alguien lanza un papel informándoles que pueden escapar a través de un túnel que va desde su celda a la pared exterior. Stan y Ollie se meten en el túnel y tras un derrumbe salen al soteno de una vivienda, accidentalmente la de Francois y de Georgette. 
La aparición de Stan y Ollie impresiona a la chica , lo que les permite la huía. Mientras el celoso François ordena a toda la legión que se involucra en la persecución de los chicos, dando al que consiga localizarlos y detenerlos varias semanas de vacaciones.

Tras muchos correr, esconderse , hasta en el traje de unos árabes, la pareja de amigos logra huir a una de unos hangares cercanos y se esconden en un avión. Stan lo activa accidentalmente y ambos tras perseguir a los legionarios empiezan a volar. Y comienzan a volar peligrosamente , hasta que ,  finalmente,  el avión se estrella.
Stan logra emerger aparentemente ileso del accidente, pero Ollie ha muerto y lo vemos volando con unas alas dirección al cielo. Ya Stan (Stan Laurel) en casa, pasea con sus cosas cuando un caballo con bigote y sombrero se dirige a él.Se trata de la reencarnación de Ollie(Oliver Hardy), cumpliéndose así lo que él esperaba , terminando así la película.

'Locos del aire' es una divertidísima comedia de "El Gordo y el Flaco", dirigida por el renombrado A. Edward Sutherland, conocido por sus labores de dirección en películas tan entrañables, como "Dulce Evocación" (1940). Una vez allí, las aventuras se sucederán con cómicos resultados cuando intentan huir ya que la legión no era como ellos esperaban. 
Lo cierto es que a finales de los años 30 Laurel se vio envuelto en una disputa contractual con Hal Roach y se le rescindió el contrato, por lo que fue despedido. Después de un juicio por conducir borracho, fue demandado por el estudio. Finalmente el caso fue sobreseído y Laurel pudo volver a Roach. El dúo fue "prestado" al General Services Studio para protagonizar una de sus más famosas películas. Como Laurel y Hardy no tenían ya un contrato exclusivo con Hal Roach, fue una productora independiente, la de Boris Morros, la que se encargó de su realización. Partieron, parcialmente, de una historia anterior desarrollada por Stan Laurel y Oliver Hardy, y que llevaba por título Beau Hunks.
La película se filmó en distintos puntos de Los Ángeles como General Service Studios, Iverson Ranch y Metropolitan Airport de Hollywood. Precisamente la famosa "escena de lavandería" se rodó el Rancho Iverson en Chatsworth, California, considerado como el lugar de rodaje al aire libre más ampliamente filmada en la historia de las películas y la televisión. 
Parece ser que la película contuvo historias de amor y de odio. Entre las últimas se dice el director A. Edward Sutherland y la mente pensante de la pareja de actores, Stan Laurel tuvieron sus más y sus menos. Por lo que se dice Sutherland llegó a declarar que "preferiría comer una tarántula que trabajar con Laurel de nuevo". Por contra, y curiosamente , en el set de la película, Oliver Hardy conoció a su futura esposa, supervisor guionista Virginia Lucille Jones. La fecha de estreno fue el 3 de noviembre de 1939.
El boceto de Stan Laurel y Oliver Hardy en la primera escena fue dibujado por el guionista Harry Langdon. 
El avión que hace todo el vuelo de lujo en el final de esta película es un 1928 Air Travel 6000, mejor conocido por algunos como una Curtis-Wright 6-B (Curtis-Wright adquirió la compañía Air Travel en 1931). 
El fracaso de la titular de los derechos de autor original de renovar los derechos de autor de la película permitió para el bien de la humanidad que ahora esta sea de dominio público, lo que significa que podamos disfrutar de esta joya del cine del humor por y para siempre, como lo fueron estos genios y buenos amigos - en la ficción y en la vida real-, Stan Laurel y Oliver Hardy, el Flaco y el Gordo. Esos amigos que siempre habías querido tener y que son unos locos que dominaban la tierra, el mar y el aire.

No hay comentarios:

Publicar un comentario