lunes, 25 de noviembre de 2013

Un valor seguro


La comparación es inevitable y casi odiosa. En este año he visto una y otra. ¿Con cuál me quedo? Es difícil , es como elegir entre Papá y Mamá. Se las quiere a los dos y punto. Una con sus valores, la otra con los suyos. Reconozco que la obra del año 1969 era más naïf, destilaba otro encanto, también era narrativamente más lineal, con menos saltos de tiempo y menos elipsis que esta segunda. Pero esta está más adaptada a nuestro tiempo, aunque ver una y otra le dan un sentido completo. 
Yo vi Valor de ley (True Grit)  por primera vez en la primavera del año 2010. Y empecé por esta versión firmada por los hermanos Coen, aunque sabía que era un remake de otra en la que salía John Wayne. La apuesta por verla estaba basada en que tenía que ser interesante esta primera inclusión de estos genios del cine en este género genuinamente americano. Indudablemente me gustó. Este año ( en febrero)  he visto la versión del 69 y - que yo analicé en la entrada - ahora cierro el círculo y le he dado el sentido completo al filme. 
Y es que True Grit o Valor de ley - según los Coen- es una muy buena adaptación de la novela escrita por Charles Portis por parte de los hermanos Joel y Ethan Coen. Está no sólo dirigida, sino que ellos además adaptan el guión. Como he dicho anteriormente es la segunda adaptación de la película homónima del año 1969, y que tuvo a un inmenso John Wayne como protagonista. 
La producción estuvo en manos en Ethan Coen, Joel Coen - por medio de la Mike Zoss Productions, la Paramount Pictures y Skydance Productions- y Scott Rudin y Steven Spielberg, éste tiempo a través de su productora Amblin Entertainment y el anterior por la Scott Rudin Productions. Invirtieron en ella 38 millones de dólares. La distribución fue de la Paramount Pictures y tuvo una recaudación de 251millones de dólares. 
El brillantísimo apartado técnico cuenta en el campo musical con Carter Burwell, la fotografía - que presenta un fuerte tono metálico y adaptado a los ambientes-  es de Roger Deakins. El montaje es de Ethan y Joel Coen que aparecen como Roderick Jaynes. 
La película es protagonizada por Hailee Steinfeld como Mattie Ross y Jeff Bridges como el Alguacil Reuben J. "Rooster" Cogburn junto a Matt Damon (el Ranger de Texas La Boeuf), Josh Brolin (el malvado Tom Chaney) y Barry Pepper ("Lucky" Ned Pepper). A estos se suman en papeles secundarios Domhnall Gleeson (Moon), Ed Corbin (Bear Grit), Paul Rae (Emmett Quincy), Nicholas Sadler (Sullivan), Bruce Green (Harold Parmalee), Joe Stevens (el Abogado Goudy), Dakin Matthews (Coronel Stonehill) y J.K. Simmons (Lawyer Daggett el narrador. 

La narración es similar a la que aparece en la entrada Original y Copia. Comienza con la narración por parte de la protagonista, Mattie Ross, (Hailee Steinfeld) que explica como fue padre fue asesinado por uno de sus trabajadores, Tom Chaney (Josh Brolin), cuando ella era una niña de 14 años. Al ir a recoger el cuerpo de su padre, Mattie consulta al sheriff local sobre la posibilidad de detener a Chaney. 
Al saber que Chaney ha huido al territorio indio donde el sheriff local no tiene autoridad, indaga sobre la contratación de un alguacil. El sheriff le recomienda tres, y Mattie decide contratar a Rooster Cogburn (Jeff Bridges) de quien el sheriff había dicho que era el "más malo". 
El encuentro visual entre Mattie y Rooster Cogburn se produce en un juicio en el que éste presenta la detención de un preso y como ha tenido que matar a algunos de los malhechores que ha ido a detener. 
Tras la entrevista de Mattie y Rooster Cogburn éste rechaza la oferta, al no creer que ella tenga dinero para contratarlo. Sin embargo, ella consigue inteligentemente el dinero regateando con el coronel Stonehill (Dakin Matthews), quien hizo negocios – compra de caballos apalousas- con su padre. 
Ella se aloja en una residencia y es atendida, inicialmente amable con la regenta del hotel, aunque tiene que dormir con la abuela que no le deja dormir con sus ronquidos. En la misma se acaba alojando como cliente el Ranger de Texas LaBoeuf (Matt Damon) que llega tras la pista de Chaney, quien es acusado por el asesinato de un senador estatal de Texas. 
LaBoeuf propone hacer un equipo con Cogburn, buen conocedor del territorio Choctaw donde Chaney se esconde. Pero Mattie rechaza su oferta, porque ella desea a Chaney ahorcado en Arkansas por el asesinato de su padre, no en Texas por matar a un senador. Mattie también insiste en viajar con Cogburn- que finalmente ha aceptado la oferta de Mattie al haber conseguido dinero- para buscar a Chaney. 
El día de la salida Cogburn se va sin ella, acompañándose de LaBoeuf para detener a Chaney. Mattie los persigue y los alcanza cuando ellos ya están cruzando el río. Después de que el barquero la rechazada para viajar en el balsa que transportó a Cogburn y LaBoeuf, Mattie opta por cruzar el río a caballo. 
Tras conseguirlo se quiere integrar en el grupo. LaBoeuf expresa su disgusto por el reclamo quejumbroso de Mattie, azotándola con una vara, pero Cogburn finalmente lo detiene. El grupo se va , poco a poco cohesionando, no sin dificultad. Eso sí, las fricciones continúan. 
Después de una disputa sobre su servicio a los Estados Confederados de América- Cogburn sirvió a los Jinetes de Quantrill y LaBoeuf con Edmund Kirby Smith- Cogburn termina su discusión y LaBoeuf se marcha por su cuenta. 
Luego, al perseguir a los hombres de "Lucky" Ned Pepper (Barry Pepper) con quienes se supone que viaja Chaney, los dos se encuentran a un ahorcado y poco después a un médico que lleva una piel de oso- Bear Grit (Ed Corbin)- en el sendero que tras el intercambio entre el cuerpo del ajusticiado por información, los dirige a una choza deshabitada temporalmente en busca de refugio. 
Allí encuentran a dos forajidos, Quincey (Paul Rae) y Moon (Domhnall Gleeson). Cuando Moon es interrogado por Cogburn, su compañero Quincey lo apuñala fatalmente para evitar que los delate. Cogburn reacciona de inmediato y le dispara a Quincey, eliminando así la amenaza. Antes de morir, Moon confiesa que Pepper y sus secuaces regresarán más tarde esta noche. 
Ellos se apostan en una cima cercana. Justo después de que la cuadrilla de que Pepper y su grupo se presente, LaBoeuf llega al refugio y es tomado como rehén. Cogburn, oculto en la colina con Mattie, dispara y mata a dos miembros de la cuadrilla, pero Pepper escapa. 
Al día siguiente un Cogburn, una vez más embriagado, se mete en una discusión con LaBoeuf, quien se retira una vez más. Mientras obtiene agua de un arroyo cercano, Mattie encuentra a Chaney. Ella le dispara, pero él sobrevive. El disparo no sólo alerta a Cogburn , sino también a Pepper. 
Al presentarse Ned Pepper y los suyos, obliga a Cogburn a dejarlos escapar, amenazándolo con matar a la joven rehén. Por falta de caballos, Ned deja a Mattie con Chaney, y le ordena que no le dañe o no le pagara después de su parte del botín. 
Una vez solo, Chaney desobedece a Ned e intenta matar a Mattie. En esto que LaBoeuf aparece y golpea a Chaney afuera, explicando que él retornó al escuchar los disparos. Al encontrarse con Cogburn idearon un plan para liberarla. Mattie y LaBoeuf observan desde un acantilado como Cogburn enfrenta a los cuatro miembros restantes de la cuadrilla de Ned, matando a tres e hiriendo a Ned, pero su caballo se golpea y cae, atrapando la pierna de Cogburn. 
Antes de que Pepper pueda matar a Cogburn, LaBoeuf dispara con su carabina de largo alcance y mata a Pepper a unos 360 metros de distancia. 
Recuperado del golpe, Chaney ataca a LaBoeuf, dejándole inconsciente. Mattie se apodera del rifle de LaBoeuf y le dispara a Chaney en el pecho. El impulso del disparo del rifle le hace retroceder sin control, cayendo al fondo de un pozo que contiene un muerto y serpientes de cascabel. 
Cogburn llega, pero Mattie es mordida antes de que llegue a ella. Cogburn cabalga día y noche para trasladar a Mattie al doctor, la lleva a pie después de que su caballo se derrumbara por agotamiento. Desfalleciendo él también, logra acercarse a un puesto comercial, donde pide ayuda. 
25 años después, Mattie (Elizabeth Marvel) -ahora con 40 de edad y un solo brazo como resultado de una amputación por gangrena provocada por la mordedura de serpiente- recibe una carta de Cogburn invitándola a reunirse con él en el show Wild West donde él realiza un acto de exhibición. Ella llega solo para saber que Cogburn murió tres días antes, por lo que decide llevarse el ataúd con el cuerpo del "federal" a su cementerio familiar. Estando ante la tumba de Cogburn, ella reflexiona sobre su vida, acerca de nunca haberse casado. También revela que ella nunca volvió a ver LaBoeuf de nuevo, aunque le gustaría, y se imagina que para ese día él ya debió perder su abundante cabellera, observando que "el tiempo sólo se aleja de nosotros". 

Montar esta película para los Coen llevó su tiempo. Había un gran modelo que llevaba funcionando bien desde hacía 39 años y hacer uno nuevo, así como introducirse en el western tenía su riesgo. Lo cierto es que en febrero de 2008 se conocieron los primeros rumores sobre el proyecto, sin embargo la película no fue confirmada hasta marzo de 2009. 
Las pruebas de casting se llevaron a cabo en Texas en noviembre de 2009, y el primer objetivo era encontrar a una protagonista de catorce años que hiciera de Mattie Ross. Al mes siguiente se creó un sitio web que pedía cintas de video de las posibles candidatas. El sitio indicaba que estaban buscando una chica de entre 12 y 17 años y que el personaje era "simple, pero duro como un clavo" y que "su excepcional y duro coraje, y sus francos modales fuesen a menudo sorprendentes". Lo cierto es que la chica, Hailee Steinfeld, lo borda. 
Para los Coen la película es más fiel a la novela que la adaptación de 1969. Y en una entrevista llevada a cabo en octubre de 2009 Ethan Coen dijo: “En parte es una cuestión de puntos de vista. El libro en su totalidad sigue el punto de vista de la niña de 14 años. Eso en cierto modo nos da una impresión. Creo que el libro es mucho más gracioso que la película [1969], creo que, desafortunadamente, se perdió mucho del humor tanto en las situaciones como en el punto de vista de la protagonista. Además termina de forma diferente que lo hizo la película. Ves el personaje principal —la chica— 25 años después cuando es un adulto. Otra pequeña diferencia con la película —y quizá es simplemente por la época en que fue realizada— es que el libro es mucho más duro y más violento que lo que refleja la película. Es en parte lo interesante del proyecto.” 

La película fue filmada en el área de Santa Fe en Nuevo México, entre marzo y abril de 2010, y también en Granger y Austin, Texas. 
La película se estrenó el 22 de diciembre de 2010. y fue un éxito de taquilla,  a pesar de estar calificada en los Estados Unidos como PG-13, debido a algunas muestras de intensa violencia e imágenes fuertes. 

True Grit fue un éxito de crítica, premios y público. De hecho ha recibido críticas muy positivas tanto en Estados Unidos como en España. 
Entre las muchas críticas destacan las de Todd McCarthy en la revista Variety cuando dice que se trata de un film "Bien realizado y bien interpretado, este remake de los hermanos Coen carece del humor y de la trascendencia que podría haberlo hecho memorable" . En esta misma línea está la crítica de Peter Travers en su habitual sección de Rolling Stone al afirmar que "Los hermanos absorben en su ADN al injustamente olvidado Portis, al igual que lo hicieron con Cormac McCarthy en 'No Country for Old Men' (...) Una gran película (...). 
En The New York Times Manohla Dargis dej´ó por escrito que se trataba de "Una fábula tragicómica sobre una época desagradable y brutal (...) Al igual que 'La noche del cazador' de Charles Laughton, a la que los Coen citan tanto musical como visualmente, 'True Grit' es una parábola sobre el bien y el mal". Mientras que David Edelstein en el New York Magazine formula que "'True Grit' no es tan trascendente como cabía esperarse, pero una vez que te acostumbras a su ritmo deliberado (empieza con lentitud) es una encantadora comedia del oeste". 

En España se repitieron las mismas críticas para nuestros respetados hermanos Coen. Carlos Boyero en el Diario El País dijo – y yo discrepo- que "Es bastante mejor que el original. Y aquel, protagonizado por el grandioso e inolvidable Wayne, me gustaba bastante. Los Coen han conseguido otra obra maestra. (...) maravilloso Jeff Bridges." En el Diario El Mundo Luis Martínez señalaba que esta película "Recoge lo mejor de la obra de los hermanos Coen. (...) uno de los más brillantes finales que ha visto el cine reciente" Mientras en el Diario La Razón Sergi Sánchez dejaba negro sobre blanco lo siguiente: "Los Coen se quitan la etiqueta de cínicos que se han ganado a pulso y muerden el corazón del espectador. (...) El aliento lírico de este viaje y del epílogo, hermosísimo (...) colocan a 'Valor de ley' en lo más alto de la filmografía de los Coen" . En esta misma línea estuvo E. Rodríguez Marchante en su habitual columna del Diario ABC al decir que "Solo los genios saben hacer lo mismo pero de otra manera (...) 'Valor de ley' calca la película que hizo Hathaway de un modo completamente distinto. (...) pero, ¿cuál es mejor? Pues, ninguna es mejor (...). En revistas especializadas la opinión fue igual de favorable. 
Manuel Yáñez Murillo en Fotogramas afirmaba que "Conservando intactas la mordacidad y el retorcido humor negro, los Coen vuelven a retratar el choque entre la cara amable del espíritu yanqui y la cruda realidad de la América amoral (...) , mientras que Carlos Marañón en Cinemanía dejaba escrito que se trataba de "Una gran película, una de las más sólidas del año (...) No es un western. Aunque lo parezca. (...) portentosa Hailee Steinfeld (...). 

Los premios no le fueron ajenos en ese año 2010 tampoco tardaron en llegar, aunque tuvo más reconocimientos que premios en sí. Por lo pronto tuvo diez nominaciones a los premios Oscar, incluyendo una nominación como mejor película, mejor director (Coen Brothers) , mejor actor ( Jeff Bridges), Oscar a la mejor actriz de reparto (Hailee Steinfeld), mejor guión adaptado (Ethan Coen y Joel Coen), mejor fotografía (Roger Deakins), mejor dirección artística (Jess Gonchor y Nancy Haigh), mejor diseño de vestuario (Mary Zophres), mejor sonido (Skip Lievsay, Craig Berkey, Greg Orloff y Peter F. Kurland), mejor edición de sonido (Skip Lievsay y Craig Berkey), aunque no ganó ninguno. 
En los británicos BAFTA obtuvo 8 nominaciones, incluyendo mejor película, actor, actriz, dirección, mejor guión adaptado, dirección artística, diseño de vestuario y sonido, aunque sólo ganó al de mejor fotografía. En este apartado fue finalista por su fotografía por la Asociación de Críticos de Los Angeles. 
En los premios del sindicato de Actores fueron candidatos tanto Jeff Bridges como Hailee Steinfeld. En los Choice Awards , además de las 11 nominaciones, obtuvo el premio a la mejor intérprete joven (Steinfeld) , valorando . la Asociación de Críticos de Chicago a la mejor actriz secundaria. La American Film Institute la incluyó entre las 10 mejores películas del año. En el 2011 se incluyó en la Sección oficial largometrajes fuera de competición del Festival de Berlín. 

A destacar el trabajo de Jeff Bridges como viejo Marshall Cogburn y con las miserias de un hombre mayor y solitario, minado por el alcohol, pero aún capaz de ser letal. A su lado, Hailee Steinfeld destila carácter y frescura a partes iguales todo ello enmarcada en una cuidada realización , unos encuadres fotográficos de Roger Deakins magníficos, especialmente aquel realizado desde el interior de una mina, y una música de Carter Burwell que no desmerece a la de la versión clásica de Henry Hathaway.


Lo que me gusta de valor de ley es la historia que se forjará una relación de amistad y afecto entre un viejo Marshall, la chica y el ranger, y como replantea desde la óptica de una época que ya empezaba a ser crepuscular e incluso diría algo pesimista. Una buena película, una valor seguro el cine de los heramnos. Una apuesta inteligente siempre la del Western, y por cierto,  una película muy bien vendida por Antena 3 para su peliculón.

jueves, 21 de noviembre de 2013

Caronte en femenino


No todo el mundo tiene la posibilidad de ver un estreno cinematográfico. Ayer tuvimos la suerte de disfrutar de uno. Se trata de un mediometraje, La Niña de la Ribera, que nace como producción local, y que es un nuevo producto cinematográfico de la interesante obra de Miguel Ángel Entrenas, un director amateur, pero de enorme solvencia y trayectoria. Bien es cierto que hablamos de cine independiente. Detrás del mismo no busquéis grandes estudios, ni campañas de promoción, ni actores de renombre, pero si una obra auténtica y vibrante, lo que hace mucho más meritorio a este cine y a este autor.  Encontramos, pues, un producto cinematográfico nuevo, fresco, que se puede ver sin prejuicios,  y con la sana intención - tan legítima como necesaria - del disfrute.

Este nuevo mediometraje de Miguel Ángel Entrenas, y que lleva por título "La Niña de la Ribera" tiene como hilo conductor una historia que habla a través del flamenco.
La obra fue presentada en un Teatro Góngora que estaba abarrotado, y que contó con la presencia del director, de los actores, del equipo técnico y de muchos espectadores que aplaudieron con entusiasmo a todos los integrantes de esta producción.
La proyección de esta obra se incluyó como parte integrante del programa de actividades paralelas que se han organizado con motivo de la celebración del XX Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba, el decano de los Concursos Flamencos.

No obstante, en la noche de ayer el protagonismo no estuvo en el director, ni en los actores, ni en el equipo técnico. El protagonismo estuvo en la pantalla y en la historia que en ella se proyectaba. Por lo pronto, vimos cosas interesantes.
Empecemos, encontramos, por lo pronto, una ciudad entregada a una causa. Y, lo que para mí es importante, la hemos visto entregada a una causa "perdida" de antemano. Me explico, al fin y al cabo esta historia, como todas las historias, no deja de ser sino el intento de recuperar algo perdido que, además, y, por definición, se mueve en el pasado. Habitualmente lo perdido hay que intentar recuperarlo. La recuperación de lo perdido es algo que nos remite a la definición del héroe  y, no podríamos hablar de héroes, si no recurrimos a los mitos. Y aquí entonces cuando la ciudad, la causa, la búsqueda de ese pasado y de ese "héroe" se suman al mito. En este caso el mito es un hombre, o más bien, las mujeres de ese hombre. El hombre, el "héroe", el mito, es Julio Romero de Torres.
Y para hablarnos de ese hombre y de aquellas mujeres, más que hacer uso del diálogo el director apuesta por las palabras, en esta ocasión, envueltas en un compás. En este caso en un compás flamenco. Porque la historia que hemos visto es igualmente un acercamiento al flamenco y a sus palos.
Y es curioso, pero, en mi caso, como en otros muchos casos, esa manera de presentar la historia me es muy cercana, muy familiar. De hecho esta música patrimonial - por lo de Patrimonio inmaterial de la Humanidad- a mí me remite a la prehistoria de mi vida, a mis recuerdos más lejanos, y en concreto a la figura de mi abuelo. Y es aquí donde enlazo la película con mi causa perdida, en este caso, con mi memoria personal.
Me refiero en concreto a que mi abuelo tenía la inteligente costumbre de buscar elementos vitales en la música con la que había crecido para explicar o sentenciar sobre hechos que a él le parecían importantes. Y muchas de las explicaciones, vivencias y sentencias que me contaba eran presentadas a través de los versos que se integraban en unos  fandagos, en otros casos en seguidillas y, en ocasiones, en alguna soleá. Su fuente documental y favorita de inspiración era la de un venerado flamenco de su época, Pepe Marchena. Al igual que ocurre en muchos momentos de la vida, la real y la recreada - que es lo mismo que la ficticia-, puede tener, como la mía, su propia banda sonora.

En este caso, y como vida recreada, Miguel Ángel Entrenas nos presenta su última obra cinematográfica en la que las historias son presentadas a través de una banda sonora que se inicia al compás de una fantástica taranta al son de una guitarra y un violonchelo.


"La Niña de la Ribera” – historia que ya nos avanzó el director en el IES Averroes en febrero de 2013 - nos habla, como hemos dicho anteriormente, de un mito local: Julio Romero de Torres. Y de lo que fue más importante para la memoria colectiva de la ciudad: sus mujeres. No sólo sus mujeres como género, sino las mujeres entendidas como seres apasionados.
Para ello Miguel Ángel Entrenas busca un elemento contextual - y acierta - enmarcando toda la historia en un escenario, un río, que a día de hoy, no es un eje que vertebre, sino, más bien, un elemento divisorio de realidades, pero que en su momento fue auténtica fuente de vida y que en la que película entorna tanto al amor como a la muerte.

Pero la historia que hemos visto no se desarrolla en el presente, sino en el pretérito imaginario de lo que pudo ser, pero que no fue. Con el pintor cordobés de por medio, vemos su alejamiento del mundo de las formas para acercarse a un mundo más real y  más "jaranero" , como diría mi abuelo.

Como hemos dicho la película es una muestra de lo que pudo ser, y aunque desde el principio se nos avisa que los hechos narrados no son reales, ¿por qué no pudieron ser verosímiles, no para Julio, sino para otros muchos cordobeses de principios de siglo? Si se conoce un poco la historia local y el papel que tenían las ventas cercanas a la ciudad hasta bien entrado el siglo XX, podríamos señalar que éstas eran lugares de encuentros amorosos, legítimos o sin ley, pero con dinero, y también lugar de encuentro tanto de músicos como de aficionados a la música flamenca.

Miguel Ángel Entrenas como director, productor y guionista de “La Niña de la Ribera”, se ha rodeado en esta ocasión de un equipo humano enorme que alcanza al centenar de personas. En la producción ejecutiva está Manuel Guerrero y como jefe de producción Clara Sanz Casadesus. En el apartado técnico brillan con luz propia la fotografía, trabajo que asume Antonio Javier Mozas Perales como operador de cámara, la labor del encargado del vestuario (Miguel Yuste), o la caracterización y el maquillaje que ha estado en la mano de Emilia Cejas.

Pero, desde mi punto de vista, lo realmente relevante ha sido el papel jugado por la encargada de la composición musical y letrista de los romances y diferentes palos, María del Prats, que alcanza los diez temas, frente a los dos inicialmente proyectados.

En la dirección musical se encuentra Rafael Trenas, que participa igualmente como guitarrista. El guitarrista se responsabilizó de contactar con los/as cantaores/as para que, igualmente prestaran su voz y su arte de forma desinteresada al proyecto, contando con las voces de Natalia Flores, como voz revelación, Mª Carmen y Pepi Abad, Milagros de Sanz, Rocío de Dios, Rafael Rubiano y Manolo de Santacruz, así como la del actor Mario Gallardo, estudiante de Arte Dramático y cantaor. Igualmente relevante es la coreografía de la que se encargó Fátima Franco.

El elenco de actores y actrices protagonistas de esta película está formado por Natalia Flores Alcaide, María Gallardo Toledo, María del Carmen Abad, Milagros de Sanz, Pepe Pérez, Hermógenes Santiago Castro y Francisco Castro Garrido, todos ellos bajo la dirección de Ana G. Wals.



La película ha contado con la colaboración de diversas entidades, instituciones y empresas cordobesas como el Museo de Bellas Artes de Córdoba, la Córdoba Film Office, o los Institutos de Educación Secundaria Ángel de Saavedra, con su alumnado y profesorado vinculado con el ciclo de Imagen y Sonido, y el procedente del Tablero y su alumnado de ciclos formativos de peluquería, maquillaje y caracterización del centro en los que ha intervenido de forma especialmente acertada la profesora Dª Emilia Cejas Cabello, así como la parte del vestuario ha corrido a cargo de Miguel Yuste y de Carmen Rodríguez de la Escuela Superior de Arte Dramático. Todo bajo la batuta de Miguel Ángel Entrenas y de la jefa de producción, Clara Sanz.

Lo cierto es que en este apartado podríamos extendernos muchísimo más, pero ya parece pertinente hablar de lo importante: la película.

Desde el principio la película nos informa que estamos ante la historia de una pasión y que ésta empujará a sus protagonistas a un arrebato que termina - y ¿por qué no?- en la muerte de una de ellas.

Una referencia a las ojeras nos acerca de la misma manera tanto al tiempo como al dolor, de la misma manera que María, una de las protagonistas, acerca a Julio a la pasión, pero también a la muerte. Por ello María nos habla de una historia pasada. Una historia que empieza cuando ella, María, una chica joven, lleva en su barca, como si de una Caronte en femenino se tratara, a Julio Romero de Torres para acercarlo al mundo de la vida alegre. Pero esta vida - realmente- le acercará a la muerte.

Su traslado por el río, de una orilla a otra, le lleva a uno de los muchos molinos activos que hubo en la Ribera del Guadalquivir a su paso por Córdoba. En el fondo el traslado es un viaje iniciático que lleva al pintor al amor apasionado y a la muerte. Se trata de un tránsito que, al final, lo marchita, como le ocurren a los ojos de María.

No obstante, la historia comenzaba con una reflexión en femenino sobre lo que significan las ojeras, ese oscurecimiento de la piel del párpado, que puede estar motivado por el cansancio o el envejecimiento. Sin embargo, esta primera puesta en escena de una María, ya encallada en el tiempo, con sus ojeras enmarcando sus ojos negros, más oscurecidos por el dolor,  que por el tiempo es o puede ser entendida como una metáfora.

Los hechos que narra, aunque totalmente ficticios, transcurren entre la caída de la tarde y durante una noche, la de un verano a la luz de la luna llena, y a los sones de una taranta. El lugar de encuentro entre los actores es uno de los molinos existentes en los sotos del río Guadalquivir a su paso por Córdoba.


En este singular escenario, un joven Julio Romero de Torres acude con interés a una verbena que tienen lugar uno de los molinos allí existentes. Para llegar al mismo lo tienen que hacer por barca. La chica que lo guía es María (Rocío de Dios), la narradora de una historia que se presenta como un musical dramático y flamenco. Es ella la que nos anuncia lo que va a ocurrir, o mejor dicho, lo que ya ha ocurrido. Estamos ante una historia en "flashback" en la que María nos habla del origen de las ojeras. Una de ellas el amor entendido como arrebato, la otra podría ser la tristeza.

Lo cierto es que la llegada al molino supone el encuentro con otra realidad social, la de la clase alta y la baja, unidos por la diversión y la juerga, de la que disfrutan más unos por el esfuerzo de otros. El molino es propiedad de un hombre con dos hijas, pero sin escrúpulos. Allí un joven Julio Romero (Mario Gallardo) encontrará a una mujer malcasada, Rafaela (Natalia Flores), que le marcará su vida.

Una, María, y otra, Rafaela, parecen haber salido de un cuadro del pintor, El Cante Jondo, aunque en este caso lo más apropiado sería vincularlas con ese otro cuadro del pintor cordobés que habla del amor sagrado y del amor profano. Curioso cuadro que enmarca su escenografía en un cementerio, como premonición a lo que vamos a ver más tarde. Entre una chica y otra, entre un grupo de mujeres que cantan y bailan, o entre un grupo de los hombres que también cantan, rasguean la guitarra o palmean se desarrolla esta historia, más escenificada y cantada que dialogada.

El hilo conductor de esta historia es el flamenco y sus diferentes palos. Lo que significa que toda la narración será transitada a través de palos flamencos. Se inicia la película con una taranta y culmina con una soleá antigua cordobesa cordobesa, pasando por la petenera, el fandango, la bulería y un par de poemas, a lo largo de los casi 37 minutos que dura el mediometraje.

Para acabar la historia, una soleá, con lo que podemos pronosticar el final de todo, en la que la violencia y la muerte deben estar presente. La soleá siempre refleja una pérdida, y en este caso la víctima será Rafaela.

Podríamos pensar que el retorno de Julio Romero a la otra orilla del río le devuelve a la cotidiana realidad, a su trabajo, a lo rutinario. Pero el pintor llevará lo aprendido en el río a sus cuadros.  Pero eso nunca lo sabremos, pues la historia no ocurrió, pero ¿no expresa Julio Romero de Torres en su obra esas tonalidades de gama fría para las cosas que contrastan con las tonalidades cálidas de la piel o configura unas figuras donde la forma tiene más peso estético que intelectual? ¿No aparece la guitarra - siempre la misma- la flamenca, en gran parte de sus composiciones?. ¿ No superpone en sus cuadros dos pantallas, una de objetos y personajes muy cercanos, enmarcados en el lienzo ocupando casi todo el espacio frente a otro más profunda con paisaje o paisaje con figuras, mientras el espacio intermedio, como el río, queda vacío?

En cuanto a la producción de la película Miguel Ángel Entrenas ha comentado que en el casting realizado en La Taberna Plateros de la calle María Auxiliadora hubo que hacer una laboriosa selección de actores y actrices que a la vez supieran cantar e interpretar.  El director declaró en prensa que "Nos interesaba alguien que, además de dotes interpretativas, supiera cantar". Entrenas, que se mostró impresionado por el trabajo tanto de Mario Gallardo como del resto de artistas jóvenes, especialmente el de las jóvenes cantaoras Natalia Flores así como de su interpretación. "Antes de empezar a trabajar en la película se sometieron a un pequeño aprendizaje del que se encargó la actriz Ana González Vals, que ha ensayado el texto con ellos durante algún tiempo", reconoce Entrenas.

No ha sido este el primer acercamiento de Miguel Ángel Entrenas al mundo del flamenco, pues lo había tocado tangencialmente en sus obras La Chiquita Piconera y Desdémona, premiada en el Festival de Cine de Punta Umbría.

Aunque si es la primera adaptación de una película suya a las personas discapacitadas, tanto a nivel técnico como artístico incluyendo en ella el subtitulado digital del filme, que se realiza sobre pantalla. Los subtítulos siguen un código de colores utilizado por las personas sordas que facilita la identificación de los diálogos de cada personaje principal con un color diferente. Las personas con discapacidad visual podrán seguir la película gracias a una audiodescripción realizada por la periodista de Onda Cero, Pilar Sanabria.

En cuando al rodaje el director resalta la ciudad como escenario de cine, centrándose la grabación en la ribera, especialmente en sus molinos de la margen izquierda, pero también busca otros escenarios como son el puente romano, alguno de los miradores del río, las bodegas Campos y las minas integradas en el restaurante Cuevas Romanas. También se rodó en la peña El Rincón del Cante, donde se han filmado todas las escenas interiores, sin olvidar el apoyo de otros entidades como la Peña “La Serranía” y la Escuela de Saetas de Córdoba.

Y para ir terminando diremos que estamos ante una buena película que desarrolla a la perfección esta historia de amor y muerte, que juega con la alegría - o la tristeza- que trasmite ese bien inmaterial que es el flamenco, y para ello busca un buen marco espacio-temporal. A destacar de la película su dinámico ritmo - que contrasta con la reposada narración que nos trasmite María- , la detallada y brillante fotografía, las ajustadas y precisas letras de María del Mar Prats en cada uno de los temas, la acertada y vibrante coreografía,  la magnífica dirección musical de Rafael Trenas, y , sobre todo, la mano aterciopelada del director que, no sólo capta el espíritu de una ciudad, sino que marca el ritmo - aunque en este caso sea el compás- de la narración, y que nos sorprende nuevamente, y en positivo,  ante la complejidad que supone realizar un musical flamenco. En resumen, Miguel Ángel Entrenas acierta sacando el máximo rendimiento de su ingente equipo de trabajo al que coordina y dirige con maestría.

Y dicho lo dicho, y en relación a lo ya comentado sobre esta historia de amor y de muerte, de pasión y de arrebato, de pasado reflejado en el presente, de una ciudad que no mira a su río, y que en ocasiones no se mira a sí misma, terminaré como hubiese acabado mi abuelo, con un romance- ¡y por qué no!- de Pepe Marchena dedicado a Córdoba, a su feria y a sus mujeres:




Sé que no me pertenece,

que no es de mi condición.

¡Pero ya no hay solución!

¡El hombre siempre obedece

cuando manda el corazón!



miércoles, 20 de noviembre de 2013

Oh capitán, mi capitán


Horrizados. Creo que ese es el mejor término que define el estado en que los españoles nos quedamos cuando los marineros del Alakrana y del Playa de Bakio comentaron su experiencia como secuestrados por los piratas somalíes. 
Estos secuestros no ocurrieron hace tanto tiempo y sacaron a la luz una práctica que parecía relegada casi a las películas de Errol Flynn o a las de Burt Lancaster o a las novelas de Emilio Salgari. Pero no, estamos hablando de la primera década del siglo XXI, y no de una película o una novela de entretenimiento. Especialmente grave fue el relato que hicieron sobre un barco ucraniano y las vejaciones sufridas especialmente por dos chicas de la tripulación. 
Experiencia horrible, similar a la narrada por los pescadores españoles, es la relatada en esta película de Paul Greengrass y que lleva por título la de Captain Phillips.

Es curioso la fecha en la que fui al cine, era martes 20 de noviembre y aprovechando esa buena decisión que tomó la dirección de los Cines Guadalquivir de rebajar los precios por medio de bonos para ver películas tuvimos la ocasión de ver Capitán Phillips, una película que tenía marcada en el calendario desde que vi el reportaje en Dias de Cine, ese buen programa de televisión española y que ya no tengo claro ni cuando lo ponen, dados los vaivenes de la programación que ha vivido este programa.

Al grano, Capitán Phillips es una película biográfica dirigida por Paul Greengrass y protagonizada estelarmente por Tom Hanks. Se trata de una producción estadounidense realizada por Michael De Luca Productions, Scott Rudin Productions y Trigger Street Productions, mientras que la distribución fue cosa de la Columbia Pictures La película está basada en el libro A captain's duty de Richard Phillips, escrito por Stephan Talty y por el capitán Richard Phillips que fue adaptada al cine por medio del guión de Billy Ray. 

La historia narra como dicho capitán fue realmente tomado como rehén por piratas somalíes mientras dirigía el buque de carga MV Maersk Alabama por el océano Índico, tras fracasar los piratas en su secuestro del buque en el 2009. La música es de Henry Jackman, mientras que la fotografía es de Barry Ackroyd. 

La labor de montaje recayó en Christopher Rouse. El equipo de actores está formado por Tom Hanks (Captain Phillips), Catherine Keener ( su mujer) Max Martini, Barkhad Abdi (Abduwali Muse), Yul Vazquez y Chris Mulkey. El 27 de septiembre de 2013 debutó en el Festival de Cine de Nueva York, y días más tarde( el 9 de octubre de 2013) en el Festival de Londres, llegando a los cines estadounidenses el 11 de octubre del mismo año. 

La historia nos narra el periplo del Richard Phillips (Tom Hanks) desde que recibe el aviso para hacerse a la mar desde su residencia en Lousiana hasta que toma el mando del MV Maersk Alabama en un puerto de Omán.

Minutos antes hemos visto como en una mísera localidad costera de Somalia, un mafioso impone a la población la salida de un esquife con el fin de asaltar algunos barcos de carga o pesqueros que cruzar el Golfo de Adén. 
Al Capitán Phillips se le encomienda transportar su carga hasta Mombasa a través del Golfo de Adén. Cauteloso por la actividad de piratas en la costa de Somalía, da órdenes de seguridad en el buque a sus subordinados, ya que debe desviarse ligeramente de la flotilla de barcos militares que protegen los barcos occidentales.

Cuando Phillips descubre que su barco es el blanco de una banda de piratas somalíes liderada por Abduwali Muse (Barkhad Abdi), logra esquivarlos. Muse retorna al día siguiente con otros tres piratas en un esquife más rápido.

A pesar de que Phillips y su tripulación hacen denodados esfuerzos, los piratas son capaces de abordar y tomar el control del Maersk Alabama, capturando al capitán mientras la mayoría de la tripulación se esconde en la sala de motores del barco.

Muse, bajo las órdenes del líder de la facción local, espera secuestrar la nave y a sus ocupantes para obtener el dinero que la empresa dueña del barco ofrecerá como recompensa. Muse intenta llevar el Maersk Alabama hacia la costa, pero la tripulación logra evadirlo. 
Posteriormente, consiguen interrumpir la energía eléctrica del motor y después la energía de emergencia del barco, capturando igualmente al líder de los piratas. Negociando con el resto de los piratas, la tripulación acuerda el intercambio de Phillips por Muse a través de los botes de emergencia del barco, solo para que los piratas lancen el bote dejando a Phillips en el barco. Pero la astucia de los piratas permite que Phillips quede en el barco de emergencia. Por lo que vuelven a exigir por una recompensa por su vida. 
Mientras el bote de emergencias llega a la costa, la tensión crece entre los piratas cuando consumen qat, pierden contacto con su nave madre y posteriormente son interceptados por el USS Bainbridge de la Armada de los Estados Unidos. Una vez que llegan más barcos de la Armada, Phillips trata de hablar con Muse, quien asegura que ha llegado demasiado lejos y no se rendirá.

Mientras tanto, el capitán del Bainbridge, Frank Castellano (Yul Vazquez), recibe la orden de evitar por todos los medios necesarios que los piratas se acerquen al continente. 
Esa noche, Phillips es capaz de escapar del bote y nada hacia los barcos. La Armada no puede identificarlo, así que no hacen nada. Los piratas lo siguen rápidamente y le disparan hasta que se rinde. Los agitados piratas desconocen que un equipo SEAL ha llegado al lugar para tomar el control de la situación. 
Mientras tres francotiradores de los SEAL se ubican para disparar contra los piratas, Castellano y los SEAL continúan negociando con los piratas, finalmente tomando el bote de emergencias como remolque.
Al principio, Muse acuerda abordar el Bainbridge creyendo que se encontrará con los suyos para negociar el rescate de Phillips.
En el bote de emergencias, uno de los más agitados piratas descubre a Philliips escribiendo una nota de despedida a su esposa y, cuando trata de quitársela, Phillips lo ataca pero es rápidamente detenido.

Entonces el pirata decide tomar el control total y ejecutar a Phillips. Mientras lo atan y le vendan los ojos, los tres francotiradores SEAL disparan simultáneamente, abatiendo a los piratas. 
En el Bainbridge, Muse es detenido y arrestado por piratería. Phillips es rescatado en estado de shock, pero agradece al equipo por salvar su vida. 

La película se presenta a día de hoy como una de las favoritas para alcanzar los grandes galardones cinematográficos para el próximo año. Creo que ya está en las quinielas de los globos de oro y de los Oscars. 
Las críticas han sido generalizadamente positivas, más en los Estados Unidos que en España. Scott Foundas en Variety dijo de ella que es "El resultado es un docudrama cinético que impresiona aunque sin llegar a conectar emocionalmente de la misma manera que lo hizo en 'Bloody Sunday' y 'United 93'.". Igualmente generosa es la publicada en el The Hollywood Reporter y firmada por Todd McCarthy en la que se afirma que "Paul Greengrass y Tom Hanks se unen para ofrecer una vibrante explicación del secuestro del capitán de un buque de carga estadounidense por unos piratas somalíes.". Mark Adams en Screendaily señala que se trata de "Un drama de acción apasionante y muy bien hecho, impulsado por una absorbente interpretación de Tom Hanks." Y Lou Lumenick en el New York Post la valora positivamente cuando dice "Hanks y su presencia de estrella de cine merecen gran parte del crédito de esta ambiciosa película, hace una de sus interpretraciones más impresionantes sin decir una palabra. (...) . 
Tanto Manohla Dargis como Claudia Puig de los diarios The New York Times y USA Today la valoran en positivo. En el diario neoyorkino se ha dicho que "Capitán Phillips', una película que acorta con insistencia la distancia entre ellos y nosotros, tiene una vital inmediatez moral.", mientras que Puig señala que la película es "Ambicioso, tenso y cautivador thriller. 
Igualmente positivos es lo escrito por Michael Phillips en el Chicago Tribune al dejar por escrito que "Es (...) casi perfecta en su manera de expresar una emoción desgarradora, a través de un actor claramente preparado para el desafío de actuar en un docudrama de Paul Greengrass. (...). Dentro de esta crítica unánimemente positiva destaca la de Dan Jolin en Empire que dice "Tanto Greengrass como Hanks están en plena forma y merecen premios por esta fascinante, emocionalmente compleja y enormemente inteligente dramatización de una odisea real. (...). 
No tan positiva es la crítica de Eric Kohn en Indiewire al decir que "Aunque está elaborada con habilidad, la película no logra ir más allá de lo debido, alimentando básicamente la misma charla de sobremesa que los acontecimientos ya han inspirado anteriormente.". 

En España las críticas han sido igualmente positivas. Carlos Boyero escribe en el : Diario El País que "El suspense, la amenaza, el miedo y el drama funcionan modélicamente. Es una película con nervio, bien contada. (...) Y Hanks siempre hace veraces las sensaciones que pretende transmitir" . En esta misma línea en el Diario ABC Federico Marín Bellón dijo que "Destaca por el trabajo colectivo y la veracidad, por su retrato de personajes profundos en cuatro trazos y por un ritmo trepidante. Da gusto ver una película tan bien rodada (...).En el diario El Mundo Luis Martínez afirmaba que "La historia (...) adquiere en manos de Greengrass el toque exacto entre la emoción y lo fiable (...) una narración sencillamente escalofriante". En esta línea Jordi Batlle Caminal del Diario La Vanguardia dijo de ella que trasmitía "Verismo, vivacidad, altísima tensión (el clímax final, asfixiante), una cámara en constante estado de nerviosismo y un prudente destierro de la infección sentimental, sólo presente en el personaje principal (...) 
Menos cálida es la opinión de vrtida por Fausto Fernández en Fotogramas cuando dice que “es un trepidante thriller a lo John Frankenheimer narrado con solvencia, pero con demasiada pleitesía hacia la imagen de su estrella protagonista (...). Manuel Piñón en Cinemanía dijo de ella que estamos ante un "Docudrama pasado de intensidad (...) nace como drama informado de perfil bajo y acaba como exhibición armamentística y emocional. (...) Un papel para recordar al mejor Hanks; un filme para olvidarse de Greengrass (...).

Por lo tanto, tenemos una película interesante que te deja atado a la butaca , que te hace sufrir horrores y que consigue gracias a la atinada dirección y al eficaz trabajo de Hanks empatizar con el secuestrado, sufrir en la misma medida que él lo hace. En definitiva, una buena, angustiosa e interesante película.

martes, 19 de noviembre de 2013

Vuelta de tuerca


Si The Fall fue una sorpresa, In The flesh fue impactante. Cómo poder explicar que hay una serie en la que los zombies pueden volver a la vida, pero que tras un adecuado tratamiento pueden refrenar su pulsión devoradora y pueden pasar desapercibidos entre nosotros. Pues de eso trata In the fresh. 
Se trata , pues, de una vuelta en estas historias de zombies que tanto florecen en la tele en la actualidad. In the Flesh es una miniserie que se emitió en tres partes. Fue desarrolla por la BBC y que se emitió en el tercer canal de la BBC, la BBC Three el 17 de marzo de 2013. 
La miniserie fue creada y escrita por Dominic Mitchell y nos presenta la situación de un pueblo británico momentos después del despertar , "The Rising", el inicio de un apocalipsis zombie, y el control del mismo. 
El protagonista es un chico, Kieren Walker, que murió tras suicidarse por un desencanto amoroso y que revivió un tiempo más tarde. Tras ser controlada la epidemia zombie, el reanimado adolescente regresa a la comunidad local para volver al seno familiar. 
La dirección de la serie fue obra de Jonny Campbell, basándose en el guión de Dominic Mitchell. Fue desarrollado por la BBC Three y BBC HD y emitido en marzo de 2013. Sin ser un éxito total, una segunda temporada se emitirá en 2014. 
El elenco de actores y actrices participantes estuvo integrado por Lucas Newberry como el protagonista Kieren Walker, al que le acompañan sus padres y hermana , Steve Cooper (Steve Walker ), Marie Critchley (Sue Walker) y Harriet Cains (Jem Walker). La familia Walker está acompañada por la Macey, entre el que destaca David Walmsley como Rick Macey, y su brutal padre, Steve Evets (Bill Macy) y la anulada mujer de Bill Karen Henthorn (Janet Macy). Aparece igualmente Kenneth Cranham (Vicar Oddie), Ricky Tomlinson (Ken Burton), Emily Dyer (Amy Dyer), Juliet Ellis (Patty Lancaster), Steve Garti (Duncan Lancaster), Sandra Huggett (Shirley Wilson) y Riann Steele (Lisa Lancaster). 

La historia se inicia en una superficie comercial de Roarton, una localidad ficticia de Lancashire. Estamos tras “The Rising” y una chica se desplaza en solitario por las estanterias de la superficie. Tras ver a una zombie, cambia de calle, pero se encuentra de bruces con otro que la ataca. 

Tras presentarnos una historia típica de zombies en estos primeros instantes, nos encontramos a unos zombies en tratamiento y que hablan y controlan su pulsión. Están en una especie de sanatorio de recuperación, medicándose y con un tratamiento para ser reintegrado de nuevo en su comunidad. 
De entre los que participan destaca un joven rubio de nombre Kieren Walker que fue reanimado, junto con otras miles de personas que murieron en el año 2009. Después de meses de rehabilitación y medicación en un centro de tratamiento en Norfolk, los zombies - que ahora se conoce como los que han sufrido el síndrome parcialmente fallecido (PDS) de los pacientes por parte del gobierno, pero peyorativamente conocido como "canallas" - son analizados para su reintegración en la sociedad, en sus hogares y con sus familias. 
A los PDS se les da cosméticos y lentes de contacto, por lo que pueden "pasar", y para ocultar su estado parcialmente difunto. Ellos deben mantener un estricto programa de medicación para evitar ir "rabioso" de nuevo, que es una inyección de un día. 

Al igual que otros muchos, Kieren Walker (Lucas Newberry) , está obsesionado por devolver los recuerdos de las atrocidades que cometieron mientras rabioso. 
Mientras en su pueblo de origen, Roarton después de The Rising surgió una milicia que diezmo a los zombie en las guerra contra los palidos, dedicándose a cazarlos y matarlos por bandas armadas de la milicia como la que encabeza Bill Macy , y en la que participa la hija de los Walker. 
En el pueblo extremista delRoarton, las víctimas se enfrentan a PDS perjuicio de los habitantes del pueblo a su regreso. Kieren Walker, una de las miles de personas afectadas por el Síndrome parcialmente Fallecido (PDS), vuelve a casa para Roarton. Ha sido objeto de meses de rehabilitación y medicación en esa una unidad especial de Norfolk especialmente diseñado para mantener a los enfermos de PDS. 
Kieren es dado de alta y tiene que regresar a casa con su familia. El gobierno ha establecido un programa de aceptación y tolerancia. Sin embargo, existe un sentimiento anticanalla propiciado por algunos miembros de la comunidad , especialmente Bill Macy y el reverendo Oddie (Kenneth Cranham), y está reuniendo apoyo, sobre todo dentro de la iglesia. 
De vuelta al pueblo que odiaba tanto, Kieren tiene que enfrentarse a la combinación casi insoportable de culpabilidad por haber herido a sus padres con su suicidio, a una hermana hostil que es un miembro activo de la milicia local partidaria de acabar con "todos los canallas", medicados o no, el regreso de todos los recuerdos dolorosos de la pérdida de Rick, y el hecho de que debe "permanecer en el armario" como un zombie, lo que significa que no puede salir de la casa para que nadie que sabe que está muerto puede verlo. 
Además, tiene escenas retrospectivas frecuentes de cuando era tratada, rabioso, y atacando a los vivos para alimentarse. Poco a poco vamos enterándonos de episodios previos de la vida de Kieren. Nos enteramos que se ha suicidado. 
Vamos conociendo igualmente a los padres y hermana de Kieren, Jem Walker (Harriet Caín) . Ella, al igual que sus padres, no habría sido capaz de perdonarlo por haber cometido suicidio. Es miembro de la HVF (Fuerza Voluntaria humano), una milicia dedicada a exterminar "a los enfermos." Ella tiene problemas para aceptar la reincorporación a casa de Kieren. Lo trata mal a la llegada, pero poco a poco vamos viendo como su vuelve a acercar a su hermano, todavía parece cuidar de él y es su protectora, escondiéndolo cuando sospecha que el HVF se viene a matarlo. 

Al final ella comienza a aceptar Kieren una y restablecer su vínculo. Vecino de los Walker es Ken Burton (Ricky Tomlinson). Ha visto que en la casa hay un zombie, pero no lo denuncia. 
Vamos conociendo a otros habitantes del pueblo entre los que destaca Bill Macey (Steve Evets), el jefe del regimiento, la HVF, en Roarton. En esta localidad la milicia mantiene su dedicación a la "protección" de la aldea de los enfermos curados parcialmente fallecidos, en el temor de que puedan volver a estar rabiosos y convertirse en zombies. La milicia ordena a las puertas de garaje de las casas donde viven los difuntos parcialmente a pintar con "PDS". 
Ahora que La Guerra de Pale han terminado, su importancia como líder de la comunidad está disminuyendo, y su autoridad moral va en descenso, tal y como se aprecia en el pub. Su honor se ve gravemente herido. Bill, a su vez está controlado por el párroco local en un sentimiento de religiosidad relativa a los afligidos. Él usa la religión como un apoyo para justificar su odio. 
El vicario Oddie (Kenneth Cranham ) cree que las víctimas del PDS (Sindrome Parcialmente Muertos) son malos, y que deberían ser asesinados. De hecho convence a Bill Macey para que asesine a la esposa de Ken . 
En el final del primer episodio los Kieren ven una actuación sobre la casa de su vecino Ke.. Desde la ventana de su dormitorio Kieren ve como la esposa de Ken es detenida por ser victima del PDS. Bill Macey le ordena quirase las lentillas y la mata al final de este primer episodio. 
 Cuando llega Bill a casa su mujer está eufórica. Su hijo Rick que había sido dado por muerte en Afganistán ha sido tratado en una base militar y mañana llegará. Al final de este primer episodio, "Alive?" le pregunta el padre."Parcialmente" le responde su madre. 

En el segundo episodio la historia se centra en el retorno de Rick Macey, en la historia de amistad de Kieren con una víctima del PDS y en el pasado de los tres. Kieren se siente atrapado en su casa y se escapa a la tumba que tuvo, donde se reencuentra con una antigua compañera de caza, Amy Dyer . Esta vitalista como pocos muertos le convence para hacer un viaje peligroso día. 
Nos vamos enterando en este segundo episodio como antes justo del estallido, su mejor amigo, Rick Macy, y compañero de clase fue asesinado en Afganistán. Eso le llevó a una depresión aguda porque días antes de su incorporación al ejército Rick y Kieren habían hablado de vivir juntos en Londres y escapar de su pueblo homofóbico. La muerte de su amigo en el extranjero lo deja sin esperanza y se suicida cortándose las venas. Sus padres y su hermana tienen que lidiar con las consecuencias, y saben por qué fue echado a la medida extrema. Kieren dejó instrucciones para ser incinerados, pero la noche antes de la salida, fue enterrado en el cementerio local. 

Amy Dyer (Emily Bevan), por su parte, también es una enferma de PDS y fue compañerq de caza de Kieren antes del tratamiento. Parece mucho menos afectado por lo que hizo en su estado que Kieren. Ella piensa que lo pasado fue más una bendición que un castigo. Ella cree que la mayoría de las personas pasan sus vidas con "un ojo en el reloj" esperando la muerte, y que ella se ha liberado porque ella ya está muerta. Juntos marchan a un parque de atracciones donde son descubiertos. Tras esto huyen al pueblo. 
Al llegar al pueblo descubre que Rick (David Walmsley) , su mejor amigo que tenía un interés romántico y pensó fue asesinado por un IED en Afganistán, está de vuelta en la ciudad, por lo que marcha a verlo en el pub local, donde se reúne la milicia. Momentos antes hemos conocido a Rick. Tiene la cara cosida y viste como un militar. Se puede entresacar que Rick se incorporó al ejército cuando el padre descubrió el amor de los muchachos y obligó a su hijo a unirse inmediatamente a los militares. 

Rick es un ser débil, que necesita permanentemente la aprobación de su padre y se inclina a la voluntad de éste. Bill quiere llevar a su hijo con la milicia local, y decide tratar a su hijo como un "héroe vivo”. Lo desfila en el bar del pueblo y se atreve cualquiera de sus compañeros de enemigos que decir una palabra al respecto. 
Rick, siendo obediente a su padre, quiere saber qué pasó con Kieren, pero tiene miedo de mencionar el nombre en presencia de su padre. En el momento en que la hermana de Kieren menciona que Rick está en casa y en el pub, corre hacia la puerta. 
Al pub llegan Kieren y Amy Dyer, pero son desplazados a una sección separada . Cuando Rick sale del baño, y se encuentra con Kieren ambos lloran, después de una reunión incómoda. En ese momento se padre ordena la realización de una misión de caza en el bosque, donde la patrulla nocturna ha informado que ha visto a zombies rabiosos vivos que se refugian en una cueva y que se mueven libremente. 
El padre de Rick exige a su hijo a ir con ellos a "matar", pero insiste en a Rick en que igualmente marche con ellos Kieren (Ren). Bill parece enfurecido y con sentimientos contrarios hacia su hijo. 
En el bosque, sentado en el camión, los chicos tienen finalmente un momento a solas. Rick se sorprende al enterarse de que Kieren le escribía todos los días. Su padre debía de haber interceptado las cartas de Kieren en la oficina de correos del pueblo, ya que nunca recibió una. Kieren quiere saber por qué Rick le dejó tan de repente, sin ninguna palabra. Rick le dice que pensó que sería mejor para Ren. 
Rick quiere saber cómo Kieren murió, pero no está preparado para saber que el joven se suicidó porque se enteró de que Rick había muerto en la guerra. Rick está devastado, se siente abrumado y culpable que el hombre al que ama haya sufrido a causa de sus acciones precipitadas, porque cedió a la presión de su padre para negar su verdadero yo y el amor a Kieren. 
En el bosque, localizan a los zombies. Son un hombre y niño con PDS. Cuando están a punto de matarlos, ya que Bill ordena su hijo Rick que los mate. Kieren intercede y los para repartir los "canallas" en una recompensa en vez de matarlos. 

El tercer episodio se inicia cuando Kieren visita el supermercado donde solía cazar, lo que trae recuerdos. Por ejemplo, empieza a recordar que fue Jem la que le encontró devorando a una de sus amigas. Jem le perdonó la vida. Ahora ella comienza a aceptar Kieren una y restablecer su vínculo. 
Los hermanos se enfrentan a sus problemas del pasado y deciden y a Lancaster para ver a los padres de la chica que mató Kieren. Kieren comienza a sentirse mejor, pero le tiene que decir adiós a Amy, que le confiesa que murió de leucemia a los 21 años, y que deja Roarton para marchar a Londres para reunirse con un grupo extremista liderado por "El Profeta No muerto”. 

Las relaciones entre Bill y Rick se han extremado dado que el padre no acepta la condición sexual de su hijo y que es un parcialmente muerto. Pero lo peor está por llegar. Rick se enfrenta a su padre. Éste le ordena matar a Kieren (Ren), a pesar de la orden directa de su padre. 
A solas en la casa, Rick descubre su rostro sin maquillaje y se quita las lentes de contacto de colores, y se dirige a su padre. El hombre o bien lo acepta así o tendrá que tomar una determinación para siempre. Rick le dice que no le hará daño al que ama, y poco a poco a su padre parece a ablandarse. Se levanta y abraza a su hijo. Rick se rompe en sollozos, sintiendo que finalmente obtuvo el amor sincero que siempre quiso de su padre. Bill le pregunta Rick si está seguro de eso. Rick afirma que él es, y sujeta firmemente a su padre. Sin embargo, Bill toma un cuchillo y apuñala a su niño en la parte posterior del cuello. 
Para castigar a Kieren y castigarse a sí mismo. Bill toma el cuerpo de su hijo y lo lleva a casa de los Walker. Pinta "PDS" en la puerta del garaje, y en los accesorios del cuerpo de Rick para que su compañero lo encuentre. Kieren está desolado cuando lo encuentra, pero sus padres también. Los padres de Kieren , especialmente el padre vive atormentado por el miedo ya que se siento culkpable por el suicidio de su hijo. 
En la escena final, consuelan a Kieren por perder Rick por segunda vez, y relatan cómo terminarían sus vidas si Kieren se suicida de nuevo. El joven finalmente es capaz de curar las diversas divisiones en su psique, y les asegura que no volverá a ocurrir una segunda vez. A Rick no le gustaría que eso volviera a ocurrir. 
Al final del episodio, Bill es asesinado luego por Ken Burton, cuya esposa PDS-afligido fue asesinado por Bill al final del primer episodio. 

In the Flesh recibió críticas generalmente positivas, destacando especialmente los elogios de Simon Horsforden el por ser "una idea inteligente", a pesar de tener dudas iniciales sobre el uso continuado de zombies. 
Morgan Jeffery, en el Digital Spy , dijo que la idea de la serie podía ser un "riesgo". Jeffery elogió el desempeño de los actores y la fotografía, destacando especialmente la escena donde se dispara la esposa de Ken. Louisa Mellor también destacó la escena con la mujer de Ken, y elogió la episodio. Ella dijo que la historia tenía una sensación "reflexivo", que la distinguía de otras historias de zombis. Jeffery en el segundo episodio elogió las bromas entre Kieran y Amy, así como la aparición de zombies rabiosos hacia el final.
David Golder, de SFX valoró positivamente los episodios, y elogió a la conclusión del episodio 

Una segunda serie ha sido encargada y se emitirá en 2014. Mientras Kieren espera seguir con su segunda vida y con nuevos personajes. Estaremos expectantes ante esta nueva entrega. Lo que es cierto es que In the Fresh es una sorprendente y agradable sorpresa que le da la vuelta al tema de los zombies para presentarlo como una historia de amor no correspondido y en el fondo la historia segunda oportunidad y el error al tomar posturas radicales ante la vida que lo único que invitan es al desastre.

sábado, 16 de noviembre de 2013

Una caída en Belfast


Mi apuesta este año por las series británicas me ha permitido descubrir algunas joyitas que hubiesen pasado totalmente desapercibas si no llega a ser por una mezcla de la causalidad, las buenas y selectas lecturas que realizo y ese tiempo que uno saca de donde no tiene. Este ha sido el caso de este drama norirlandés que se desarrolla en esa ciudad con heridas que es Belfast. Su nombre es The Fall que podría traducirse como la caída, o incluso poéticamente como el otoño. 
Como suele ocurrir se trata de un producto en el que está la mano de la BBC a través de los productores Gub Neal y Julian Stevens, encargados por la Artists Studio y la BBC de Irlanda del Norte. Se trata de una serie creada por Allan Cubitt y dirigido por Jakob Verbruggen . 
La serie - que he visto entre el 13 y el 16 de noviembre- cuenta con una actriz de peso, digamos una estrella rutilante procedente del mundo televisivo , Gillian Anderson, si la chica de Expediente X – por cierto muy bien conservada, dado el año de la serie norteamericana- que interpreta aquí a la voraz Stella Gibson, un oficial superior de la policía que investiga una serie de asesinatos en Belfast , Irlanda del Norte, ciudad en la que se filmó entre marzo y junio de 2012. 
El 3 de febrero de 2012, la BBC Two dio el visto bueno para realizar The Fall, una serie de cinco episodios. La serie fue escrita por Allan Cubitt y producida por BBC Two y Artist Studios y la BBC de Irlanda del Norte, con la financiación del Gobierno de Irlanda del Norte de la pantalla y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional. 
Como productores ejecutivos participaron Allan Cubitt, Patrick Irwin, Justin Thomson-Glover, Stephen Wright y Gillian Anderson 
El casting para la serie comenzó en febrero de 2012, siendo Gillian Anderson, que participa en la producción la primera elegida. Más tarde se unió a la serie Jamie Dornan como el asesino en serie Paul Spector y Gerard McCarthy como Kevin McSwain. 
El elenco final de actores de la serie estuvo integrado por Gillian Anderson como Stella Gibson, Jamie Dornan como Paul Spector, Laura Donnelly como Sarah Kay, Bronagh Waugh como Sally-Ann Spector, Niamh McGrady como Danielle Ferrington, una agente de policía, John Lynch como Jim Burns, el asistente del jefe de policía (ACC) del (PSNI). 

A este grupo principal se le une Archie Panjabi como Tanya Smith , una patóloga forense, Ben Pelar como el sargento James Olson, Michael McElhatton como el inspector Rob Breedlove, Gerard McCarthy como Kevin McSwain, abogado y amigo de Sarah Kay. Nick Lee como Ned Callan, un periodista de Belfast, Karen Hassan como Annie Brawley, Frank McCusker como el un inspector jefe detective y jefe del equipo de investigación de asesinato Garrett Brink, Simon Delaney como el inspector detective Jerry McElroy, Stuart Graham como el inspector jefe detective Matthew Eastwood, Emmett Scanlan como Glen Martin, un detective asignado a la investigación. Séainín Brennan como la agredida Liz Tyler, Brian Milligan como James Tyler su marido. Aisling Franciosi como la babysitter Katie. BJ Hogg como Ian Kay, el padre de una víctima de asesinato, y Lisa Hogg como Marion Kay, hermana de la víctima de asesinato. 
The fall se estrenó entre el 12 y el 13 de mayo de 2013, en la BBC Two. Días más tarde del estreno la BBC Two anunció que había renovado la serie para una segunda temporada. 

Como hemos dicho la serie está ambientada en Irlanda del Norte y tiene como protagonista a un asesino en serie y al equipo de investigadores del Servicio de Policía de Irlanda del Norte (PSNI), desbordados desde el momento que parece manifestarse unos recientes asesinatos en serie. Cuando los agentes del PSNI son incapaces de cerrar el caso después de 28 días, la detective superintendente Stella Gibson, de la Policía Metropolitana , que es llamado para revisar el caso. Bajo su nuevo liderazgo, los detectives locales deben localizar y detener al asesino serial, un psicólogo de nombre Paul Spector, que está atacando las mujeres jóvenes y altamente cualificados en la ciudad de Belfast. Así vamos enterándonos de lo que pasa en el primer episodio que lleva como título "Dark Descent". 
Desde el primer momento sabemos quien es el asesino (Paul Spector, interpretado por Jamie Dornan), y conocemos igualmente a su próxima víctima Sarah Kay (Laura Donnelly). Los conocemos cada uno por su lado, una en el bar hablando con unos colegas, el otro como un aparente buen padre de familia. Nos ha mirado directamente a través de un espejo.

Entre ambos esta la agente Gibson quien sabe que esté no es un asesinato cualquiera sino que es la obra de un asesino en serie. Aparentemente Paul Spector es un joven hombre de familia respetable que esconde a un acosador peligroso de la abogada Sarah Kay, que inicialmente irrumpe en su apartamento y le roba su ropa interior. 
Tras llamar a la policía ésta no logra convencer a Sarah para que pase la noche con su hermana. Al mismo tiempo, un funcionario de la policía local, Jim Burns, llama a su colega inglesa la Superintendente Stella Gibson que ha viajado a Belfast para ayudar a resolver el asesinato de la arquitecto Alice Monroe. El caso no ha ido a ninguna parte y la policía local admite que no tiene nada más para proseguir adelante. Ella revisa la evidencia y sospecha que esto no puede haber sido la primera víctima del asesino. El oficial de ayudarla en la revisión recuerda un caso similar que implica la estrangulación, el de la docente Fiona Gallagher.
Gibson trata de convencer a su colega local, Burns, que tienen un asesino en serie, pero él no está convencido. Stella ve vínculos entre el asesinato de Alice y el de Fiona Gallagher y sospecha de un asesino en serie, aunque no todo el mundo la toma en serio. 

La noche del asesinato, la policía es llamada a descubrir un alijo de armas en un coche, mientras Spector, aparentemente va a realizar su trabajo voluntario, pero mata a Sarah Kay con los agentes de policía fuera de su casa y no pudieron entrar. 
El asesino es un joven psicólogo, casado y padre de unos niños pequeños, especialmente de una niña que sufre pesadillas. Paul llega a decirle a su mujer que "Nadie sabe lo que está pasando en la mente de otra persona, y la vida sería intolerable si lo hiciéramos," Lleva recogido todo en su cuaderno de “trabajo”, y es tan sistemático como la detective que intenta desentrañar las pistas. 
Para Paul la violencia es visceral y esta violencia se acerca al sexo, que aparece en todos los asesinatos que se llevan a cabo en las habitaciones y en las mujeres desnudas; pero también a Stella y a su compañero Jimmy. 
Mientras tanto, el psicólogo Paul Spector está acechando atractiva joven abogado Sarah Kay. Él entra en su apartamento y le roba algo de su ropa interior mientras ella está fuera con amigos, pero la policía no hacen gran parte de ella. C
uando los oficiales de la patrulla escuchan Gibson pidiendo los informes de casos de robos en el interior le robaron objetos de valor, pero dejó atrás, deciden pagar la visita Sarah Kay y ver si ella está bien. 

En el segundo de título "Darkness Visible" y emitido el 20 de mayo de este año prosigue en la investigación anterior. Hay un buen número de momentos en el segundo episodio de este thriller psicológico que merece reflexión, pues estamos ante una serie brillante. Destaca como vuelve aparecer la crítica a la burocracia en esta la oscuridad visible. 
Después de haber matado a Sarah, Spector ritualmente la baña y le pinta sus uñas, y le corta con unas tijeras un mechón de su pelo y se lleva un collar. Más tarde se masturba ante el ordenador tras ver la película que ha tomado de su cadáver. 

Por su parte, Stella se niega a hablar con el reportero local Ned Callan y la implicación del asesinato en el caso de Monroe. Después, ella tiene sexo sin compromiso con el joven sargento de policía James Olson. 
Al día siguiente, ella se enoja al ver que Callan ha escrito un artículo sobre su llegada a Belfast. Ella, entonces, recibe una llamada desde la escena del asesinato de Sarah y le pide al jefe Jim Burns, hacerse cargo de la investigación. En el estudio de la patóloga forense Reed Smith se entera de que Sarah estaba embarazada. 
Por otro lado, Katie, una adolescente contratada por la esposa de Spector para el ciudado de sus hijos cuando los padres están fuera, llega a la casa. Alegando que quiere descargarse música se mete en el cuarto o estudio de Paul y trata de robar el mechón de pelo de Sarah. Pero Paul Spector lo recupera, alegando que pertenecía a su madre. 
Al mismo tiempo, el asesinato del traficante de drogas Michael Lockwood parece desencadenar un asesinato en represalia. En este sentido destaca El abogado frío que defiende que su cliente (sospechoso de asesinato) por quejarse sobre la eliminación de chicles de nicotina del acusado durante su detención: "En violación de las normas de custodia ", afirma el abogado Kevin McSwaine (interpretado por Gerard McCarthy), y que "mostrar las fotos horripilantes a un sospechoso es una violación de los derechos humanos", antes de repetir: "Después de estos consejos mi cliente no estará respondiendo a pregunta alguna." 
Otra escena deslumbrante de la burocracia es la de la operadora del teléfono de servicios de emergencia frente a la llamada de la hermana de la víctima tras haber descubierto el cuerpo. La actriz es genial, ya que toma en la información tanto con el desapego y la profesionalidad. 
El momento más angustioso se interpone entre el asesino y su hija. La hija, cuya habitación se utiliza para esconder su cuaderno de “trabajo” y con ella la evidencia, está experimentando traumas nocturnos. En la escuela ya han descubierto sus rarezas, pues ha pintado a "Una princesa que se había apuñalado a sí misma y había muerto ... " En la vida de Paul Spector se introduce una cuidadora que se presenta ante Paul como una Lolita devoradora de hombres que ha intentado robar el relicario de pelo que tomó de su última víctima. 
Sin embargo, cuando la hija le pregunta con curiosidad a su madre: "¿Hay alguien muerto?", Ya que conducir más allá de un cordón policial, su padre la mira en el espejo retrovisor y guiña con conocimiento. Ella le devuelve la sonrisa, como para sugerir tranquilidad. Incluso el asesinato de Sarah Kay parece una cuestión terciaria. 
La historia se complica en algo pues el abogado del gángster, es el amigo de la víctima y el presunto padre de su feto. Además el detective James Olson, con quien Stella pasó la noche anterior, y que está haciendo un buen progreso en su propio caso es esperado en la puerta de su casa. Y el recibimiento no puede ser peor, pues dos tiros le son pegados en la puerta de su casa ante la mirada de su hijo. 

"Insolence & Wine" es el tercer capítulo, emitido en la 2 de la BBC el 27 de mayo. Comienza con una información que Jimmy Burns transmite a Stella Gibson como oficial de investigación de más alto nivel a cargo del caso: el agente Jimmy Olson ha sido asesinado. Ella confiesa haber tenido relaciones sexuales con él, sin saber que estaba casado. 
Al rato, Stella tiene una reunión informativa para alertar a sus ayudantes sobre el hecho de que están tratando con un asesino en serie, que es adicto a sus crímenes. Ella da una conferencia de prensa en la anuncia oficialmente que los tres asesinatos son obra de un asesino y busca la ayuda del público. Asimismo durante la misma el periodista Ned Callan plantea preguntas incómodas. Después selecciona a su equipo, entre ellas la policía que tenía que haber actuado y protegiendo a Kay cuando esta denunció la entrada en su casa, y que sabe algo de la vida sexual de Gibson-  y da un perfil exacto del asesino. 
Por su parte, Spector va con su esposa e hijos a visitar a los padres de ella en el campo. Pero mientras están en la casa escucha por televisión la rueda de prensa de Stella. Paul Spector se siente mal cuando un informe de prensa señala que Sarah Kay fue varias semanas de embarazo. 
Su suegra se sorprende por el hecho de que ha dado a su pequeña nieta Olivia un collar, que había sido robado a Sarah. Asimismo Olivia, que sigue teniendo pesadillas, le dice a su madre que existe un bloc de notas de mujeres desnudas en el techo. Se trata del que su padre tiene con el registro de víctimas, detallando sus crímenes. 
Poco después Spector selecciona a su próxima víctima, la abogado Annie Brawley. Entre tanto vamos descubriendo el carácter inmoral del hijo de uno de los inspectores jefes. Está implicado en temas de drogas, sobornos y , curiosamente, a la figura del recien asesinado agente Olson. En este episodio ha comenzado la caza del asesino. 

Para Samuel Breen, un bloguero del Independent británico que siguió al detalla la serie, el mensaje clave de Insolence & Wine es el sexismo y la desigualdad de género. El hombre como agente brutal contra las mujeres. Breen declara que este episodio está increíblemente bien escrito, dirigido y actuado. Y que todo lo visto hasta el momento ha sido un ajuste, una especie de mesa sobre la que se han colocado las teselas del mosaico. 
Entre estas historias conocidas de la policía y el criminal se cruzan cada vez más otras como los mafiosos o gente del IRA, los gángsters que alquilan chicas en un hotel o la interconexión como salvación del asesino Spector, por necesidad, con alguna de sus pacientes. Este es el caso de Liz Tyler, en el que descubre la violencia de su marido en su hombro. Tiene razón. Breen el sexismo ocupa un lugar preponderante en la serie. En la comisaría Gibson está siendo interrogado acerca de una aventura de una noche que tuvo con el ya fallecido James Olson. Y ella le echa en cara a sus compañeros "Eso es lo que realmente le molesta ¿no? La aventura de una noche. Además vamos descubriendo como el álbum de recortes se va completando poco a poco de collages de fotografías y bocetos , mutaciones, cadáveres y fantasías diabólicas . 
Insolence & Wine se aparta de los episodios anteriores porque la tensión y horror han sido ensombrecida por el enriquecimiento de la trama (prostitución, sexo, actitudes gansteriles en el barrio, violencia doméstica .  
Un nuevo episodio se emitió el 3 de junio. Estamos ante “My adventurous song”. El episodio se inicia con los avances del agente Eastwood. Por lo pronto le comenta a su jefe Jimmy Burns, que recibió una llamada al teléfono de Olson cuando éste ya había fallecido. La conclusión a la que llega es que fue realizada desde un hotel por el policía corrupto Rob Breedlove. 

Olson y Breedlove parecen ahora vincularse a Aaron Monroe, hijo de un rico empresario Morgan Monroe y con ramificaciones en la prostitución. Cuando Eastwood, cuestiona a Breedlove- ya que cree que está teniendo una aventura con la esposa de Olson, y le pregunta al respecto , éste se suicida. Esto le lleva a Burns a enfrentarse con Morgan Monroe por sus hallazgos. 
Por su parte, Spector es censurado por su jefe por haberse llegada a la casa de una de sus pacientes rompiendo así el protocolo de actuación. Spector le comenta que Liz Tyler es una mujer maltratada. Pero su jefe le cuenta que James, su marido se ha quejado de él. Sin embargo Spector asegura que Liz busca en él un refugio humano. Además, Spector convence a Liz para ir a una casa refugio para mujeres maltratadas., ante la denuncia el marido es detenido. " Acabo de hacer algo bueno, algo muy bueno y gracias a mí Liz Tyler puedo dormir a salvo esta noche . Ustedes deben de estar felicitándome , y no pensando en esas mezquinas reglas y regulaciones” Le dice Paul a su jefe. 
Igualmente vemos como Spector envía una carta anónima al padre de Sarah Kay, alegando que él no la habría matado si hubiera sabido que estaba embarazada. Stella cree que no se trata de un caso de remordimiento sino de molestia, ya que su asesinato no había sido así "perfecto" pues estaba contaminada. Stella y la Dra. Smith visitan la casa de Sarah Kay para obtener una mejor comprensión de donde el asesino se escondió y sus posibles movimientos. De cualquier manera la carta hace que el Sr. Kay haga un llamamiento público para que el asesino deje de matar. 

Por cierto, una amiga de la forense le trasmite a ella que una vez, en su etapa universitaria, tuvo un rollo con un hombre y que éste intentó matarla mientras que tener relaciones sexuales. Al contarle esto a Stella se pregunta si él es el asesino Mientras que ella está siendo entrevistada, Spector intenta matar a su nueva víctima y a su pareja. 
En este episodio hemos conocido además la relación que hubo entre la maneater Gibson con el agente Burns. ¿Tiene usted alguna idea del efecto que tiene sobre los hombres? " Le dice el subjefe de policía Jim Burns ( John Lynch) en una escena de baño donde por Gibson inspecciona su propio escote. Ese sentido de la sexualidad vuelve a parecer con la babysitter que presiona al propio Paul. 

El último capítulo es “The Vast abyss” y nos muestra a Paul Spector frustrado y enojado porque ha fracasado en su asesinato perfecto,. Ha conseguido matar a su amante Jack Brawley, que no era su objetivo, mientras que la chica, Annie Brawley, está en estado crítico , sobrevive y es llevada al hospital, donde Stella le hace la prueba para el ADN. en el hospital. 

Spector huye de la escena del crimen , y llega a casa. Pero su esposa no está ya que acompaña a una madre en el hospital que acaba de perder a su bebé. En su lugar se encuentra la chica 15 años a cargo de los niños. Que se le insinúa, pero Paul la echa de casa.
Por su parte, la esposa de Spector, Sally Ann, ve a su hija y a Paul en una grabación que ha obtenido la policía y la ha hecho pública. La esposa quiere que queden descartados como sospechosos. En la comisaría ella miente para proporcionarle una coartada, pues declara, que su marido pasó toda la noche con ella, algo que es falso. Esto lleva a una ruptura importante en su matrimonio Ante esto Sally Ann lo protege, pero se enoja cuando miente acerca de sus paseos nocturnos , pensando que todo es producto de una aventura con la niñera menor de edad. Sally Ann lo abandona, pero Paul le convence para que sigan juntos, todo esto bajo una intensa lluvia. Al parecer, es Sally Spector la única que hace brillar una luz sobre su marido y convertirlo en humano. 

Después es presentado un retrato robot del estudiante 'Peter' y éste se publica. El padre de Sarah Kay hace una llamada pública al asesino para que pare. 
A su vez, Stella recibe una llamada extraña de Spector, con la promesa de acabar con su ola de asesinatos, aunque ese no es el fin del asunto. Mientras tanto Eastwood acusa a Burns de debilidad por haberle avisado a los Monroes de sus actividades ilegales, lo que permite a Aarón Monroe huir de de la ley. 
Para Samuel Breen este capítulo que pone fin a esta serie es tan redondo como la serie misma. Según él, ha sido un placer verla.Para Breen es Sally el personaje elegido para hacerle el interrogatorio a Paul : "Cuando te miro yo no sé quién eres”. Ya sabemos que Paul tuvo una infancia rota, pero ahora es ella la que se siente defraudada. Ni la llamada que hace Paul a Gibson aporta nada. Paul en gran medida se queda mudo y lanza su móvil en el río y desaparece. 


El 14 de mayo de 2013, se informó que era probable que regrese una segunda temporada , ahora , de seis episodios, en la que volvían a participar BBC Two Controller. Parece que Allan Cubitt ha estado trabajando en los guiones y que los actores principales han firmado para una segunda temporada. Gillian Anderson será la productora ejecutiva de esta segunda temporada. 
El 27 de mayo de 2013, se confirmó que la segunda temporada de The Fall entraría en producción en enero de 2014. 
Sobre la serie señalar que las críticas han sido, en general, positivas. Sam Wollaston del The Guardian señalaba que era "Pensativa, melancólica, inteligente, tensa, triste, basada en los personajes, pero también terrorífica como el infierno, hay algo de las series nórdicas en 'The Fall'". 
Por su parte, Tom Sutcliffe en The Independent decía que "'The Fall' (...) espeluznante en el buen sentido, que es una de las cosas que pedimos de un serie dramática sobre asesinos en serie". En esta dirección han ido las críticas de Samuel Breen en su blog integrado en ese mismo diario. 

En el fondo estamos ante un thriller psicológico que examina la vida de dos cazadores : Detective y asesino. Uno de ellos es un asesino en serie que acecha a sus víctimas al azar en los alrededores de Belfast y el otro la talentosa detective superintendente. Ambos son tan diferentes como parecidos. Metódicos, ambiciosos, duros y extremadamente inteligentes. Un hombre que calcula todo pulcra y morbosamente hasta el último detalle, que se hace fotos en el baño de las víctimas a cara descubierta y esconde sus rastros, sus oscuros objetos de dolor y placer en la habitación de una hija que tiene pesadillas. 
Tensión, intriga, melancolía, soledad y frialdad en el acercamiento. Contraposición maravillosa de planos delicados y sanos con normales y enfermos. Reflexiones éticas, morales y filosóficas de unos buenos profesionales – todos en su campo, incluso en su casa, salvo un par de policías y los miserable Monroe- sobre la lealtad, la mentira, la hipocresía, , la violencia, el sexo, la mujer. Un serie que va más allá de lo maniqueo, del Bien y el Mal. Todo funciona en 'The fall' como un perfecto mecanismo de relojería. Todo es preciso, no sobra ni falta nada. Apenas cinco capítulos de tensión absoluta, sin espacio para tomar aire. 
Quiero acabar esta entrada con un agradecimiento a Samuel Breen que me ha ayudado, y mucho con su blog integrado en el diario The independent. Darle las gracias por su finura a la hora de buscar los entresijos de la serie. Acaba su magnífico con blog con la siguiente frase: “Gracias leerme. Me encantaría saber las conclusiones a las que ha llegado cada uno.” Y así lo hago. Estamos ante una serie tan perfecta como inquietante, tan metódica como contradictoria, tan brillante como oscura, y tan deprimente como fría. En definitiva, una gran serie.