sábado, 9 de julio de 2016

The Punisher


Es bien conocido, así lo he manifestado que soy seguidor de las sagas Marvel, en la misma medida que durante mi adolescencia fui lector de los Cómics de la serie. De algunos de ellos ya os he hablado, incluso de quellos que no eran originales de la casa, pero que fueron asumidos como ocurrió con Conan, mi favorito. Otros pues se modificaron en cuento nombre como pasó con Dan Defensor , ahora Daredevil pero que en la España de los 60 y por decisión de la editorial que en España publicaba, Vértice, se dará a conocr como el ya nombrado Dan Defensor para justificar las dos "D" sobre su pecho. Algo parecido pasó con el Castigador o The Punisher creado en 1974 por el guionista Gerry Conway y los dibujantes John Romita Sr. y Ross Andru, y cuya primera aparición fue en The Amazing Spider-Man n.º 129 (febrero de 1974) como antagonista y rival de Spider-Man.

Uno de sus creadores Gerry Conway afirma que había dibujado un personaje con una pequeña calavera en un pecho. John Romita Sr. (que era entonces director artístico de Marvel) aumentó enormemente el tamaño de la misma, de modo que ocupaba la mayor parte del pecho, y le añadió en la cintura una canana que formaba los dientes de la calavera. Así se creaba la imagen corporativa del personaje.

Lo cierto es que en relativamente poco tiempo pasó al cine, en concreto, en 1989 tomando como referencia a Dolph Lundgren como protagonista, un tupo que se había dado a conocer como He Man, y que si bien no tiene los superpoderes de la casa Marvel si responde a la otra variante , la presenta gente dura y vengativa capaz de enfrentarse a todo malvado. En este último grupo encaja El castigador, una película que parte del Universo Marvel, pero que no produce la Marvel.

Aquí nos encontramos con una historia maniquea de buenos vengadores frente a malos malísimos encabezado por un John Travolta que cuando se pone de malo es muy malo.

Aunque a veces es considerado un héroe, Punisher es un justiciero salvaje y despiadado que considera matar, secuestrar, extorsionar, amenazar y torturar son tácticas aceptables de lucha contra el crimen. Eso sí, siempre intenta no perjudicar a las personas inocentes o civiles, por lo que siempre va a planificar con una estrategia militar usada a la perfección.

Ante todo the Punisher es un vengador. La razón está en el asesinato de su esposa e hijos por la mafia trs lo cual Frank Castle emprende una guerra personal contra los criminales, usando toda clase de tácticas y armamento. Para su venganza cualquier arte bélico es legítimo desde las artes marciales, la infiltración, el combate cuerpo a cuerpo, o el uso de su conocimiento de cualquier tipo de armas.

En los años 70 la brutalidad mostrada en sus  brutales venganzas colocarán en el centro de las publicaciones  Marvel a The Punisher, era llevar al papel a una versión en comic de Charles Bronson, el personaje hipervengador de esa década.

Ese gusto por la violencia en papel tendría cabida en el cine. Era sólo cuestión de tiempo. En 1989 y de la mano de Mark Goldblatt con protagonistas como Dolph Lundgren en el papel de Frank Castle, acompañado de otros actores como Louis Gossett Jr., Jeroen Krabbé, Kim Miyori. Más tarde le llegó su hora a The Punisher (2004) bajo la dirección de Jonathan Hensleigh con Thomas Jane como the Punisher y en 2008 le llegó su versión a Punisher 2: Zona de guerra, película dirigida por Lexi Alexander con Ray Stevenson como el castigador.

La versión que he visto en el día de hoy es el  The Punisher del año 2004 basada en el personaje de Marvel Comics del mismo nombre, protagonizada por Thomas Jane como Frank Castle y John Travolta como Howard Saint, el ordenante del asesinato de toda la familia de Castle. 

En este caso la dirección estuvo en manos de Jonathan Hensleigh -guionista de  "The Rock", "Armageddon" o "Die Hard: With a Vengeance, es decir, (La jungla de cristal 3: La venganza"- mientras que la producción era de Avi Arad, y Gale Anne Hurd para la productora Marvel Entertainment y Artisan Entertainment , quedando la distribución en la Lionsgate . El presupuesto estimado era de 33millones de dólares, mientras que la recaudación supero los 54 millones de dólares.

En guion badado en el cómic fue realizado por el mismo director Jonathan Hensleigh, Michael France y Michael Tolkin . En otros apartados técnicos se incluyen la música de Carlo Siliotto o Graeme Revell ( según fuentes) , la fotografía de Conrad W. Hall y el montaje de Steven Kemper y Jeff Gullo.

El reparto estaría integrado por Thomas Jane como Frank Castle/El castigador, John Travolta como Howard Saint, Will Patton como Quentin Glass. A estos se  , Rebecca Romijn como Joan ,Ben Foster como Spacker Dave , John Pinette como Bumpo , Samantha Mathis como Maria Elizabeth Castle, Marcus Johns como Will Castle , A. Russell Andrews como Jimmy Weeks, James Carpinello como John Saint , Kevin Nash como El ruso , Laura Harring como Livia Saint, Eddie Jemison como Mickey Duka , Mark Collie como Harry Heck, Roy Scheider como Frank Castle, Sr. , Tom Nowicki como Lincoln , Eduardo Yáñez como Mike Toro y Omar Ávila como Joe Toro .

La historia comienza en Tampa con la presentación de Frank Castle (Thomas Jane) como agente del FBI con una carrera intachable, que se hace pasar por traficante en una operación encubierta para detener a unos contrabandistas de armas. Realmente se trata de una acción encubierta del FBI que pretende coger a un jefe de a mafia. Durante la detención de los que quieren comprar se inicia un tiroteo es  la muerte, por error, del hijo de Howard Saint, un chico que pretende pasar por hombre de negocios que se dedica al lavado de dinero.

Del encuentro con el FBI  sobrevive un secuaz de Saint llamado Mickey Duka (Eddie Jemison) , al que el fe de clan mafioso, Howard Saint (John Travolta) interroga sobre la muerte de su hijo, pero termina matando al guardaespaldas del muchacho por no hacer caso a sus órdenes.

Mientras tanto al agente del FBI Castle lo despiden con una fiesta porque se retira de sus labores como agente encubierto, y vuelve a su antigua casa a decirle a su familia que terminará con las misiones peligrosas, por lo que se están mudando.

Mientras tanto, Howard investiga sobre Castle y su familia. Recibe de sus secuaces toda la información mientras está en la morgue, velando  el cadáver de su hijo y en ese momento Livia Saint (Laura Harring) su mujer,  le dice que la venganza tiene que ser máxima y que ningún miembro de la familia debe sobrevivir.

Mientras tanto Castle y su familia se van a Puerto Rico, donde reside la familia de éste con el jefe del clan a la cabeza, Frank Castle, Sr (Roy Scheider) que junto a su esposa , hijos y nietos celebran la salida del cuerpo de Frank. Allí se reúnen y montan una gran fiesta, en la que Castle le dice a su esposa que se siente mal por haber perdido tiempo con ella y su hijo, pero ella lo consuela cariñosamente.

Al otro día, se muestra el entierro del hijo de Howard, y le dicen todo sobre lo que saben a Castle a Saint. La esposa de Saint ordena el asesinato de la familia de Castle, como venganza por la muerte de su hijo.

A la mañana siguiente, al despertar, el hijo de Castle, le da a éste una camisa con una calavera blanca, diciéndole que protege de los malos espíritus.

Mientras que Frank y su padre están en el cuarto donde Frank Castle Sr. guarda sus armas, los hombres de Saint llegan en lanchas al lugar donde se encuentran reunidos todos los familiares de Frank e inician un cruel tiroteo entre Frank y los asaltantes, en donde todos los familiares de éste son asesinados a sangre fría.

Su esposa e hijo logran escapar por momentos, pero al intentar llegar al muelle donde está el bote de Castle Sr., ambos son frenados por el hijo de Saint.

Frank intenta luchar  ellos pero termina siendo herido  en sus piernas y hombros, y recibe una fuerte paliza de parte de sus atacantes. A pesar de recibir también un disparo casi a quemarropa en el pecho y quedar casi mortalmente  herido a causa de la explosión de gasolina del puerto por los hombres de Saint, Frank sobrevive.

Frank es ayudado por un lugareño a recuperarse durante un tiempo. Por su parte, los Saint celebran su victoria creyendo que todos los Castle ha muerto, incluyendo a Frank. Howard y su esposa tienen sexo en su casa luego de que él le obsequiara a ella dos zarcillos de diamante.

Una vez recuperado, Frank Castle vuelve a la isla, donde permanecen los restos de lo que fue el hogar de su padre. Allí se encoleriza al descubrir  una foto de su esposa e hijo muertos. Toma las armas de su padre y empaca algunas pertenencias, y al salir del lugar, encuentra la camiseta que su hijo le dio, con lo que queda claro el objetivo que tiene que lograr: matar a Saint y a todo el que le rodea.

Luego viaja a Tampa y se refugia en una casa antigua de la periferia, donde habitan igualmente tres jóvenes marginados: Spacker Dave (Ben Foster)  , como Bumpo (John Pinette)  y Joan  (Rebecca Rominjn) .

Allí, Castle prepara un arsenal de armas y de trampas en su cuarto, en caso de que sufra una emboscada, y repara un auto para su uso personal.

Mientras tanto Bumpo y Dave lo investigan, descubriendo que fue agente encubierto del FBI y soldado del ejército.

Esa noche, un exnovio de Joan intenta entrar a su cuarto, totalmente ebrio. Dave intenta ahuyentarlo, pero éste lo ataca. Castle, quien sale de su cuarto, se enfrenta a él y le da una paliza.

Acto seguido, Frank decide iniciar su acercamiento a Castle con lo que secuestra luego a Mickey Duka, quien le da la información acerca de Saint, puesto que Duka los odia y sabe que Frank es el único capaz de arruinarles la vida.

Castle de esta forma comienza a vengarse de los agentes de la policía de Tampa y del FBI que han sido sobornados para concluir la investigación del asesinato de su familia.

En el proceso, sabotea el negocio de blanqueo de dinero de Saint y se lleva una fuerte cantidad en una maleta, y quiebra la alianza que hay con los mafiosos cubanos de Saint, los hermanos Toro. También comienza a seguir e investigar los hábios de Livia (la esposa de Saint), que todos los jueves va sola al cine, los de su hijo Johnny, y los de la mano derecha de Castle, Quentin Glass Will Patton, su abogado, médico y consejero, de quien descubre que es un homosexual.

Frank roba el auto de Livia y sabotea su teléfono para que presione a Glass, pidiéndole dinero por las fotografías que le tomó donde se le ve besándose con otro hombre.

Al citarlo en un hotel de la ciudad, le deja esperando hasta que se cansa y se marcha. Es toda una estrategia para modificar la realidad y dar apariencia de lo que no es.

Mientras el capo  Saint, dándose cuenta de que Castle está vivo, envía a dos asesinos para matarlo. Castle mata primero a Harry Heck, clavándole un cuchillo en la garganta luego de una persecución en auto. Luego de que Frank destruyera un cargamento de dinero de Saint, éste tiene una discusión con los Toro por el dinero y decide enviar a "El Ruso", un gigante que deja malherido a Castle en una pelea brutal, pero que es derrotado cuando Castle arroja comida hirviendo en su cara, el cegamiento da el tiempo suficiente a Castle para tirarlo por una escalera, rompiéndole el cuello.




Momentos más tarde, los hombres de Glass llegan, dirigidos por Glass y John Saint. Joan se esconde con Frank luego de suturarle la puñalada que recibió en la pelea, mientras Dave y Bumpo se niegan a decirle  a Glass dónde se encuentra Frank, por lo que Glass tortura a Dave arrancándole sus piercings faciales que tiene en los labios con un par de alicates. Dejan además a un hombre para matar a Castle a su regreso, pero Castle lo mata cortando su cabeza con una cuchilla.

Dave es llevado al hospital, y Castle hace los preparativos para terminar la lucha contra Saint, pese a los intentos de Joan para persuadir a Castle para no hacerlo.


Con la ayuda de Mickey, Castle hace creer a Saint que Quentin y Livia están teniendo una aventura, en una estrategia brillantemente planeada. Saint, quien no está enterado de que Quentin es homosexual, y creyendo que Livia le engaña con su mejor amigo, mata a cada uno de ellos sin que ninguno sepa por qué.

En su desesperación, Saint le proporciona a cada uno de sus secuaces 50.000 dólares, y ofrece 50.000 más a quien se las arregle para encontrar y matar a Castle.

Castle, sin embargo, marcha a la discoteca de Saint "Saints & Sinners", y allí ataca a todos los secuaces de Saint. También mata fríamente al hijo de <Saint,  Johnny, que está atrapado bajo los escombros, haciéndole levantar una granada de ocho libras con el brazo completamente extendido hasta que no soporta más y la deja caer, haciéndola explotar.

Por último, Castle hiere mortalmente de un balazo a Howard en un duelo, cuando Saint intenta pegarle un tiro en el estacionamiento de la discoteca. Castle entonces ata a Saint a un auto, pero no antes de revelarle que Quentin y Livia no estaban teniendo una aventura, mostrándole las fotos de Quentin y el zarcillo de Livia. Castle enciende el auto en el que está Saint y lo deja rodar, mientras varias bombas ocultas en los autos estacionados van estallando por un control remoto que Frank activa, matando a Saint en el proceso.

La destrucción y los escombros culminan y en la explosión se ve la forma del cráneo emblemático de The Punisher, puede que lo mejor de la película.

Más tarde esa noche, Castle vuelve a su apartamento y se prepara para suicidarse, pero después de una breve visión de su esposa, decide continuar su misión de vigilante y verdugo contra otros que merezcan pagar por sus crímenes.

Antes de partir para su próxima misión, deja la mayor parte del dinero robado a Bumpo, Joan y Dave. En el puente Sunshine Skyway, solitario al atardecer, promete: "Aquellos que hacen el mal a otros, asesinos, violadores, psicópatas, sádicos... me llegarán a conocer bien. Frank Castle está muerto. Llámenme... El Castigador". Apareciendo en estos momentos los títulos de crédito.

La pelicula se rodó en Florida, principalmente en Tampa (Florida) especialmente en espacios tales como la Universidad de Tampa, , Fort De Soto Park en Tierra Verde, Sunshine Skyway Bridge, en San Petersburgo, Florida, Condado de Pinellas, , en Court federal, , en Wyndham Hotel, , Nebraska Avenue, y Falk Theater.

Rodar en Tampa fue un arma de doble filo. Por un lado, la zona del centro de la ciudad no tiene zonas residenciales por lo que sería estaba completamente vacía para rodar al final de la jornada laboral - ideal para un equipo de filmación. Pero la ciudad también es propensa a las tormentas eléctricas que surgen repentinamente y muy violentas. Durante el rodaje en verano el equipo de filmación de la película en Tampa sufrió el más húmedo de la ciudad desde 1890. El director previamente había considerado otros lugares como Biloxi, Mississippi; Mobile, Alabama; Nueva Orleáns, Louisiana; y Galveston, Texas.

Thomas Jane que inicialmente rechazó el papel dos veces, se entrenó durante casi 7 meses con los Seals de la Armada de Estados Unidos y ganó mucho músculo para adaptarse al papel. Además se pasó dos horas de levantamiento de pesas y cardio, a veces dos veces al día y una dieta rigurosa de batidos de salud. Jane también entrenó con múltiples armas de fuego y armas.

En cuanto a la crítica decir que la película cuenta con una calificación de 29% en Rotten Tomatoes, con una calificación de 4.5/10. En el portal IMDb le da una calificación de 6.7/10.2 El sitio web Metacritic le da una calificación de 33/100.

La película , y con razón obtuvo bastante malas críticas en los Estados Unidos. Roger Ebert del Chicago Sun-Times "El castigador es una película tan deprimente y tan poco alegre que te preguntas incluso si el héroe obtiene alguna satisfacción de sus logros. (...)."

Desson Thomson del  The Washington Post  afirma que "No contengas el aliento esperando que 'The Punisher' sea original, no lo es ni un segundo de sus dos tortuosas horas"

Por su parte, Jonathan Foreman del  New York Post nos comenta que "Travolta está tremendo como el chico malo, haciendo de 'Saint' un tipo casi simpático. Sus compañeros de reparto, sin embargo, se se esfuerzan por salir a flote en un mar de malos diálogos, con la pobre Romjin-Stamos llevándose la peor parte"

En España M. Torreiro del Diario El País nos dice que es "Una larga peripecia gratuitamente violenta y arteramente justificadora de la venganza (...) para públicos adolescentes y, por eso mismo, particularmente gratuitos y peligrosos. (...) más previsible que un mal cómic, más estomagante en su gratuidad que la mayor parte de las películas de este tipo que hasta aquí llegan. Y es algo más: la justificación de la violencia contra la violencia: es sencillamente una llamada en pro de la guerra preventiva."

En Fotogramas se nos cuenta como Marvel es hoy muchísimo más que una editorial de cómics. Subsidiaria de Disney, fabrica juguetes, publica historietas, produce blockbusters y gestiona los derechos de los superhéroes más venerados por ese universo fan que reza cada mañana a Stan Lee antes de ponerse a desayunar.

Sin embargo, hubo un tiempo en que Marvel y cine eran términos incompatibles, polos opuestos que lejos de atraerse, se repelían con furia. Stan Lee se pasó la mayor parte de los años 80 y 90 buscando socios para llevar a sus personajes a la gran pantalla, para a continuación lamentarse por haber tomado esa decisión. Que la primera película de Marvel fuese la aventuras de ese pto extraterrestre  satírico y absurdo que es 'Howard:un nuevo héroe' (William Huyck, 1986), ganadora de cuatro Razzie, nominada al Razzie a la peor película de la década y uno de los mayores descalabros de la productora que lanzó este producto, la LucasFilms para un gran estudio como Universal,

Stan Lee tardó años en resolver como llevar sus cómics al cine. Así que tenemos que avanzar tres años, hasta 1989, para encontrarnos con la primera película estrenada en cines de un personaje puramente marveliano: 'El Castigador', la primera película de superhéroes de Marvel.

Como antes indiqué Frak Castle es un personaje muy ilustrativo de los Estados Unidos de la Era Reagan,  y Dolph Lundgren, que dos años antes había encarnado a He-Man en 'Masters del Universo' (Gary Goddard, 1987) perdió unos 12 kilos para dar vida a Frank Castle. Como el mismo actor explicó: "Es un tipo que lleva cinco años viviendo en las alcantarillas, así que no hubiese sido muy creíble que presentara un aspecto saludable". El director Mark Goldblatt no volvió a dirigir nunca más tras llevar al cine las aventuras de Castle, en una adaptación que escribió Boaz Yakin (director de 'Titanes. Hicieron historia' o 'Safe') en uno de sus primeros encargos en Hollywood. El film costó 11 millones de dólares, una auténtica miseria incluso para los estándares de la época. Y el resultado fue, ni más ni menos, que el esperado: debía estrenarse en agosto del 89, pero su lanzamiento se fue retrasando hasta que meses después fue estrenada directamente en VHS convirtiéndose en una de las joyas de las estanterías de los video-clubs.

Boaz Yakin, muy molesto, llegó a publicar una carta en Scene Comics en la que desmentía que el productor Robert Mark Kamen hubiese reescrito el guión, tal y como este afirmaba, y en la que explicaba por qué Frank Castle no lucía en la película su célebre camiseta con una calavera en el pecho, uno de los rasgos de identidad del personaje en el cómic. Según Yakin, había una escena, hacia el final de la película, en la que Castle recibía un chaleco antibalas con la calavera impresa, pero los productores decidieron eliminarla del montaje final.

Con todo, 'El castigador', reescribió el origen del personaje, que en el cómic era un ex veterano del Vietnam cuya familia había sido asesinada durante un picnic en Central Park por estar en un sitio inoportuno en el momento inadecuado, durante un fuego cruzado entre dos clanes de mafiosos. En la película, el personaje es un ex policía que también ha perdido a su familia, pero esta vez víctima de un coche bomba, en un atentado que iba dirigido a su persona.

Desde ese momento, Frank Castle se decidió a iniciar una guerra abierta contra el crimen, utilizando para ello métodos que no siempre se encuentran dentro de la ley. Castle desapareció durante varios meses, siendo insumiso en los Marines. Durante el tiempo que estuvo desaparecido, acumuló recursos y armas. Cuando resurgió, había adaptado sus habilidades de lucha para realizar una guerra de un solo hombre contra el crimen. Una guerra donde no se haría prisioneros. Castle, como primera misión, asesinó a los criminales que habían matado a su mujer e hijos.

Frank ha coincidido en varias ocasiones con otros héroes disfrazados de Nueva York, como Spider-Man y Daredevil, a quienes considera una mezcla de desorden y molestias. Según su forma de verlo, él es el único que marca la diferencia, erradicando de manera definitiva el crimen. Cree que los demás simplemente ponen vendajes en las heridas.

Punisher no busca seguidores o compañeros. Al haber expandido, desde hace tiempo, su misión de una venganza personal a la exterminación de todos los criminales, Castle comprende perfectamente que su cruzada nunca acabará hasta el día que muera. Es tan disciplinado ahora como cuando era Marine: recopila información, establece objetivos y planifica sus operaciones hasta el menor detalle. Es virtualmente imposible sorprender a Castle con la guardia baja. Aunque las autoridades y las grandes familias mafiosas de Nueva York conocen su existencia,

The Punisher continúa rodeado de la mística de una leyenda urbana. Al menos, no le han dado ningún superpoder ni el director Jonathan Hensleigh no quiso que la música de superhéroes sonara para la escena final cuando Frank está en el puente Sunshine Skyway ya que "The Punisher no es un superhéroe". Para muchos criminales, él es la pesadilla definitiva, obsesionado y completamente imparable. Sin embargo como película es manifiestamente mejorable. Me quedo con el comic. Además es una de las pocas películas basadas en un cómic de Marvel que Stan Lee no aparece.


No hay comentarios:

Publicar un comentario