miércoles, 29 de octubre de 2014

El protector


Días de cine. La nueva fiesta del cine volvía a demostrar un año más que el problema es el precio y la ausencia, en ocasiones, de ideas inteligentes para un público inteligente y exigente. Cuando el cine vuelve a costar 2’90 , casi da igual que vayas a ver una mala pues ir al cine es, de por sí, una gran fiesta. E , insisto, el euro de más que pagamos en el cine por el alto IVA que lo grava, no es en sí un problema. ¿Podríamos pagar habitualmente 3’90 euros por ver una película? Of course. Pero ¿podemos pagar 8 euros un sábado sí y otro también? Nada de nada. A lo que voy, es un problema de precio- sí, sí, agravado por el IVA- pero es un problema de los otros siete euros que te cuesta una peli. 
Bueno yendo al tema en cuestión en esta fiesta del cine reconozco que fui a ver la película que consideré menos mala, pues la verdad, la cartelera apostaba por el enésimo Torrente o por películas que, evidentemente, mis hijos no podrían ver. Aposté por una que llevaba por título The Equalizer ¿ por qué? Pues porque allí salía Denzel Washington, pero por 2’90 Euros ¿cómo no iba ir al cine, aunque la película no me interesara?. 

The Equalizer, que aquí se ha traducido como El Protector es una película estadounidense de suspense extrema violencia dirigida por Antoine Fuqua. El guión fue escrito por Richard Wenk, basada en la serie de televisión del mismo nombre (The Equalizer) de Michael Sloan y Richard Lindheim. 
 La producción estuvo en manos de Alex Siskin, Jason Blumenthal, Mace Neufeld, Steve Tisch, Todd Black, Tony Eldridge, así como Michael Sloan, Richard Wenk y el actor principal, Denzel Washington. La Música es de Harry Gregson-Williams, mientras que la Fotografía fue de Mauro Fiore y el montaje de John Refoua Como vemos un entramado de personas para un entramado de estudios encabezados por Village Roadshow Pictures, Space Travel, Escape Artists, Lonetree Entertainment y Mace Neufeld Productions que contaron con 55 millones de dólares USA ($). La película fue distribuida por la Columbia Pictures que , ya en pocas semanas , había multiplicado por dos las ganancias cercanas a los 190 millones de dólares. 

La película está protagonizada por Denzel Washington como Robert McCall, Chloe Moretz como Alina / Teri, Marton Csokas como Teddy, Melissa Leo como Susan Plummer y Haley Bennett como Mandy. A ellos se suman Bill Pullman como Brian Plummer, Johnny Skourtis como Ralphie, David Harbour como Frank Masters, Vladimir Kulich como Vladimir Pushkin, David Meunier como Slavi, Alex Veadov como Tevi, James Wilcox como Pederson, Mike O'Dea como Remar y Anastasia Mousis como Jenny. 

Robert McCall (Denzel Washington) es un black ops, o sea, un oficial de inteligencia o agente del gobierno retirado que vive en Boston, Massachusetts, y que pasa desapercibido en su nueva vida trabajando en una cadena de ferreterías, la Home Mart, donde se hace amigo de muchos de sus compañeros de trabajo y también trata de ayudar a un aprendiz de guardia de seguridad llamado Ralphie que ha de pasar en breves fechas su examen de calificación. McCall es viudo, y – gracias a ella- un gran lector. En su lecho de muerte prometió a su esposa - recientemente fallecida - que él dejaría su antigua vida atrás. 
Ahora McCall es un hombre tranquilo sistemático que todas las noches va al bar para tomar un café y leer un poco. Últimamente al café va una joven chica que vive de la prostitución que se hace llamar Teri (Chloë Moretz). 

Todas las noches ella toma allí un dulce y tras ello marcha a realizar sus servicios. Una noche, McCall nota que el servicio es de mala gana. De hecho ella quiere librarse, pero una llamada telefónica lo impide. Al día siguiente regresa la chica y comenta como tuvo un incidente con su cliente. El comentar eso acerca más a MacCall y a Teri, cuyo verdadero nombre es Alina. Alina le comenta que , pero mientras pasean Teri es asaltada por sus proxenetas que se la llevan. 

McCall su vida en Estados Unidos en un martirio pues desde hace cinco o seis es víctima de la trata sexual por parte de la mafia rusa que luego la convirtió en esclava sexual y le obligó a ejercer la prostitución. McCall no puede permanecer al margen y se ve obligado a actuar después de que su nueva amiga adolescente, es maltratada por su proxeneta. Robert McCall va a verla al hospital y se impresiona por la paliza recibida. 
Además allí contacta con otra chica, Mandy (Haley Bennett). Ella le comenta quien es su proxeneta Slavi (David Meunier) y en el restaurante de comida rusa donde se refugia de la justicia. 
McCall entra en un restaurante propiedad de la mafia rusa y trata de convencer a Slavi para liberar a Alina. Le ofrece un pago de 9800 dólares ($), pero Slavi rodeado por los suyos, se niega. McCall aparenta alejarse, pero se da vuelta y , a pesar de ir desarmador, consigue atacar a Slavi y a sus hombres con sus propias armas, elimina las imágenes de todas las cámaras de seguridad y parece haber descabezado a la mafia rusa local. Nada más lejos de la realidad.. 

En represalia, el jefe de la mafia rusa y magnate Vladimir Pushkin (Vladimir Kulich) envía a su ejecutor, Teddy, (Marton Csokas) a Boston para encontrar y eliminar al culpable de haber arruinado su negocio. Mientras tanto, el compañero de trabajo de Robert, un hispano de nombre Ralph, retira su solicitud para ser un guardia de seguridad en el Home Mart para ayudar a su madre en su restaurante familiar. 
Robert que tiene una relación de amistad con Ralph se entera que la razón estriba en que el local de comida que ella regenta fue incendiada por unos policías corruptos como un acto de extorsión. McCall se enfrenta a los policías corruptos y lrs obliga a pagar todo el dinero que han conseguido a través de la extorsión. Ralph pasa su prueba y se convierte en un guardia de seguridad en el Home Mart. 
Mientras a Boston llega Teddy, quien tras llevar a cabo una breve pero intensa y brutal investigación determina que McCall es el culpable; sorprendido por sus habilidades, Teddy intenta capturarlo para utilizar esas habilidades en lugar de matarlo. McCall, sin embargo, engaña a sus perseguidores y se escapa, mientras vigilaba a sus perseguidores. 
Mas tarde, y viendo que su vida peligra, McCall visita a viejos compañeros agentes jubilados. Se trata de Susan Plummer (Melissa Leo) y Brian Plummer (Bill Pullman) en Virginia, que le ayudan a recabar información de la Central de inteligencia, la CIA, sobre las actividades de Pushkin. Se revela que Teddy es un especialista del ejercito ahora entregado a la mafie- un ex-Spetnaz- , cuyo verdadero nombre es Nikolai.

Después de dejar McCall a Susan, ésta comenta a su marido Brian que McCall no estaba en realidad buscando ayuda, sino pidiendo permiso. McCall luego rapta a Frank Masters (David Harbour), un policía corrupto de Boston de origen irlandés que ha estado ayudando a Teddy, atrapándolo en su coche y al que amenaza con inundar el vehículo con monóxido de carbono. Frank cede y ayuda a McCall a destruir una de las operaciones de lavado de dinero de Pushkin en Boston. 
Más tarde, McCall se enfrenta a Teddy en la cena; McCall se compromete a a acabar con el imperio de Pushkin, y pronto destruye un barco de contenedores utilizados por Pushkin para el contrabando de mercancías. Insatisfecho con la labor poco efectiva de Teddy y sus crecientes pérdidas monetarias, Pushkin advierte a su hombre, dándole un ultimátum: o mata a McCall o no podrá volver a Moscú. 
En represalia, Teddy y sus hombres atacan la tienda en la que trabaja Robert, la Home Mart, y en la que están sus amigos. Secuestran a Ralph y a otros trabajadores de Home Mart convirtiéndolos en rehenes, amenazando con matarlos si McCall no se rinde. McCall entra en la tienda y desactiva la mayor parte de la iluminación, le dice a Ralph que lleve a los rehenes a un lugar seguro, y luego mata una a uno a los esbirros de Teddy. 
Después de una lucha entre McCall y uno de los hombres de Teddy, Ralph regresa para ayudar a McCall, pero recibe un disparo en la pierna. McCall le dice a Ralph que encienda la electricidad después de un tiempo exacto de 40 segundos. McCall coloca una serie de productos químicos en un horno de microondas; la electricidad lo enciende, causando una explosión que mata al último de los hombres de Teddy. McCall finalmente mata a Teddy con una pistola de clavos. 
McCall luego viaja a Moscú y mata a los guardias de Pushkin, y coloca una trampa eléctrica para matar a Pushkin, dejando un reguero de muertos en la mansión del ruso.
Una vez conseguido su objetivo, McCall regresa a Boston, donde se reúne con Alina, que se ha recuperado de sus heridas y le da las gracias por haberle dado una segunda oportunidad. McCall se inspira para continuar utilizando sus habilidades para ayudar a las personas necesitadas colocando para ello un anuncio en línea, identificándose como "The equalizer". Pronto recibe otra petición de ayuda y se compromete a responder a ella. 

El protector es una película de acción y suspense de este mismo año 2014. El rodaje principal comenzó en junio de 2013 y se llevó a cabo en diferentes ciudades de Massachusetts. Esta ha sido la primera película entre Village Roadshow Pictures y Sony Pictures Entertainment. 

La película se estrenó en 2014 el Festival Internacional de Cine de Toronto el 7 de septiembre de 2014, y se presentó en carteleras en todo el mundo el 26 de septiembre. Pero la película antes de su rodaje tiene su propia historia. En junio de 2010 se anunció que Russell Crowe podría ser Robert McCall en la gran pantalla dirigida en el nuevo proyecto encargado a Paul Haggi. 
En diciembre de 2011, se informó de que Denzel Washington sería la estrella en el papel protagonista de la versión cinematográfica, y que en la producción participaría por Sony Pictures Entertainment y Scape Artists. El director elegido fue Antoine Fuqua nombrado para ello el 21 de marzo de 2013, que ya había trabajado con Washington en Training Day película ganadora del Oscar en 2001. Chloë Grace Moretz se anunció poco después, igual que Melissa Leo. 

La filmación comenzó en junio de 2013 con ubicaciones en Salisbury, Hamilton, Chelsea, Haverhill, y Boston, Massachusetts. Labada sonora fue encargada en junio de 2013 a Harry Gregson-Williams 
El 24 de febrero de 2014, se anunció que Sony Pictures y Escape Artists estaban planeando una secuela de la película, y que Richard Wenk ya escribiendo el guión. 
A principios de octubre de 2014, Fuqua dijo en una entrevista que habría una secuela de la película sólo si el público y Denzel estaban por la labor. Él dijo que era un personaje interesante y la secuela podría tener más sabor internacional. 
El público en mayor medida respondió a la llamada, aunque la crítica se ha mostrado crítica en parte con la película. De entre las pocas críticas positivas destaca la de Todd McCarthy en el The Hollywood Reporter al decir que era "La película más emocionante, violenta y elegante de su género en mucho tiempo.". Y Lou Lumenick en New York Post ceclaraba que "Washington es un maestro en poner su inimitable y elegante estilo propio incluso en las situaciones más familiares." Otros han criticado algunos aspectos como la duración o la violencia de la misma. 
En Variety, Scott Foundas dejó por escrito que "Demasiado larga y pesada y ni siquiera la mitad de divertida de lo que debería haber sido, 'The Equalizer' aún recibe una gran cantidad de gas gracias a la indiscutible presencia de estrella de Washington.". 
Volviendo a la positivo A. O. Scott en The New York Times señalaba que "Fuqua (...) dirige las secuencias de acción con crudeza y claridad, y usa con eficacia a su estrella como un oasis de calma en un universo crispado y desagradable" , mientras que Peter Travers en Rolling Stone decía que era "Una versión actualizada y ultraviolenta de la serie ochentera (...) Denzel Washington, es, como siempre, la esencia de lo 'cool' (...). 
En Empire Kim Newman decía de ella que era "Un vehículo estelar sólido y aceptable, con más que suficiente justa venganza para una tarde de thrillers con clase (...). Sin embargo, yo me quedo con la crítica de Ty Burr en el Boston Globe al decir que era "Una fábula brutal e inquietante, que empieza bien, pero cede incesantemente a los tópicos del género. Es una película de serie B con ropajes de serie A . Tras verla ¿alguna duda?. 

La película en España fue presentada en el Festival de San Sebastián de 2014, en la Sección oficial , pero fuera de concurso. Sin embargo, aquí la crítica ha sido más mordaz y cruel con la misma. En el Diario El Mundo Luis Martínez escribía que "Es mucho menos que una buena película (...) un simplón, retrógrado y hasta sospechoso manifiesto a favor de los estados de excepción. Entretenido, sí, pero nada más.". 
 En el Diario El País Jordi Costa afirmaba que era "Inflamación pomposa de su modelo televisivo. (...) quien sale peor parado de toda la operación es Antoine Fuqua, auto-convencido de ser el gran director que aquí no demuestra ser" . Jordi Batlle Caminal en el Diario La Vanguardia críticaba sin tapujos la película "Batman sin disfraz. (...) Fuqua orquesta la intriga con relativa eficacia visual pero nulo sentido de la síntesis (...), al igual que hacía Álex Montoya en Fotogramas "Para adictos a la acción de videoclub (...) Lo mejor: Chloe Moretz y la coreografía de algunas escenas de acción. Lo peor: el aroma a rancio del conjunto y el disparatado clímax (...). 
Menos crítico que el anterior se mostraba E. Rodríguez Marchante en el Diario ABC al decir que "Uno puede asistir con el ojo guiñado a gran parte de esta película excesiva (¡pobres peleles rusos!), pero el otro, sin duda, permanecerá abierto y desencajado (...).
Nando Salvá en Cinemanía se expresaba más o menos igual al afirmar que "No es una película sutil y sí una llena de clichés. (...) Si nada de eso acaba estropeando la diversión es gracias a Denzel Washington, héroe de acción capaz de comunicar sensibilidad y emoción (...). 
El mismo sentido expresaban en los diarios argentinos de La Nación y Clarín. En el primero , Diego Batlle decía que "Allí está la inmensa figura de Washington para sortear todos los baches y trampas de la película. Una estrella como las de antes."Mientras que en el segundo, Gaspar Zimerman dejaba en su crónica que "Fracasa aquel intento literario de darles cierta corporeidad a los personajes: todos están tan poco desarrollados que la trama termina resultando una sucesión de tiros, piñas y patadas sin mayor interés."
Poco más que contar, pero si constatar que en España y en Argentina la película ha gustado menos que en los Estados Unidos, lugar donde la justicia justiciera tiene más espacio y más público y puede que sea tan práctica como un sacacorchos como afirma A. O, Scott en su crónica del New York Times, pero que en nuestros países, que pueden llegar tanto o más violentos, hay la idea de que la violencia sólo puede ser generadora de más violencia.

1 comentario:

  1. No existe película donde Denzel no me haya sorprendido y entretenido tanto, es una de esas películas en donde te desconectas del mundo por la trama tan buena que ofrece, una vez más Antoine y Denzel juntos, sin duda un buen equipo de trabajo.

    ResponderEliminar