miércoles, 2 de agosto de 2017

The Terror


He visto hoy un clásico. Un clásico que puedes ver tranquilamente en internet, en Youtube, por ejemplo, pues hoy día, la película está en el dominio público ya que no hay ningún aviso de copyright en los créditos de la película.

La película que he visto es de Roger William Coman, un productor, actor y director de cine de culto estadounidense conocido por sus numerosas películas de bajo presupuesto. Bajo su dirección comenzaron sus primeros pasos en el cine numerosos directores (Francis Ford Coppola, Martin Scorsese, Ron Howard, Peter Bogdanovich, Jonathan Demme, James Cameron y John Sayles) y actores (Jack Nicholson, Peter Fonda, Bruce Dern, Michael McDonald, Dennis Hopper y Robert De Niro.) ahora famosos. El director nacido en Detroit en 1926 y que recibió en 2009 un Oscar honorífico por toda su carrera por parte de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood , empezó su vida como director en 1955 Five Guns West (1955), pero después su carrera se centró en la ciencia ficción y en el cine de terror. Entre sus filmes más conocidos destaca su serie de películas basadas en historias de Edgar Allan Poe producidas por la American International Pictures (A.I.P.), incluyendo La caída de la casa Usher (1960), El péndulo de la muerte (1961), El cuervo (1963) y La máscara de la muerte roja (1964). En la mayoría de estas películas Vincent Price era el actor protagonista y algunos papeles secundarios fueron interpretados por actores jóvenes y desconocidos entonces como Jack Nicholson o el mismo Boris Karloff, ya en decadencia profesional.  
The terror , la película que he visto, está ligada a la serie de " Películas de Poe " de Corman, que fueron hechas entre 1960 y 1964 basado en las obras de dominio público de Edgar Allan Poe , pero The Terror no se basa realmente en ningún texto de Poe. 

Lo cierto es que El Terror ( 1963 ) es una película de terror estadounidense de bajo presupuesto producida y dirigida por Roger Corman . Es famoso por haber sido filmado en sets de otras producciones de AIP , incluyendo The Haunted Palace . La película también se estrenó como diversos nombres como Lady of the Shadows , El castillo del terror y The Haunting ; Más tarde se presentó como un episodio de Cinema Insomnia y Elvira's Movie Macabre . 

Es una producción de la Productora Filmgroup que es realmente la Roger Corman Productions y el producto final fue distribuido por la AIP, o sea, la American International Pictures. Pues bien en este caso la obra de Roger Corman tienen más mérito no sólo por haberse rodado tras una demostración de eficacia una vez rodada El cuervo. Tras el fin de la misma le sobraba rollos de filmación y días para rodar. Así que ni corto ni perezoso embarcó a su equipo en una nueva película. Lo grave es que ésta no tenía inicialmente guión, ni presupuesto, ni set específico para el rodaje, así que usó restos de decorados, vestuarios, y otros elementos de otras y realizó The Terror. 

Roger Corman, aparece como el único director acreditado, pero lo cierto es que en la película participaron como directores de segundas y otras unidades Francis Ford Coppola, Monte Hellman, Jack Hill y Jack Nicholson. Para el guión de la misma contó con Leo Gordon - al que se sumo Jack Hill- y en la banda sonora con Ronald Stein y un sin acreditar Les Baxter. Para el rodaje contó con varios equipos de fotografía encabezados por John Matthew Nickolaus Jr. y sin acreditar además con Floyd Crosby y Conrad Hall. El montaje fue cosa de Stuart O'Brien. 


El reparto lo encabeza Boris Karloff como el Barón von Leppe o Eric, Jack Nicholson como el Teniente André Duvalier, Dick Miller como Stefan, Sandra Knight - la esposa en ese momento de Nicholson- como es Helene o el fantasma de Ilsa , la baronesa Von Leppe, Dorothy Neumann como Katrina o la Bruja, Jonathan Haze como Gustaf. 

La película comienza en una playa , muy del gusto de Corman, en la que bate el mar con violencia. Estamos en Europa , en el año 1806, durante las guerras napoleónicas y al primer personaje que vemos es un joven oficial del ejército napoleónico perdido en la Confederación del Rin llamado Andre Duvalier ( Jack Nicholson ). 

El teniente Duvalier ( Jack Nicholson ), separado de su regimiento, monta su caballo a lo largo de la costa, perdido irremediablemente. Su brújula ha fallado, la tira y continúa. Sediento y fatigado cae de su caballo en la playa. Esto es visto por Stefan ( Dick Miller ), un criado del barón Von Leppe ( Boris Karloff ), desde un acantilado rocoso. Despertado por la marea entrante, se levanta y ve a una muchacha ( Sandra Knight ) que se coloca en el hueco de una formación rocosa costa donde las ondas golpean. Llamándola, le pregunta si tiene agua potable. Ella regresa a la orilla sin decir nada. 

El Teniente la sigue hasta llegar a un manantial de montaña que fluye hasta las rocas al mar. Ella le dice que puede beber de ese agua. Se agacha y bebe el agua y chapotea su cara. Mientras se pone de pie para darle las gracias, la chica se ha desvanecido. Mirando a su alrededor, la ve arrastrar agua del manantial con un cubo atado a una cuerda. Él la sigue e intenta conseguir información en una conversación. Ella le dice que su nombre es Helene (Sandra Knight).

La sigue a distancia a través del bosque y sube la montaña, terminando de nuevo en la playa, donde regresa a la roca que se abre en el mar. Él la llama y la pregunta pero ella mira fijamente. Volviendo al mar, la sigue, pero es atacada por un halcón. Lucha con el pájaro por unos momentos y se desmaya cuando una ola lo supera. El teniente se despierta en una choza, cubierto por una manta. Levanta la vista y ve a Helene sonriéndole. De repente, la imagen se convierte en el rostro de una anciana, que resulta ser Katrina ( Dorothy Neumann ), una bruja. Ella le ofrece un poco de tónico de una vieja botella, que le vierte en una cuchara de madera que ella le insta a tomar. Pregunta por Helene, pero la anciana indica que es el halcón, que se ve agitando sus alas. Él le dice que el pájaro lo atacó pero ella niega esto, tratando de demostrar que el pájaro - que está allí en la habitación- es amistoso. Él le dice que se lo lleve y le pregunte por la chica. Ella dice que no hay chica alguna, que tal vez tenga una ilusión. Ella introduce en la habitación a un chico. Su nombre es Gustaf ( Jonathan Haze ), un mudo, que entra. Dice que fue él quien rescató a Duvalier y atendió a su caballo. Más tarde, se desperta por el sonido del viento que da en la ventana . Al levantarse ve al pájaro comiendo un ratón blanco y luego sale volando por una ventana abierta. Al notar en la mesa el vestido azul que llevaba la chica a la que vio, se va de la habitación y sigue al pájaro a través del bosque, encontrando de nuevo a la chica junto al arroyo rocoso. Él le habla y ella se acerca, sin hablar. Ella apoya la cabeza en su hombro, luego lo besa y se aleja. Él la sigue a través del bosque hasta que se encuentra con Gustaf, que habla en un susurro, advirtiéndole que espere. 

Recogiendo una gran roca, Gustaf la arroja al suelo donde empieza a hundirse. Al darse cuenta de que la chica lo llevaba a las arenas movedizas, Duvalier le dijo a Gustaf que quería matarlo. Gustaf le dice que la chica está poseída y no tiene mente propia. Le dice al oficial que la busque en el castillo de Von Leppe y que conozca la historia a través de Eric. Eso sí, le advierte de un posible peligro. 

Tras esto Gustaf huye. Al regresar a la choza, Duvalier dibuja una imagen de la chica. La bruja entra y sugiere que se vaya a reunirse con su regimiento. El teniente pregunta por Gustaf, pero le dice que está ausente. Cuando se le pregunta por qué quiere a Gustaf, Duvalier responde que quiere que le muestre el camino hacia el castillo del Baron donde vive Eric. Ella le pregunta qué quiere con el barón,y Duvalier le dice que cree que la chica que vio y lo salvó vive allí. Ella le dice que el castillo ha estado deshabitado por muchos años. Dice que lo encontrará él mismo. Ella le advierte que no vaya, diciendo que no hay chica alguna. Él le muestra el dibujo, y ella reacciona con sorpresa al ver su rostro. Se parece a Ilsa, la esposa del barón , que murió veinte años antes. Cuando se va, le dice que no trate con cosas que no entiende. Aunque ella le dijo que el barón estaba muerto, le ruega que no informe al barón que ella está viviendo allí. 

Obsesionado con ella, el teniente, sigue sus huellas hasta llegar al remoto y solitario castillo del Barón Von Leppe (Boris Karloff), un lugar que esconde un terrible misterio. Andando en su caballo por caminos de montaña, es víctima de una pequeña avalancha, pero no ve a nadie que pueda haberla causado. Regresa a la fuente para salpicar agua en su rostro, y de pie nuevamente ve el castillo en lo alto de la montaña. 

Llegando al castillo en uniforme, ata a su caballo y entra en el patio exterior, mirando alrededor de él y llamando para ver si alguien está en casa. La muchacha aparece en la ventana pero no dice nada. El militar francés se acerca y golpea en las grandes puertas de roble. Al no recibir respuesta, el oficial grita que alguien abra la puerta en nombre del gobierno de Francia. Abriendo la puerta está el barón Von Leppe, que dice que él no oyó el golpe. Preguntando lo que quiere y le ofrece su casa como refugio. 

De cualquier forma el Barón le sugiere que encontraría mejores alojamientos en el pueblo. Rechazando eso, Duvalier le dice que él no querría incomodar a un oficial francés y es admitido. El barón y el oficial hablan y se sientan en una mesa donde se le ofrece una bebida. Un criado del barón entra, Stefan (Dick Miller), tras una orden y se le dice que traiga coñac para el huésped. Mientras se sirven las bebidas, Duvalier pregunta por la chica, lo que llena de sorpresa la cara de los dos hombres. El barón le muestra al oficial una pintura de la baronesa Ilsa Von Leppe, ahora fallecida, que se parece a la muchacha vista. Insistiendo a la muchacha es muy joven y activa, Duvalier insulta al barón, y éste le dice que está hablando de su esposa fallecida la baronesa Von Leppe. 

Tras eso, le dice que Stefan le mostrará su habitación. Durante la noche, Duvalier ve a Helene caminando por el cementerio, el caballo está asustado y unas fuerzas ocultan abren la puerta del establo y se escapa. Duvalier está estudiando el dibujo cuando el viento sopla en la habitación y apaga las velas. Mirando por la ventana, ve a Helene caminando hacia la capilla y la llama pidiéndole que espera hasta que él llegue abajo. Ella entra en la capilla, que conduce a un mausoleo. 

Al encontrar la puerta cerrada desde afuera, encuentra algo con lo que intenta abrir la puerta. Escucha un chillido tras la puerta, como si alguien estuviera allí. Recogiendo su pistola, pide que la persona desbloquee la puerta, amenazando con disparar. 

Al abrir la puerta no encuentra a nadie. Bajando, sale y entra en la capilla. Aquí observa la entrada de la cripta a la baronesa Ilsa Von Leppe. Regresa al castillo y se da cuenta de que el retrato está desaparecido. Volviendo a su habitación, encuentra el dibujo de la Helene rasgada. 

Más tarde, el barón está comiendo y hablando con su criado, y le sugiere que tal vez el oficial ha oído rumores en la aldea. El barón dice que es una tontería, pero le dice a Stefan que Duvalier debe salir tan pronto como sea posible del castillo, advirtiendo que eso sí siempre con el respeto apropiado a un teniente. 

Volviendo a la capilla, Duvalier es cuestionado por Stefan por su propósito. El oficial le recuerda al criado que debe recordar su lugar. Cuando se menciona el nombre de Eric, Stefan muestra reconocimiento, pero le dice al oficial que no se entrometa en los asuntos de los muertos. Duvalier dice que le lleve su caballo, pero el sirviente lo detiene, diciéndole que el caballo se ha escapado durante la noche y que él le traerá otro del pueblo. Duvalier entra en el castillo y se enfrenta al barón. 

Cuestionado el barón confiesa el asesinato de su esposa hace veinte años. Cuenta su versión de la historia: El barón había ido a la guerra, y regresó un año después para encontrarla con otro hombre llamado Eric. Fue Stefan el que mató a su amante y que desde entonces el Barón ha llorado y permanecido en el castillo todos estos años. Se cree que el fantasma de Ilsa empezó a aparecer hace dos años y ahora el Barón espera verla. 

Por su parte, Gustaf habla con Helene en un acantilado que domina el océano. Él le dice que su nombre es Ilsa y que no ha de confiar en la anciana. Ella le dice que la bruja la convocó desde el mar y él dice que debe regresar al mar. Menciona que el francés puede ayudarla. 

En este punto aparece el halcón y la niña telemáticamente recibe un mensaje de la anciana, advirtiendo a Gustaf que no interfiera y que la bruja ya no lo tolere. Stefan va por la noche a la cabaña de la bruja y observa a través de la ventana mientras prepara una poción que ella vierte en un caldero, causando un destello de luz. Ahora Helena se ve hipnotizada por la bruja, que está usando una linterna rotativa multicolor y una lupa mientras recita unas palabras en latín. Ella le dice al espíritu de Ilsa que habite completamente el cuerpo y la mente de Helena, para que la bruja pueda tener su venganza. Cuando el hechizo se completa, Stefan observa la silla vacía. Confrontando a la vieja bruja, Stefan le dice que se vaya mañana (porque ella está en la tierra del Barón) o si no él regresará y quemará la choza. Ella pregunta si él sabía quién vivió allí hace años y él le repite el mensaje a ella. Eric, responde la bruja. 

De vuelta en el castillo, Stefan le dice al barón que el francés se niega a salir y sugiere que lo maten. El Barón absolutamente se niega y le advierte que se mantenga alejado de la cripta. Mientras tanto, Duvalier explora habitaciones en el castillo. Encuentra una caja de armas que contiene dos pistolas que examina. Antes de salir de la habitación, encuentra el retrato perdido dentro de un armario. Al salir a la sala, escucha al barón acercarse y se esconde en una habitación. Luego sigue al barón, que va a su habitación. Duvalier escucha voces dentro, incluyéndola de la chica. Impulsivamente, irrumpe en la habitación para encontrar sólo al Barón sentado. Levantándose rápidamente, el barón le acusa de entrar groseramente en su habitación sin previo aviso. Después de una disculpa, Duvalier confiesa que creía oír voces. 

El Barón lo reprende, y le informa que debe partir tan pronto como Stefan regrese de la aldea con un caballo nuevo. El oficial está de acuerdo. 

Cuando Stefan llega y presenta el caballo a Duvalier, explica que las maneras del Barón pueden parecer extrañas a un forastero y que teme que el barón nunca se haya recuperado de la muerte de su esposa. Antes de salir, el oficial pregunta quién era Eric, el amante de la baronesa cuando el barón volvió de la guerra. 

Vagando por a playa en su corcel, el oficial ve a Gustaf caminando por los acantilados. Este se encuentra agitando sus brazos para que Duvalier regrese. El oficial se detiene a observar. De repente aparece el halcón y ataca a Gustaf. Después de una lucha con el pájaro éste ha atacado los ojos de Gustafs y desaparece. Sangrando y cegado, Gustaf tropieza y cae del acantilado a las rocas. El oficial se apresura a ayudarle y con sus últimas palabras, Gustaf le dice que a la chica vive bajo un encantamiento y que Duvalier puede liberar su alma esta noche, si regresa al castillo. Esa noche el oficial regresa y ve a la muchacha esperando en la puerta de la capilla. Se acerca y entran ambos. Después de un saludo y un beso, se sientan y ella le dice que éste es el único lugar donde ella está libre del hechizo (dentro de la capilla). Él le dice que estará libre en todas partes cuando esté con él. Sugiere a los médicos que pueden ayudarla en París si ella lo acompañará. 

Tras el acuerdo y darse otro beso tranquilizador, salen juntos de la capilla y Duvalier le dice que espere en la puerta de la capilla. Él se aleja pero cuando mira hacia atrás, se ha ido. De vuelta al interior del castillo, el oficial ve al barón abrir una portezuela tirando de una cadena y una polea. Luego entra. Como él sigue, el barón que lleva un candelabro , abre una puerta secreta que conduce abajo a la cripta. El Barón es visto arrodillado sobre el ataúd de su esposa y hablando con ella. Su voz puede ser escuchada diciéndole que se suicide inundando la cripta para que puedan estar juntos. Dice que no puede hacer este pecado imperdonable. Ella insiste en que debe. Mirando hacia arriba, ve a Ilsa diciéndole que se quite la vida. En este punto, Duvalier interrumpe y corre, tratando de ver a la mujer, que desaparece. Después de llamar sin éxito a Helene, ve al Barón. Arriba, Stefan asiste al barón. Le dice al oficial que esta enfermedad se basa en lo que sucede cuando el espíritu de la chica atormenta al barón y que pronto se recuperará. 

Duvalier pide las llaves de la capilla y se va. Incapaz de abrir la puerta que conduce a la cripta, el oficial pide una palanca. Mientras salen, Stefan hace una pausa, notando que una luz ilumina una ventana en la torre. Le dice a Duvalier que la habitación ha sido sellada desde la muerte hace veinte años. Se apresuran arriba. Igualmente le dice que sólo el Barón tiene la llave de la habitación. Duvalier abre la puerta. Miran dentro y el oficial encuentra y pregunta sobre una cuna de niño encontrado allí. En este momento el barón llega y le da a Stefan un arma para escoltar y sacar a Duvalier del castillo, diciéndole que dispare si resiste. 

Otra conversación tiene lugar entre Ilsa y el barón, en la que ella  lo convence de suicidarse. Una vez fuera el militar es advertido por el sirviente de que no regrese nunca a riesgo de muerte. En este punto Helena se ve delante de la capilla. Duvalier lucha con Stefan, finalmente lo golpea con el arma. Mientras sigue a chica al cementerio. 


De repente la bruja aparece detrás de una lápida. Él la agarra del brazo, amenazándola, sólo para ver al halcón acercándose a matarlo.  Tras convencer Duvalier de que frene el ataque con el hacón, ella accede aunque  informándole que no importa porque esta noche el Barón pagará con su propia alma inmortal por la ofensa contra ella. Pregunta qué ofensa le hizo el barón. Ella le dice que el Barón mató a Eric, su hijo. Stefan, recuperado de su golpe, regresa al castillo para ver al barón levantar la portilla para entrar en la capilla. Trata de interferir, pero se golpea en la cabeza. 

Yendo a las puertas de entrada, abre a Duvalier, que lo agarra y le pregunta dónde está el barón. Le dice que el barón ha bajado para inundar la cripta. El oficial le dice a Stefan que la anciana atrajo a Helene para convencer al barón de que se suicidara para vengar la muerte de su hijo Eric, sin saber que realmente fue Stefan quien lo mató. Enfurecida, la bruja trata de atacar a Stefan, quien revela que no fue Eric quien fue asesinado esa noche, sino el Barón. Durante veinte años, Eric ha pretendido ser el barón. La bruja se da cuenta de que su hijo y la chica morirán pronto por la entrada del agua. 

El oficial y el criado se precipitan al castillo y tratan de seguir al barón. Al no poder abrir la puerta secreta, Stefan toma un hacha para tratar de abrirla. 

Duvalier dice que tratará de entrar por la capilla. Mientras corre hacia la capilla, agarra el brazo de la vieja diciendo que la necesitará. Ella lucha y grita diciendo que no lo hará, citando que no puede entrar en la casa de Dios, porque ella ha hecho su pacto con el diablo. Ella se separa de él en el umbral y da vuelta a la puerta, donde ella es golpeada por un relámpago y su cuerpo estalla en llamas y se consume. Duvalier observa con estupefacción y luego entra en la capilla. Incapaz de abrir la puerta de la cripta, él consigue una barra de la palanca y trabaja en ella. 

Mientras tanto, el barón, escuchando la voz de Ilsa, que abre el ataúd, revelando el cuerpo cubierto por una mortaja. Ella le dice que inunde la cripta y él lo hace, girando un huso enorme que abre una compuerta subterránea. Ella le dice que la mire quitándole el sudario. Cuando lo hace, se horroriza al ver su cadáver podrido. Ella confiesa que ella es el espíritu de Ilsa que lo ha engañado a dar su alma para que la suya pueda ser libre. Entonces ella lo llama Eric. Él va a deshacer el freno del huso , pero la chica lucha con él cuando las aguas empiezan a inundar la habitación. 

Stefan, tras atravesar la puerta secreta, se apresura a bajar las escaleras. Al verlos luchando en el agua, Stefan se adentra y trata de separarlos. Los cimientos del castillo se rompen bajo la presión de la inundación y comienzan a derrumbarse. 

Finalmente Duvalier rompe la puerta de la cripta y corre a través de los pasajes subterráneos para encontrar a los tres en el agua. En el buceo, él saca a la chica del agua y la lleva a salvo. Los cuerpos de Stefan y el barón se ven en el agua, boca abajo. El oficial lleva a Helene fuera de la capilla y la apoya contra un árbol. Él le dice que está a salvo ahora, y libre. Ella abre los ojos y lo mira. ¿Libre? ella dice. 

La besa, pero pronto retrocede horrorizado mientras su rostro comienza a sangrar y a descomponerse. Mientras mira hacia otro lado y luego mira hacia atrás, el rostro de la chica se está derritiendo hasta el hueso. 

Como vemos es la historia del fantasma de Ilsa que permaneció bajo el control de una bruja (Dorothy Neumann), que ha ordenado al fantasma atormentar al barón durante los dos últimos años anteriores. A lo largo de la película, el fantasma de Ilsa suplica al Barón que se suicide, para que puedan estar juntos. Después de muchas dudas, el Barón decide hacerlo, tal vez para reparar sus crímenes. 

El terror es una película de terror estadounidense producida y dirigida en 1963 por Roger Corman. De bajo presupuesto, el rodaje tuvo lugar en varios sets abandonados por la productora AIP una vez que le sobró tiempo acabado el rodaje de The Raven o El cuervo usando los mismos sets y los mismos dos actores principales. 

Entonces pagó a Leo Gordon $ 1.600 para escribir un guión, e hizo un trato con Boris Karloff para estar disponible durante tres días y filmar por una pequeña cantidad de dinero más un pago diferido de $ 15,000 que se pagaría si la película ganaba más de $ 150,000. 

Los exteriores fueron rodados en la Reserva Natural Estatal de Point Lobos, en California, así como en Big Sur, en Santa Bárbara y en la Península de Palos Verdes . Los interiores en diversos set que haía en los Producers Studios en el 5330 Melrose Avenue, en Hollywood. Roger Corman hizo esta película entre su ciclo de adaptaciones de Edgar Allan Poe y la consideró un "miembro honorario" de ese ciclo. 

Las anteriores películas de Poe habían terminado con el castillo o la mansión siendo destruidos por el fuego (el equipo de Corman llamaba a esto el "día de fuego"), pero con esta, Corman decidió cambiar la fórmula y destruir el castillo por una inundación en lugar del fuego habitual. 

Viendo el alto número de directores como encargados de la segunda unidad que habían trabajado en la película - cuatro, hasta ese momento - Jack Nicholson solicitó y recibió permiso para dirigir la secuencia de la inundación. 

Todas las escenas de Boris Karloff fueron filmadas por Corman en cuatro días, pero la película terminada, que fue en gran parte improvisada, requirió nueve meses para completar, la producción más larga de la carrera de Corman. Roger Corman rodó las escenas del castillo con Boris Karloff tan rápidamente que ni siquiera se molestó en usar pizarras para marcar el inicio de las tomas. Una vez acababa de hacer que los actores bajaran las escaleras uno tras otro en sucesión, pensando que luego podría cortar el único disparo en disparos separados que probablemente podría usar en alguna parte. Las escenas de Karloff fueron rodadas en dos días por Corman, quien más tarde dijo: "Yo no tenía el dinero para rodar ni pagar lo convenido con el sindicato, lo que significaba que no podía dirigirme porque estaba personalmente firmado con los sindicatos. Diría que en un momento la mitad de los jóvenes cineastas de Hollywood hicieron piezas en The Terror ".

Corman envió a Francis Ford Coppola a Big Sur durante tres días para rodar imágenes adicionales. Terminó quedándose once días. Monte Hellman , Jack Hill , Dennis Jacob y Jack Nicholson también dirigieron algunas escenas. 

Corman dice: "Jack Nicholson finalmente se dirigió cuando nos quedamos sin directores, y creo que un par de otros tipos trabajaron allí". Roger Corman filmó la mayor parte de la película en cuatro días, pero el trabajo de la segunda unidad fue filmado en un período de nueve meses por cinco directores, Francis Ford Coppola , Dennis Jakob , Monte Hellman , Jack Nicholson y Jack Hill .Francis Ford Coppola tardaron once días para rodar con la segunda unidad, siendo , dicen, un total de diez minutos necesarios para acabar la película. 

También - parece- se rodaron escenas adicoonales. Un tiro que implicaba la arena movediza fue dirigido por Jack Hill en su propio patio trasero. La arena movediza fue planeada originalmente para la muerte del personaje  de Jonathan Haze , hasta que fue decidido tenerlo atacado por un halcón. Corman dice que cuando recortó las imágenes de Karloff se dio cuenta de que "no tenía sentido", así que filmó una escena entre Dick Miller y Jack Nicholson (de cerca porque los conjuntos habían sido retirados) y los consiguió para explicar la trama. 

Boris Karloff recordó más tarde: Corman tenía el esbozo de una historia. Lo leí y le supliqué que no lo hiciera. Dijo: "Está bien Boris, sé lo que voy a hacer, te quiero dos días en esto". Yo estaba en cada disparo, por supuesto. A veces yo estaba caminando y luego me cambiaría mi chaqueta y caminaba de regreso. Casi me mató el último día. Me tuvo en un tanque de agua fría durante unas dos horas. Después suspendió las operaciones y se fue y dirigió dos o tres operaciones para conseguir el dinero, supongo ... [Los sets] eran tan magníficos ... Cuando estaban siendo derribados alrededor de nuestros oídos, Roger iba corriendo conmigo y una cámara, dos pasos por delante de los que derribaban el set. Fue muy gracioso. 

Eso sí, en mayo de 1966, Corman le dijo a Karloff que no recibiría sus 15 mil dólares diferidos, ya que la película nunca ganó esos 150.000 dólares pactados. Sin embargo, dijo que pagaría el dinero si Karloff trabajaba en un nuevo proyecto indeterminado para Corman. Resultó ser para una película de 1968 dirigida por Peter Bogdanovich .

Corman dice que tuvo "un acuerdo previo" con Nicholson, Miller y Knight para trabajar dos días en la película. Jack Nicholson afirma haberse casi ahogado mientras filmaba en el oleaje de Big Sur. Sandra Knight, que estaba casada con Jack Nicholson en ese momento estaba embarazada mientras filmaba, aunque la leyenda comenta que el chico fue concebido durante el mismo, en el mismo set de rodaje, entre escenario y escenario. ¿Quién lo sabe?. Curiosamente el uniforme usado por Jack Nicholson fue usado por Marlon Brando en Désirée (1954). 

La crítica se sorprendió del resultado obtenido. Los Angeles Times dijo que era "espeluznante" con una "trama lenta y perezosa" y la fotografía y los ajustes excelentes ... se mueve como un pavo real majestuoso pero los autores exhiben algo de ese tacto viejo de Edgar Allan Poe para los acontecimientos embrujados. " 

En 2010, la película fue presentada con su secuela, un segundo episodio , llamado de Elvira's Movie Macabre . De hecho, a principios de la década de 1990, el actor Dick Miller , que interpreta al sirviente de Karloff, fue contratado para rodar nuevas escenas para usarlas como una secuencia para una versión en el extranjero de The Terror . Bajo este esquema, la acción principal de la película se presenta en flashback. Esto se hizo para Corman para establecería algún tipo de derecho de autor en la película. Dick Miller dice que el pago por estas escenas fue mayor al que había recibido de Corman por la original. El Terror fue restaurado a partir de elementos originales de 35 mm, y lanzado el 26 de abril de 2011 de Film Chest y HD Cinema Classics. Sin embargo, insisto, en su versión original está en Youtube.

No hay comentarios:

Publicar un comentario