miércoles, 29 de octubre de 2014

El protector


Días de cine. La nueva fiesta del cine volvía a demostrar un año más que el problema es el precio y la ausencia, en ocasiones, de ideas inteligentes para un público inteligente y exigente. Cuando el cine vuelve a costar 2’90 , casi da igual que vayas a ver una mala pues ir al cine es, de por sí, una gran fiesta. E , insisto, el euro de más que pagamos en el cine por el alto IVA que lo grava, no es en sí un problema. ¿Podríamos pagar habitualmente 3’90 euros por ver una película? Of course. Pero ¿podemos pagar 8 euros un sábado sí y otro también? Nada de nada. A lo que voy, es un problema de precio- sí, sí, agravado por el IVA- pero es un problema de los otros siete euros que te cuesta una peli. 
Bueno yendo al tema en cuestión en esta fiesta del cine reconozco que fui a ver la película que consideré menos mala, pues la verdad, la cartelera apostaba por el enésimo Torrente o por películas que, evidentemente, mis hijos no podrían ver. Aposté por una que llevaba por título The Equalizer ¿ por qué? Pues porque allí salía Denzel Washington, pero por 2’90 Euros ¿cómo no iba ir al cine, aunque la película no me interesara?. 

The Equalizer, que aquí se ha traducido como El Protector es una película estadounidense de suspense extrema violencia dirigida por Antoine Fuqua. El guión fue escrito por Richard Wenk, basada en la serie de televisión del mismo nombre (The Equalizer) de Michael Sloan y Richard Lindheim. 
 La producción estuvo en manos de Alex Siskin, Jason Blumenthal, Mace Neufeld, Steve Tisch, Todd Black, Tony Eldridge, así como Michael Sloan, Richard Wenk y el actor principal, Denzel Washington. La Música es de Harry Gregson-Williams, mientras que la Fotografía fue de Mauro Fiore y el montaje de John Refoua Como vemos un entramado de personas para un entramado de estudios encabezados por Village Roadshow Pictures, Space Travel, Escape Artists, Lonetree Entertainment y Mace Neufeld Productions que contaron con 55 millones de dólares USA ($). La película fue distribuida por la Columbia Pictures que , ya en pocas semanas , había multiplicado por dos las ganancias cercanas a los 190 millones de dólares. 

La película está protagonizada por Denzel Washington como Robert McCall, Chloe Moretz como Alina / Teri, Marton Csokas como Teddy, Melissa Leo como Susan Plummer y Haley Bennett como Mandy. A ellos se suman Bill Pullman como Brian Plummer, Johnny Skourtis como Ralphie, David Harbour como Frank Masters, Vladimir Kulich como Vladimir Pushkin, David Meunier como Slavi, Alex Veadov como Tevi, James Wilcox como Pederson, Mike O'Dea como Remar y Anastasia Mousis como Jenny. 

Robert McCall (Denzel Washington) es un black ops, o sea, un oficial de inteligencia o agente del gobierno retirado que vive en Boston, Massachusetts, y que pasa desapercibido en su nueva vida trabajando en una cadena de ferreterías, la Home Mart, donde se hace amigo de muchos de sus compañeros de trabajo y también trata de ayudar a un aprendiz de guardia de seguridad llamado Ralphie que ha de pasar en breves fechas su examen de calificación. McCall es viudo, y – gracias a ella- un gran lector. En su lecho de muerte prometió a su esposa - recientemente fallecida - que él dejaría su antigua vida atrás. 
Ahora McCall es un hombre tranquilo sistemático que todas las noches va al bar para tomar un café y leer un poco. Últimamente al café va una joven chica que vive de la prostitución que se hace llamar Teri (Chloë Moretz). 

Todas las noches ella toma allí un dulce y tras ello marcha a realizar sus servicios. Una noche, McCall nota que el servicio es de mala gana. De hecho ella quiere librarse, pero una llamada telefónica lo impide. Al día siguiente regresa la chica y comenta como tuvo un incidente con su cliente. El comentar eso acerca más a MacCall y a Teri, cuyo verdadero nombre es Alina. Alina le comenta que , pero mientras pasean Teri es asaltada por sus proxenetas que se la llevan. 

McCall su vida en Estados Unidos en un martirio pues desde hace cinco o seis es víctima de la trata sexual por parte de la mafia rusa que luego la convirtió en esclava sexual y le obligó a ejercer la prostitución. McCall no puede permanecer al margen y se ve obligado a actuar después de que su nueva amiga adolescente, es maltratada por su proxeneta. Robert McCall va a verla al hospital y se impresiona por la paliza recibida. 
Además allí contacta con otra chica, Mandy (Haley Bennett). Ella le comenta quien es su proxeneta Slavi (David Meunier) y en el restaurante de comida rusa donde se refugia de la justicia. 
McCall entra en un restaurante propiedad de la mafia rusa y trata de convencer a Slavi para liberar a Alina. Le ofrece un pago de 9800 dólares ($), pero Slavi rodeado por los suyos, se niega. McCall aparenta alejarse, pero se da vuelta y , a pesar de ir desarmador, consigue atacar a Slavi y a sus hombres con sus propias armas, elimina las imágenes de todas las cámaras de seguridad y parece haber descabezado a la mafia rusa local. Nada más lejos de la realidad.. 

En represalia, el jefe de la mafia rusa y magnate Vladimir Pushkin (Vladimir Kulich) envía a su ejecutor, Teddy, (Marton Csokas) a Boston para encontrar y eliminar al culpable de haber arruinado su negocio. Mientras tanto, el compañero de trabajo de Robert, un hispano de nombre Ralph, retira su solicitud para ser un guardia de seguridad en el Home Mart para ayudar a su madre en su restaurante familiar. 
Robert que tiene una relación de amistad con Ralph se entera que la razón estriba en que el local de comida que ella regenta fue incendiada por unos policías corruptos como un acto de extorsión. McCall se enfrenta a los policías corruptos y lrs obliga a pagar todo el dinero que han conseguido a través de la extorsión. Ralph pasa su prueba y se convierte en un guardia de seguridad en el Home Mart. 
Mientras a Boston llega Teddy, quien tras llevar a cabo una breve pero intensa y brutal investigación determina que McCall es el culpable; sorprendido por sus habilidades, Teddy intenta capturarlo para utilizar esas habilidades en lugar de matarlo. McCall, sin embargo, engaña a sus perseguidores y se escapa, mientras vigilaba a sus perseguidores. 
Mas tarde, y viendo que su vida peligra, McCall visita a viejos compañeros agentes jubilados. Se trata de Susan Plummer (Melissa Leo) y Brian Plummer (Bill Pullman) en Virginia, que le ayudan a recabar información de la Central de inteligencia, la CIA, sobre las actividades de Pushkin. Se revela que Teddy es un especialista del ejercito ahora entregado a la mafie- un ex-Spetnaz- , cuyo verdadero nombre es Nikolai.

Después de dejar McCall a Susan, ésta comenta a su marido Brian que McCall no estaba en realidad buscando ayuda, sino pidiendo permiso. McCall luego rapta a Frank Masters (David Harbour), un policía corrupto de Boston de origen irlandés que ha estado ayudando a Teddy, atrapándolo en su coche y al que amenaza con inundar el vehículo con monóxido de carbono. Frank cede y ayuda a McCall a destruir una de las operaciones de lavado de dinero de Pushkin en Boston. 
Más tarde, McCall se enfrenta a Teddy en la cena; McCall se compromete a a acabar con el imperio de Pushkin, y pronto destruye un barco de contenedores utilizados por Pushkin para el contrabando de mercancías. Insatisfecho con la labor poco efectiva de Teddy y sus crecientes pérdidas monetarias, Pushkin advierte a su hombre, dándole un ultimátum: o mata a McCall o no podrá volver a Moscú. 
En represalia, Teddy y sus hombres atacan la tienda en la que trabaja Robert, la Home Mart, y en la que están sus amigos. Secuestran a Ralph y a otros trabajadores de Home Mart convirtiéndolos en rehenes, amenazando con matarlos si McCall no se rinde. McCall entra en la tienda y desactiva la mayor parte de la iluminación, le dice a Ralph que lleve a los rehenes a un lugar seguro, y luego mata una a uno a los esbirros de Teddy. 
Después de una lucha entre McCall y uno de los hombres de Teddy, Ralph regresa para ayudar a McCall, pero recibe un disparo en la pierna. McCall le dice a Ralph que encienda la electricidad después de un tiempo exacto de 40 segundos. McCall coloca una serie de productos químicos en un horno de microondas; la electricidad lo enciende, causando una explosión que mata al último de los hombres de Teddy. McCall finalmente mata a Teddy con una pistola de clavos. 
McCall luego viaja a Moscú y mata a los guardias de Pushkin, y coloca una trampa eléctrica para matar a Pushkin, dejando un reguero de muertos en la mansión del ruso.
Una vez conseguido su objetivo, McCall regresa a Boston, donde se reúne con Alina, que se ha recuperado de sus heridas y le da las gracias por haberle dado una segunda oportunidad. McCall se inspira para continuar utilizando sus habilidades para ayudar a las personas necesitadas colocando para ello un anuncio en línea, identificándose como "The equalizer". Pronto recibe otra petición de ayuda y se compromete a responder a ella. 

El protector es una película de acción y suspense de este mismo año 2014. El rodaje principal comenzó en junio de 2013 y se llevó a cabo en diferentes ciudades de Massachusetts. Esta ha sido la primera película entre Village Roadshow Pictures y Sony Pictures Entertainment. 

La película se estrenó en 2014 el Festival Internacional de Cine de Toronto el 7 de septiembre de 2014, y se presentó en carteleras en todo el mundo el 26 de septiembre. Pero la película antes de su rodaje tiene su propia historia. En junio de 2010 se anunció que Russell Crowe podría ser Robert McCall en la gran pantalla dirigida en el nuevo proyecto encargado a Paul Haggi. 
En diciembre de 2011, se informó de que Denzel Washington sería la estrella en el papel protagonista de la versión cinematográfica, y que en la producción participaría por Sony Pictures Entertainment y Scape Artists. El director elegido fue Antoine Fuqua nombrado para ello el 21 de marzo de 2013, que ya había trabajado con Washington en Training Day película ganadora del Oscar en 2001. Chloë Grace Moretz se anunció poco después, igual que Melissa Leo. 

La filmación comenzó en junio de 2013 con ubicaciones en Salisbury, Hamilton, Chelsea, Haverhill, y Boston, Massachusetts. Labada sonora fue encargada en junio de 2013 a Harry Gregson-Williams 
El 24 de febrero de 2014, se anunció que Sony Pictures y Escape Artists estaban planeando una secuela de la película, y que Richard Wenk ya escribiendo el guión. 
A principios de octubre de 2014, Fuqua dijo en una entrevista que habría una secuela de la película sólo si el público y Denzel estaban por la labor. Él dijo que era un personaje interesante y la secuela podría tener más sabor internacional. 
El público en mayor medida respondió a la llamada, aunque la crítica se ha mostrado crítica en parte con la película. De entre las pocas críticas positivas destaca la de Todd McCarthy en el The Hollywood Reporter al decir que era "La película más emocionante, violenta y elegante de su género en mucho tiempo.". Y Lou Lumenick en New York Post ceclaraba que "Washington es un maestro en poner su inimitable y elegante estilo propio incluso en las situaciones más familiares." Otros han criticado algunos aspectos como la duración o la violencia de la misma. 
En Variety, Scott Foundas dejó por escrito que "Demasiado larga y pesada y ni siquiera la mitad de divertida de lo que debería haber sido, 'The Equalizer' aún recibe una gran cantidad de gas gracias a la indiscutible presencia de estrella de Washington.". 
Volviendo a la positivo A. O. Scott en The New York Times señalaba que "Fuqua (...) dirige las secuencias de acción con crudeza y claridad, y usa con eficacia a su estrella como un oasis de calma en un universo crispado y desagradable" , mientras que Peter Travers en Rolling Stone decía que era "Una versión actualizada y ultraviolenta de la serie ochentera (...) Denzel Washington, es, como siempre, la esencia de lo 'cool' (...). 
En Empire Kim Newman decía de ella que era "Un vehículo estelar sólido y aceptable, con más que suficiente justa venganza para una tarde de thrillers con clase (...). Sin embargo, yo me quedo con la crítica de Ty Burr en el Boston Globe al decir que era "Una fábula brutal e inquietante, que empieza bien, pero cede incesantemente a los tópicos del género. Es una película de serie B con ropajes de serie A . Tras verla ¿alguna duda?. 

La película en España fue presentada en el Festival de San Sebastián de 2014, en la Sección oficial , pero fuera de concurso. Sin embargo, aquí la crítica ha sido más mordaz y cruel con la misma. En el Diario El Mundo Luis Martínez escribía que "Es mucho menos que una buena película (...) un simplón, retrógrado y hasta sospechoso manifiesto a favor de los estados de excepción. Entretenido, sí, pero nada más.". 
 En el Diario El País Jordi Costa afirmaba que era "Inflamación pomposa de su modelo televisivo. (...) quien sale peor parado de toda la operación es Antoine Fuqua, auto-convencido de ser el gran director que aquí no demuestra ser" . Jordi Batlle Caminal en el Diario La Vanguardia críticaba sin tapujos la película "Batman sin disfraz. (...) Fuqua orquesta la intriga con relativa eficacia visual pero nulo sentido de la síntesis (...), al igual que hacía Álex Montoya en Fotogramas "Para adictos a la acción de videoclub (...) Lo mejor: Chloe Moretz y la coreografía de algunas escenas de acción. Lo peor: el aroma a rancio del conjunto y el disparatado clímax (...). 
Menos crítico que el anterior se mostraba E. Rodríguez Marchante en el Diario ABC al decir que "Uno puede asistir con el ojo guiñado a gran parte de esta película excesiva (¡pobres peleles rusos!), pero el otro, sin duda, permanecerá abierto y desencajado (...).
Nando Salvá en Cinemanía se expresaba más o menos igual al afirmar que "No es una película sutil y sí una llena de clichés. (...) Si nada de eso acaba estropeando la diversión es gracias a Denzel Washington, héroe de acción capaz de comunicar sensibilidad y emoción (...). 
El mismo sentido expresaban en los diarios argentinos de La Nación y Clarín. En el primero , Diego Batlle decía que "Allí está la inmensa figura de Washington para sortear todos los baches y trampas de la película. Una estrella como las de antes."Mientras que en el segundo, Gaspar Zimerman dejaba en su crónica que "Fracasa aquel intento literario de darles cierta corporeidad a los personajes: todos están tan poco desarrollados que la trama termina resultando una sucesión de tiros, piñas y patadas sin mayor interés."
Poco más que contar, pero si constatar que en España y en Argentina la película ha gustado menos que en los Estados Unidos, lugar donde la justicia justiciera tiene más espacio y más público y puede que sea tan práctica como un sacacorchos como afirma A. O, Scott en su crónica del New York Times, pero que en nuestros países, que pueden llegar tanto o más violentos, hay la idea de que la violencia sólo puede ser generadora de más violencia.

martes, 28 de octubre de 2014

El último héroe, según Saramago


Llevo trabajando en educación 23 años. He tenido la fortuna de empezar muy joven en una actividad profesional tan maravillosa como compleja. Decía el premio nobel portugués, José Saramago, que los profesores eramos los últimos héroes, y es verdad. Mis centros de trabajo, rara vez, han sido fáciles y he encontrado en ellos de todo desde gente fantástica – la inmensa mayoría- hasta personas de lo más despreciable pertenecientes a toda la amplia gama de la comunidad educativa. Por eso, cuando echan una película que se centraba sobre la educación y que tenía a un profesor como protagonista absoluto.
La película la emitió la 2 de Televisión Española, un último refugio para la cultura. La película llevaba como título El profesor, pero su nombre en inglés, Detachment, que significa algo así como desapego, destacamento o indiferencia, parece más apropiado que el título dado en España, aunque hay que reconocer que el profesor es el protagonista absoluto de la misma, un profesor que podría rezumar cualquier cosa menos desapego o indiferencia del profesorado a sus alumnos.
Se trata de una película del año 2011 e indudablemente es un drama, más bien, un dramón. La película fue dirigida por Tony Kaye, director de American Story X, y producida por Adrien Brody quien además es el actor principal sobre el que pivota la película.
La dirección artística es asumida por Jade Healy, mientras que en la producción participan un cúmulo de personas , además de Adrien Brody, como son Marco Frigeri, Greg Shapiro, Carl Lund , Bingo Gubelmann , Austin Stark , Benji Kohn y Chris Papavasiliou en representación de la Paper Street Films, The Group Entertainment y Kingsgate Films. La misma fue distribuido por Tribeca Film.
La película fue escrita por Carl Lund. Cuenta con la fotografía del mismo director, Tony Kaye. Esta fotografía y el desarrollo del film en etapas retrospectivas están dirigidos por el mismo Kaye cuyo estilo recuerda al extinto Stanley Kubrick. El montaje, complejo, fue labor de Michelle Botichelli, aunque en otras fuentes he leído que participan Barry Alexander Castaño y Geoffrey Richman. La música es obra de los hermanos Newton.
Además actúan junto a Adrien Brody como Henry Barthes que lo ocupa todo, especialmente muchos primeros planos, James Caan como Sr. Charles Seaboldt, Marcia Gay Harden como la directora Carol Dearden y Christina Hendricks como Sarah Madison, además de una magnífica y sentida orientadora Doris Parker interpretada por Lucy Liu y Louis Zorich como el Abuelo.
Además participan William Petersen como el Sr. Sarge Kepler, Bryan Cranston como Mr. Dearden, Tim Blake Nelson como el Sr. Wiatt, Betty Kaye como Meredith, Sami Gayle como Erica, Blythe Danner como Sra. Perkins, Isiah Whitlock Jr. como el Sr. Mathias, Brennan de Brown como Greg Raymond y Renée Felice Smith como Missy.




Un profesor llamado Henry Barthes (Adrien Brody) va a un centro para sustituir a un profesor titular en un centro educativo donde hay muchos muchachos con serios problemas de inadaptación social y con duras realidades personales y familiares. Son alumnos problemáticos y con unos resultados académicos muy bajos De hecho, el aula en sí es un infierno para Barthes. Es recibido por sus alumnos/as, una variada gama de estudiantes, desde tímidos "nerds" que genuinamente tratan de aprender, hasta impertinentes "bullies" sin interés en sus estudios, ni respeto alguno por sus compañeros o sus profesores. con todo tipo de improperios.

En su primera clase el profesor logra dominar con una aparente indiferencia una situación muy difícil con un adolescente que lo desafía delante de todos, ganándose paulatinamente el respeto de todos los de su clase por su valentía y honestidad.
Poco a poco se irá ganando el respeto de su complicado alumnado. Barthes tiene un arma secreta para lidiar con todos sus estudiantes, buenos o malos... una profunda indiferencia a la que se aferra como salvavidas en el turbulento océano del sistema escolar, donde no conviene establecer relaciones emocionales porque la experiencia le ha enseñado que siempre terminarán en decepción.
Henry Bathes, posee un auténtico don para conectar con los alumnos. Pero Henry prefiere ignorar su talento. Al trabajar sólo sustituciones, nunca permanece bastante tiempo en un instituto como para mantener una relación afectiva con sus alumnos o sus compañeros.
Barthes además tiene en una clínica a su anciano abuelo (Louis Zorich), un viejo enfermo con alzheimer, quien se acerca a sus últimos días. Una noche es llamado por una asistente de la clínica que no se hace con el anciano. Así que va a la clínica, atiende a su abuelo y recrimina duramente a la chica que lo llamó y no lo atendió adecuadamente.

Barthes, cuando sale de la clínica, conoce en la calle a una prostituta adolescente llamada Erika (Sami Gayle), que iba en el autobús que lo llevaba a casa y acababa de ser agredida por un cliente que no le paga después de hacer un a felación.
Tras hablar con ella decide rescatarla de la calle, llevarla a su apartamento y ser un buen samaritano con ella intentando salvarla de la miseria de las calles. Descubrimos, poco a poco, que Barthes es un buen hombre, pero es un personaje solitario.
Se tortura psicológicamente por la muerte por sobredosis de su madre y recuerda esa muerte por ser testigo presencial. Henry no tarda en convertirse en un ejemplo a seguir para los adolescentes. Logra una conexión emocional con los alumnos, con los otros profesores.
Barthes empieza a mostrar inusual interés por sus nuevos estudiantes, así como por el pintoresco grupo de maestros que lo acompañan en la batalla diaria contra la ignorancia, todos ellos arrastrando sus particulares dramas personales y mecanismos de defensa. Más aún, el despertar emocional de Barthes se extiende a su vida personal.
Conforme se asienta en el centro vemos toda la fauna que puebla la sala de profesores. Entre ellos una magnífica Doris Parker (Lucy Liu) orientadora que se desvive por unos alumnos que no se quieren, un veterano y cínico profesional interpretado por James Caan y que asume el papel de Charles Seaboldt, la presionada directora Carol Dearden (Marcia Gay Harden), un gélido Sr. Sarge Kepler (William Petersen) , un ignorado como Sr. Wiatt (Tim Blake Nelson).
La cosa se complica cuando una atractiva profesora del colegio, Sarah Madison (Christina Hendricks), se insinúa a Henry Barthes dando una mínima alegría a su insípida existencia.

Por otro lado, Erika acepta los cuidados de Barthes y finalmente se enamora de su benefactor, lo que le traerá problemas ya que éste ha decidido internarla en un centro para adolescentes. La situación se complica cuando una alumna, Meredith (Betty Kaye), se obsesiona con Barthes y lo abraza efusivamente en la sala, siendo sorprendidos por Sarah, quien cree que Barthes está acosando sexualmente a la alumna.
De todas maneras la sustitución llega a su fin, y para despedirse Barthes lee en el aula ‘La caída de la casa Usher’, de Poe , un final poético en el que se superponen imágenes de decrepitud.

La situación se tornará aún más oscura cuando Meredith tome una crucial determinación al saber que Barthes termina su sustitución. Con un dulce se envenena, poniendo así final a la presencia de ambos en el centro.
La esperanza la vemos al final cuando Henry va en busca de Erika al sanatorio. Allí , ambos, se abrazan poniéndose fin a la película.

Detachment es una crónica de un mes en la vida de varios profesores de secundaria, los administradores del centro y los estudiantes a través de los ojos de profesor sustituto llamado Henry Barthes ( Adrien Brody).
Henry Barthes va hablando a la cámara y desde ella vamos conociendo su experiencia vital y personal bastante lánguida con la irrupción de tres mujeres en su vida - la ingenua prostituta Erica ( Sami Gayle ), su compañera Sarah ( Christina Hendricks ) y una adolescente con problemas llamado Meredith (Betty Kaye ). Estas mujeres tienen efectos profundos en la vida de Barthes, lo que le obligó a replantearse aspectos de su compleja personalidad, y marcada por el trágico suicidio de su madre y la muerte inminente de su abuelo.
La película está salpicada con flashbacks de las escenas de la infancia joven Barthes y el suicidio de su madre. Destacan en la película las animaciones en stop-motion de Rebecca Foster, que juegan con una inocencia perdida, y otras de las licencias, suavizan, si esto es posible, el duro contenido del film. Kaye sabe componer planos y los combina con una narración clásica, con declaraciones a la cámara y stop-motion creando un efecto mágico con un realismo cruel.
El rodaje tuvo lugar en Mineola Middle School y High School secundaria de Mineola en Long Island, Nueva York .
La película fue presentada 25 de abril 2011 en el Festival de Cine de Tribeca y fue nominada a la película por su Mejor Contribución Artística, compartiendo honores con la película Kora en el Festival Internacional de Cine de Tokyo de 2011.
No obtuvo una gran recaudación llegando únicamente a aproximarse al millón y medio de dólares. Se proyectó igualmente en competición en el 37º Festival de Cine Americano de Deauville en Francia, ganando tanto el Premio Revelación y el Premio de la Crítica Internacional. Igualmente cerró el Festival de Cine de Woodstock de 2011, donde Kaye fue el ganador del Premio Maverick. de Honor. También se proyectó en competición en el 35º Festival Internacional de Cine de São Paulo y ganó el Premio del Público a la Mejor Película Extranjera, compartiendo honores con Pollo con ciruelas.
El 16 de noviembre, la película fue presentada en la 53ª Muestra Internacional de Cine en México. En enero de 2012, Detachment ganó Mejor Película en el Festival de Cine de Ramdam en Tournai, Bélgica.

La crítica especializada la valoró positivamente. Peter Travers en la revista Rolling Stone escribe que "Kaye tiene un enorme talento. Y 'Detachment' lo demuestra, incluso con la sobrecarga de trucos que nos sacan de la historia (...) Pero con Brody en el corazón de la tormenta, 'Detachment' te llega. Golpea duro. (...).
En esta línea Frank Scheck del The Hollywood Reporter afirma que "Una angustiosa descripción del sistema educativo americano con una soberbia interpretación de Adrien Brody" En Empire Angie Errigo escribe lo siguiente: "Tiene unas interpretaciones increíbles, pero 'Detachment' es quizá demasiado pretenciosamente deprimente intentando ser así mejor. (...).
En España, la crítica no fue unánimemente positiva, moviéndose entre la crítica negativa de Javier Ocaña en el Diario El País al decir: "Un tono caprichoso, grandilocuente y gritón, a base de cámaras rápidas, grandes angulares deformantes y un cierto regodeo en la carnaza (...) una película en el alambre del ridículo" .

Frente a esta destaca la alabanza de Antonio Trashorras en la revista Fotogramas diciendo que "Un largometraje que vuela como una mariposa en pantalla y pica como una avispa en el cerebro. (...). En Cinemanía Eduardo Galán afirma que "Con un esforzado Adrien Brody tratando de engranar una narración a ratos excesiva y fragmentada, el intento de Kaye no acaba de formarse en discurso global (...) Tiene demasiado de todo pero, al final, convence." En blogdecine Beatriz Maldivia habla de que 'El profesor (Detachment)', es devastadora realidad.

Estamos ante un retrato punzante y certero sobre varios valores de la sociedad que comienzan desde la enseñanza. El tono despegado de ‘El profesor’ (‘Detachment’, trasmite un absoluto hundimiento moral de un profesor sustituto encarnado por Brody que no es capaz de sentir.
La dirección de Tony Kaye, simple y meticulosa a la vez, manifiesta una increíble elocuencia, dibujando con amplios trazos los eventos y relaciones de la cinta, para posteriormente llenar los huecos con económicos pero contundentes detalles de inmensa fuerza emocional. Película sobresaliente, muy recomendable, depresiva e inspiradora sobre la educación llevada al cine.

domingo, 26 de octubre de 2014

Relectura de la Legión del águila

Hace años publiqué una entrada con el título "De Pictos y Escotos" que hacía referencia a una , para mí, buena película que llevaba por título "La legión del águila" del director Kevin Macdonald.
Ahora que estoy recuperándola al verla, ya que la primera de televisión española ha tenido el buen gusto de programarla, debo comentar que hay dos cosas que quisiera volver a resaltar. En primer lugar, su música, una gran banda sonora obra del compositor islandés Atli Orvarsson (autor de otras como “The code”, “La cuarta fase”) para esta película de romanos , una banda sonora sólida y en general oscura con ritmos celtas, donde se mezclan las influencias del peplum (los romanos) con la música celta (que representa a los escoceses). Es en este último apartado donde más brilla la música con sus 18 composiciones, entre las que destaca, por ejemplo en la gaita del corte May your souls take flight o el sonido del violín audible en el corte titulado The return of the eagle.

En segundo lugar, y por otro lado, sus buenas escenas de batallas, muy bien coreografiadas, especialmente destacables las que siguen la táctica romana, aunque las escenas que se vinculan con el espíritu de la vieja Caledonia son francamente buenas. 

Por último, tampoco quiero que se me quede en el tintero virtual la fotografía de Anthony Dod Mantle que logra recoger con sumo detalle el otoño de unos bosques de robles y hayedos que rodean las zonas bajas de Escocia, la bruma existente o los muchos matices de verde que aparecen, así como ese cielo gris dominante en la que tuvo que ser Britannia.

viernes, 24 de octubre de 2014

Trescientos


Si la anterior [REC] era del año 2007, la película de 300 también fue de esa cosecha. Buena cosecha. El trailer ya de por sí era impresionante. Me lo enseñó una de mis cuñados, y ese trailer prometía épica, testosterona, acción y sangre, mucha sangre. De hecho, el cine y algunas series dejaron o empezaron a repetir el modelo, pues el modelo gustó, especialmente su cámara lenta.
Lo cierto es que 300 es una película estadounidense épica dirigida por Zack Snyder , que contó con Martin Walters como ayudante de dirección y partía de la adaptación cinematográfica de una serie limitada de cómics del mismo nombre de Frank Miller , el mismo que llevó al cine Sin City, y ¿en menor grado? de Lynn Varley, aunque Zack Snyder, Kurt Johnstad y Michael Gordon se involucraron en el guión de la película.
En 300 se relata la historia de la Batalla de las Termópilas – por cierto- lugar que visité en el año 2000 y que me inspiró para ese año impartir la materia de cultura clásica en mi centro de trabajo. Miller participó en la película como productor ejecutivo y consultor. Junto a él otros como Gianni Nunnari, Mark Cantón, Bernie Goldmann y Jeffrey Silver para las productoras Legendary Pictures, Virtual Studios, Hollywood Gang Productions y Atmosphere Entertainment MM en la que se invirtió 70 millones de dólares, aunque la distribución fue de la Warner Bros que se apuntó un éxito enorme al obtener más de 450 millones de dólares en taquillas.
Además de estos participa James Bissell en el Diseño de producción. La dirección artística se basó en el trabajo coordinado entre Isabelle Guay, Nicolas Lepage y Jean-Pierre Paquet. La música es de Tyler Bates, mientras que el sonido lo fue de Rick Hromadka y Derek Vanderhorst. Aspecto fundamental en la película es el color y la fotografía de la que se encargó Larry Fong.
La película fue rodada en su mayoría con una técnica de superposición de croma, con la ayuda de pantallas azules, para ayudar a reproducir las imágenes del cómic original. Otro aspecto importante es el maquillaje tanto de espartanos como de persas en los que intervinieron Larysa Chernienko, Christophe Giraud, Leonard MacDonald, David Scott y Shaun Smith.
El montaje, que fue complicado, le correspondió a William Hoy, mientras que Michael Wilkinson le fue dado el vestuario. Para los efectos especiales se contó con Louis Dumont, Peter Ejupovic, André Laperrière, Louis Pedneault y Luc Therrien.
El elenco de actores y alguna actriz esrtá encabezado por Gerard Butler como el Rey Leónidas, Lena Headey como la Reina Gorgo. A estos dos se le unen David Wenham como Dilios, Dominic West como Theron, Michael Fassbender como Stelios , Vincent Regan como el Capitán Artemis, Rodrigo Santoro como el Rey Jerjes, Andrew Tiernan como Efialtes, Andrew Pleavin como Daxos y Tom Wisdom como Astinos.

La historia aparece como una narración en off del soldado Espartano Dilios (David Wenham). A través de esta técnica narrativa la trama describe la historia del Rey Espartano Leónidas(Gerard Butler) y sus 300 guerreros espartanos que pelearon a muerte contra el "Dios-Rey" Persa Jerjes I (Rodrigo Santoro) y su armada de más de un millón de soldados.
Debido al furor de la batalla, la reina espartana Gorgo (Lena Headey) intentó conseguir el apoyo de Esparta por parte del Senado Espartano. La película comienza narrando la infancia de Leónidas y su entrenamiento para ser un soldado espartado y en un futuro rey espartano. Se nos cuenta qué se hacía con los niños deformes y como se sacrificaban en el Taigeto, así como se les separa de sus madres siendo unos niños o de cómo se les abandonaba semidesnudos en la montaña. Se presenta el caso de Leónidas , que superó, para asombro de todos, matando semidesnudo a un gigantesco lobo con una lanza de madera en mitad de una tormenta de nieve.
Ya siendo rey de Esparta un día, llega a visitarlo un emisario persa del rey Jerjes que le comunica la exigencia de pagar un tributo de tierra y agua como prueba de la sumisión de la polis hacia Persia. Leónidas, tras avisarle que en Esparta cada uno es esclavo de sus palabras, se niega a pagar y tira al un pozo al emisario y a su séquito.

Después de esto consulta a los Éforos la posibilidad de que la ciudad estado entre en guerra contra los aqueménidas, aunque éstos deniegan su solicitud augurando un destino nefasto para toda Grecia después de haber sido sobornados por Jerjes.
Decidido a plantarle cara al Ejército Persa, sin transgredir en ningún momento la ley, manda a su capitán más fiel a que reúna un contingente de 300 guerreros espartanos (insuficientes para ser considerados un ejército en toda regla que comprometiese la posición política de la polis) con los que se dirigirá al paso de las Termópilas a detener el avance invasor.

Por el camino, un grupo de arcadios, campesinos y ganaderos sin formación militar, se les unen después de que Leonidas, tras ser cuestionado por los pocos hombres a los que envía al combate, demuestre que lo que Arcadia lleva a la muerte son civiles armados mientras que sus subordinados son todos ellos soldados profesionales.
Ante Leónidas se presenta Efialtes, un hombre deforme y jorobado, el cual fue salvado por su madre para no ser descartado en Esparta. El jorobado le ofrece a Leónidas sus servicios como soldado, pero el rey lo rechaza debido a que Efialtes posee un cuerpo incapaz de compatibilizarse con la falange y la estética espartana.
Ya en el desfiladero, y tras comprobar en su periplo los genocidios perpetrados por los persas con pueblos, mujeres, ancianos y niños quemados y masacrados, Leónidas detiene a varias oleadas de guerreros a los que logra aniquilar sin sufrir ninguna baja.

Asombrado ante la situación, Jerjes se entrevista con Leónidas, y le ofrece ser el caudillo de toda Grecia a cambio de que lo acepte como su dios y soberano, a lo que el espartano se niega, prometiéndole a su vez que será capaz de demostrarle al final de la contienda que hasta un rey que se cree con poder divino puede sangrar. Tras el intento infructuoso de diálogo, el monarca persa envía contra los 300 a su cuerpo de élite, los Inmortales, a los que acompañarán toda clase de criaturas monstruosas como gigantes encadenados, rinocerontes, engendros humanoides o elefantes de guerra. Pero aunque éstos consiguen que los espartanos sufran sus primeras muertes, los helenos logran aguantar la posición de forma heroica, provocando que en las filas aqueménidas caigan numerosas cabezas.
Mientras tanto, en Esparta, debido a la ausencia de Leónidas, Theron, un consejero influyente de ideología pro-persa, centra todos sus esfuerzos en evitar que la polis apoye a Leónidas en su lucha contra Jerjes.
Sin embargo, la esposa del monarca no está dispuesta a que su marido muera sin ayuda en las Termópilas y acepta el chantaje del político, consistente en dejarlo tener relaciones sexuales, a cambio de que éste le otorgue la posibilidad de poder comparecer ante el Consejo. Una vez consumada la traición marital, y tras concedérselo, durante la celebración del mismo, Theron desacredita a la reina hablando de su adulterio y la injuria calificándola de furcia. Ésta, ofendida, atraviesa por sorpresa al orador con una espada, cayéndosele, en ese instante, una bolsa de monedas con la efigie de Jerjes, que demostraban su condición de traidor.
Pasados dos días de combate, Efialtes visita a Jerjes, y a cambio de un uniforme, riquezas, lujos y sobre todo bellas mujeres, le revela al líder aqueménida el camino de la Senda Anopea, que le permitirá llegar hasta la retaguardia de Leónidas.
Tras conocerse la noticia, los arcadios huyen, pero el rey espartano se niega a retirarse para morir allí en cumplimiento de la ley espartana: volver con el escudo o sobre el escudo. Antes del combate final, envía a uno de sus soldados, Dilios, quien es famoso por su gran capacidad como orador, de vuelta a Esparta. Lo envía con su colgante personal, que prueba su muerte, y para que narre la historia del sacrificio de los guerreros al senado espartano.

Al mismo tiempo Leónidas, con su ejército reducido a unas cuantas decenas de soldados, se ve rodeado por el ejército persa, encabezado por el propio Jerjes. El heleno rechaza el ultimátum del portavoz persa e inicia un último ataque, tirando una lanza a Jerjes e hiriéndolo en el rostro, de este modo haciéndole sangrar como prometió, por lo que el ejército persa hace valer su abrumadora ventaja y acaba con las vidas de todos los espartanos.
Dilios relata la historia a todos los soldados griegos que se preparan para combatir juntos en la decisiva Batalla de Platea, en la que participa, y al encender el recuerdo del sacrificio de Leónidas y sus 300, la alianza griega carga exitosamente contra el ejército persa y garantiza la victoria contra el imperio invasor, salvando al mismo tiempo el germen de lo que luego, con el paso de los siglos, será la democracia moderna.

La película es una adaptación cuadro por cuadro de la historieta, similar al de Sin City. Snyder fotocopió paneles de la historieta con los cuales desarrollo las tramas anteriores y siguientes al cuadro. «Fue un proceso divertido para mí… tener un cuadro como una meta a alcanzar», explica Snyder.
También rodó la película en un estilo que sería similar a la novela gráfica. Una principal excepción a la adaptación directa fue el uso del personaje de Dilios como narrador. Snyder usó esta técnica narrativa para mostrar a la audiencia una perspectiva subjetiva e introducir elementos fantásticos al filme, explicando que «Dilios es uno que sabe como no echar a perder una buena historia con la verdad». Snyder también agrega la trama paralela con la cual la reina Gorgo intenta convocar el apoyo del consejo gobernante para su esposo.
Se requirieron dos meses de preproducción para elaborar los cientos de escudos, lanzas y espadas, de los cuales algunos fueron reciclados de otras películas como Troya y Alejandro Magno. También fueron creados un lobo y trece caballos mecánicos. Se crearon unas 600 piezas de vestuario, así como un extenso número de prótesis para varios personajes y para representar los cadáveres de los soldados persas.
La producción activa de 300 comenzó el 17 de octubre de 2005 en Montreal (Canadá). Snyder rodó en los ahora desaparecidos Icestorm Studios en Montreal. Sólo una escena fue rodada en exterior: cuando los caballos trotan por el campo. Fue rodada en el transcurso de 60 días en orden cronológico con un presupuesto de producción de 60 millones de dólares estadounidenses.
Los actores y los dobles fueron entrenados a la vez, y hasta Snyder los acompañó. La película fue una producción de mucha intensidad física donde Butler sostuvo lesiones de un tendón en el brazo y de un pie.
El protagonista principal, Butler declaró que aunque no se sentía restringido con la dirección de Snyder, el apego a la historieta imponía ciertas limitaciones en su actuación. Headey comenta del uso de pantallas azules que «es muy raro, y emocionalmente no hay nada que te conecte salvo con otro actor».
La postproducción en su totalidad tomó un año y fue manejada por diez compañías de efectos especiales. La postproducción estuvo a cargo de Meteor Studios y Hybride Technologies de Montreal, donde se complementó el rodaje en pantalla azul con más de 1500 cuadros de efectos visuales. Chris Watts y Jim Bissell crearon un proceso llamado «The Crush» que permitiría a los artistas de Meteor manipular los colores al incrementar el contraste de claroscuros. Se desaturaron y se tiñeron ciertas secuencias para establecer distintas atmósferas. Ghislain St-Pierre, quien dirigiera el equipo de artistas, describió el efecto: «Todo parece real, pero tiene un sentido áspero e ilustrativo».Se usaron varios programas de computación para crear el «rocío de sangre», como Maya, RenderMan y RealFlow .
El director de la película, Zack Snyder, declaró que «los sucesos que se narran son históricos en un 90 por ciento. Les he mostrado la película a historiadores de clase mundial que han dicho que es impresionante. No pueden creer que sea tan precisa como lo es», aunque no deja de ser una película.
No obstante, entre los historiadores alguna crítica hubo. Por ejemplo, Ephraim Lytle, profesor en la Universidad de Toronto, declara que 300 idealiza la sociedad espartana de una «manera problemática e inquietante», y que además presenta a los persas como monstruos y al resto de los griegos como débiles.
El historiador militar Victor Davis Hanson, declaró que el acierto de la película fue presentar la batalla de las Termópilas como un «choque de civilizaciones». Sin embargo, Touraj Daryaee, profesor de historia en la Universidad de California en Fullerton, critica que los espartanos se presentan como seres «libres» y «amantes de la democracia» contra «esclavos» persas. Daryaee menciona que el imperio persa en época de Jerjes contrataba y pagaba a sus trabajadores sin importar el género o ascendencia étnica, mientras que en la Grecia del siglo V menos del 14% de la población participaba en el gobierno democrático, y casi el 37% de la población eran esclavos. Así mismo declara que Esparta «era una monarquía militar, no una democracia», y que colectivamente eran propietarios de los esclavos (Ilotas), a los cuales masacraban periódicamente.
La película es una puesta en escena del cómic de Frank Miller, por lo que 300 no pretende reflejar datos históricos o arqueológicos, o nos muestra como los persas eran ayudados por demonios o coexisten con criaturas sobrenaturales.
Entre las licencias está el hecho de que los espartanos no aparecen con su tradicional armadura, o como los éforos, ministros que se encargaban de las tareas de gobierno elegidos por un año, son representados como seres deformes que custodian a una pitonisa. Los «Inmortales» son mostrados con una estética más cercana a la gente de V de Vendetta o de un samurái que ocultan rostros horriblemente desfigurados.
La película fue lanzada el 9 de marzo de 2007 en los Estados Unidos y fue muy bien recibida por el público logrando una recaudación mundial de más de 456 millones de dólares. 300 se convirtió en la segunda película más exitosa del 2007 tan sólo detrás de Pirates of the Caribbean: At World's End.
Desde su estreno mundial frente a una audiencia de 1.700 personas en elFestival Internacional de Cine de Berlín el 14 de febrero de 2007, 300 ha recibido críticas mixtas. La película recibió ovaciones en su estreno público, sin embargo, fue duramente criticada en su proyección para la prensa, cuando algunos espectadores optaron por abandonar la sala, mientras que otros de los que se quedaron abuchearon al final.
La película recibió críticas mixtas, siendo aclamado su original estilo visual innovador y espectacular, así como críticas por favorecer los aspectos visuales sobre la caracterización de personajes, y su controversial descripción sobre los antiguos persas, aunque son interesantes por el peso de alguno de los críticos como Peter Travers de la revista Rolling Stone al decir que "300 es una sangrienta película que se sumerge en sus propios excesos artísticos. No todas las personas, según edades y sexos, serán capaces de resistirla. (...). En Variety, Todd McCarthy afirma que 300 es "Tempestuosa, ampulosa y visualmente arrebatadora". En Empire Will Lawrence afirmaba que 300 era "Visualmente deslumbrante, en todo momento beligerante y vacía (...) es un nuevo estilo matizado con una pizca de sustancia. (...).
Pero también hubo críticas negativas como la de A. O. Scott: The New York Times al decir que es "Tan sangrienta como 'Apocalypto' y el doble de estúpida. (...) Su exhibición de músculos y su gruñido de auto-seriedad es más pesado que entretenido."

En España, en general, dominaron las críticas en positivo. Por ejemplo, Carlos Boyero, por entonces , en el Diario El Mundo escribía que la película era "Entretenida y estética adaptación del cómic"; en el Diario ABC José Manuel Cuéllar que 300 era "La madre de todas las épicas. Una bella salvajada (...) Una reverencia a la épica y una patada a la historia, pero esto es el cine (...). En el Diario El Mundo Francisco Marinero comenta que "El espectáculo virtual es mucho mejor que los ofrecidos por 'Gladiator' o 'Alejandro Magno', pero el intento de darle gravedad y actualidad resulta superfluo y, a ratos, contraproducente. (...). Más o menos, está en la línea que planteó el Diario El País y que fue firmada por Jordi Costa en la que decía "Snyder ha sido fiel al fondo de 300, pero ha inyectado tantos anabolizantes en la forma que ha condenado el conjunto a la parálisis de una hiperrealista (y algo ridícula) figura de cera." Por último, en Cinemanía Luis Martínez escribe que "Un espectáculo tan sorprendente como lo fue 'Matrix' en su momento. (...) el esquematismo del cómic, la estilizada violencia de Kurosawa y la épica gestual de la ópera conviven en esta descarga eléctrica. (...).

La película obtuvo muchos galardones entre los que se encuentran Mejor Película de Pelea en los MTV Movie Awards 2007, Mejor Película del 2007 por IGN, Mejor Película de Acción, Aventura y Thriller por Saturn Awards y Mejor Adaptación de un Cómic, por IGN. También ha sido parodiada en alguna de sus escenas, su frases ¡Esto es Esparta!") ¨, o sus gritos – imitados hasta por los futbolistas de la selección española cuando ganó la final del campeonato del mundo- , que incluso dio de sí una película con el título de Casi 300 en España.
En junio de 2008, los productores Mark Canton, Gianni Nunnari y Bernie Goldmann revelaron que habían comenzado a trabajar en una precuela de 300 titulada 300: Rise of an Empire, que se lanzó a la gran pantalla en este año Legendary Pictures ha anunciado que Frank Miller escribió una novela gráfica de seguimiento dirigido por Noam Murro en lugar de Zack Snyder quien ejercerá como productor y coguionista, esto último junto a Kurt Johnstad, guionista también de 300.

martes, 21 de octubre de 2014

Grabando (REC)


Hay campañas publicitarias buenas, y otros que son mejores. La de [REC] fue de las mejores. Fue realmente una campaña viral cuando oficialmente ni existían. El boca a boca, los foros, los asistentes aterrorizados a las salas fueron los grandes divisores de esta película.
Yo tuve noticias de ella cuando en el mes de diciembre en el Telediario de Antena 3, Matias “Matiitas” Prats como lo llamaba mi abuelo, junto a Susana Griso, comentaban los efectos de la película en los asistentes en la casa. Las reaccciones de la gente, sus gritos, sus semblantes del horror fue el espaldarazo definitivo. La película era ya un éxito. Estaba claro que Jaume Balagueró ya apuntaba maneras con su película anterior, Los sin nombre.
Sin embargo, [REC] fue su espaldarazo como cineasta. [REC] es una película española de terror dirigida a la limón por Jaume Balagueró y Paco Plaza y está rodada como falso documental. La idea para la película surgió un día de verano mientras tomaban una cerveza y un vermut en una terraza. Se plantearon que podría generar más miedo. La conclusión se ve durante la película.
El estreno en España fue el 23 de noviembre de 2007. Además de Jaume Balagueró y Paco Plaza contaron con Fernando Izquierdo como Ayudante de dirección y Gemma Fauría en la Dirección artística. El guión fue cosa de Jaume Balagueró y Jordi Galcerán, mientras que la producción recayó en Julio Fernández como representante de Filmax invirtiendo en ella 7,5 millones de euros.
La música fue asumida por Carlos Ann y el sonido, más importante en esta película que la música es de Xavier Mas. En esta película un papel fundamental lo juega el maquillaje, labor de Lucía Salanueva, igual que la Fotografía en manos de Pablo, ese Pablo que no vemos , pero que es Pablo Rosso. David Gallart es el encargado del montaje y Glòria Viguer del Vestuario. Efectos especiales estuvieron a cargo de David Ambit, Enric Masip y Alex Villagrasa.

El elenco lo encabeza un grupo de actrices y actores noveles como Manuela Velasco, Ferran Terraza, Jorge Serrano y David Vert. Hay otro que no vemos su cara pero que está, es Pablo Rosso.
La película fue un éxito total a nivel nacional e internacional, pues la recaudación alcanzó y superó los 32 millones de dólares. Todo un éxito, insisto.




La película es narrada por una periodista , la reportera Ángela Vidal y un operador de cámara, su camarógrafo Pablo, que, en principio, van a documentar cómo es la vida nocturna de una estación de bomberos en una noche cualquiera con la esperanza de grabar alguna misión importante.

Matan el tiempo realizando entrevistas, grabando la cena de los bomberos y esperando a que haya una alarma que le dé vida al reportaje. La ansiada alarma interrumpe un partido de baloncesto y los reporteros acompañan al equipo de bomberos al lugar del aviso. Entonces, el cuartel recibe una llamada de emergencia de un edificio, que responden dos bomberos acompañados de los periodistas acudiendo al lugar de la llamada sin saber qué encontrarán.
Al llegar allí, hay en la puerta una patrulla de policía que se interna en el edificio junto a los reporteros y a dos bomberos, Manu y Álex.
En la entrada, los vecinos les explican que llamaron a emergencias asustados por los escalofriantes gritos de la señora Izquierdo, una anciana vecina. De camino al apartamento de Conchita Izquierdo, los agentes policiales muestran su incomodidad ante la cámara de Pablo.
Cuando logran forzar la puerta, encuentran a la anciana cubierta de sangre al fondo del pasillo. El policía más veterano: Vicente, habla con ella para indicarle que la bajarán a la ambulancia, pero la anciana sufre un ataque de ira y, en un descuido, le arranca de un mordisco un pedazo de piel a Vicente.

Cuando se intenta evacuar al policía para atenderlo y detener la hemorragia, se encuentran con que el Ministerio de Sanidad ha puesto el edificio en cuarentena y nadie puede entrar ni salir. Entonces empiezan las discusiones entre los vecinos.
Mari Carmen, una vecina, explica que su marido ha salido a comprar medicinas para su hija Jennifer, que está enferma y que no puede volver a entrar. Cuando está en ella el cuerpo mordido y ensangrentado de Álex cae desde el piso de la Sra. Izquierdo a quien estaba cuidando.
El pánico se adueña de todos. Los vecinos mencionan un taller textil al que trasladar a los heridos mientras los reporteros deciden regresar al piso de Conchita, que parece vacío. De repente, aparece una chica que corre hacia ellos cojeando para caer a sus pies. Sergio y Manu llegan al apartamento para ver cómo reaparece la señora Izquierdo, quien se dirige como una loca hacia la cámara. El policía local la abate a disparos.
Regresan todos al taller textil en busca de una puerta trasera pero la encuentran sellada. Desde fuera les advierten que no salgan y les informan que se ha puesto en marcha el protocolo NBQ para amenazas nucleares, biológicas o químicas. Los vecinos se dan cuenta de que están incomunicados: no hay línea telefónica, ni señal de radio ni televisión. Mari Carmen, por su parte, sigue preocupada por la fiebre de su hija y Guillem, el presidente de la comunidad de vecinos, propone saltar desde una ventana del primer piso para huir.
Al llegar allí, el edificio está siendo cubierto por una tela blanca que impide cualquier salida. Los vecinos, al borde del pánico, hacen por rebelarse, lo que provoca la agresividad del policía joven que les amenaza si no siguen las órdenes. Manu lo calma.
Pasan dos horas, durante las cuales los heridos han sido trasladados al taller textil. Mientras tanto, Ángela va entrevistando a los vecinos. En las entrevistas se informa que además de Jennifer tiene un perro de nombre Max ,y que también está enfermo y lo han llevado al veterinario. Los vecinos ayudan a Manu a hacer un listado de residentes para comprobar que estén todos.
Se encuentran presentes Guillem, César, Mari Carmen y su hija, una pareja de ancianos y una familia china. Faltan el abuelo de la familia china (que está paralítico) y “la colombiana”, que imaginan que es la chica que estaba en casa de la señora Izquierdo. Todos afirman que en el ático no vive nadie.
En ese momento, el policía recibe el aviso de la inminente entrada de un médico/inspector de Sanidad que viene a investigar los casos. Este entra en medio de una gran seguridad higiénica y acompañado de guardias: todos cubiertos completamente y con mascarilla. El médico entra, pero el equipo de seguridad se queda atrás. Mira a la cámara con incomodidad y procede al examen médico. Va a la zona del taller y allí, junto a Guillem , un practicante y uno de los vecinos, inyecta una sustancia a los enfermos que están esposados. Aprovechando un descuido los esposados les atacan. Consiguen reducirlos y cerrar el taller, dejando a Guillem con los infectados.
El médico les explica que el virus se transmite a través de fluidos corporales, tales como sangre y saliva, y que el tiempo de reacción varía según el tipo o grupo de sangre. Los vecinos exigen al inspector que explique las causas del aislamiento.
El agente explica que la alarma se originó en la consulta de un veterinario que había tratado a un perro que resucitó de un coma y atacó a los demás animales. Tras tratarlo con tranquilizantes, lo sacrificaron. El perro pertenecía a este edifico. Ángela recuerda las entrevistas y pregunta si el perro se llamaba Max. Todos giran su mirada a Jennifer que va en brazos de su madre. Su madre, Mari Carmen, insiste en las anginas, pero el inspector pide calma y permiso para revisar a la niña por si su perro fuera el foco de infección.
En ese momento, Jennifer vomita sangre a la cara de su madre y ¿le muerde? que, sorprendida, la suelta y deja que huya escaleras arriba gritando desesperadamente. Los vecinos impiden que Mari Carmen corra detrás de ella y Sergio la esposa, mientras que Manu y Pablo van en busca de la niña para inyectarle un tranquilizante que les ha dado el médico.
Empiezan revisando el apartamento de la señora Izquierdo, del que han desaparecido los cuerpos. Encuentran en el apartamento a Jennifer, de pie e inmóvil. El policía se le aproxima para inyectarle el tranquilizante. Sorprendido por el intenso rojo de las pupilas de Jennifer, ésta lo muerde e intenta ir a por Manu. El policía la retiene para que Pablo escape, pero su huida es frenada por la señora Izquierdo que se abalanza sobre ellos. Manu la golpea dejándola inconsciente y huyen escaleras abajo.
En la entrada se encuentra al resto de vecinos que suben las escaleras alejándose del resto de infectados que están a punto de escapar del taller. Intentan quitarle las esposas a Mari Carmen para que huya, pero las llaves las tiene el policía joven. El médico corre hacia el apartamento a ver si puede recuperarlas, mientras Ángela sigue forcejeando para liberar a la pobre madre. Sin tiempo para huir, la dejan sola a merced del salvaje ataque de los infectados.
Escaleras arriba llegan al piso de César que les da refugio. Aunque en un primer momento los infectados intentan romper la puerta se acaban retirando. César propone hacerse fuertes en ese piso hasta que vayan a rescatarlos. Leandro, el inspector, que también ha sido mordido, se encierra a sí mismo en otro cuarto para no contagiarlos. César recuerda entonces otra salida desde el taller textil que lleva a las alcantarillas. El problema es que la llave que abre la trampilla metálica está en casa de Guillem.
Mientras razona su opción, Leandro le agarra a través de la verja que le mantenía encerrado y muerde a César. Ángela, Manu y Pablo abandonan la casa, no ven a nadie e intentan recordar cuál era el piso de Guillem. Sus cábalas son interrumpidas por el ataque del chino (infectado) que Manu reduce. Deciden bajar a la entrada para mirar los buzones y observan que el Mari Carmen, ya zombie, está en pie y aún esposada. Pasan a su lado corriendo de camino al piso de Guillem y se cruzan con la chica colombiana, de la que se deshacen Manu y Pablo no sin antes dar la sensación de que ha infectado a Ángela. La reportera se desespera pero resulta ser una falsa alarma. A medio camino de su destino, se apagan las luces del edificio y Pablo enciende la luz de la cámara justo para ver a la china infectada que los ataca, pero que Manu detiene de un mazazo no sin antes vomitarle sangre en la boca.
Finalmente, llegan al departamento de Guillem. Manu abre la puerta con el mazo y se queda de vigilante mientras Pablo y Ángela buscan las llaves de la alcantarilla. Encuentran un montón de llaves y las cogen todas pero al salir Manu no está en su posición. Al mirar por el descansillo, observan a todos los infectados, Manu incluido, corriendo hacia ellos. Ángela y Pablo se refugian en el ático justo a tiempo para no ser infectados. Los enfermos intentan tirar la puerta abajo. La luz de la cámara se apaga. Los ruidos se detienen: los infectados se retiran.
Al encender la luz de nuevo, Pablo y Ángela ven todo tipo de crucifijos, elementos religiosos, instrumental experimental y una pared forrada de recortes de diario sobre una niña portuguesa poseída llamada Tristana Medeiros que había desaparecido de una clínica. Uno de los recortes se titula “Química e Iglesia”.
En el techo del ático se escuchan unos extraños ruidos que aterran a Ángela. Con cautela entran hasta el fondo del ático y encuentran una grabadora. Tras ponerla en marcha la voz de un hombre habla sobre la niña y como la enzima que le extrajeron ha mutado y se ha vuelto contagiosa. La voz asegura que el Vaticano ha ordenado que la maten, pero se teme lo peor. Ángela ata cables y cree que tiene que ver con lo del virus, pero sus cavilaciones son interrumpidas por una trampilla en el techo que se abre. Pablo mete la cámara para buscar una salida, pero es atacado por un ser que estaba allí y rompe la luz de la cámara dejándolos a oscuras.

Pablo activa la visión nocturna para guiarse pero se da cuenta de que hay alguien más: una mujer muy delgada y en un estado deplorable armada con un martillo pero que parece que no les puede ver. Pablo indica a Ángela que no haga ruido e intentan escapar, pero tropiezan con algo y provocan el ataque de la mujer. Pablo insta a Ángela a que corra mientras él hace frente a la mujer, que finalmente lo infecta. Ángela recoge la cámara que ha caído al suelo y ve cómo la mujer intenta hacerle algo a Pablo. La reportera grita horrorizada y la mujer la ataca. Ángela cae al suelo y se arrastra hacia la cámara. Se oye un ruido extraño, como el chillido de una niña, y Ángela es arrastrada hacia la oscuridad.

La película se rodó en Barcelona en ese verano en el número 34 de la Rambla de Cataluña, un lugar que se ha convertido en espacio de culto para los amantes de esta película. Fue realizada bajo el más absoluto secretismo, utilizando para el rodaje cámaras digitales de alta definición y con móviles de última generación para narrar la historia en tiempo real. Es precisamente está forma de grabar parte de su éxito.
Los directores se plantearon cómo dar más miedo, y llegaron a la conclusión, según declararon en el debate posterior a su emisión en versión española, que una de las opciones era el uso del foco como único elemento para establecer qué ocurre; el otro, el uso de la posición de Pablo como si fuésemos nosotros los que vivimos la historia. Es curioso, pero los directores, Balagueró y Plaza, tenían ciertas dudas sobre el estreno de la película. Y a pesar de inversión realizada - el presupuesto del filme fue de 1,5 millones de euros- se convirtió en uno de los grandes éxitos del cine nacional en aquel año.

Para ello contaron con actores y actrices noveles, o con poco recorrido televisivo como fue el caso de la protagonista Manuela Velasco que realiza el papel de Ángela Vidal. Junto a ellos el fotógrafo del filme Pablo Rosso (Pablo), Ferrán Terraza (Manu), Javier Botet como el espectro de Tristana Medeiros. A los que se suman Jorge Serrano (Sergio), Carlos Lasarte (César), Carlos Vicente (Guillem Marimon), Maria Teresa Ortega (abuela), Manuel Bronchud (abuelo), David Vert (Álex), Akemi Goto (Jenni Kobayashi), Chen Min Kao (vecino chino), Vicente Gil (policía), Maria Lanau (María del Carmen), Claudia Silva (Jennifer).
Hubo una versión estadounidense de la película titulada Quarantine (Cuarentena) estrenada en octubre de 2008 y protagonizada por Jennifer Carpenter, Steve Harris, Jay Hernández, Dania Ramírez y Rade Serbedzija, entre otros.

La película obtuvo algunos premios en el Festival de Cine Fantástico de Sitges de 2007 en concreto al mejor director (Jaume Balagueró y Paco Plaza), actriz (Manuela Velasco), Premio del Público. Igualmente en los Goya del año 2007, concedidos en el 2008 recibió dos, el de mejor actriz revelación (Velasco) y mejor montaje. Fue igualmente nominada a los efectos especiales. Obtuvo igualmente el Gran Premio del Público El Periódico de Catalunya a la mejor película y el Premio de la Crítica José Luis Guarner. También recibió el premio a la Mejor película en Fantasporto en el año 2008; el Premio especial del jurado y el Premio del público en el festival de Gérardmer 2008 y en la Reaper Award 2009 a la Mejor producción Indie extranjera.
Las críticas fueron unánimemente positivas. Carlos Boyero en el Diario El País dijo de ella que "Hay talento en sus creadores (...) funciona aunque resulte previsible y todo te suene a déjà vu. Lo que más me atrae de REC es su original planteamiento, la sensación de veracidad que desprende esa falsa telerrealidad, la mordaz descripción de los vecinos." En esta misma línea está E. Rodríguez Marchante en el Diario ABC al decir que "La idea de los directores es que su historia esté impregnada de autenticidad (...) Sus intenciones, francamente, se cumplen hasta límites asombrosos (...) Propuesta chocante y brillante (...). En revistas especializadas como Fotogramas o Cinemanía la crónica fue muy favorable. En la primera, Jordi Costa señalaba que "Pertenece a esa rara estirpe de películas que logran dar miedo (muchísimo) sin renunciar a la (prudencial) distancia irónica. (...) Un muy bien articulado y tremendamente original cuento de horror; mientras que en la segunda Toni Vall señalaba que "Es rápida, estimulante y tensa. El espectador llega al final exhausto (...). Por último, Alberto Bermejo en el Diario El Mundo dejaba por escrito algo lacónico, pero sentencioso: "Inteligente e inquietante espectáculo (...). Si todas las críticas fueron buenas, por algo sería ¿no?


jueves, 16 de octubre de 2014

El cuarto protocolo


Puede ser la tercera o cuarta vez que veo esta película contextualizada en la Guerra fría. Igualmente he leído la novela en un par de ocasiones. Y , en este caso, debe reconocer que las novela es más, - mucho más- , interesante que el libro. Y hablamos de una buena, bueno, más bien, correcta película la dirigida por John Mackenzie e interpretada por Michael Caine y Pierce Brosnan. 
El cuarto protocolo se basa la novela homónima escrita por Frederick Forsyth y publicado en agosto de 1984, en los estertores casi de la guerra fría. El título se refiere al Tratado de No Proliferación Nuclear del año 1968 , que – según la novela- contenía cuatro protocolos secretos. El cuarto artículo de dicho Tratado era la prohibición de diseñar armas nucleares no convencionales que pudieran ser lanzados por un medio distinto al tradicional (lanzada desde un avión o en una lanzadera de misiles balísticos. 
La novela, como gran parte de lo escrito por Frederick Forsyth fue un éxito, que – ciertamente- no alcanzó los niveles de Chacal u Odessa, pero que se planteó ser llevado al cine tres años más tarde, en 1987. 
La película se centra en la labor de espionaje de los servicios secretos británicos y su intento por impedir la entrega postal o el montaje de un arma nuclear casera que está montado un espía soviético instalado en suelo británico. El propio Forsyth escribió el guión y participó en la película como productor y ayudante en la dirección colaborando por tanto con John Mackenzie. Además de Frederick Forsyth en la producción se encontró en la misma Timothy Burrill por parte de la Lorimar Motion Pictures empleando en ella 7 millones de libras esterlinas. La propia Lorimar distribuyó su producto obteniendo unos beneficios de cerca de 12 millones y medio de dólares. 
En el apartado técnico señalar que la música recayó en Lalo Schifrin, mientras que la fotografía fue de Phil Meheux y el montaje de Graham Walker. 
El reparto está encabezado por Michael Caine que asume el papel protagonista de John Preston, cuya misión principal es abortar la labor de Valeri Petrofsky / James Ross en este caso interpretado por Pierce Brosnan. Le acompañan en el film Ned Beatty como el camarada Borisov, Joanna Cassidy como la ingeniero y espía Irina Vassilievna, Julian Glover como el jefe del MI5 Brian Harcourt-Smith, acompañado de Michael Gough como Sir Bernard Hemmings. Otros actores con peso son Ray McAnally como el General Karpov, Ian Richardson como Sir Nigel Irvine, Anton Rodgers el pasante diplomático George Berenson, Caroline Blakiston, su mujer Angela Berenson, y , en papeles, mucho más secundarios los de Joseph Brady (Carmichael), Matt Frewer (Tom McWhirter), Alan North (Govershin), Ronald Pickup (Wynne-Evans) y Michael Bilton (Kim Philby). 



La película comienza explicando lo que es el cuarto protocolo y así nos informamos que en 1968 se estableció un acuerdo entre bloques, el Occidental y el del Este, para frenar la proliferación nuclear .Una de las cláusulas, el Cuarto Protocolo, prohíbe el suministro no convencional de un arma nuclear a un objetivo. Tras ello vemos como aparece en escena el gran desertor Kim Philby (Michael Bilton) que es llamado por agentes vinculados con el general Govorshin, cabeza de la KGB, persona que pone en marcha el Plan Aurora, un terrible complot que viola el Cuarto Protocolo y cuyo fin es destruir a la OTAN. 
Philby ha planeado la operación, y sabe demasiado. Antes de entrar en la reunión en una dacha perdida del campo Philby es asesinado por su alto grado de implicación. Casi de inmediato se nos informa de la existencia de un agente muy preparado de hoja de servicio impecables que ha sido designado para una misión en Occidente. Se trata del comandante Petrofsky, agente número uno del KGB. Tiene como misión introducirse en Inglaterra y montar pieza a pieza una devastadora bomba atómica que explotará junto a una base militar estadounidense de bombarderos. 

Mientras en Gran Bretaña conocemos como hay agentes que trabajan en el mismo día de fin de año. Entre ellos está John Preston (Michael Caine ) agente del MI5 que irrumpe en la residencia de George Berenson ( Anton Rodgers ), un funcionario de alto rango del gobierno británico en la víspera de Año Nuevo. 
Aprovechando las campañadas y el jolgorio posterior encuentra una serie de documentos secretos de la OTAN archivos que no deberían estar en la caja fuerte de Berenson. 
Tras desenmascarar a Berenson que estaba pasando información de la OTAN a la KGB, pensando que ayuda al sector occidental a través de un representante sudafricano, su posición en la agencia de espionaje británica se presenta con futuro. 

Preston es un agente del Gobierno inglés que no cae bien a sus jefes, que es viudo y tiene un hijo. Va al trabajo en metro. Es implacable con los abusos tal y como vemos en la escena de la chica negra indefensa frente a los hooligans. 
Él informa sus hallazgos al alto rango del servicio secreto británico, el oficial Sir Nigel Irvine ( Ian Richardson ), que se ocupa del caso. El acceso no autorizado de Preston a estos documentos restringidos avergüenza irrita al director del MI5, Brian Harcourt-Smith (Julian Glover) dado que Preston no tenía autorización. 

Como castigo por su insubordinación, Preston es relegado a la sección de "Aeropuertos y puertos". Mientras esto ocurre el el agente Valeri Petrofsky de la KGB ( Pierce Brosnan ) es enviado en una misión al Reino Unido por el general Govershin ( Alan North), el jefe de la KGB . Un subordinada de Govershin, y amigo personal del mismo, Borisov ( Ned Beatty ), se queja a su viejo amigo, el general Karpov ( Ray McAnally ), acerca de que su departamento de espionaje está siendo despojado de los más valiosos recursos y del personal más preparado, especialmente su agente estrella Petrofsky. 

A Karpov le sorprende desconocer todo esto y en silencio, investiga y se entera de que es una misión no autorizada de Petrofsky para violar el Cuarto Protocolo dado el montaje casi artesanal y la detonación de un artefacto atómico de manera que pudiera parecer más un accidente nuclear en una base militar norteamericana que un atentado. El objetivo del mismo está en tensar las relaciones británico-estadounidenses y fortalecer el movimiento anti-nuclear favoreciendo así la posición de la Unión Soviética a nivel internacional. 
La llegada de Petrofsky a suelo británico se produce sin problemas. Las piezas van llegando despacio, pero seguras. 
Sin embargo, en Glasgow , un marinero soviético es atropellado por un camión mientras huía de un guardia de puerto. Entre las posesiones del muerto, Preston se encuentra un disco de polonio , que sólo podría ser útil como un componente de un detonador de una bomba. 
Preston informa a Harcourt-Smith, pero Harcourt-Smith no le hace caso, y cree que es un invento de Preston para regresar al MI5. Por suerte Preston tiene la confianza de Sir Bernard Hemmings ( Michael Gough ), el director de MI5, que está de baja por padecer una grave enfermedad, así como Irvine, que está dispuesto a dejar de lado las directivas de Harcourt-Smith. Estos dos dan luz verde a Preston, quien se pone a trabajar y a vigilar la entrada de aeropuertos y puertos para saber si entra algún agente más. 
Finalmente la suerte se alía con ellos cuando un espía de poco rango es descubierto entrando a Gran Bretaña por un aeropuerto, haciéndose pasar por austriaco. Se trata del agente Winkler (Jiri Stanislav), un agente de la KGB Checa, un viejo conocido del MI5.
Mientras tanto, Petrofsky se encuentra con otra agente de la KGB, Irina Vassilievna ( Joanna Cassidy), una experto en bombas que se hace pasar por su esposa. 

Bajo su dirección, se reúnen el dispositivo de elementos aparentemente inofensivos-y ella lo deja en un retraso de dos horas dadas sus instrucciones. Sin el conocimiento de Petrofsky, Vassilievna sigue sus propias órdenes, restablecer el retardo a cero. Después de retozar fogosamente con Petrofsky, el encuentra su propio orden secreta. La misma es eliminarla a ella. Ella trata de advertirle acerca de la traición, pero él la mata antes de que ella pueda defenderse. 
Después, un motorizado Petrofsky se pone en contacto con Winkler. Preston lo sigue a Ipswich, pero lo pierde, entonces lo encuentra de nuevo. Preston finalmente se da cuenta de que el objetivo de Petrofsky es la base aérea de Baywaters, y localiza la casa de Petrofsky, que se encuentra justo al lado de la base. 

Cuando Petrofsky comienza a activar la bomba, en un impulso, comprueba el temporizador de la bomba y se da cuenta de que ha sido traicionado. En ese momento, un miembro de la fuerzas especiales del Ejército británico , el SAS, entra junto con otros en la casa. 
Después de una lucha, Preston somete y desactiva al camarada Valeri Alexeievich Petrofsky. Para indignación de Preston, un miembro del SAS ejecuta Petrofsky a sangre fría equipo, explicando después que tenía órdenes de hacerlo. 
En el funeral de Hemming, Preston se sorprende al encontrar a Irvine reunido en secreto con el general Karpov. Lo cierto es que Preston sospechaba al detectar la presencia del agente Winkler de la KGB, un espía quemado como un servicio de mensajería, por lo que era fácil que se le siguiera, y también cuando Petrofsky fue asesinado en lugar de ser capturados para ser interrogado. 
Preston supone que Karpov quiso desacreditar a Govershin, algo que le beneficiaría tanto a Irvine como al mismo Karpov. Preston no ve ningún punto objetivo ni leal en la actitud de ambos y se aleja tras expresar su desprecio por ser víctima de juego de poder tan cínico. En la última imagen vemos a Preston disfrutando de su hijo. 

La historia de la producción comienza cuando Michael Caine leyó el borrador del manuscrito de la novela, y sugirió a Forsythe que produjeran una película juntos. Ambos ejercen como productores ejecutivos. Contrataron para ello a George Axelrod para escribir un guión y a John Frankenheimer para dirigir, pero no fueron capaces de obtener financiación. Axelrod y Frankenheimer, finalmente, abandonaron el proyecto, cuando el mismo en manos de Forsythe y Timothy Burrill, con intervención de la Lorimar. 
Gran parte de la película fue filmada en el barrio Heelands o las habitaciones de Kings College de Londres, aunque algunas escenas se rodaron en Londres, en concreto las del metro de Londres se rodaron en Charing Cross , Green Park, y Aldwych. 

Las escenas de "RAF Baywaters" fueron filmadas en la ya desaparecida RAF Upper Heyford como la base de Bentwaters o la persecución de coches en Ipswich se realizó en Chelmsford. El rodaje, especialmente nevado, tuvo lugar en Finlandia, lugar donde comenzó el rodaje, lugar donde se desplazaron los equipos técnico y artístico en la primavera de 1986. Tras una semana de filmación en exteriores, todo el equipo regresó de nuevo a Inglaterra, donde proseguiría el trabajo en las citadas Londres, Milton Keynes, Essex y East Anglia. . 

La película tuvo cierto éxito en los ochenta, visible en su taquilla. El crítico de cine Jay de Scott del The Globe and Mail dijo que "la película es entretenida aunque muy rudimentaria en sus planteamientos”. Destaca el papel de Pierce Brosnan por su eficacia como asesino y el excelente rendimiento de Michael Caine. 
El resultado es una de las películas más interesantes sobre la guerra fría de los años ochenta que se han hecho sin lugar a dudas. A destaca la labor interpretativa de Brosnan como un duro y perverso agente, así como de Michael Caine y otros secundarios del nivel de Ian Richardson. Gracias a la historia y al planteamiento la película llega a ser un buen thriller de espías de la guerra fría, aunque este periodo haya envejecido muy mal. 

No obstante, debemos que técnicamente es muy buena desde el maquillaje hasta la cuidada música de Lalo Schifrin, o la fotografía de exteriores e interiores de Phil Meheux. que se recrea en ambientes con sus luces y claroscuros, de las nevadas o de los seguimientos desde una furgoneta, o los detalles de los planos centrados en la bañera con Joanna Cassidy o el detalle de montar esa bomba atómica, destacando la precisión de los planos, la puesta en escena de Mackenzie o la meticulosidad del guión con sus críticas hacia la jerarquía en unas zonas y en otras o a la falta absoluta de libertades, que dan opciones al chantaje , al confinamiento en los gulags o a la extorsión.

Por último señalar que leí no hace mucho la novela. Existen muchas diferencias entre la misma y la película. Entre las más significativas está el papel de Kim Philby que ha se mantiene con vida hasta el final y quién presenta un interesante informe sobre la posibilidad de desestabilizar la Gran Bretaña de Margaret Thacher por medido de una corriente radical dentro del laborismo. 
Igualmente destaca el papel limitado de Preston , ya que él no irrumpir en la casa de Berenson sino que es Jim Rawlings, un ladrón profesional, quien roba a la casa de Berenson y sin querer descubre los documentos robados, el envío de forma anónima al MI5 para que pudieran encontrar al traidor. Destaca sobre manera el complot político del libro para que el Partido Laborista pudiera ganar las elecciones generales y permitir una toma del poder por su ala izquierda. 
La película elimina una gran parte del libro en lo que respecta a la investigación de John Preston en busca del auténtico Marais en Sudáfrica o desubica otros espacios como el café griego es en Chesterfield, no Colchester, y la casa de Petrosfy que está en Ipswich o como la base aérea es la de "Bentwaters", y no la de "Baywaters" en la película. Igualmente no existe una chica guapa como ensambladora, sino un hombre. 
En definitiva, un buen filme ochentero de los que se llevaban en esta década y en la anterior con sus buenos toques de thriller y tensión bajo el temor de la temible amenaza nuclear que tanto pánico nos daba.