sábado, 31 de agosto de 2013

El regreso de Batman


La Sexta, que no la Sexta3, parece tener programadas las películas de Batman los sábados a los cuatro de la tarde. Si la pasada semana la película que pusieron el Batman de 1989, hoy le ha tocado a Batman Returns o Batman vuelve, como se le llamó en España. 
De esta película recuerdo que cuando la realizaron se comentó que en el fondo no estaba dirigida a los niños, pues , por un lado, Catwoman tenía un alto contenido sexual, y , por otro, el Pingüino invitaba al temor, sino a la compasión ( al menos, a mis hijos así le ha parecido). Lo cierto es que la película entiendo yo supera en muchos momentos a la primera entrega, especialmente, en el plano urbano de Gotham City, pues no sólo vemos su superficie, sino el mundo que hay en el subsuelo. Esta película del año 1992 contó con un equipo muy similar a la anterior. Estuvo dirigida por Tim Burton y seguía basándose en el personaje creado por Bob Kane para DC Comics. Este nuevo Batman, es una secuela interesante tras de la exitosa película de 1989, y que tenía a Michael Keaton como protagonista repitiendo en el papel de Bruce Wayne/Batman.
Burton originalmente no quería dirigir una secuela a causa de sus sentimientos encontrados hacia la película anterior. Pero, finalmente, la hizo presentando a nuevos personajes que habían quedado en el tintero en la versión anterior como Max Shreck (Christopher Walken), el Pingüino (Danny DeVito) y Catwoman (Michelle Pfeiffer).
En el guión participó Daniel Waters, partiendo de la historia creada por Bob Kane y rediseñada por Sam Hamm. Parece ser que este guión inicial de Waters después sufrió modificaciones realizadas por Wesley Strick que hizo que otros personajes que, en principio, iban a estar salieran de la película como fueron Harvey Dent y Robin.

La producción estuvo en manos de una multitud encabezada por Tim Burton, a la que se sumaron otros como Denise Di Novi, Jon Peters, Peter Guber, Benjamin Menilker y Michael E. Uslan para la Warner Bros. Pictures y PolyGram Filmed Entertainment. En la fotografía Burton relevó a Roger Pratt que participó en la primera entrega a favor de Stefan Czapsky con el que ya había trabajado en filmes anteriores. Volvió a repetir con Danny Elfman en la dirección de la banda sonora de la película.
El elenco contó además de Michael Keaton como Batman, con el regreso de Michael Gough como Alfred Pennyworth, y Pat Hingle como Comisionado Gordon. La película presenta a los personajes de Max Shreck (Christopher Walken), un magnate hombre de negocios que se une al deformado y trastornado Pingüino (Danny DeVito) para hacerse cargo de Gotham City, así como el personaje de Catwoman (que fue Michelle Pfeiffer, aunque también pudo ser Nicole Kidman y Demi Moore), quien busca derrotar al Caballero de la Noche.

El filme se inicia 33 años atrás cuando en una noche de Navidad la familia Cobblepot tiene un bebé deforme. Los padres, horrorizados, inicialmente guardan al niño en una caja, pero viendo con horror su brutalidad, optan por llevar al bebé al parque el día de su cumpleaños y lo arrojan con su cochecito al río, el coche viaja por las cloacas de Gotham City , mientras aparecen los título de crédito de la película, hasta llegar a una sección de un zoológico abandonado de la ciudad donde lo recibe un grupo de Pingüinos.
Treinta y tres años después, Gotham City se prepara para celebrar la navidad y el encargado de comenzar los festejos es el prestigioso pero indecente empresario Max Shreck (Christopher Walken), quien además tiene una torpe y tímida secretaria llamada Selina Kyle (Michelle Pfeiffer). Ella está presente durante las negaciones para la creación de un nuevo condensador que montará con la apariencia de generador eléctrico el deshonesto empresario Max Shreck
Selina comete esa noche dos errores: primero, se involucra en una negociación con varios socios en el deseo de montar una planta nuclear camuflada en Gotham City, y segundo, se olvida del discurso que ha de dar Shreck para la iluminación del árbol de navidad. Cuando Shreck está improvisando su discurso y , a su vez, siendo observado desde la alcantarilla por un ser con pezuñas, llega la banda del circo Triángulo Rojo, una banda criminal caracterizada porque sus miembros eran del circo del mismo nombre pero que se dedicaban a la delincuencia y varios eran payasos, acróbatas, etc.
Ante el ataque sin piedad de la banda, el alcalde Hill (Michael Murphy) ordena poner la Batseñal, mientras Bruce Wayne (Michael Keaton) desde su nueva mansión la observa. Batman entra a la acción y neutraliza a los bandidos, pero Shreck es secuestrado por el Pingüino (Danny DeVito), líder de la banda criminal, quien le pide su colaboración, amistad y ayuda para descubrir sus orígenes.

Shreck duda pero el Pingüino lo amenaza con desvelar sus deshonestas acciones, por ejemplo, el hecho de estar contaminando la ciudad de Gotham con los desechos tóxicos de sus fabricas, la muerte de un socio y la aparición de su nombre en muchas propiedades de la ciudad que se ignoran que son suyas, si no le ayudaba. Ante esta oferta a la que no se puede renunciar, el empresario acepta, pero bajo la idea secreta de controlar la ciudad con el Pingüino y poder realizar su Planta Nuclear la cual fue rechazada por el Alcalde.
Mientras tanto, Schreck regresa a su despacho. Allí se encuentra su secretaria, Selina que tira inocentemente unos documentos. Selina accede a los archivos protegidos de Shreck , y descubre información comprometedora , revelando que la planta agotará la fuente de alimentación energética de Gotham . Schreck al darse cuenta de Selina sabe demasiado, la amenaza con la frase "qué le hizo la curiosidad al gato" tirándola de inmediato por la ventana del piso más alto de la sede de la corporación, donde se encontraban y, a pesar de amortiguar en parte la caída con todos, ésta muere, pero en ese momento varios gatos empiezan a lamerla y a morderle en los dedos y – sorpresivamente- revive.
Selina llega a su casa y ya cansada de la presión de su madre, de su jefe, del golpe, enloquece y destruye varias cosas de su hogar y después coge una chaqueta de latex y la modifica hasta convertirla en un disfraz de gato, llamándose cuando así va vestida, Catwoman.
Vestida así se obsesiona con vengarse de su jefe. A la mañana siguiente, el alcalde da un discurso en el que anuncia que aplazará la iluminación del árbol.
Justo, en ese momento, llega un bandido del circo Triángulo Rojo y secuestra al bebé del alcalde, pero llega el Pingüino y le devuelve el bebe a su padre haciéndose pasar por un héroe. El Pingüino es entrevistado diciendo que sólo quería buscar a su familia y saber porque lo habían abandonado de aquella manera. Bruce, por su parte, observa los hechos en el noticiario esperando que el Pingüino encontrase a sus padres.
Ayudado por Shreck, el Pingüino llega al archivo de la ciudad buscando sus raíces ante la prensa, queriendo saber quien era en realidad. El Pingüino anota varios nombres en un papel.
Mientras esto ocurre Batman investiga sobre el circo Triángulo Rojo. Sabe que en su momento se caracterizó por tener fenómenos, entre ellos el Pingüino, y que, más tarde, el circo se disolvería, ya que varios de los miembros se habían dedicado al crimen y sobre todo el Pingüino estaba vinculado a la desaparición de varios niños, lo cual le empieza a generar desconfianza. Batman desde su Batmóvil vigila al Pingüino teniendo un mal presentimiento (con Alfred irónicamente preguntándole si quiere ser el único hombre-bestia en la ciudad).
Más tarde, y tras haber averiguado su origen, el Pingüino visita la tumba de sus padres en el cementerio de la ciudad, proclamando ante la prensa que su verdadero nombre es Oswald Cobblepot y que perdonaba a sus padres. Mientras en la calle, se ve a un hombre asaltando a una mujer indefensa, pero Catwoman aparece y lo noquea con sus uñas, sin embargo, cuando la mujer le agradece, ella le contesta "I am Catwoman, hear me roar" (Yo soy Catwoman, óyeme maullar) y se aleja con una sorprendente agilidad.
Mientras Shreck y Bruce discuten sobre la planta nuclear, Bruce le reprocha que su socio se alíe con un criminal , mientras que Shreck le reprocha el hecho de su alto nivel de vida desde que nació y que eso es lo que él quiere para su hijo. Por lo tanto, no está dispuesto a permitir calumnias.
Justo en este momento llega Selina Kyle y lleva a Bruce a la salida. Shreck, sorprendido de que haya sobrevivido, le dice a su hijo Chip (Andrew Bryniarski) que la matará definitivamente si lo intentaba chantajear.
Más tarde Shreck tiene una sorpresa para el Pingüino Oswald, tras guiarlo con un salmón crudo, Oswald es informado de que Shreck lo quiere para que , a su vez, sea querido y lo presente como candidato a la Alcaldía de Gotham City, a pesar de que falta un año para las elecciones. Shreck planea provocar un caos para luego adelantar las elecciones, Oswald en un principio no está de acuerdo – pues supondría , por ejemplo, cambiar de imagen , y no está dispuesto a ello como bien sabe la nariz de uno de los asesores de Shreck, pero, finalmente, acepta la idea porque si él es Alcalde recuperaría el lugar que sus padres le arrebataron y para asegurarse su popularidad enviaría a la banda del circo.
Esa noche la banda del círculo empieza a causar estragos por las calles de Gotham. Este grupo de artistas de circo del Pingüino pretende causar el caos a su alrededor en Gotham para crear mala prensa por el alcalde. Pero Batman en ese momento llega a detenerlos. Durante la pelea, Batman usa una de sus armas para atacar a cuatro villanos que le rodean, pero una porquería de perro, un French Poodle, que lleva una chica le agarra el arma y huye con su dueña. También un secuaz del Pingüino.

Batman logra ir a un callejón donde se encuentra con el Pingüino, ahora con mejor imagen para su campaña electoral, mientras que Catwoman se encuentra dentro de un almacén propiedad de Shreck y empieza a hacer destrozos, destruyendo el almacén, a la vez que se encuentra con su colega villano y el héroe enmascarado. El Pingüino huye mientras que Batman logra llegar donde Catwoman y empieza a pelear con ella. .
Tras la escapada de Pingüino, se produce una lucha entre Batman y Catwoman, aunque realmente este es el inicio relación de amor-odio entre Batman y Catwoman.
A la mañana siguiente el Pingüino hace su propaganda política. Entre otras cosas propone que Batman guarde el orden público y desafía al alcalde al proponer que nuevamente retorne el alumbrado de la plaza principal. Bruce, quien veía el anuncio por la televisión junto a su mayordomo Alfred, se muestra absolutamente desconfiado.
Tras el discurso del Pingüino, éste sube a su cuarto donde se encuentra una sensual Catwoman. Ella le propone aliarse para destruir a Batman. El Pingüino planea controlar su auto y luego destruirlo y Catwoman acepta pero se resiste a los intentos de ligoteo del Pingüino. Para rehusarlo Catwoman intenta comerse vivo a un pequeño pájaro, mientras que éste intenta matar a su gata con una de sus sombrillas.

Un día, Selina acepta una cita con Bruce. Se dirige a la mansión del millonario para ver la iluminación del árbol.
La noche de la iluminación es presenciada por todos los ciudadanos, mientras la Princesa de hielo (Cristi Conaway) es decir, la hermosa modelo encargada de iluminar y encender las luces del árbol de Navidad de Gotham el árbol, es secuestrada por el Pingüino. Éste deja el arma robado de Batman en su camerino para inculpar al hombre murciélago. Tras enterarse del secuestro, Bruce deja a Selina y sale a salvar a la Princesa de hielo. Por su parte, Selina también se marcha para convertirse en Catwoman y evitar la interferencia de Batman en su plan y en el Pingüino. Batman llega y rescata a la princesa pero ésta de nuevo es secuestrada ahora por Catwoman y llevada al borde de un edificio. Allí se mantiene en un equilibrio inestable en la cornisa de un edificio alto. Batman intenta rescatarla, pero el Pingüino usa un paraguas que en su interior guarda murciélagos que atacan a la princesa, esta cae al vacío desde las alturas de un edificio hasta morir, pero viene a caer sobre la caja del interruptor del árbol y al encenderlo salen del mismo cientos de murciélagos ocultos en el árbol que atacan a la ciudadanos presentes.
Batman es culpado de la muerte de la modelo y el Comisionado Gordon (Pat Hingle), que duda de la culpabilidad de Batman, aunque intenta capturarlo. Con todo los policías que lo acompañan le disparan intentando matarlo. Mientras, Batman huye de los policías y de Catwoman , mientras que los secuaces del Pingüino desarman el Batmóvil y le instalan la bomba que ya tenían preparada.
Una vez que terminan dejan el vehículo en el estado que lo encontraron. El Pingüino le propone a Catwoman ser su amante pero esta lo rechaza y el Pingüino usa su sombrilla mitad hélice para mandarla a volar, pero ella luego cae en un invernadero lleno de rosas.
Cuando Batman sube al vehículo, el Pingüino maneja remotamente el Batmóvil causando caos y destrozos en las calles. El Pingüino menciona que solo quiere manipular a los ciudadanos de Gotham City para salirse con la suya.
Mientras Batman, con dificultad, logra destruir el dispositivo remoto y huye de la policía convirtiendo su Batmóvil en modo misil para salir por una calle muy angosta. A la mañana siguiente con la frustración de no haber eliminado a Batman, el Pingüino da un discurso electoral donde lo critica a éste y al alcalde.
Por su parte, Selina presencia el discurso mientras que Bruce, viendo el discurso desde la mansión, y decide destruir su carrera política.
El y Alfred interceptan la señal y Bruce pone un CD con las palabras que el Pingüino usó contra los ciudadanos la noche anterior cuando controlaba el Batmovil. Las palabras ofenden a los presentes que veían al Pingüino como una opción de cambio y estos empiezan a lanzar al Pingüino de todo, especialmente huevos, tomates y cebollas.
El Pingüino logra huir a las cloacas donde los Pingüinos y sus secuaces lo reciben. Ahora quitándose su nombre de pila Oswald Cobblepot ordena a sus secuaces secuestrar y matar a todos los primogénitos bebés de Gotham City y asesina a uno de sus payasos al negarse a participar en sus planes.
Mientras Bruce repara el Batmóvil, Alfred recibe una invitación de Shreck a un baile de máscaras, que en un principio la rechaza, pero Bruce decide ir intuyendo que Selina iría. Esa noche Bruce asiste y empieza a bailar con Selina, luego ve que ella planea matar a Shreck y, a la vez, descubre que esta es Catwoman y viceversa.
En ese momento llega el Pingüino diciendo que los hijos de los presentes serán secuestrados y asesinados, y pide llevarse al "primogénito preferido" de Gotham City; Chip Shreck, pero Max, aceptando que fue el quien lo convirtió en estrella mediática, lo convence de llevárselo a él en lugar de Chip. El Pingüino le cuenta a Shreck que matará a los bebes y a él mismo arrojándolo a las cloacas, cuyas aguas estaban envenenadas por las fábricas de Shreck.
Mientras los secuaces del Pingüino secuestran a los bebés primogénitos, Batman aparece y envía una carta diciendo "que los bebes no podrán ir". Colérico, el Pingüino ordena a sus Pingüinos con cohetes en su espalda destruir toda Gotham City.
Por su parte, Batman usando su Bat Skiboat llega a la guarida del Pingüino. Éste usando un radiocomunicador de alta frecuencia hace que los Pingüinos se reúnan en la plaza principal para lanzar los misiles. Alfred, por su parte, intercepta la frecuencia y ordena a los Pingüinos cambiar de dirección. Los secuaces del Pingüino abandonan a su jefe mientras que Shreck intenta escapar de su jaula. El Pingüino intenta huir usando su vehículo en forma de pato, pero Batman usando su vehículo destruye al pato y se embarca en una pelea con el villano. Batman con un control remoto atrae a los Pingüinos con los cohetes. Ante esto el Pingüino toma el control creyendo poder controlarlos, pero al apretar el botón principal, los Pingüinos disparan los cohetes contra su guarida y contra él mismo, y cae a las envenenadas aguas de las cloacas. Batman luego ve que Shreck que logra escapar, pero es agarrado por Catwoman que está decidida a matarlo.
Batman llega para evitar que lo maten, pero le dice que lo enviará a la cárcel por sus turbulentas acciones. El héroe intenta convencer a Catwoman para que vivan juntos y así le desvela a Shreck que se trata de Bruce Wayne.
Por su parte, Catwoman se revela como Selina Kyle. Tras eso, Shreck la despide y dispara sobre Bruce con un revolver que le pertenecía al payaso asesinado por el Pingüino. Con seis vidas todavía, Selina intenta enfrentarse a su jefe quien le quita cuatro vidas. Pero todavía tiene otras dos vidas. Como está en su penúltima vida se sacrificó. Usando un paralizador eléctrico robado a uno de los secuaces del Pingüino en el principio de la película, besa a Shreck poniéndoselo en ambas bocas provocando un enorme cortocircuito en los ventiladores. Aparentemente, ambos mueren.
Bruce, que sobrevivió al disparo, se acerca a los ventiladores viendo que Catwoman desapareció, y a Shreck convertido en un cadáver esquelético, chamuscado y carbonizado por la explosión. En ese instante reaparece un Pingüino moribundo, que intenta usar sus últimas fuerzas para matar a Batman, pero coge una sombrilla inofensiva y promete matarlo después de beber agua helada.
El Pingüino muere y sus Pingüinos le hacen una honra fúnebre llevándolo a las aguas. A la noche siguiente, Bruce va camino de su mansión cuando ve la sombra de Catwoman. Intenta acercarse al callejón, pero solo ve un pequeño gato negro y se lo lleva. Bruce y Alfred se desean feliz navidad. El film finaliza cuando el coche de Bruce se aleja, sale la Batiseñal y aparece Catwoman viéndola.

Tras el éxito de la película anterior de Batman, la Warner Bros estaba esperando que Burton hiciera una secuela, para empezar a filmar en mayo de 1990 en los estudios Pinewood. Habían gastado 250.000 dólares por el almacenamiento de los sets de la primera película. Sin embargo, Tim Burton sentía una mezcla de emociones de la película anterior. Había dicho en en 1989 "Regresaré si la secuela ofrece algo nuevo y excitante”. Tras dejar aparcado el proyecto de Batman, Burton decidió dirigir una de sus obras icónicas: Eduardo Manos Tijeras (Edward Scissorhands) para la 20th Century Fox.
Mientras tanto, Sam Hamm entregaba los dos primeros borradores del guión, mientras que Bob Kane, regresó como consultor creativo. El guión de Hamm tenía al Pingüino y Catwoman buscando un tesoro escondido. Sin embargo, Burton estaba impresionado con la obra de Daniel Waters en Escuela de jóvenes asesinos; así Burton que se acercó a Waters para realizar una secuela de Bitelchus (Beetlejuice). Burton le concedió libertad creativa para desarrollar el guión, relegando a los productores Jon Peters y Peter Guber a productores ejecutivos.
Por su parte, Burton insatisfecho con el guión de Hamm, Burton encargó una reescritura del guión a Waters. Waters se planteó la historia como " una sátira social en la que había un magnate de mal respaldando una candidatura para la alcaldía del Pingüino", informó Waters. "Quería demostrar que los villanos de verdad en nuestro mundo no necesariamente llevan disfraces." Waters escribió un total de cinco proyectos. En la caracterización de Catwoman, Waters explicó " Quería comenzar justo en el punto más bajo en la sociedad, una muy desgraciada y triste secretaria."
Harvey Dent apareció en los primeros borradores del guion, pero fue eliminado. En los iniciales guiones, Max Shreck era el chico de oro de la familia Cobblepot, mientras que el Pingüino era un deforme extraño. Al final se revelaría que Shreck sería el hermano perdido del Pingüino. Max Shreck fue también una referencia al actor Max Schreck, conocido por su papel como el Conde Orlok en Nosferatu.
De acuerdo a la directora de casting, Marion Doughert, El primer candidato para interpretar a Max Shreck fue David Bowie , pero el papel fue para Christopher Walken , aunque Burton se sentía incómodo con Walken como Shreck dado su alto grado de intimidación.
Burton contrató a Wesley Strick para hacer una reescritura sin acreditar. Strick recordó: "Cuando me contrataron para escribir Batman returns (Batman II en ese momento), el gran problema del guión era la falta de un plan maestro para el Pingüino." Strick obtuvo su inspiración pensando en una historia paralela a la de Moisés, en el que el Pingüino tenía que matar a los primogénitos de Gotham. Robin apareció en el guión, pero fue eliminado debido a que había demasiados personajes. Waters siente Robin es "el personaje más inútil del mundo, especialmente cuando Batman es un ser solitario entre solitarios." Pero se decidió guardar el personaje para una tercera entrega.
Michael Keaton regresó después de un aumento significativo en su salario llegando a los 10 millones de dólares. Annette Bening fue elegida inicialmente como Catwoman después de que Burton vio su interpretación en Los timadores, pero se apartó del proyecto debido a su embarazo. Se pensó en muchas mujeres (Sean Young , Raquel Welch, Jennifer Jason Leigh, Lena Olin, Ellen Barkin, Cher, Bridget Fonda, Susan Sarandon o Demi Moore , Nicole Kidman - ambas lo rechazaron) que estuvieron en las quinielas por el papel. Sin embargo, la elegida fue Michelle Pfeiffer, pues Burton estaba convencido de su elección tras sólo una reunión. Pfeiffer recibió un salario de 3 millones de dólares y un porcentaje de la taquilla. Pfeiffer , se preparó tomando lecciones de kickboxing para el papel. Kathy Long sirvió como doble de cuerpo de Pfeiffer.
Para el casting de Danny DeVito, no se hizo casting oficial, pues se pensó desde el principio en Danny DeVito. Con todo se manejó igualmente en el nombre de Dustin Hoffmann.
Se pensó igualmente en la participación de Burgess Meredith que fue seleccionado para interpretar a Tucker Cobblepot, padre de El Pingüino, pero éste declinó el papel y Paul Reubens fue el elegido siendo un gran colaborador de Tim Burton desde Pee-wee's Big Adventure.


A principios de 1991, los dos de los mayores estudios de sonido de Hollywood (el escenario 16 en Warner Bros y el escenario 12 en Universal Studios) se estaban preparando para la filmación de Batman Returns. El rodaje comenzó en junio de 1991. El escenario 16 alojó al Gotham Plaza, basado en el Rockefeller Center. El escenario 12 de la Universal albergó la guarida subterránea del Pingüino. Un tanque enorme lleno de de agua se usó para los pingüinos y que éstos estuvieran cómodos.
Otras ocho locaciones de la Warner Bros se utilizaron, más del 50% de su propiedad fue ocupada por los sets de Ciudad Gótica.

El rodaje de Batman Returns empezó en Burbank,California, en junio de 1991. Warner Bros se mostró muy reservada con la grabación de Batman Returns. El departamento de arte estaba obligado a mantener su oficina con las persianas abajo. El reparto y el equipo tenía que tener una identificación con foto y el título falso de la película Dictel para ir a cualquier lugar cerca de los sets. A Kevin Costner se le negó la oportunidad de visitar el set.
Sin embargo, una revista de espectáculos filtró las primeras imágenes de Danny DeVito como el Pingüino. En respuesta la Warner Bros contrató a un investigador privado para localizar a los filtradores. Tiempo después de terminado el rodaje, a Tim Burton se le ocurrió la idea de la última toma, que muestra a Catwoman mirando la batseñal. La última toma de Catwoman mirando la Batseñal se completó durante la post-producción y no formaba parte del guión de rodaje. El problema era que Michelle Pfeiffer había terminado su trabajo hacía tiempo y no había forma de hacerla volver a los estudios sólo para esa toma. Después de que Batman Returns se terminara, la Warner Bros sintió que era mejor que Catwoman sobreviviera, para usar más caracterizaciones en una nueva entrega futura. Pfeiffer no estaba disponible y una doble del cuerpo fue elegido.


Bo Welch, colaborador de Burton en Eduardo Manostijeras y Bitelchus (Edward Scissorhands y Beetlejuice), remplazó a Anton Furst como diseñador de producción. Welch mezcló la arquitectura fascista con la arquitectura de una exposición universal y la arquitectura rusa con el expresionismo alemán " para reflejar lo que podía ser Gotham City.

Stan Winston, que trabajó con Burton en Eduardo Manostijeras (Edward Scissorhands), diseñó el maquillaje protésico para Danny DeVito, que tardaba unas dos horas en colocárselo. DeVito se sentía incómodo con su traje, pero esto hizo que fuera más fácil para él entrar en el personaje. El traje de Batman fue modificado, pues ahora era más delgado, de un material de goma-espuma ligeramente más flexible que el traje del primer Batman. La imagen de J. P. Morgan se utilizó como inspiración en el diseño de vestuario de Max Shreck. Estéticamente el Pingüino es el vivo retrato del Doctor Caligari de El Gabinete del Dr. Caligari (1919) del director Robert Wiene, uno de los pilares del expresionismo alemán. El nombre del personaje de Christopher Walken hace referencia al actor alemán Max Schreck, protagonista de Nosferatu.

Los murciélagos fueron compuestos enteramente por imágenes generadas por ordenador, unos reales hubiese sido problemáticos en el set. El "ejército de aves" del Pingüino fue una combinación de criaturas robóticas, hombres disfrazados y pingüinos reales. Stan Winston se encargó de los pingüinos robóticos. En total 30 pingüinos africanos y 12 pingüinos rey se utilizaron.


Los automóviles utilizados como "tránsito o de montaje", son Volkswagen. Tim Burton contactó con la sección estadounidense de Volkswagen para que le diseñaran vehículos sencillos, baratos y fáciles. Finalmente fueron montados en la factoría de Volkswagen en Brasil.

En la música Danny Elfman estaba entusiasmado de regresar al filme. Le dedicó 12 horas al día, 7 días a la semana. Las pistas completas suman 95 minutos de duración, el doble de una película normal." Danny Elfman retoma el tema principal que popularizara en Batman pero elabora una partitura diferente y acorde al cambio hacia el estilo mas personal con destacadas piezas como Selina Transforms o Birth of a penguin, título que orquesta el magnífico prólogo de la película, escena que nos adentra en el maravilloso universo de su creador y se erige como una de las secuencias más inspiradas de la filmografía burtoniana. El músico co-produjo – igualmente -"Face to Face" (cara a cara), que fue escrita e interpretada por Siouxsie and the Banshees y se puede escuchar en una escena en la película y durante los créditos finales de la que fue primera película hecha en Dolby Digital.


Si Batman fue un éxito financiero y crítico, Returns, paradójicamente, ni gustó a parte de la crítica ni funcionó como se esperaba en taquilla, en parte por la controversia por ser más oscura que su predecesora.

El presupuesto de la película fue de 80 millones de dólares ($), y en la primera semana en los Estados Unidos recaudó más o menos la mitad. Al final se acercó a los 300 de dólares en todo el mundo.

La película fue nominada a los Premios de la Academia por los Mejores Efectos Visuales y Mejor Maquillaje, además de ganar el Premio Saturn a la Mejor maquillaje. También fue nominado para un Premio Saturn en las categorías de mejor película Fantasía, Mejor Director para Burton, mejor actor de reparto por DeVito y Mejor Vestuario. Obtuvo igualmente 2 nominaciones a los BAFTA de 1992 en los apartados de Mejor maquillaje y efectos especiales visuales. Pero, sorprendentemente, fue también nominada a los Premios Razzie por el Peor actor secundario (Danny DeVito), algo de lo que discrepo abiertamente.

La crítica se movió entre la adhesión al filme, y la crítica pura y dura. En los Estados Unidos Janet Maslin escribió en The New York Times, "el señor Burton crea un mundo malvado de inadaptados , todos ellos representados con la mezcla de horror, compasión y alegría que se ha convertido en seña de identidad de este director. " Por su parte, Peter Travers de Rolling Stone escribió : " Burton utiliza de forma más explosivamente entretenida esta película del verano que nos llevará de nuevo a la oscuridad liberadora de los sueños. " Elogió las actuaciones de Pfeiffer, de Michael y Danny DeVito . Desson Howe en The Washington Post escribió : ". Burton no sólo recrea su atmósfera única (…) Batman Returns se acerca más que nunca a la oscuridad , a la tira original de Bob Kane , que comenzó en 1939 " . Destacó la actuación de Walken, DeVito como y la de Pfeiffer.
Todd McCarthy de Variety escribió que "el verdadero logro de la película reside en la realización física increíble de un universo imaginativo. (…) El resultado es un perfecto, universo totalmente coherente completa de nociones desagradables sobre el deterioro social, la codicia y otros impulsos básicos " . Elogió la contribución de Stan Winston , la de Danny Elfman, Bo Welch y la del director de fotografía Stefan Czapsky , así como las actuaciones DeVito " fascinante " y Pfeiffer " muy sabrosa. " .


Por el contrario, Roger Ebert del Chicago Sun -Times dio a la película dos estrellas , escribiendo: "Doy la película una crítica negativa , y sin embargo, yo no creo que sea una mala película , es más un película equivocada, hecha con gran creatividad " . El crítico fallecido este año comparó el Pingüino con el Joker de la primera película , y , salió perdiendo, ya que " el pingüino es un curioso animal pobre y deprimente , casi lastimoso y nada divertido”. Crítico con Danny DeVito estuvo igualmente Jonathan Rosenbaum calificando a DeVito " como un pálido sustituto de Jack Nicholson .
Ty Burr en Entertainment Weekly dio a la película un B- , escribió que " Burton aún no ha encontrado la manera de contar una historia coherente.

En España Tomás Fdez. Valentí en Imágenes de actualidad dijo de la película que era “Auténtico cine fantástico", mientras que Fernando Morales: Diario El País afirmó que era una “Entretenida continuación. No es mejor que la primera, aunque en ocasiones la supere, y el conjunto dejará satisfechos a casi todos".

Tras todo esto señalar que nos volvemos a encontrar con una película de tonos “oscuros” , lóbregos y góticos, coherentes con la anterior entrega, con unos personajes, los malvados, que invitan más a la compasión y a la lástima, salvo Schreck, que al castigo, con una escenografía y un universo Burtoniano que es totalmente fiel en todo momento a la estética de Batman y al tono tenebroso, malvado y de eterna oscuridad en la que vive la ciudad de Gotham tal y como reflejaba el cómic de Bob Kane y fiel a Gotham City.

Muchas de las escenas son visualmente apasionantes, con unos diálogos geniales y llenos de ironía. Estamoas ante la última entrega burtoniana de Batman dando paso a Joel Schumacher y posteriormente a un sorprendente Christopher Nolan. Aquí es un Batman retraído, enamorado y celoso de Burton, pero que mata, que, a veces, actúa como un psicópata. El Batman de Nolan y el de los cómics no mata. Persigue, reduce y entrega a la ley.
Con unos decorados más variados y que completan los de la anterior entrega de la saga, convirtiéndose en parte esencial de la narración, situando al Pingüino en las cloacas y a Max en el sitio opuesto, lo más alto de un rascacielos, mientras que Bruce y Selina caminan peligrosamente entre ambos, en un tira y afloja. El animador Bruce Timm dijo alguna vez que le gustaban las dos películas de Burton, pero que ése no era Batman. Era alguien más retorcido, y quizás mucho más interesante que el personaje creado por Bob Kane en 1939.
No mucho más puedo decir de esta película compleja, sugerente y algo neurótica, salvo que los programadores de la Sexta superaron, entiendo a los del resto de cadenas, pues su apuesta por este héroe oscuro ha posibilitado la atención de mis hijos para este canal generalista, que no es, precisamente, ni el más querido ni el más visto en mi casa. En una semana le han marcado dos a cero al resto de cadenas, al menos, por parte de mis hijos.

La balada de Shenandoah


En Río Grande por una cosa, y aquí por otra, pero lo cierto es que Shenandoah ha ocupado en lugar en las dos películas vistas estas semana, y por lo tanto en este este blog. Y es que curiosamente Donald Dalglish, uno de los protagonistas de la película que hoy traigo a colación, la canta en un momento dado de la película cuando está un "pelín" bebido y la gente del saloon le invita a salir al escenario , y él, ni corto ni perezoso, se lanza a cantarla. Igualmente el general Sheridan, protagonista secundario de Río Grande, hace mención a Shenandoah. Lo que no sabía es estaba ante una de las canciones más populares de Estados Unidos y que estuvo a punto de convertirse incluso en el himno del Estado de Virginia. 
Supongo que el director de la película que pude ver ayer en la Paramount Channel, Michael Winterbottom, no quiso tanto resaltar esta canción que va " Más allá del Missouri ", sino contrastarla con la narración poética y melancólica que en un momento dado y en el saloon realiza Sarah Polley ( Hope Dillon o Burn).
¿Qué tienen en común Río Grande y con el río Missouri o la película "El perdón"? Pues, aparte del género – ambos son un western - y la mención a Shenandoah, nada. 
El perdón (The Claim) que podría haberse traducido como "La reclamación" o "El reclamo" es una película británica del año 2000 que responde en la misma media un western y una película romántica. Fue dirigida por Michael Winterbottom . El guión de Frank Cottrell Boyce se basa libremente en la novela El alcalde de Casterbridge de Thomas Hardy. 
La película está producida por Andrew Eaton que coordina un conglomerado de productoras encabezada por la United Artists Films , la Pathe Pictures Internacional, Revolution Films, DB Entertainment, Grósvenor Park Productions, Alliance Atlantis Communications, Arts Council of England, la British Broadcasting Corporation (BBC), Canal+ que invirtieron en ella unos 20 millones de dólares. La distribución la llevó a cabo la United Artists Films, aunque en España fue cosa de Manga Films. 
La magnífica fotografía fue de Alwin H. Kuchler, mientras que el complejo montaje fue de Trevor Waite. Un papel especial tendrá en esta película la música. La música original está compuesta por Michael Nyman. 
El elenco de actores está formado por Peter Mullan como Daniel Dillon, Milla Jovovich como Lucia, Wes Bentley como Donald Dalglish, Nastassja Kinski como Elena Dillon / Burn, Sarah Polley como Hope Dillon / Burn, Julian Richings como Frank Bellanger, Shirley Henderson como Annie, Sean McGinley como Sweetley, Tom McCamus como Burn, Karolina Muller como Elena de joven, Barry Ward, como Dillon de joven y Duncan Frasier como Crocker. 

La historia se inicia en 1867 con al llegada de una carromato a una localidad California ubicada en las Montañas Rocosas. En la misma viajan dos chicas y un par de trabajadores de la compañía de ferrocarriles que están buscando espacios por donde el ferrocarril pueda pasar. Inicialmente se plantean que Kingdom Come, la localidad en cuestión puede ser uno de ellos. Nada más bajar de la diligencia conocemos a tres de los protagonistas el ingeniero del ferrocarril Donald Dalglish (Wes Bentley), a Hope Burn (Sarah Polley) y la madre de ella, Elena Nastassja Kinski, sobre todo cuando Dalglish defiende a Hope de la chusma. 
El objetivo de los tres es entrevistarse con Daniel Dillon, el dueño de Kingdom Come propietario de todo el pueblo. Dillon posee casi todos los negocios de importancia en la ciudad, y si alguien las excavaciones de oro, alquila una habitación de hotel, abre una cuenta bancaria, o comete un delito, tendrán que hacer frente a Dillon. Y mantiene la ciudad bajo su control absoluto. 
La primera norma la reciben los recién llegados: en la ciudad, únicamente los hombres autorizados por Dillon pueden llevar armas. 
Una de las pocas empresas rentables en la ciudad que no le pertenece un su totalidad a Dillon es el salón / burdel, que es regentado por Lucia, amante portuguesa de Dillon, que como le manifiesta a Dalglish la tienen en exclusividad. 
Sabemos poco de Dillon salvo que fue un pionero inmigrante de origen irlandés de inmigrantes que se establecieron en las altas montañas de California durante la Fiebre del Oro de 1849 , y tiene en el banco local- por supuesto suyo- un buena cantidad de oro. 
Donald Dalglish como ingeniero e inspector de la Central Pacific Railroad, se entrevista con Dillon pues quiere que el tren pase a través de Kingdom Come, o en algún lugar cercano. Él está aquí para decidir la ruta. Dillon está ansioso por asegurarse de que la línea de ferrocarril se transforme "su" ciudad, ya que esto traerá más negocio. 

Como hemos dicho antes, entre los viajeros que llegan a la ciudad con Dalglish son dos mujeres, la bella pero enfermo Burn Elena y su encantadora hija adolescente Hope. La presencia de estas mujeres es muy preocupante para Dillon, porque son las llaves de un oscuro secreto. 
Mientras Dillon administra justicia entre los mineros debido a un robo de un saco de uno a otro, recibe de parte de Hope un rosario que le deja paralizado y lo lleva a sus recuerdos. Poco a poco vamos conociendo datos de Dillon a través de un “flash-back”. 

Y es que en 1849 cuando era un prospector que buscaba una mina de oro y bebía como un cosaco, decide vender a su esposa e hija de unos meses de edad a otro minero de apellido Burn por los derechos de una mina de oro. Veinte años más tarde, el prospector es un hombre rico y dueño de Kingdom Come. Pero los cambios se están gestando y su pasado vuelve para atormentarlo. 
Tras entrevistarse Dillon con su todavía esposa Elena y ante la enfermedad mortal de la misma, le cuenta que Burn ha muerto, y lo ha buscado porque Burn la dejó sin nada y quiere Dillon que le entregue 200 dólares al año a su hija. El saber que tiene una hija casi enloquece a Dillon que empieza a tomar decisiones. 
La primera, es que Dillon le dice a Lucía que tiene que acabar su relación con ella a pesar de que ambos se quieren y como compensación le entrega algunos lingotes de oro y los derechos de propiedad del salón / burdel, así como la casa de tabaco. Lucía tiene el corazón roto, pues quiere a Dillon y no su dinero. 
Tras esto decide trasladar – literalmente- su mansión, y lo hace a través de la nieve, porteada por todo el pueblo. 
Mientras tanto Dalglish y su equipo del ferrocarril tras hacer relaciones con las chicas del pueblo, en concreto su compañero Frank Bellanger (Julian Richings) con una chica del burdel , Annie (Shirley Henderson) , prosigue con su estudio para ver por dónde ha de pasar el mismo. Encuentran que el terreno es complicado. Un accidente con la nitroglicerina en el que muere uno de sus trabajadores le hace ver que prácticamente es imposible. Tendrá que tomar una decisión sobre el paso. 

Por su parte, Dillon le pide a Elena que se vuelva a casar con ella (ya que nadie sabe que ellos ya están casados), revelando que él nunca se casó con alguien más porque él siempre estuvo casado con ella. 
Tras la boda entre Elena y Dillan, que no es entendido por Hope, ni compartido por Lucia, habrá una fiesta en la que participan los recién llegados miembros del ferrocarril, que no comunican sus dudas y dificultades. 
El matrimonio entre Dillon y Elena es corto, a pesar de que Dillon busca encontrar una cura para la enfermedad. Pero no es posible y termina con la muerte de la señora Dillon. 
La agonía de Elena coincide con la decisión de la ruta ferroviaria de facilitar el paso y la construcción del ferrocarril a cierta distancia de la ciudad, por el valle cercano, pero no por Kingdom Come. La decisión se torna en sangrienta pues los hombres de Dillan exigen explicaciones y durante las mismas se produce un tiroteo en el que muere Sweetley (Sean McGinley), la mano derecha de Dillan. Éste da un ultimátum, los del ferrocarril han de salir de Kingdom Come antes del amanecer. 
A pesar de todo lo acontecido, se va a celebrar una fiesta entre los chicos del ferrocarril y las chicas del Saloon, en la que Lucía y Donald Dalglish se enrollan, Dillan se presenta y expulsa por las bravas a todos. Lucia decide llevarse a sus chicas, el alcohol y su estanco hasta el valle, y en su salida invita a toda la población de Kingdom Come a marcharse a la ciudad que ella va a fundar en el valle. 
Ya en el valle decide Lucía dar un nombre a la ciudad que le recuerde a su padre. La nueva ciudad de Lisboa, el nombre de la ciudad de nacimiento de su padre en Portugal, estará cerca de la vía férrea.
Mientras esto se produce muere Elena. Dillon llega a la ciudad solicitando un sacerdote para el entierro. Tras el funeral de Elena, Hope Dillon – siguiendo una recomendación de su madre- decide decirle a su padre que quiere marcharse, encontrarse Dalglish y empezar una vida con él. Ante esto, Dillon se la lleva hasta la originaria cabaña en la que vivieron hace veinte años, la original Kingdom Come, mostrándole una foto de su familia cuando ella era un bebé, y que le revela el trato hecho justo en ese lugar entre él y el minero Burn. 

De cualquier manera Hope abandona a su padre y se va a la nueva Lisboa. Dillon tras la pérdida de Elena y de Hope decide poner fin a todo. Le prende fuego a todos los edificios de la ciudad. El humo atrae a la gente de Lisboa, que al llegar no puede aplacar el fuego. 
Inician la búsqueda de Dillon que a la mañana siguiente es encontrado por Hope ya cadáver. El cuerpo congelado de Dillon en la nieve estaba cerca de su choza original. Lucía está destrozada, llorando sobre el cuerpo congelado, y llamándolo por su nombre de pila ¡Daniel!, cuando llevan al cuerpo a Kingdom Come. 
Muchos de los mineros mientras esto se produce buscan el oro de Dillon al encontrarlo se produce la locura general entre ellos. Mientras tanto, Hope , Dalglish y Lucía siguen el cuerpo sin vida de Dillan. Fin de la película. 

 La película parece ser que tuvo varios nombres antes del definitivo. The Claim o El perdón originalmente se tituló " Kingdom Come " , hasta que la Motion Picture Association of America ( MPAA ) apreció que podría existir reclamaciones por el título , así que se consideraron otros títulos como " Sierra Nevada " o " La balada de Daniel Dillon " . 
La filmación principal de la película se llevó a cabo en Fortress Mountain Resort en Kananaskis Country (Alberta, Canadá). Algunas escenas secundarias ( las relacionadas con el tren, Durango & Silverton Narrow Gauge Railway) tuvieron lugar en Durango (Colorado, EE.UU). 
La fecha de lanzamiento fue la del 29 de diciembre 2000 y no creo que tuviese un largo recorrido comercial, aunque en su haber está el hecho de que estuvo seleccionada como filme británico en el Festival de Berlín de 2001. 
Entre las anécdotas de la película se cuentan dos especialmente llamativas. Una de ellas – aunque yo no me fijé- se produce cerca del final de la película, en una escena donde el personaje de Dillon está de pie en la calle y tira una lata de aceite en un edificio en llamas. En ese momento se puede ver la torre, los cables y las sillas de un moderno telesilla en el fondo. La decisión de mantener esta escena dramática entiendo que fue que no se podía repetir el incendio de la población. 
Igualmente señalar que como se aprecia en la película las condiciones del rodaje fueron tras extremas por la nieve, por la altura (Fortress Mountain está en las Montañas Rocosas canadienses , a una altura de 3.007 metros) y por el frío que el rodaje incluso se tuvo que suspender en algún momento porque el director, Michael Winterbottom, llegó a tener congelamiento en las orejas. 

También la web imbd señala que la escena en la que Dillon ( 'Peter Mullan ' ) se enfrenta a Daglish ( Wes Bentley ) en el dormitorio de Lucía (Milla Jovovich ) tuvo que ser tomadas de nuevo muchos meses después de la finalización del rodaje principal. El problema era que Bentley se había cortado el pelo para otro papel , y se tuvo que colocar una peluca. 
Por otro lado, indicar que la ciudad que Lucía funda en el valle, cercana a Kingdom Come, no se debe confundir con la ciudad californiana real de Lisboa, que se encuentra en la ruta del Sacramento Railwail North , que comenzó a funcionar en 1918. 
En cuanto a la banda sonora indicar que está compuesta por Michael Nyman, músico que alcanzó una enorme popularidad con la bando sonora de El Piano, la película de la neozelandesa Jane Campion. Era , por lo visto, la segunda colaboración con Michael Winterbottom. Con su música Michael Nyman en esta película, en particular, en el tema "The Shootout", rinde homenaje a Ennio Morricone. The Claim marcó la última incursión del músico en el cine . 

Como dije anteriormente, la película fue presentada en la Sección oficial de largometrajes del Festival de Berlín del año 2001. No he encontrados muchas críticas sobre ella. Sabemos que Robert Ebert dijo de ella que estábamos ante una de las diez mejores película del año 2001, y así lo publicó en su diario "Chicago Sun Times". Aunque en filmaffinity si menciona una. La de Ángel Fdez. Santos que publicó en el Diario El País. En ella se señalaba que “El Perdón” era un "Extraño y vigoroso western (...) insólito, radical y desatado, una mezcla de gran pureza entre vigor épico y melodramático. Está compuesto por extraordinaria audacia formal (...) Cine vivo y noble, gran cine".
Cuando anoche empecé a ver la película creía que estaba acercándome a una obra paralela a esa magnífica serie que fue y que tenía como título “Deadwood”. En principio tenía sus mismos elementos : buscadores de oro, la creación de una ciudad, la aparición del ferrocarril y la lucha por el poder y el orden. Sin embargo, me he encontrado con una historia muy diferente. Si en la serie dominan el realismo absoluto llegando hasta lo obsceno y, a veces, a lo brutal y directo, aquí lo que domina es la mirada, la pose, los silencios y los matices imperceptibles que prevalecen sobre la acción. 
Estamos ante una historia de secretos y mentiras, mucho más cercana al género literario del que parte ( Winterbottom adapta, al fin y al cabo, una novela del siglo XIX (1886) de Thomas Hardy "The Mayor of Casterbridge") que al western tradicional. 
El problema es que si John Ford sabía combinar una cosa con la otra, Winterbottom no. Y queda, por lo tanto, una obra dramática ambientada en el Oeste americano y enmarcada en los tiempos de la fiebre del oro y en la posterior construcción del ferrocarril, más que en la idea clásica del viejo sucio y lejano oeste
La película transmite una frialdad absoluta y esto puede deberse a que Winterbottom se le identifica con el posmodernismo cinematográfico y , por lo tanto, se centra más en el envoltorio que en el contenido. Y es indudable que estamos ante una buena película, que tiene una factura impecable, con buenas y sólidas interpretaciones - especialmente, la de Peter Mullan y Nastassja Kinski –, con una preciosa y precisa fotografía tanto de interiores como de exteriores, con el gusto de planos muy cortos y espectaculares ( como el del traslado de la casa por la nieve o el incendio de la Kingdom Come en la montaña), con decorados impecables, con montaje sintético, y con la música de Nyman.
En definitiva, una película que, si bien no engancha mucho por su carácter dramático, nos presenta un magnífico envoltorio que la convierte en una muy digna película sobre el Oeste, no tanto en un western. Para esto último me quedo con John Ford y su manera de introducir la balada de Shenandoah.

Código: Geronimo


El sábado noche es un terreno abonado para todo tipo de espectáculos. Unos, lamentables, - Telecinco y La Sexta, por ejemplo, apuestan por tertulias en donde lo que falta es la agresión física, pues a la verbal, casi llegan- , y otros apuestan por el cine o series de mejor o peor calidad. 
Cuatro, en las últimas semanas, combina películas indigestas que se plantearon para las salas de cine y acabaron siendo telefilmes. Sí, ese fue el caso de la Tribe, ya comentada la semana pasada, pero también lo fue del que recibe el nombre de Código Gerónimo: La caza de Bin Laden o como tiene en su título original Seal Team 6: The Raid on Osama Bin Laden (Seal Team Six) (Code Name: Geronimo). Con todo no es lo misma una película que la otra. Pues, la primera, es una historia absurda, esta segunda nos remite a la actualidad y a un acontecimiento real con el que nos levantamos y sorprendió enormemente pues se dio caza al hombre más buscado del mundo hasta ese momento: Osama Bin Laden. Este telefilme tiene el interés de su actualidad, pero también como complemento a la película filmada por Katrheen Bigelow y que con el nombre en español de “La noche más oscura” y que yo comenté bajo el título de la Noche más oscura... del alma.

Código Gerónimo es una película norteamericana – realmente una película plantada para la televisión- del año 2012 dirigida eficazmente por John Stockwell. Tiene un formato televisivo de 90 minutos, aunque detrás se encontraba la poderosa The Weinstein Company, así como la menos conocida Voltage Pictures. La distribución estuvo en manos de la Tri Star Pictures. 
Contó con el guión de Kendall Lampkin y la música de Paul Haslinger y Peter Holland. Se trata de una película basado en hechos reales que acontecieron en la primavera de 2011 y que tuvieron como protagonistas a Osama Bin Laden, a los Seal y a toda la cúpula militar norteamericana. 
La película cuenta con la participación de Anson Mount ( Cherry), Cam Gigandet (Stunner), Freddy Rodriguez (Trench), William Fichtner (Mr. Guidry), Robert Knepper (Lieutenant Commander) ,Kenneth Miller (Sauce) , Eddie Kaye Thomas (Christian) , Xzibit (Mule o Alvin 'Xzibit' Joiner) Kathleen Robertson (Vivian).

La película se rodó en Bombay / Mumbai y en el Estado de Maharashtra, y tal y como es claramente evidente a partir de los números de las matrículas de los vehículos que se pueden ver cuando los coches recorren aparentemente la aparente ciudad de Peshawar. Los números que comienzan con "MH", que es el código para el estado de Maharashtra. 
También los actores que interpretan los papeles de los agentes locales de la CIA en las escenas son famosos actores de la televisión india, donde se recreó la ciudad en la que los agentes siguen a Abu Ahmed Al-Kuwaiti , o sea, Peshawar, Pakistan. Algunas de las escenas bélicas se rodaron en Nuevo México. 

La película comienza en agosto de 2010, con un interrogatorio en una celda secreta polaca en la que un grupo de investigadores quieren sacarle información a un detenido. Con el chantaje emocional que le someten al peso y en relación a su familia, el interrogador consigue un nombre, el de Abu Ahmed Al-Kuwaiti, el único hombre que contacta directamente con Osama Bin Laden.

Tras meses de investigaciones Abu Ahmed Al-Kuwaiti es localizado en Peshawar. Esta es la primera pista de la posible estancia de Bin Laden en territorio paquistaní. Se le sigue.

Tras ello nos encontramos a un equipo de soldados norteamericanos que operan en tierra afgana. Está formado entre otros por Cherry (Anson Mount), Stunner (Cam Gigandet), Trench (Freddy Rodriguez), Kenneth Miller (Sauce) y Xzibit (Mule o Alvin 'Xzibit' Joiner). Localizan en las montañas afganas a un grupo de mujeres y hombres. Se les detiene para comprobar que no llevan armamento. Antes de su reconocimiento se encuentran bajo el tiroteo de la resistencia talibán.

Tras acabar , no sin esfuerzo, con la bolsa de resistencia, el grupo reinicia el reconocimiento del grupo al que pararon y uno de ellos hace estallar una bomba, matando a uno de los soldados. 
La historia ahora nos lleva a los Estados Unidos. El retorno a casa no siempre es grato. La distancia provoca que las parejas se rompan o hayan infidelidades como la que sufre Stunner el jefe del equipo por parte de su mujer. Aunque no está claro posiblemente le haya engañado con Cherry. 
Mientras tanto, un grupo de analistas Mr. Guidry (William Fichtner), Christian (Eddie Kaye Thomas) , y Vivian (Kathleen Robertson), especialmente ésta,  llegan a la conclusión de que tras localizar a Abu Ahmed Al-Kuwaiti , éste les llevará a Bin Laden. 
Tras ello localizan un recinto cerrado en el que puede vivir Bin Landen camuflado como un comerciante. Frente a ese recinto la CIA alquila un piso y los dos paquistaníes integrados en el servicio secreto estadounidense observan día y noche la casa. 
El recinto en el se piensa que vive Bin Laden se encuentra en Abbottabad, un enclave turístico a poco más de una hora en coche de Islamabad, y cercano a una academia militar. El edificio era ocho veces más grande que las casas cercanas; tenía muros de entre 3,6 y 5,5 metros de altura coronados por alambre de espino. La vivienda contaba con muros internos y dos puertas de seguridad que restringían el acceso. Pocas de las ventanas daban para el exterior y la terraza contaba con un muro de 2,1 metros de alto. La propiedad estaba valorada en aproximadamente un millón de dólares pero no disponía de teléfono ni servicio de Internet. Dentro vivían tres familias, incluido Bin Laden.

Tras unos meses de investigación, pero sin muchos resultados, nos encontramos a comienzos de 2011 y es el momento en que la inteligencia estadounidense encabezado por Mr. Guidry y dos de sus mejores analistas, Vivian y Christian consideran seriamente la teoría de que Bin Laden se encuentra en esa casa. Es precisamente Vivian la que está convencida de la presencia en la casa de Bin Laden.

Con todo, hay un momento en el que Christian también se decanta por la presencia del saudí, especialmente cuando tras una inteligente actuación del servicio secreta que mete a un médico justificando unas vacunas para los niños que viven en la casa, logran identificar el arma de Bin Laden, un AK-47, un Kalashnikov, que aparece en algunas de sus imágenes propagandísticas en manos de uno de los guardianes de la casa.

Tras algunos encuentros entre los investigadores y las autoridades de la CIA y tras contar con el visto bueno de los políticos de Washington, especialmente del jefe de la CIA, Leon Panetta, la operación, cuyo nombre en clave fue «Operación Gerónimo», se reúnen en varias ocasiones los días 19 y el 28 de abril de 2011. Al día siguiente, el viernes 29, el presidente Obama dio la orden para iniciar la misión, que tenía la finalidad de capturar al líder de Al Qaeda.

Al grupo de militares que conocimos anteriormente se le asigna la Operación. Se trata de miembros del Grupo de Desarrollo de Guerra Naval Especial de los Estados Unidos (unidad de élite de los SEAL) bajo el Mando de Operaciones Especiales de los Estados Unidos, en coordinación con operativos de la Agencia Central de Inteligencia (CIA). Esta unidad de élite que se ha estado preparando concienzudamente durante este tiempo es la que hemos conocido en los primeros minutos de la película en terreno afgano. Sufre sus desavenencias, pero finalmente se coordinan para conseguir su objetivo. Se entrenan en una réplica real del complejo donde Bin Laden se encontraba escondido para practicar la operación y hubo un "ensayo general" para los altos mandos, entre ellos el Jefe del Estado Mayor Conjunto, el almirante Mike Mullen, y el almirante Eric Olsen, Jefe del Comando de Operaciones Especiales.

Llega el día de la operación. Tras salir de un aeródromo afgano, el pequeño grupo de comandos de élite del SEAL estadounidense llegan sobre la 1:00 de la madrugada del 2 de mayo (hora local de Pakistán, 20:00 h. del 1 de mayo UTC). La fuerza de asalto, formada por unas veinte personas, estuvo en tierra menos de 40 minutos y la operación estuvo supervisada en tiempo real por el director de la CIA, Leon Panetta, y otros altos cargos de los servicios de Inteligencia desde una sala de conferencias en la sede de la CIA, en Langley (Virginia) según los responsables de la operación.

La llegada de los helicópteros es problemática, y uno de ellos tiene un accidente debido a un fallo mecánico sin consecuencias para el grupo. Tras eso penetran en el recinto, y uno de los guardias los recibe a balazos, pero es eliminado. La acción en el interior de la casa es rápida. Se busca no herir ni a las mujeres, ni a los niños. Con todo en la misma murieron cinco personas, incluido Bin Laden: cuatro hombres y una mujer.

Tras matar a su objetivo y llevárselo , el comando decide dejar el mínimo de huellas. "El helicóptero fue destruido por la tripulación", aseguró un oficial estadounidense, tal y como se ve al final de la acción. 
Mientras tanto en el exterior de la casa los dos agentes de la CIA pakistaníes controlan a los vecinos, que asustados ven la operación. Lo cierto es el gobierno de Pakistán ordenó un ataque de cazas de su fuerza aérea a las fuerzas atacantes sin saber que se trataba de fuerzas estadounidenses; pero que los aviones llegaron tarde y además no se explica por qué los paquistaníes no enviaron tropas de tierra desde la cercana Academia Militar de Pakistán (ubicada a sólo 500 metros de la casa escenario de la batalla), lo que pone en tela de juicio la versión de las autoridades de Pakistán. 
Los SEAL son los auténticos protagonistas de la película. Uno de sus lemas es "El dolor es temporal, el orgullo dura toda la vida". Y en el fondo la película es la crónica televisiva de la incursión militar al escondite de Bin Laden desde la perspectiva de un pequeño grupo de Navy Seals.

Esta película fue estrenada el 4 de noviembre de 2012, dos días antes de las últimas elecciones presidenciales en el National Geographic Channel y semanas antes de la película dirigida por Kathryn Bigelow , “Zero Dark Thirty”, cuyo estreno estaba previsto para octubre y que, para no interferir en las elecciones se ha aplazó al 19 de Diciembre. 
Los Weinstein le ganaron por la mano a su antigua protegida Bigelow, a la que habían financiado  en su anterior film "En tierra hostil", a la hora de presentar los acontecimientos que rodean a la operación que puso a Bin Laden. Fue por lo tanto la pionera en contar este hecho que nos levantó a todos en aquella mañana del domingo del 2 de mayo de 2011. "Código Gerónimo" tiene una calidad más que decente, así como un ritmo que se agradece. 
Está bien filmada. La fotografía y la escenografía está muy conseguida, salvo la nimiedad de la matrícula en los coches. Es cierto que el papel del equipo no está muy desarrollado, pues las desavenencias surgen y se ponen freno en un abrir y cerrar de ojos. En cuanto al entrenamiento y las escenas de acción están bien conseguidas. La coreografía necesaria para las mismas es acertada. 
Con respecto a su película melliza- que no gemela- , Zero Dark Thirty, Código Gerónimo, es más concreta, directa, ágil y intensa, aunque no hay duda de que la de Bigelow es más película, mejor desarrollada, mejor interpretada. La acción, la preparación y la tensión del grupo de asalto SEAL, se refleja mucho más real y palpable en Código Gerónimo, pero reconozcamos que la figura en Zero Dark Thirty se centra en la investigadora, más que en el equipo.
Lo que sí me llama la atención es la noticia que leí publicada en esa versión "on line" y que lleva por título Huffingtonpost mientras documentaba esta entrada y es la que nos informa de que gran parte del equipo SEAL que participó en la Operación Geronimo ya ha fallecido. 
Salvo algunas incorrecciones históricas como que todo el entrenamiento SEALS aparece en la película Afganistán y , realmente, se realizó en una base militar en Carolina del Norte la película es interesante como documento para una noche temática, además de ser complementaria con la de Bigelow. Magnífica para un programa doble sobre el tema.


jueves, 29 de agosto de 2013

El espíritu fordiano


Es una suerte que exista un canal como la Sexta3 que en el día de ayer además de sus secciones habituales de Todo Cine y de sus buenas películas tiene en plantilla a buenos programadores de dan con la clave de poner dos grandes películas de un mismo director seguidas, tal y como se lo plantearía su director, ese tuerto de tuertos que era John Ford. En ese buen programa doble, pusieron a las tres treinta de la tarde Río Grande , y seguidamente a las 17, 25 horas apostaron por poner El hombre tranquilo, del mismo director y con los dos protagonistas de la película anterior: John Wayne y Maureen O´Hara. Las dos tienen mucho en común , pues si bien es cierto que la segunda no es western, Ford era mucho más que en director de western , a pesar de su famosa declaración – aunque ese duelo entre la pareja Wayne y Maureen O´Hara es tan propia como la de Burt Lancaster y Kirk Douglas, vamos de western-,  el sabor irlandés rebosaba por los cuatro costados, en este caso por el cuadro de actores- muchos habituales de Ford, y por la música en este caso de los "Sons of the Pioneers". Pero centrémonos en el western que he visto. 

Río Grande es una película estadounidense de 1950 dirigida por John Ford Y junto con Fort Apache (1948) y She Wore a Yellow Ribbon, es decir, La legión invencible, 1949, integra la conocida como "trilogía de la caballería" de John Ford, siendo su último jalón de la misma. Río Grande de hecho era su tercera entrega encargada por la Republic al director irlandés, aunque las dos anteriores eran de la RKO Pictures. 

El director John Ford participó en la producción , en este caso, junto con Merian C. Cooper y su pequeña productora propia, la Argesy Pictures, unidad que le permitía producir y acometer proyectos más personales y en condiciones de mayor libertad. La película sería distribuida por la Republic Pictures y estrenada en cines el día 15 de noviembre 1950. 
La película está basada en un corto "Misión sin antecedentes" cuento de James Warner Bellah , que apareció en el Saturday Evening Post el 27 de septiembre de 1947, y el guión fue escrito por James Kevin McGuinness. La música arrebatadora es del clásico Victor Young y con una fotografía extraordinaria de Bert Glennon y Archie Stout.

En otros apartados técnicos participan Bob Mark (Maquillaje),  Jack Murray (Montaje), John McCarthy Jr. (Escenografía) , Adele Palmer (Vestuario), los hermanos Howard y Theodore Lydecker (Efectos especiales). 
John Wayne protagoniza esta tres películas de la trilogía. Si en Fort Apache era el capitán Kirby York y en La legión invencible era el capitán de caballería Nathan Brittles , en Río Grande ha subido en el escalafón militar y su grado ahorra es el teniente coronel Kirby Yorke . Su "partenaire" femenina en esta película, al igual que en El hombre tranquilo, es Maureen O'Hara como Kathleen Yorke. Igualmente participan los clásicos de Ford con Ben Johnson como el soldado Tyree o Victor McLaglen como sargento mayor Quincannon. También participa Claude Jarman Jr. como el soldado Jeff Yorke – hijo de ficción de ambos protagonistas-, Harry Carey Jr. como Daniel "Sandy" Boone, También están Chill Wills como Dr. Wilkins, J. Carrol Naish como el general Philip Sheridan, Grant Withers como el Marshal, Pedro Julián Ortiz como el capitán St. Jacques, Gaylord Pendleton como capitán Prescott y Karolyn Grimes como Margaret Mary.

La historia es más o menos la historia de la reconstitución de una familia enfrentada y cuyo restauración se realiza a  través de la institución que produjo la ruptura: el ejército. La historia es la siguiente. Estamos en Texas en el año 1879, "quince años después del Shenandoah". El teniente coronel Kirby Yorke (John Wayne) vive aquí separado de su esposa y combate a los apaches desde un fuerte cercano a la frontera con México. 
El teniente coronel hace quince años que vive separado de su hijo y su esposa. Durante la guerra civil estadounidense, Yorke se había visto obligado por las circunstancias a quemar Bridesdale, su hogar y el de su mujer con su plantación, en el valle de Shenandoah. Fue precisamente el Sargento Mayor Quincannon (Victor McLaglen ), quien puso la antorcha a Bridesdale Éste sigue con Yorke y le proporciona un recordatorio constante de lo que le hizo a su mujer Kathleen. Ella tampoco lo olvida así que lo llama incendiario. 
Su hijo Jefferson es uno de los 18 reclutas enviados al regimiento. Ha suspendido ene West Point y tras esto se ha alistado como soldado raso en el Ejército. Sin querer dar la impresión de que él está mostrando favoritismo hacia su hijo, el coronel Yorke termina dando un trato más severo con Jeff que a los demás.

Por su disposición a someterse a cualquier prueba y el juicio, Jeff se hace amigo de un par de reclutas más viejos, Travis Tyree ( Ben Johnson) -que está pendiente de ser detenido-  y "Sandy" Boone ( Harry Carey, Jr.), quiénes deciden protegerle. 
Dispuesta a sacarlo de allí, también llega al fuerte Kathleen, la esposa de York (Maureen O'Hara), una sureña distanciada de él por el gran apego del coronel hacia el ejército y sus normas y por los efectos de la guerra. Es el reencuentro del matrimonio tras muchos años de separación.

En medio de un agrio conflicto familiar, la lucha con los indios se recrudece por las constantes incursiones de los apaches.

El deseo de la madre es pagar 100 dolares para sacar a su hijo del reclutamiento, pero Jeff , en un enfrentamiento con su madre, se niega ya que no sólo se requiere la firma del comandante para darle el alta, sino también la suya, y el no quiere. Decide, pues, quedarse en el ejército. 
La tensión provocada en la lucha por el futuro de su hijo (y, posiblemente, las atenciones muestran a ella por oficiales subalternos de Yorke) reaviva el romance de la pareja una vez que vuelven a estar juntos. 

El deseo del Teniente Coronel es penetrar en territorio mexicano, pues allí buscan refugio los apaches, pero las órdenes del general Sheridan son precisas: no se les permite perseguir a los indios en México - santuario en el que se protegen los apaches- cruzando el Río Grande. Su molestia aumenta dada la escasez de las tropas a su mando. 
A esta compleja situación militar en la frontera y familiar en el fuerte se une la llegada de un sheriff texano con el fin de arrestar a Travis Tyree , uno de los soldados más comprometidos de la compañía. La presencia de sheriff hace que Tyree escape con el caballo de Yorke y sea declarado en rebeldía. 
Mientras tanto, los apaches se han fortalecido y quiere atacar el fuerte de nuevo. De hecho se produce un ataque al campamento militar por parte de mezcaleros y chiricagüas que llevan a Yorke hasta la misma frontera. Allí lo reciben tres militares mexicanos que educadamente le recuerdan que deben de cumplirse la estabilidad fronteriza. 
Yorke es visitado por su comandante durante la Guerra Civil, Philip Sheridan ( J. Carrol Naish ), ahora comandante en jefe de su departamento. Sheridan ha decidido pedir a Yorke que cruce el Río Grande en México en persecución de los apaches, una acción con graves implicaciones políticas ya que viola la soberanía de otra nación, la de México. 
Si Yorke fracasa en su misión para destruir la amenaza Apache se enfrenta a la amenaza de corte marcial. Sheridan, en un acto silencioso de reconocimiento de lo que está pidiendo a Yorke, le promete que los miembros del tribunal serán hombres "que cabalgaba por el Shenandoah" durante la Guerra Civil. Yorke acepta la misión. Ahora el Teniente Coronel Yorke debe luchar para salvar, y poner de nuevo juntos, su familia y su honor.

Dada la continua presión, Sheridan da la orden verbal de cruzar la frontera, además de enviar como avanzadilla a una división acompañando a las mujeres y los niños del fuerte para llevarlos a un lugar seguro. Los apaches atacaron la caravana de refugiados. Secuestran de hecho uno de los carromatos.
Jeff Yorke acompañado de Tyree llaman al resto de la compañía. La compañía decide ir a prestar ayuda, inicialmente, a los que han sufrido el ataque, y, en segundo lugar, a los secuestrados - mujeres y niños- que están en territorio mexicano.

El Teniente Coronel Yorke prepara un plan: un pequeño grupo debe introducirse en la misión en la que están los secuestrados y el resto de la División irá a enfrentarse con los apaches, cuando sepan que están seguros.
El grupo para salvar a los chicos están formados por tres soldados, entre ellos Tyree, Boone y Jeff que accede fácilmente al recinto religioso en el que están los niños secuestrados y dados los estragos que el tequila en los apaches. Tras salvar a los chicos, Margaret, una de las niñas, toca la campana, con la que avisa a la división de que los secuestrados están protegidos por los soldados.


Se inicia así el ataque, en el que Teniente Coronel Yorke es herido por una flecha, que se la saca su hijo. Los apaches son derrotados finalmente. El Teniente Coronel Yorke es llevado de vuelta a la fortaleza por sus tropas victoriosas, donde Kathleen se encuentra con él y le sostiene su mano mientras se transporta en una parihuela al puesto socorro.



Después de que Yorke se recupere, Tyree, Boone, Jeff y otros dos, entre ellos un ojeador navajo, reciben medallas. En la ceremonia, Tyree se da permiso de dos semanas para que no sea apresado por el sheriff , robando ahora el caballo de Sheridan a tal efecto. Como los soldados pasan en la revisión, la película acaba.

Sobre la producción de la película indicar que John Ford quería hacer El hombre tranquilo en primer lugar, pero el presidente de la Republic Pictures, Hebert Yates, insistió en que Ford hiciera Rio Grande en primer lugar, empleando para ello al tandem de John Wayne y Maureen O'Hara. Parece ser que Yates no creía que el guión de El hombre tranquilo fuese bueno , y quería que Rio Grande se estrenará primero, antes que ese "fiasco" de El hombre tranquilo . Para sorpresa de Yates El hombre tranquilo, se convertiría en 1952 en la película número uno de la Repúblic Pictures, en términos de ingresos de taquilla. 
Algunos aspectos de la historia, en particular, del regimiento de cruzar a México, y la realización de una campaña de ahí, se asemejan vagamente la expedición realizada por el cuarto regimiento de caballería (Estados Unidos), al mando del coronel Ranald S. Mackenzie en 1873. Parece ser que durante el rodaje dos extras se ahogaron cruzando un río. 
Señalar que Maureen O'Hara protagonizó junto a John Wayne en total cinco películas. Además de Rio Grande(1950) y El hombre tranquilo (1952), El águila bajo el sol (1957), El gran MacLintock! (1963) y El gran Jack (1971). Las tres primeras fueron dirigidas por John Ford. 

La película fue rodada en Monument Valley y otros lugares en el sureste de Utah, en el desierto de Moab en Arizona y en el río Colorado.

Para algunos críticos Río grande es la "menos consistente y homogénea” de la Trilogía. Además se le crítica el suave optimismo proveniente del elemento folclórico: el grupo de música country "Sons of the Pioneers" '' Los Hijos de los Pioneros'', es decir, Ken Curtis- actor que saldrá en varias películas de Ford, entre ellas Centauros del desierto- , Hugh Farr , Karl Farr , Lloyd Perryman , Shug Fisher y Tommy Doss, que actúan como Cantantes del Regimiento y que , para algunos, tiene varias apariciones sin motivación. 

Cuando se habla de John Ford se habla de un lenguaje cinematográfico en el que la lírica y la poesía vienen envueltas en historias de personas. Como John Ford dijo cuando se presentó en el Comité de Actividades Antinorteamericanas "Mi nombre es John Ford y hago westerns". Las historias que el presenta las contextualiza en los western y ese este vehículo que emplea para resaltan el intimismo y la soledad. En este caso las imágenes del teniente coronel Kirby o en Kathleen no dejan de ser cuadros que hablan del deseo contenido, del aprecio, de la necesidad de reencontrarse. Casi siempre lo hace buscando con una música evocadora, en este caso la que procede de los “Los hijos de los Pioneros”, y con una fotografía en blanco y negro que nos remite a la pintura. 

Terenci Moix afirma en el tomo tercero de La Gran Historia del cine que " "Río Grande"  se construye  a partir de pequeños gestos, de miradas ( dentro y fuera de campo), de estudiados movimientos, desde una apariencia sencilla e instrancendente que confiera cartas de grandeza  al filme y posibilita su derroche emocional"  .
Esta película en el fondo es un poema compuesto de miradas y canciones a la luz de la luna. Para John Ford son tan importantes los diálogos, a veces, achispados y cómicos, como los silencios. Para algunos la obra de Ford, y esta obra concreta es costumbrista, patriótica y conservadora, pero se convierte en un ejercicio magnífico de cine donde la importancia de la acción queda claramente en un segundo plano y donde la guerra no es sino la culpable de la desgracia y la infelicidad de los hombres y mujeres (visible aquí en el tema de la guerra de Secesión, la guerra con los indios, o el cumplimiento de una orden que acabó con la felicidad de una familia a la que el coronel Kirby sacrificó por su deber militar). 

Puede ser sólo un poético relato sobre un matrimonio en crisis y su preocupación por la educación de su hijo. El resto es un simple escenario donde encuadrar la historia de un padre y su hijo, de un marido y su esposa, o de un grupo con respecto a los individuos en el que los planos que suplen a las palabras.

En este punto voy a introducir una adaptación de un texto que he encontrado en el diario El País y que creo que resumen de manera precisa lo que he visto:
Hay algunos que entiende que una cosa es el género western, y otra un género de películas del oeste, y a este género se le llama el fordiano. Se trata de un modelo singular que se caracteriza por integrar equilibradamente las convenciones específicas de la historia rodada, con las de otros géneros en perfecta armonía como el de la comedia (con las habituales peleas y rivalidades de indudable sesgo humorístico o la mirada entre cómplice y empática hacia el alcohol y su “alegría de vivir”), el del melodrama (silencios, miradas, conductas crecientemente emotivas), o el del musical (qué gran fuerza conmovedora la de las canciones de este filme: I’ll take you home, Kathleen, en particular, o los desfiles de la caballería con el festivo y reconciliador Dixie final de los confederados derrotados). 
En una película de Ford, y en ésta no podía ser menos, el conflicto más sugerente y enriquecedor es el que se suscita siempre entre los sentimientos y los valores individuales (el compromiso, el sacrificio, el honor, la disciplina, la lealtad…) y el choque inevitable frente a los otros y la realidad circundante. 
En Rio Grande asistimos, además, a un proceso de reconciliación amorosa, superador de los rencores y orgullos del pasado por el poder regenerador del amor con su extraordinaria fuerza sensual y por el sacrificio consentido (finalmente compartido) ante las imposiciones del deber y el compromiso con el ejército, una institución que Ford, en este caso la contempla casi como una familia solidaria entre sus integrantes. En donde se avienen y compenetran, sin apenas fricción, los valores individuales con los corporativos e institucionales: militares que se sacrifican por la palabra dada, que creen y sienten en el corazón a su país y sus símbolos (desfiles y saludos respetuosos y solemnes), que hablan entre sí como amigos dejando caer las clásicas críticas (no por ello menos maniqueas) hacia los “políticos” de Washington. Precisamente, por ordenar políticas y estrategias logísticas equivocadas desde la distancia que, no obstante, se cumplen, sin que por ello, si la necesidad lo exige, dejen de llevarse a cabo las “correcciones” oportunas del profesional experimentado, individuo al fin.

Tras Río Grande , Ford se tomó un largo respiro en el terreno del western y hubo de esperar a que en 1956 apostara por hacer el que se vino a llamar "el western que se coloca por encima de todos". Pero esa ya es otra historia.