martes, 18 de agosto de 2015

Atrápame, si puedes.


La semana pasada busqué que películas de Spelberg me quedaban por ver, y me sorprendí. Únicamente me quedaba por ver Atrápame si puedes. El resto han ido cayendo poco a poco en el cine, el televisión o DVD o en videocasette. Algunas llevo décadas sin ver, otras están en lista de espera para revisar como Encuemtros en la Tercera Fase que, en breve caerá. He visto una historia de fantasía. 

Atrápame si puedes (Catch Me If You Can) es una historia fantástica de un hombre que anhela satisfacer a su padre y volver a su familia unida. Es una buena intención pero ya sabemos que las buenas intenciones generan en ocasiones grandes desastres, aunque en este caso una buena historia. En este caso un drama policíaco con toques de comedia.

Lo más grande es que está basada en una historia real, la de uno de mayores embaucadores que hubo en la historia reciente de los Estados Unidos que respondía al nombre de real de Frank William Abagnale, Jr. , aunque también lo hizo a otros ficticios como el de Frank Taylor, un copiloto de la Pan Am o el de Frank Conners, un pediatra del hospital de Georgia o la del abogado Robert Black. Este chico antes de cumplir diecinueve años de edad consiguió millones de dólares. Su principal modus operandi era la falsificación de cheques, delito en el que logró tanta habilidad y experiencia que la FBI finalmente lo reclutó como asesor en ese tipo de fraudes 

Claro una historia fascinante como la suya, en las manos de Steven Spielberg da lugar a una joya, que completa sus diamantes con las actuaciones gloriosas de Tom Hanks como el policía perseguidor Carl Hanratty. Leonardo Di Caprio como Abagnale y Christopher Walken como su padre de la criatura, Nathalie Baye como su madre y Amy Adams como su prometida, Martin Sheen como su futuro suegro. A estos protagonistas resuman James Brolin como Jack Barnes y Nancy Lenehan como Carol Strong. Pero empecemos por el principio. Había elegido la película, pues era de esas pocas que no he visto nunca de las realizadas por el gran Spielberg. 

La película producida por DreamWorks contando como era de esperar con Walter F. Parkes y Steven Spielberg en el año 2002 y basado en la autobiografía real de Frank Abagnale Jr. y que fue transformada en guión por Jeff Nathanson. Contó con un presupuesto de 52 millones de dólares ($). 

Participan los colaboradores habituales de Spielberg John Williams en la música, y Janusz Kaminski en la fotografía. Al elenco de actores y actrices ya citado su suman otros como Ellen Pompeo y Elizabeth Banks Brian Howe, Frank John Hughes y Chris Ellis interpretando estos tres a a los agentes de la FBI. Jennifer Garner que aparece como prostituta que conoce a Frank en un hotel e , oncluso, el verdadero Frank Abagnale aparece como uno de los policías franceses que arrestan a su personaje.

La película comienza con unos sugerentes títulos de créditos que recuerda la animación plástica de los 70. 


Sin embargo, la historia que nos narra Spielberg comienza en 1963, cuando Frank Abagnale Jr. (Leonardo DiCaprio), de quince años de edad, asiste a la incorporación de Frank Abagnale Sr. (Christopher Walken al el Rotary Club de New Rochelle por Jack Barnes (James Brolin) . 

En aquella localidad del Estado de Nueva York , New Rochelle, vive felizmente el protagonista Frank Abagnale Jr.,con su padre, Frank Abagnale Sr. y su madre, nacida en Francia, Paula (Nathalie Baye). Desde el principio nos enteramos que Frank Sr. conoció a Paula cuando ella tenía 18 años de edad en Montrichard, Francia, durante la Segunda Guerra Mundial. 

Seis semanas después, la pareja se casó. Parece que las cosas inicialmente le van bien cuando de pronto las autoridades del banco Chase Manhattan le niegan un préstamo a Frank Sr. por evasión de impuestos y la familia se ve obligada a mudarse de su enorme casa a un pequeño apartamento. 

Por la precaria condición económica que viven, Paula no está conforme con su situación económica y comienza a tener una aventura amorosa con Jack (James Brolin), un amigo de su esposo. Mientras tanto, Frank con el traslado de casa cambia de centro de estudios. De un privado pasa a un público en el que nada más entrar descubre que la vida no es nada fácil. Así que a pesar de su aspecto aniñado se hace pasar por un profesor sustituto en su clase de francés, aprovechándose de su carácter bilingüe que le viene por su madre. 

Poco después, los padres de Frank comienzan los trámites del divorcio y Frank, asustado, huye de su casa. Cuando se agota su dinero, comienza a realizar fraudes bancarios para obtener más. Sus timos crecen al punto de que se hace pasar por el piloto de una aerolínea, Pan Am, para obtener créditos, cobrar un sueldo y viajar gratis. Pronto logra crear él mismo cheques de la empresa y consigue robar más de 2,8 millones de dólares. 

Mientras tanto, Carl Hanratty (Tom Hanks), un agente de la FBI especializado en fraudes con cheques, comienza a perseguir a Frank a pesar de que recibe muy poca ayuda de sus superiores. Hanratty a menudo es objeto de burla de los otros agentes, quienes no se toman en serio los casos de fraude con cheques. Hanratty es divorciado, aunque sigue llevando el anillo y tiene una hija que junto con su ex- mujer viven en Chicago. 

Un día, Frank y Carl se encuentran en un hotel, pero Frank convence al agente de que su nombre es Barry Allen y que trabaja para el Servicio Secreto entregándole incluso una cartera con identificaciones falsas. 

Frank logra huir del lugar, y cuando Carl finalmente descubre que lo había engañado, se enfurece y promete que lo atrapará. Más tarde, en Navidad, Carl aún está trabajando cuando Frank lo llama para disculparse por haberse burlado de él. Carl rechaza las disculpas y le dice que pronto lo atrapará, pero se ríe cuando se da cuenta de que Frank lo había llamado porque no tenía a nadie más con quien hablar. Frank cuelga, enojado, y Carl sigue investigando. 

En un restaurante, un chico ve a Carl y le dice que Barry Allen es el nombre de Flash, el personaje de las historietas. Carl descubre entonces de que está persiguiendo a un adolescente al que le gusta leer cómics. 

Frank, mientras tanto, se ha instalado en Georgia. Ya ha abandonado temporalmente su papel de piloto para hacerse pasar por doctor en el estado de Georgia, sino que se había enamorado de una joven enfermera del hospital, Brenda (Amy Adams), en la que el pasa como jefe de sección.


Brenda, antes de comenzar a desempeñarse como enfermera había tenido un aborto. Sus padres, luteranos conservadores, la habían echado de casa. Su autoestima sube tras conocer a Frank Jr. en el hospital cuando éste se hace pasar por médico. Brenda, además, es hija de un importante abogado. A ella le confiesa que realmente el no es ni piloto ni médico, sino que se ha licenciado en Havard en derecho. 

Una noche Frank va a casa de los padres de Brenda. Carol Strong (Nancy Lenehan), la madre de Brenda cuando escucha que Frank Jr. es doctor, abogado y luterano, se emociona mucho ante la perspectiva de que se case con su hija. Tras la cena Frank es interrogado sin piedad por Roger Strong, el padre de Brenda y esposo de Carol, un famoso abogado de distrito en Luisiana, y se convence fácilmente de que Frank Jr. se había graduado de la escuela de leyes. Mientras tanto Carlo va siguiendo el hilo de los cheques falsos centrándose en el estado de Georgia. 

Allí busca información en la prensa entre las noticias de sociedad y encuentra el anuncio de compromiso de boda entre Frank Jr. y Brenda. Mientras se desarrolla la fiesta se presenta Carl y su equipo. Frank Jr que ha visto lo que ocurre en esa fiesta de compromiso, marcha a su habitación y empieza a sacar fajos de billetes que pasa de una maleta a otra. 

Cuando Brenda se presenta en la habitación Frank Jr le confiesa la verdad y le pide que escapen juntos. Pero antes la inminente entrada de Carl y su detención Frank huye con una maleta. Al entrar a la habitación Carl ve que Brenda está sola y que Frank había escapado por la ventana, no sin antes pedirle a su prometida que se encuentren dentro de dos días en el aeropuerto de Miami para huir. 

Dos días después, en el aeropuerto, Frank descubre que ella finalmente ha confieso y que será utilizada como carnada por la FBI para atraparlo, así que huye del lugar colocando a otro falso piloto como cebo. Escapa entonces en un vuelo a Europa. 

Seis meses después, Carl le muestra a su jefe que Frank había estado cambiando cheques falsos alrededor del mundo, por lo que pide permiso para ir a España a buscarlo. Cuando su jefe le niega el permiso, Carl lleva los cheques de Frank ante un par de profesionales, quienes les dicen que los cheques falsos habían sido impresos en Francia. 

Al recordar una entrevista con Paula, la madre de Frank, Carl se da cuenta de que Frank podría estar en Montrichard, Francia, el lugar en donde había nacido su madre y donde los padres de Frank se conocieron. 

Cuando Carl encuentra a Frank, le dice que la policía francesa lo matará si no cruza la puerta con él. Frank al principio piensa que Carl miente, pero éste le promete que jamás le mentiría, por lo que salen juntos y la policía francesa lo lleva a prisión. Carl promete ayudarlo a que lo extraditaran a los Estados Unidos. En la escena siguiente, Frank y Carl están en un avión regresando a Estados Unidos desde Francia, en donde Carl informa que el padre de Frank ha muerto al caer sobre las vías en Grand Central. 

Totalmente sumido en el dolor, Frank escapa por el lavabo del baño cuando el avión aterriza en Nueva York y regresa a su antigua casa, en donde ve a su madre con Jack Barnes, junto a una niña que resulta ser su media hermana. Frank se rinde y es enviado a prisión, en donde sólo recibe visitas de Carl. 

 Cuando Frank señala con mucha facilidad que uno de los cheques que Carl está investigando es falso, Carl tiene una idea y pide una entrevista con el FBI. 

En la entrevista, los agentes le informan a Frank que podría pasar el resto de su sentencia en libertad, pero trabajando para el departamento de fraudes de la FBI, bajo la custodia de Carl, lo cual Frank acepta. Aunque está satisfecho, Frank continúa extrañando la emoción de la persecución y trata de volver a escapar como piloto. 

Carl lo ve, pero lo deja ir, y señala que "a veces es más fácil vivir una mentira", y que sabe que Frank regresará porque nadie va a perseguirlo. Al final, Carl y Frank Jr. se vuelven grandes amigos. 

El lunes, aunque tarde, Frank regresa, y finalmente le revela a Carl que no todo lo que había logrado había sido con trampa: efectivamente había aprobado el examen de abogado estudiando sólo durante dos semanas. 

El epílogo muestra que Frank está felizmente casado con tres hijos, vive en el Oeste de Estados Unidos y todavía es amigo de Carl. Además, Frank ha ayudado a atrapar aparte de los falsificadores más escurridizos del mundo, y se ha convertido en millonario creando cheques imposibles de falsificar.  Y así acaba la película.

La idea de la película comenzó a desarrollarse hacia 1980 cuando Frank Abagnale vendió los derechos de filmación de su autobiografía . El productor Michel Shane los compró en 1990, para Paramount Pictures. 

En diciembre de 1997, Barry Kemp compró los derechos a Shane, llevó el proyecto a DreamWorks, y Jeff Nathanson fue contratado como el guionista. La filmación se llevó a cabo desde febrero hasta mayo del 2002. La película fue un éxito de crítica y de taquilla, y el verdadero Abagnale la calificó positivamente. En abril del 2000, David Fincher fue seleccionado para director en el curso de pocos meses, pero abandonó el proyecto para dedicarse a la dirección de Panic Room. 

En julio del 2000, Leonardo DiCaprio fue seleccionado como protagonista, y Gore Verbinski como director. Verbinski había eligido a James Gandolfini para que interpretase a Carl Hanratty, a Ed Harris como Frank Abagnale Sr. y a Chloë Sevigny como Brenda Strong, pero rechazaba a Di Caprio. Finalmente, no desarrolló el proyecto. Al mismo se unieron otros directores de cine como Lasse Hallström, Miloš Forman y Cameron Crowe que se vieron en algún momento relacionados con Atrápame si puedes. Lasse Hallström comenzó a negociar para ser el director en mayo de 2001, pero abandonó el proyecto en julio del mismo año. 

En el mismo mes Harris y Sevigny renunciaron a la película, pero Gandolfini aún estaba involucrado en su papel. Spielberg, cofundador de DreamWorks, le ofreció el trabajo de director a Miloš Forman, y consideró contratar a Cameron Crowe. Esta indecisión llevó a Spielberg a dirigir él mismo la película, por lo que dejó de lado proyectos tales como Big Fish y Memoirs of a Geisha. Spielberg decidió convertirse en el director del proyecto. 

La producción comenzaba a rodar entre marzo y agosto de 2001. La fecha original de inicio del rodaje era enero del 2002, pero se postergó hasta el 7 de febrero en Los Ángeles, California. La película se filmó en 147 ubicaciones diferentes en sólo 52 días. Entre esas ubicaciones se incluyeron Burbank, Downey, Nueva York en concreto en Park Avenue, en la entrada del Hotel Waldorf-Astoria, en el TWA Flight Center, en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy y Brooklyn para las escenas del banco y del juzgado; en Orange, Nueva Jersey; en el Aeropuerto Internacional de LA y en el deOntario (el cual se cambió por el Aeropuerto Internacional de Miami), Quebec - fue elegida por su parecido con una ciudad europea y donde se recreó Montrichard ( Francia) , y Montreal en donde terminó la filmación el 12 de mayo. La filmación se hizo en muy poco tiempo. DiCaprio dijo "Las escenas que podríamos haber hecho en tres días nos llevaron sólo una tarde". 

El protagonista real de la historia, Abagnale- abajo, en la imagen- , opinó que Spielberg era el único director "que podría realizar la película”, aunque no se involucró en el proyecto. Para noviembre de 2001, "no había conocido a Spielberg ni había leído el guión. Preferí no hacerlo. Entiendo que mostraron a mi padre de una forma más favorable, como era verdaderamente. Steven Spielberg le había dicho al guionista principal (Jeff Nathanson) que quería una precisión completa en las relaciones, tal como las había vivido yo", declaró Abagnale. "Espero que al final la película sea entretenida, emocionante, divertida y que muestre un mensaje importante sobre la familia, la infancia y el divorcio." 

Carl Hanratty (interpretado por Tom Hanks) está basado en el agente de la FBI Joe Shaye. En el libreto original el personaje tenía el nombre original Shaye, pero fue cambiado a Carl Hanratty por razones desconocidas. 

Sobre la película declaró Spielberg que Atrápame si puedes trata sobre "hogares destruidos" e "infancias complicadas", cosa que también vivió Spielberg cuando era adolescente, algo similar a la situación de Frank Abagnale. "Algunas de mis películas tienen que ver con hogares divididos y personas que huyen de sus pasados".

La película fue un habitual éxito de público como casi toda la obra de Spielberg con una recaudación que superó los 352 millones de dólares. 

El 29 de diciembre de 2002 y el 1 de enero de 2003, Game Show Network emitió un episodio del año 1977 de To Tell the Truth, en el cual participó Frank Abagnale, como publicidad para la película. El preestreno se llevó a cabo en Westwood, Los Ángeles, el 18 de diciembre del 2002. 

Atrápame si puedes se estrenó oficialmente el 25 de diciembre del 2002, y recaudó más de treinta millones de dólares en 3225 salas de cine durante su primera semana. La película obtuvo una recaudación mundial de 352,1 millones de dólares. Fue un éxito financiero, pues obtuvo seis veces más los costos empleados para producirla, que fueron de 52 millones. 

En España, la película se estrenó el 24 de enero del 2003, distribuida por United International Pictures, y el monto total de las recaudaciones fue de más de 5 millones de euros. Fue la undécima película con mayor recaudación del 2002. Curiosamente Minority Report (también dirigida por Steven Spielberg) ocupó el décimo puesto. 

La película obtuvo premios y nominaciones. Por lo pronto, obtuvo dos nominaciones al Oscar, al mejor actor secundario (Christopher Walken), mejor banda sonora original de John Williams. En los Globos de Oro fue nominado Leonardo DiCaprio al mejor actor - drama . 

En los Premios BAFTA Christopher Walken premiado con el premio al mejor actor secundario, del total de su cuatro nominaciones para la música de Williams, para Mary Zophres la encargada del vestuario y el guionista Jeff Nathanson. Ganó dos Critics' Choice Awards, de sus tres nominaciones, en concreto, al Mejor director, compositor. Williams también obtuvo una nominación para los Premios Grammy. 

En cuando a valoraciones los portales más conocidos de crítica cinematográfica como son Rotten Tomatoes y Metacritic, las han valorado positivamente. En el primero un 96 por ciento de las críticas fueron positivas, aunque en Metacritic se le otorgó un promedio de 76 puntos. 

Roger Ebert Chicago Sun-Times elogió ampliamente la actuación de DiCaprio, y concluyó diciendo "No es la 'gran obra' de Spielberg, pero es muy fácil de ver y entender" Mick LaSalle dijo "aunque es cierto que no es la mejor película que ha dirigido Spielberg, es una de las más tranquilas y probablemente la más 'amigable'. La colorida cinematografía, las actuaciones inteligentes y la mezcla de tiempos sugieren que el cineasta realmente disfrutó hacerla". 

Stephen Hunter del The Washington Post dijo de ella que "Está brillantemente interpretada. Pero, lo mejor de todo, está brillantemente realizada" y opinó que DiCaprio muestra "el alcance, la facilidad y la inteligencia que Martin Scorsese no utilizó en Gangs of New York". 

James Berardinelli valoró la película considerando que "Atrápame si puedes nunca se toma a sí misma en serio, tampoco el tema que aborda, y contiene material más genuinamente gracioso que el 90 por ciento de las autodenominadas 'comedias' que se pueden ver por estos días". Además, elogió el trabajo de John Williams con la musicalización, a la cual calificó como "más íntima y llamativa que su material usual, que evoca (intencionalmente) a Henry Mancini". 

Uno de los pocos que criticaron negativamente la película fue Peter Travers de Rolling Stone. Consideró que Atrápame si puedes "decayó a lo largo de sus 140 minutos. Una película que comenzó con la velocidad de una liebre termina con la lentitud de una tortuga". "Una agradable farsa de la tierra de La Verdad es Más Extraña que la Ficción” y también se mostró insatisfecho con la actuación de Tom Hanks. 

En España Sergi Sánchez de Fotogramas declaró que se trataba de una "Estupenda película (...) pocos cineastas norteamericanos saben escuchar con tanto cariño a sus personajes (...). Mientras que Ángel Fdez. Santos del Diario El País afirmaba que "Spielberg proporciona solvencia, viveza y buenos giros y ritmos a un relato esquemático, ligero y trepidante, que él erróneamente sazona con gotas de sentimentalismo muy de cosecha propia spielbergiana. (...) casi todo el filme se ve con gozo, (...) sobran alrededor de 20 minutos". 

Discrepo de Ángel Fdez. Santos. La película es suave como un guante, encantadora en el trato pues un degrada al estafador ni ridiculiza al policía, en más, humaniza a los dos, y esquematiza lo que debe de simplificar. Como era de esperar, una película de Spielberg es siempre un dardo al corazón y a los sentimientos, y nos plantea con horror y como reflexión sobre el dolor de un chico que no quiere tomar una decisión brutal: optar por su padre o por su madre. La salida, la adecuada, vivir al margen de uno y de otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario