viernes, 4 de agosto de 2017

La historia de Dian Fossey


La californiana Dian Fossey encontró su muerte en las Montañas de la Luna, en las Virunga, lugar en donde nace el Nilo, Rwuanda. Hablamos de una zona donde se combina el cielo y el infierno. El cielo se vine en la naturalaleza, en la belleza de sus fenómenos naturales, de sus bosques, de su lluvia horizontal. El infierno queda relegado a dos de los principales primates: el hombre y los gorilas. 

Allí, en Ruhengeri (Ruanda), fue a dejar su vida un 26 de diciembre de 1985 una zoóloga estadounidense reconocida por su labor científica y conservacionista con los gorilas de montaña  (Gorilla beringei beringei) que quedaban relegados a las montañas Virunga (en Ruanda y la República Democrática del Congo). 

Tras dedicarse a lo que se había formado, se había graduado en Terapia Ocupacional en el San Jose State College en 1954 y trabajado en con niños con discapacidades en un hospital de Kentucky la vemos en la película pidiendo un trabajo a Louis Leakey, tras escuchar una conferencia de cómo y por qué al antropópolo y paleontólogo le interesaban tantos la evolución de los hominidos y la permanencia de los grandes primates así como en el estudio de los grandes simios para comprender la evolución humana. 

Motivada por el trabajo del zoólogo estadounidense George Schaller, que se dedicó al estudio de los gorilas, Fossey viajó a África en 1963 con la protección "laboral" del mismísimo Leakey para observar y estudiar a los gorilas de las montañas en su hábitat natural . 

Así, más o menos, comienza Gorilas en la niebla o Gorillas in the Mist, la película estadounidense del año 1988, dirigida por Michael Apted y protagonizada por Sigourney Weaver. Es una importante producción de los ochenta a cargo de Terence A. Clegg y Arne Glimcher y con el diseño de producción de John Graysmark. 

La película se monta a partir del guión de Anna Hamilton Phelan que relata la misma Anna Hamilton Phelan junto a Tab Murphy tras conocer un artículo de Harold T.P. Hayes y la autobiografía de Dian Fossey. Una vez con los productores, The Guber-Peters Company , en marcha la historia llegó a la Universal Pictures que conjuntamente con la Warner Bros producen y distribuyen tras invertir en ella 22 millones de dólares. 

En el apartado técnico destaca la música del francés Maurice Jarre, la fotografía tan lminosa como húmeda de John Seale, el montaje de Stuart Baird y el vestuario de Catherine Leterrier. En cuanto al reparto lo encabeza Sigourney Weaver como Dian Fossey, a los que se suman Bryan Brown como Bob Campbell, Julie Harris como Roz Carr, John Omirah Miluwi como Sembagare, Iain Cuthbertson como Dr. Louis Leakey, Constantin Alexandrov como Van Vecten, Waigwa Wachira como Mukara, Iain Glen como Brendan, David Lansbury como Larry, Maggie O'Neill como Kim, Konga Mbandu como Rushemba, Michael J. Reynolds como Howard Dowd, Gordon Masten como el fotógrafo, Peter Nduati como jefe Batwa, Helen Fraser como Mme. Van Vecten. Junto a ellos aparecen John Alexander , Peter Elliott , Denise Cheshire , Antonio Hoyos , Jody St. Michael que asumen el rol de gorilas, así como David Maddock. 

La historia comienza en Kentacky, lugar en que desarrolla su trabajo una interesada pero inexperta en el tema, Dian Fossey  tras escuchar una conferencia de Leakey y tras leer la obra de George Schaller sobre los gorilas. 

Lo cierto es que la  terapeuta ocupacional Dian Fossey ( Sigourney Weaver ) una vez  inspirada por el antropólogo Louis Leakey ( Iain Cuthbertson ) quiere dejarlo todo , novio incluido, para dedicar su vida al estudio de los primates. Con este fin, le ha escrito incesantemente al padre de "Lucy" para realizar para su institución un trabajo de catalogación y estudio de los raros gorilas de montaña de África . 

Tras mucho insistir y con gran esfuerzo, logra convencer a Leakey de su convicción y devoción a la causa tras hablar personalmente al acabar éste de dar una conferencia en Louisville, Kentucky en 1966. 

Posteriormente, Fossey se embarca a lo que era en ese momento el Zaire ( antigia Congo belga y actual República Democrática del Congo) donde le Leakey y su fundación . Tras equiparla en unos minutos y dar una somera información sobre lo que ha de hacer, sobre el equipo necesario y la vivienda para lograr el contacto personal con los gorilas, ella ha de elegir a un capataz local entre n grupo de hombres y finalmente el elegido es Sembagare (John Omirah Miluwi), él único que habla algo de su idioma para ayudarla en sus esfuerzos. 

Fossey y Sembagare logran llegar a la vertiente congoleña de las Montañas Virunga con el objetivo de localizar nidos de  gorilas. Tras seis meses de infructuosa búsqueda y de informes de desámino a Leakey, el contacto se produce. Cuando se siente satisfechos, se produce una crisis humanitaria en la zona cercana a Kivu y han de salir desplazados motivados por la eterna guerra civil que  se vive en la zona, tras ser expulsados ​​forzosamente de su sitio de investigación por soldados congoleños, quienes acusan a Fossey de ser un espía extranjero y agitadora. Dian Fossey le explica que su función es confeccionar un censo sobre una especie en peligro de extinción: el gorila de montaña. 

Inicialmente, Fossey no ve otra opción más que abandonar el continente y regresar a los Estados Unidos . Sin embargo, después de que Sembagare y su anfitriona temporal Rosamond Carr ( Julie Harris ) la motiven a quedarse, decide basar sus esfuerzos de investigación en la otra cara de las Virunga, asentada en el territorio de la pequeña y casi siempre- nosotros sabemos que no- tranquila Ruanda, país vecino, con lo que Dian presume estará a salvo de incursiones externas. 

Sin embargo, lo que Fossey no prevé son los problemas desenfrenados de la caza furtiva y la corrupción que tienen lugar en ella, que se hacen evidentes cuando descubre varias trampas en las inmediaciones de su nueva base en Karisoke. 

Las trampas son colocadas por tribus asentadas en la zona , que viven del furtivismo, que son animistas y que recelan de Fossey al que califican de bruja de pelo rojo. 

Sin embargo, Fossey y sus colegas , a pesar de ir levantando trampas y dificultades, comienzan a tener acercamientos con los gorilas, teniendo en cuenta la comunicación del gorila y los grupos sociales. Especialmente destaca su relación junto a Digit, el gorila dominante del primer grupo que estudió y con el que entabla una estrecha relación. 

Al hacerlo, su trabajo impresiona a Leakey y obtiene una mayor atención internacional. Tanto es así que la revista National Geographic , que financia sus esfuerzos, toma un enorme interés  por su trabajo y manda  al fotógrafo Bob Campbell ( Bryan Brown ) para llevar a cabo un reportaje fotográfico sobre los gorilas y sobra la  investigación de Fossey. 

Fossey, inicialmente es poco receptiva hacia el fotógrafo Campbell, aunque se relación se estrecha y crece cada vez más a él después de varias sesiones de fotos con los gorilas.

Tras este intenso momento  los dos finalmente se convierten en amantes, a pesar del matrimonio de Campbell. Campbell le anunia su intención de divorciarse de su esposa y casarse con ella, pero insiste en que tendría que pasar tiempo lejos de Karisoke y sus gorilas, ya que quiere seguir con su trabajo . Tras un encargo en la isla de Borneo para estudiar los orangutanes , ella se niega a marcharse y le pide que no regrese, terminando así su relación. 

Durante este tiempo, Fossey sigue acercándose a Digit, formando un vínculo emocional con él. Sin embargo, las cosas no son fáciles ya que los furtivos siguen en la zona y tras matar a cinco gorilas y llevarse una cría, ella intenta impedir la exportación de la cría gorilas por parte del comerciante Van Vecten (Constantin Alexandrov). 

Cada vez más consternado por la caza furtiva de los gorilas por sus pieles, manos y cabezas, y que venden las crias a los zoológicos y matan a los adultos para la fabricación de souvenirs.  Fossey se queja al gobierno ruandés . El representante en la zona le dice que la caza furtiva es el único medio por el cual algunos nativos ruandeses pueden sobrevivir. Sin embargo, un ministro del gobierno (Waigwa Wachira) promete equiparla , tras una hábil negociación, con tres militares armados para luchar  contra la caza furtiva  y pagar sus salarios. 

También empiezan a llegar jóvenes que quieren proseguir su investigación, pero que no cuajan con la idea que Fossey tiene sobre su proyecto. 

En última instancia, la frustración de Fossey alcanza su punto culminante cuando Digit es asesinado y decapitado por los cazadores furtivos, lo que la lleva a acciones cada vez más extremas para salvar a los gorilas de la caza ilegal y la probable extinción. 

Con este fin, forma y dirige numerosas patrullas de lucha contra la caza furtiva, quemando las aldeas de los cazadores furtivos e incluso organizando una ejecución simulada de uno de los delincuentes, sirviendo para alienar a algunos de sus asistentes de investigación y ganar a sus varios enemigos. 

Sembagare expresa su preocupación por su abierta oposición a la emergente industria del turismo de gorilas, pero Fossey descarta sus inquietudes diciendo que ya tiene una visa de viaje extendida y un creciente apoyo financiero para su investigación. 

Sin embargo, en la noche del 26 y 27 de diciembre de 1985, Dian Fossey es brutalmente asesinado en el dormitorio de su cabina por un agresor invisible. 

A continuación, en un funeral al que asistieron Sembagare, Carr y otros, ella es enterrada en el mismo cementerio donde Digit y otros gorilas habían sido puestos a descansar. Después, Sembagare simbólicamente enlaza las tumbas de Fossey y Digit con piedras como una señal de que sus almas descansan en paz. 

Una secuencia de pre-créditos indica sus acciones para ayudar a salvar a los gorilas pagado en gran medida y la especie se salvó de la extinción como resultado. Según el final, la muerte de Dian Fossey sigue siendo un misterio. 

La película fue rodada en Kenia , el Centro de Ciencias de Ontario, North York, Toronto, Ontario, Canadá (Conferencia de apertura), Ruhengeri, en Ruanda , en la República Democrática del Congo, antes Zaire, Centro de Investigación Karisoke en el Área de Conservación Virunga, con Parque Nacional de los Volcanes, . Asimismo se rodó en los Shepperton Studios, en Surrey, Inglaterra.

La película fue un éxito en taquilla alcanzando los 61,1 millones de dólares . Tuvo igualmente varios reconocimientos . Fue galardonada con el premio Globo de Oro 1989 ,  a la mejor música original (Maurice Jarre), y a la mejor actriz en cine en el apartado de drama (Sigourney Weaver) - compartido. 

La actriz fue ganadora del premio Golden Reel Award 1989 : al mejor montaje de sonido; y el premio Genesis Awards 1990. 

También fue candidata al Premio Óscar en cinco categorías como el de mejor actriz principal, mejor montaje, mejor partitura original y mejor guion adaptado. 

En los Premios BAFTA consiguió el premio a la mejor fotografía y el Sindicato de Guionistas (WGA) la nominó al mejor guión adaptado. La película ganó un Premio de Génesis a la Mejor Largometraje. 

Es curioso que , otra especialista en primates, como Jessica Lange  que protagonizó la versión de John Guillermin sobre King Kong rechazó el papel principal. De hecho en algún momento, como cuando Fossey le entrega la mano a Digit, me recordó algunas escenas de los distintos King Kong que he podido ver. 

Señalar igualmente que los trajes de gorila utilizados en las películas hasta este momento tenían diferencias anatómicas obvias con gorilas reales. Por esa razón, el director de cine Michael Apted quería usar gorilas reales donde fuese posible, pero algunos escenas  tendrían que usar trajes de gorila, por lo que la diferencia se mostraría. Rick Baker cumplió con el desafío y creó trajes de gorila lo suficientemente buenos como para que Apted pudiera hacer lo que quería. De hecho los gorilas bebé que interactuaron con los humanos no eran gorilas, sino chimpancés  maquillados que se parecen más a los gorilas. El uso de los gorilas reales bebé habría puesto a cineastas en peligro serio de los gorilas adultos. También se observó que, por varias razones, el equipo se mantuvo alejada de los gorilas al no filmarlos. 

Un día, al prepararse para rodar una escena, los actores y el equipo estaban dando vueltas y prestando poca atención  cuando uno de los figurantes de gorila con un traje era extremadamente realista, cargó haciendo que el equipo y los actores huyeran, pues pensaron que un gorila real iba después de ellos. Tras  unos minutos para que todos se tranquilizaran y reconocieran lo cómico  de la situación. 

El personaje de  Sembagare ( John Omirah Miluwi ), se basa en el del niño de Rosamund Carr , Sembagare Munyamboneza, quien vivió en un orfanato de Imbabazi con ella en 1994, después del genocidio de Ruanda.  

La partitura original fue compuesta por Maurice Jarre. Junto a ella aparecen otras canciones interpretadas por Peggy Lee como " Septiembre bajo la lluvia " , " Es un buen día "y " Sugar " .

La película recibió críticas generalmente positivas por parte de los críticos, con muchos de ellos elogiando tanto el desempeño de Weaver así como los logros técnicos de la película, mientras que algunos estaban frustrados por la falta de profundidad en la caracterización en pantalla de Fossey.

La película tiene una puntuación de 82% en Rotten Tomatoes basada en 17 críticas, con una revisión promedio de 6.8 / 10. 

Para Hal Hinson del Washington Post  "Por fin, [Weaver] podría haber encontrado una papel adecuado  a sunivel". Y escribió "Es un gran papel para ella, y ella no escatima." Sin embargo, tenía sus dudas acerca de las restricciones impuestas al personaje de Fossey: "El principal problema con Gorilas en la niebla es que se banaliza a su heroína, la convierte en una de nosotras y por todas las cuentas Fossey era algo menos ordinario". También acusó a los cineastas de atenuar el estado mental inestable de Fossey: "Fossey era algo más que excéntrico ... La película insinúa estos aspectos de su personaje, pero trata de suavizarlos, ... los cineastas han hecho más que desinfectar la vida de Fossey , Lo han privado de cualquier significado. "  Hinson también estuvo de acuerdo en que "cada vez que las cámaras giran sobre los gorilas - que son las verdaderas estrellas de la película - sientes que estás presenciando algo realmente grande".  Auqnue Hinson concluyó que " Gorilas en la niebla no es una película terrible, pero es frustrante". 

Mientras, Roger Ebert del Chicago Sun Times también estaba contento con el casting de Weaver como Fossey ("Es imposible imaginar una opción más apropiada para el papel"), sentía que el personaje estaba demasiado alejado de la audiencia y que su desarrollo y sus motivos eran poco claro. " Gorilas en la niebla nos dice lo que Dian Fossey logró y lo que le sucedió, pero no nos dice quién era, y al final eso es lo que queremos saber". 

Sin embargo, Ebert quedó impresionado por las escenas con los gorilas y la manera en que las imágenes en directo de los gorilas se combinaban perfectamente con los trajes de los gorilas: "Todo parecía igualmente de real para mí, y la delicadeza con la que el director Michael Apted desarrolló las relaciones entre la mujer y la bestia fue  momentos profundos en los que sentí asombro, esos momentos, que son genuinos, hacen que la película valga la pena verla ". 

Destacaba Ebert en su crónica que  Fossey era una mujer de rendimiento medio y sin antecedentes científicos particulares, pero amaba a los animales y estaba profundamente preocupada por los informes de que los gorilas de montaña de África central estaban amenazados de extinción. Con determinación absoluta, convenció a Louis Leakey, el gurú de los antropólogos africanos, para que le permitiera formar un campamento en la selva y realizar un censo de los gorilas. Y con el paso de los años se convirtió en una de las grandes expertas en estas terribles pero bellas bestias, aprendiendo a imitar su comportamiento tan bien que la aceptaron en medio de ellos. 

El trabajo de Fossey fue presentado en el National Geographic y en documentales de televisión. Se convirtió en una figura romántica, casi sola en la naturaleza, protegiendo a los gorilas contra los cazadores furtivos que vendían las manos de los gorilas para convertirlos en ceniceros. 

Luego, en 1985, fue encontrada asesinada en su campamento, y como más se supo de ella había muchos sospechosos. Fossey se había vuelto fanática por sus animales, había librado la guerra contra las tribus pigmeas que las estaban matando. Había alienado a los tramperos que procuraban animales para los parques zoológicos. Y ella había hecho poderosos enemigos en un gobierno que necesitaba toda la moneda extranjera que pudiera encontrar - e hizo un montón de dinero de los gorilas. ¿Quién la mató? La película no dice, y eso es como debe ser. ...Pero ¿por qué se convirtió en la feroz y antisocial reclusa de sus últimos años? ¿Por qué valoraba sus relaciones con los gorilas por encima de los seres humanos? ¿Por qué prefería quedarse en la selva antes que unirse al hombre que amaba? Puedo imaginar buenas respuestas a todas estas preguntas -creo que el destino de Fossey era más o menos inevitable y admirable- pero en la película las transiciones en su estado emocional se hacen tan abruptamente que nos somos conscientes de la historia que se cuenta. 

Las mejores escenas de la película implican su aceptación gradual por los gorilas. Aquí es difícil decir quién debe obtener el mayor crédito: los que fotografiaron animales reales en la selva o los que utilizaron efectos especiales para crear animales y partes de animales, para disparos particulares. 

Me imagino que algunos de los primeros planos de la mano de un gorila, estrechando a Weaver, fueron hechos con creaciones de efectos especiales de Rick Baker. Me imagino que algunos de los gorilas de la selva son reales, y algunos son hombres dentro de trajes de gorila. Pero el trabajo se hace tan perfectamente que nunca podría estar seguro. Todo me parecía igualmente real, y la delicadeza con que el director Michael Apted desarrollaba las relaciones entre la mujer y la bestia era profundamente absorbente. Hubo momentos en los que sentí un asombro. Esos momentos, que son genuinos, hacen que la película valga la pena ver. 

Miguel Ángel Palomo en el diario El País dijo de ella que "El filme combina con acierto intenciones ecologistas y elementos melodramáticos (...) talento actoral de la gran Sigourney Weaver y un guión de excelente progresión dramática" 

Lo cierto que este biopic sobre la zoóloga Dian Fossey, que estudió durante años a los gorilas en su hábitat natural, las selvas montañosas de África, me ha resultado esta segunda vez que lo he visto interesante. Con un gran papel por parte de Sigourney Weaver .

Es un futuro es probable que veamos otra sobre otra la primatóloga, etóloga, antropóloga y mensajera de la paz de la ONU británica Jene Goodall , la mayor experta en chimpancés, por su estudio de 55 años de duración sobre las interacciones sociales y familiares de los chimpancés salvajes en el Parque Nacional Gombe Stream en Tanzania y fundadora del Instituto Jane Goodall y el programa Roots & Shoots (Raíces y Brotes). O también sobre uno de los grandes divulgadores de la naturaleza o sobre David Attenborough uno de los científicos divulgadores naturalistas más conocidos de la televisión y pionero en los documentales sobre la naturaleza ya sea para la BBC o para la gran central de documentales, la National Geographic . Se trata de un tridente digno de admiración en favor de nuestra madre tierra que parece estar más enferma . Pero la naturaleza y sus defensores siempre nos sorprenden.  



No hay comentarios:

Publicar un comentario