martes, 8 de diciembre de 2015

Fanboys, con ella empezó todo


Era septiembre de 1977, y un programa de televisión de la primera cadena nos informaba de las películas que se estaban presentando en el festival de cine de San Sebastián, allá por donde siempre. El programa pudo ser Etcétera con Jana Escribano u Hora 15 con Manuel Martín Ferrán, que era una especie de Gaceta cultural anexa al telediario. Lo cierto que ese día, era martes, o el anterior, lunes, se había presentado en su festival de cine una película. Sus imágenes me impactaron. En ella aparecían una nave espacial que era atacada y otra que llegaba a la velocidad de la luz. Los protagonistas utilizaban espadas láser. La película se llamaba nada más y nada menos, La guerra de las Galaxias.

Meses más tarde, en mayo de 1978, se estrenaba la película en España. Durante esos nueves meses que transcurrieron entre septiembre del 77 y mayo del 78, estuve esperando como un niño espera su regalo de reyes deseoso en este caso del mio: ver la película. Como los dioses son favorables y mayo es ya muy luminoso en mi ciudad, mis padres me dejaron ir al cine. Íbamos mis hermanas pequeñas y dos hermanos amigos. Hicimos cola en las puertas del cine del barrio, el Cabrera Vistarama, sito en la Calle Julio Pellicer. Cuando salimos de ver la película estábamos -literalmente- alucinados. Íbamos cantando por la calle, tatareando la ,música y decidimos que teníamos que buscarnos unos palos para nuestra espadas láser. Desde ese momento y hasta el día de hoy reconozco que soy uno de esos fanboys de Star Wars, aunque tenga ya mis avanzados cincuenta años.

Así que ¿cómo me iba a quedar yo sin ver una película sobre unos frikis fanboys de Star Wars que echaban en Canal+? Había que verla, y así ha sido. 

Fanboys es una película estadounidense de comedia dirigida por Kyle Newman que fue presentada en los Estados Unidos el 6 de febrero de 2009. Se trata de una producción de Evan Astrowsky, Dana Brunetti, Matthew Pernicaro y Kevin Spacey de la productora Trigger Street Productions. La película contó con un presupuesto de cerca de 4 millones de dólares - $3.900.000 - y que fue distribuida por The Weinstein Company y Vivendi Entertainment. Fue un fracaso en taquilla, pues quedó muy por debajo de lo invertido, recaudación únicamente 960.828 dólares.

La película sigue los dictados de un guión firmado por Adam F. Goldberg y Ernest Cline. Mientras que la música es de Mark Mothersbaugh, la fotografía de Lucas Ettlin y el montaje de James Thomas y Seth Flaum

El reparto lo componen Sam Huntington como Eric Bottler, Chris Marquette como Linus, Dan Fogler como Harold "Hutch" Hutchinson, Jay Baruchel como Windows, Kristen Bell como Zoe, Seth Rogen en su triple papel de Almirante Seasholtz / Alien / Roach, Danny Trejo como El Jefe, Christopher McDonald como Big Chuck, David Denman como Chaz, Billy Dee Williams como Judge Reinhold, Carrie Fisher como la doctora, Ethan Suplee como Harry Knowles. Jaime King,Ray Park, Billy Dee Williams, Ethan Suplee, Jaime King, William Shatner, Kevin Smith, Jason Mewes, Will Forte, Danny McBride o William Shatner como a sí mismo.

Como vemos hay numerosos cameos relacionados con la saga Star Wars y otras películas de ciencia-ficción y de culto como Star Trek incluyendo a Carrie Fisher, Billy Dee Williams, Seth Rogen, Jason Mewes, Kevin Smith, Jaime King, Danny McBride, Ray Park, Craig Robinson, Ethan Suplee, Joe Lo Truglio, Lou Taylor Pucci, Will Forte, Danny Trejo y William Shatner.

Fanboys cuenta la historia de cuatro amigos fanáticos de Star Wars que se vuelven a juntar años después en una fiesta y que desde la graduación de la escuela secundaria iniciaron un proceso de distanciamiento.

La historia comienza el 31 de octubre de 1998, cuando Eric Bottler coincide con sus viejos amigos de la escuela secundaria Linus, Hutch, Windows y Zoe en una fiesta de Halloween. Eric va vestido con normalidad, mientras que los amigos llevan trajes del imperio. Entre ellos y Eric hay cierto tensión debido a éste parece ser que es el único que maduró desde su salida de la escuela secundaria. Bottler es ahora un vendedor de coches en el concesionario de su padre y descubre que sus amigos todavía no han cambiado desde entonces. Siguen trabajando vendiendo cómics, o están en casa viendo en un cochera de la casa materna. Eso sí todavía hay una cosa que los une: su amor por la guerra de las galaxias.

La cuadrilla comenta la anticipación de la última entrega de la franquicia de Star Wars Episodio I: La Amenaza Fantasma y , en ese momento, recuperan una vieja idea: ir a Skiwalker Ranch de George Lucas en San Francisco. Linus propone una antigua idea que Bottler con la que ya habían estado conspirando desde que eran niños, para infiltrarse en el Rancho Skywalker y robar un primer corte de la película, pero Bottler, ahora un hombre de negocios, lo descarta.

Al día siguiente, Hutch y Windows se reúnen con Eric en el trabajo y le informan que Linus se está muriendo de cáncer. Los médicos estiman que sólo tiene aproximadamente cuatro meses de vida y el Episodio I se estrenará dentro de seis. Para hacer las paces con su ex mejor amigo, Eric decide seguir adelante con su plan e infiltrarse en el Rancho Skywalker.

Los cuatro comienzan su viaje a Texas, donde tienen que cumplir con Rogue Leader, una chica con la que el más tímido del grupo, Windows, está teniendo una relación on line, para obtener información sobre cómo entrar en el Rancho. Mientras van de camino, Hutch decide tomar un desvío a Riverside, en Iowa (el futuro lugar de nacimiento del Capitán James T. Kirk) en un intento de iniciar una pelea con algunos Trekkies.

Hutch consigue su deseo después de atacar un Trekkie que recibe el nombre de almirante Seasholtz. Hutch al molestar una y otra vez, irrita a Seasholtz que dice de Han Solo que es una perra, a la que Hutch responde pegándole un puñetazo, iniciando una pelea entre Trekkies y Fanboys. Finalmente y tras la huida Hutch tira con su furgoneta la estatua del Capitán Kirk y Khan.

Cuando se encuentran en las llanuras la furgoneta se rompe. Los chicos caminan hasta que encuentran un bar de moteros. Una vez dentro le piden ayuda y un vaso de agua. El mararero chulescamente le dice que el vaso cuesta $ 100. Hutch se niega a pagar, y trata de hacerse pasar por un tipo duro que acaba de salir de la cárcel. Les dice que como no les ayude les va a partir el culo a todos los presentes. El problema es que se encuentran en un bar gay.

Con el fin de pagar por la bebida que se ven obligados a convertirse en el "entretenimiento de la medianoche" y con música de Menudo, se ponen a bailar hasta que Hutch muestra su único testículo algo que horroriza al personal.

La situación cambia cuando llega un hombre llamado "El Jefe", que arregla su camioneta después de que comer guacamole mezclada con el peyote. Él da una bolsa de peyote a  Linus como regalo de despedida.

Después de llegar en Texas, Windows cumple con su cita con Rogue Leader, que para su horror es una niña de 10 años de edad. El grupo es entonces atacada por su tío, Harry Knowles, un bloguero muy metido en la saga que resulta ser tío de Rougue, quien golpea a Windows y le dice que no hable con su sobrina de nuevo.

Después de explicar su situación, Harry les interroga para demostrar que son verdaderos fanboys, y tras verificarlo entonces les da información sobre uno de sus contactos que sabe cómo entrar con éxito al Rancho Skywalker. Dicho contacto está en la ciudad Las Vegas, pero en su camino son detenidos por huir de un vehículo de la policía y por posesión de peyote. Como tienen derecho a una llamada, Windows  llama a  Zoe quien  llega a rescatarlos de la cárcel, y - al haber viajado a mitad de camino en todo el país para conseguirlos - insiste en acompañarles en su viaje.

Eric es reacio a continuar hasta que el juez (Billy Dee Williams) le da un mensaje de su padre para volver a casa o perder su puesto de trabajo, pero ya vuelve a sentirse cómodo con sus colegas y continúan su  viaje en su personal "Estrella de la Muerte"

Una vez en Las Vegas, Hutch y Windows encuentran a dos chicas cañón y se plantean tener relaciones sexuales con ellas, mientras que Bottler y Linus van a cumplir con el contacto de Harry. Ellos se sorprenden al descubrir que su contacto no es otro que William Shatner, quien les da la información que necesitan y se va.

Al salir son atacados por Seasholtz y sus amigos Trekkie, que asistían a una Convención de Star Trek en el mismo hotel. Mientras tanto, Hutch y Windows descubren que las chicas con las que estaban son acompañantes profesionales, vamos prostitutas, y huyen cuando su proxeneta enojado les quiere obligar a pagar, aunque descubren que el chulo está lleno de tatuajes galácticos. El grupo  escapa de sus adversarios, pero Linus se lesiona en el proceso.

Cuando es llevado  al hospital, Linus es informado por una médico (Carrie Fisher) que debe volver a casa por su delicado estado de salud. Cuando el grupo se siente que la situación se ha vuelto inútil, Eric se niega a renunciar a su plan y logra inspirar a la banda para continuar, recordándoles que Star Wars no significa mucho sólo para Linus, sino para todos ellos.

El grupo sale del hospital y, finalmente, llega a Rancho Skywalker. Poco después de irrumpir en el rancho y maravillándose de la colección de accesorios y trajes utilizados en las películas originales, son descubiertos por los guardias de seguridad y se encuentran atrapados tras una breve persecución.

El Jefe de Seguridad les dice de detención inminente cuando recibe una llamada telefónica de George Lucas . Lucas le dice que retirará todos los cargos si demuestran que son "fanboys".

Los cinco son evaluados de forma individual, que incluye preguntas diseñadas para mostrar que ellos que saben mucho de la saga, pero poco del sexo opuesto (de los cuales sólo Zoe es capaz de responder). Tras esto el Jefe de Seguridad confirma que son fanboys y George Lucas retira todos los cargos.

Pero también es consciente de la enfermedad de Linus, y Lucas le permite ver la película solo mientras sus amigos esperan fuera. Después de la película termina, Bottler se une a sus amigos alrededor de una fogata y recuperan sus viejos lazos de amistad con Linus.

El 19 de mayo de 1999, Eric, Windows y Zoe salen de su tienda de campaña con la que solían acampar y que la han colocado mientras espera en fila para la primera proyección de Episodio I. Eric ha dejado la venta de coches y sigue su sueño y e de Linus al convertirse en un dibujante de cómics, Hutch tiene fin su propio negocio que limpieza de coches. Windows y Zoe están ahora en una relación.

Hutch llega al teatro con cervezas que mete de contrabando y que utilizan para brindar por la memoria de Linus.

Justo antes de que comience la película, Eric se pregunta y que "¿Qué pasa si es una mierda?" , iniciándose tras ello los títulos de crédito.

George Lucas, inicialmente no estaba involucrado en el proyecto, pero tras una proyección anticipada del primer montaje de la película,se lo pasó tan bien que dio su "sello de aprobación", e incluso ofreció a los los productores los   efectos de sonido originales Star Wars para su uso en la película.

El cineasta y fan de Star Wars Kevin Smith también vió una primera versión de la película y pidió realizar un cameo en la película.

La película estaba originalmente para ser lanzado el 17 de agosto de 2007 sin embargo, se retrasó una vez más, hasta enero de 2008, porque el director Kyle Newman recibió más fondos para rodar escenas adicionales que el presupuesto original no incluía.

En cuanto al elenco  sólo fue posible juntarlos en septiembre de 2007, por lo que la fecha de lanzamiento de la película tuvo que ser trasladada a 2008. Las re-grabaciones fueron dirigidas por Steven Brill y no por Newman.

El 14 de enero, una revista cinematográfica informó que la película estaba siendo re-editada para eliminar la trama del cáncer de la película y reemplazar gran parte por otra trama.  Is not It Cool News recogió la historia y confirmó que había dos versiones diferentes de la película (con y sin la subtrama cáncer) y que fueron seleccionados para diferentes audiencias de prueba en Burbank, California, en enero de 2008 para ver cuál funcionaba mejor.

El director Newman afirma en una entrevista en Kingdom Movie Geeks!  que la película saldría para abril de 2008. Al rumorearse sobre  los cambios se inició  una campaña de internet para protestar por los cambios de la trama y solicitar la  versión original cosa que dolió al otro director, Brill.

Un primer corte de la película completa (que incluía la historia de cáncer) se mostró al público por primera vez en la Star Wars Celebration Europe el 14 de julio de 2007. El 9 de julio de 2008, Newman confirmó en una entrevista TheForce.net que la trama del cáncer se incluiría en el corte final de la película. El corte final de la película se proyectó el 24 de julio de 2008 en San Diego en la Comic-Con.

Se anunció allí que Fanboys sería puesto en cartelera el 19 de septiembre de 2008, pero poco después de la página web oficial de  Weinstein Company anunciaba que sen había trasladado al 26 de noviembre de 2008. La fecha de lanzamiento final fue finalmente empujó al 6 de febrero de 2009, aunque de forma limitada.

La película tuvo una escasa respuesta por parte del público y por parte de la crítica. Por ejemplo, en Rotten Tomatoes, la película tiene una calificación de 32%, basado en 95 comentarios, y en Metacritic, la película tiene una calificación de 45 sobre 100

Roger Ebert calificó la película de "amable, pero desarticulada y que identifica demasiado con sus héroes. Hurgando un poco más de diversión en ellos habrían sido una gran idea."

James Berardinelli dijo de ella que era "todo un cuadro de ruta de medio pelo (...)  fácil de olvidar en un género cansado."

Ben Lyons y Ben Mankiewicz ña criticaron abiertamente en At the Movies. Mankiewicz comentó que" era una tonta película de viaje por carretera

Lo cierto es que  "Fanboys" tiene su gracia y es muy cercana para todos aquellos que somos fanáticos de Star Wars. El film relata a modo de road movie que va de Ohio a California, pasando por Iowa y Texas para ver un film anhelado desde el fin del universo Jedi. La película está repleta de gags y de buenos momentos como es el pique entre las diversas facciones de friki, el los "fanboys" y los seguidores de Star Trek, los "trekkies", la aparición de William Shatner  el capitán Kirk de la saga. La película , además, tiene además ese aroma a hormonas adolescentes, algo subidas de edad y, por momentos, de tono estrictamente verbales, más que visuales propio de las comedias teennagers.

Lo único que me cuesta trabajo entender es cómo se tomaría el final el mismo George Lucas cuando Eric pregunta y si la película - refiriéndose al "Episodio I; La Amenaza Fantasma" - no es buena.

Es curioso igualmente ver a Kevin Spacey ntre los productores del film, y que parte de la financiación fuese de los poderosos Weinstein brothers

La nota dramática de la película gira entorno al reto de superar el sueño de uno de los chicos para acceder al rancho debido un cáncer terminal que padece, algo que tristemente y en este caso ha vuelto ocurrir pero en la vida real en este mes de  noviembre cuando saltó a la prensa que un joven enfermo terminal de cáncer, Daniel Fleetwood, pedía ver antes de morir la nueva entrega de la saga, la VII, el despertar de la fuerza, ahora dirigida por J.J. Abrahms, curiosamente el encargado de la última de la saga Star Trek, en la oscuridad. En su apoyo han salido Mark Hamill ( Luke Skywalker) y Peter Mayhew (Chewbacca) como era de esperar al fin y al cabo son dos de nuestros héroes galácticos.

Para terminar, ya que no puedo recuperar el programa de televisión que me diola clave de una de las películas que me impactarían, al menos, os presento la crónica del crítico Jesús Fernández Santos, el afortunado enviado del Diario El País a ese festival de San Sebastián, en aquel histórico 20 de septiembre, día en el que conocí la existencia de la película. Yo, por entonces, sólo leía el Diario local que , sistemáticamente compraba mi padre a diario, no se lo que en ese diario se dijo, pero he recuperado lo que el afortunado redactor cinematográfico dijo de la misma, que fue lo siguiente:

Hace más de cuarenta años, las revistas de los jóvenes de entonces se animaron de improviso con la presencia de ciertos nuevos héroes. Más allá de las aventuras habituales dedicadas a ellos: relatos chuscos o clásicos al alcance de los niños, estos nuevos personajes, a medias entre la realidad y el mito, vinieron a ocupar su lugar al sol, ese sol a veces mortecino de la primera adolescencia. Ellos, con su aventuras estelares, con sus luchas hasta entonces desconocidas en la desierta superficie de remotas galaxias, vinieron a llenar por unos años el planeta lunar de nuestra fantasía, de la imaginación de lo muchachos, hasta que un día otra guerra más real y cruel cortó de raíz, y para muchos años, las alas a esos héroes y la imaginación a sus lectores. Pero antes de que tal cosa sucediera aún vivieron durante breve tiempo en una serie de revistas, que suponían una renovación total en las lecturas infantiles. De tanto héroe y aventurero -nombre genérico- del periódico juvenil que les diera a conocer entre nosotros-. Flash Gordon se convirtió en protagonista principal rápidamente por encima de sheriffs y detectives nuevos. Sus aventuras más allá de los astros le dejaron para siempre una estela heroica que ningún otro sucesor sería capaz de llenar luego. Por entonces la ciencia-ficción apenas había dado sus primeros pasos en España. Aún se leía como tal a Julio Verne y como mucho a Edgard Rice Burroughs. Los grandes autores que vinieron luego traían, sin embargo, más de ciencia que de relato, más de física, computadores y asteroides que de pasiones y afán de conquista, más de cabeza que de corazón, en suma, al estilo de los antiguos héroes.Aquellos mitos, barridos por tres años de guerra civil, no sideral precisamente, volvieron a aparecer por los años cuarenta, pero como la mayoría de las ideas y las cosas de vueltas cicateramente por aquella década, pronto pudimos comprobar que los nuevos herederos un tanto toscos, y un bastante mostrencos no eran hijos de aquellos héroes nuestros. Aquellos hijos en torno a la virtud y a la bondad, referidos a pasadas grandezas imperiales, incluida la conquista de América. no nos emanaban con sus recursos de lectura dirigida y sus resabios de mensajes patrióticos.

Los nuevos clásicos de la ciencia-ficción, nunca definitivamente populares, tampoco satisfacían a las nuevas generaciones y pronto el mundo de las galaxias comenzó a declinar por falta de interés o de imaginación entre los que se dedicaron a seguir cultivándolo. «La juventud de hoy no tiene fantasía -declara George Lucas, autor de Stars war-, todo lo que han recibido es Kojak, y, así andan los niño corriendo de aquí para allá, aspirando a matar a un policía. Todo lo que ven son filmes de desastres, inseguridad y violencia » 

 Así, pues, decidió un día devolver a los niños aquel perdido mundo de su propia infancia, volviéndolo a llenar de aventureros, princesas, villanos, tiranos y héroes que en sus naves de ciencia-ficción se enfrentaran en batallas incruentas. Los modernos medios de trucaje y sonido, así como los efectos especiales hicieron el resto, además de la inteligencia, por supuesto, y su filme se ha convertido hoy en espectáculo preferido no sólo de los niños, sino también de los mayores. George Lucas ha sabido humanizar la ciencia-ficción, puerilizar, añadirán algunos, traerla a la pantalla a través de los eternos esquemas de la novela de aventuras de los libros de caballerías, de las clásicas historias de guerra, de los relatos western. Lo ha realizado con una gran dosis de humor, lo que revela un profundo conocimiento y a la vez grandes dosis de entusiasmo, con los medios adecuados, es decir, totales, y con un reparto en el que destacan dos robots para los que cualquier jurado independiente y con imaginación debería inventar un premio especial. algo así como una recompensa a los mejores actores no humanos.

Lo subscrito todo lo escrito por Fernández Santos y como dice un atolondrado futbolista español al que todo el mundo silba cuando va a cualquier campo con Star Wars empezó todo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario