martes, 30 de junio de 2015

El avatar de James Cameron


Cruzar el Atlántico es toda una experiencia. Impresiona, es impresionante. Es cierto que lo había sobrevolado, parcialmente,  en alguna ocasión, pero con este primer viaje americano con el que iniciábamos nuestro periplo por los Estados Unidos, no sólo invitaba al temor, - pues en un viaje de tres semanas que teníamos que cubrir-, siempre hay algo de intranquilidad, de miedo, pero también de interés por conocer -literalmente- un Nuevo Mundo.

En las muchos horas que separaban el aeropuerto internacional de Málaga con el archiconocido JFK neoyorkino, como digo, hay tiempo para reflexión, para el sueño, hasta para una comida reparadora servida por agradables y veteranas  azafatas- que , por cierto, son muy amables y están muy capacitadas-, sino también para el cine, pues gracias a las múltiples opciones que te dan en las pantallas de los asientos frontales de este avión de la compañía Delta un podía elegir entre una buena colección de películas, unas más actuales que otras y de series. Yo opté, por lo primero, cine, pero como digo, las opciones eran tantas que tras un par de horas de sobrevolar el Atlántico, procedí a ver la selección de películas en español- en lo que realmente es latino- y, dentro de su enorme oferta,  me incliné - o decanté, que viene a ser lo mismo-  por ver una que hacía tiempo que tenía interés por ver y que, realmente no sé por qué, no había ido al cine a verla. Pero para esto existen las segundas oportinidades , aunque sean a miles de pies del suelo.
De entre el extenso catálogo que había en películas,  la  elegida fue Avatar, una película de ciencia ficción estadounidense del año 2009, escrita, producida y dirigida por James Cameron por medio de las productoras 20th Century Fox , Lightstorm Entertainment , Giant Studios Inc.. En la película, además de Cameron, están presentes otros productores como son Jon Landau y Rae Sanchini. Rick Carter y Robert Stromberg son los encargados del diseño de la producción y que cuenta con la música de James Horner y con fotografía de Mauro Fiore.  Para el montaje de este complicado -en lo técnico- film además de James Cameron, se encuentran John Refoua y Stephen E. Rivkin. Para el sorprndente vestuario se contrataron a Mayes C. Rubeo y Deborah Lynn Scott. En un apartado tan importante en la película como son los efectos especiales aparece la empresa Weta Digital

Esta película por la que me decanté en parte debido a la larga duración tanto de la película como del viaje era acorde, en gran medida,  con lo que todavía me esperaba en el vuelo. Además había escuchado crótocas tan favorables como desfavorables sobre la misma que yo, un hombr morboso cinematográficamente hablando, opté por elegir aquella que estaba considerada como un antes y un después en la historia del cine, como, por cierto, suele currir en la mayoría de las películas dirigidas por Cameron.

El reparto de la misma estaba protagonizada por Sam Worthington como Jake Sully,, Zoe Saldaña como Neytiri Omaticaya, Sigourney Weaver en el papel de la Dra. Grace Augustine, Stephen Lang como el Coronel Quaritchy, Michelle Rodríguez como Trudy Chacón. Junto a estos aparecen Giovanni Ribisi como Selfridge, Joel David Moore como el antropólogo Norm Spellman, Laz Alonso cmo Tsu'tey, sucesor del jefe de la tribu, Matt Gerald como el cabo Lyle Wainfleet, además de los anteriores aparecen Wes Studi, CCH Pounder y Dileep Rao.

Ambientada en el año 2154, los acontecimientos que narra la película se desarrollan en Pandora, una luna del planeta Polifemo, habitada por una raza humanoide llamada na'vi, con la que los humanos se encuentran en conflicto debido a que uno de sus clanes está asentado alrededor de un gigantesco árbol que cubre una inmensa veta de un mineral muy cotizado y que supondría la solución a los problemas energéticos de la Tierra: el unobtainium.

En esas circunstancias, Jake Sully, un marine que quedó paralítico en el pasado, es seleccionado para participar en el programa Avatar, un proyecto que transporta la mente de los científicos a unos cuerpos artificiales de na'vi para que la comunicación con los nativos resulte así más sencilla. Jake es seleccionado para ocupar el puesto que, como científico, ejercía su hermano gemelo recientemente fallecido.

A pesar del fin científico del proyecto en el que está plenamente implicada la Dr. Grace Augustine, una astrobióloga y directora del proyecto Avatar que sirve como mentora de Jake y que defiende las relaciones pacíficas entre humanos y na'vi. , el coronel Quaritch, comandante militar del proyecto y encargado de la seguridad de la base y quien dirige la defensa de la base humana en Pandora, convence a Jake para que le proporcione información sobre los nativos en caso de que fuera necesario recurrir a la fuerza para que se marchen.

En un principio, Jake cumple profesionalmente su misión, pero un encuentro fortuito con una nativa del planeta hace que cabie de planes y que , a la larga, se enamore de la nativa, Neytiri Omaticaya, una habitante de Pandora que se ve obligada a enseñar a Jake las costumbres de los na'vi.

Jake, tras contactar con Neytiri, se da cuenta de que éstos jamás renunciarán a su tierra, haciendo inevitable que a la larga surga un conflicto armado; él deberá decidir de qué lado está.

La acción, como hemos dicho,  se sitúa en 2154. Jake Sully, un marine veterano de guerra y herido en combate que ha quedado parapléjico, es seleccionado para participar en el programa Avatar ocupando el puesto que, como científico, ocupaba su hermano gemelo recién fallecido e incinerado delante de los propios ojos de Sully.

De esta forma, Jake es trasladado a Pandora, una luna del planeta Polifemo cuya atmósfera es tóxica para los humanos , debido a su alta concentración de ácido sulfhídrico, y que además de albergar una asombrosa biodiversidad, está habitada por los na’vi , una raza humanoide de piel azul, con algunos rasgos felinos y huesos reforzados de forma natural con fibra de carbono.

Los humanos se encuentran en conflicto con los nativos del clan Omaticaya debido a que están asentados alrededor de un gigantesco árbol, conocido por ellos como Árbol Madre, que cubre una inmensa veta de un mineral muy cotizado: el unobtainium. La existencia de dicho mineral ha llevado a una empresa privada a crear un proyecto de explotación de recursos minerales, dirigido por Parker Selfridge en lo civil y por el coronel Miles Quaritch en lo militar.

Las mentes de Jake y de unos científicos liderados por la doctora Grace Augustine, cuyos únicos intereses están en la cultura de los Omaticaya y en el estudio de la luna, son trasladadas a los cuerpos artificiales de unos na’vi creados genéticamente (sus avatares) mientras que ellos permanecen inconscientes en las cabinas de enlace.

De esta forma, la comunicación con los nativos resultara más sencilla y así podrían convencerlos pacíficamente de que abandonen el Árbol Madre.

Por su parte, el coronel Quaritch convence a Jake para que le proporcione información sobre los nativos en caso de que fuera necesario recurrir a la fuerza para que se marchen, y él como recompensa, le promete que podrá recuperar el uso de sus piernas inválidas gracias a la tecnología militar. Jake, Grace y el doctor Norm Spellman son llevados a la selva de Pandora por la piloto Trudy Chacón.

Mientras los doctores examinan la vegetación, Jake es perseguido por una bestia y, como resultado, cae a un río y se pierde. Mientras intenta orientarse, lo está espiando Neytiri, princesa del clan Omaticaya, que está a punto de matarlo, pero entonces una semilla del Árbol de las Almas, un árbol sagrado para los na’vi , se posa en la punta de su flecha. Neytiri lo interpreta como una señal, así que decide dejarlo vivir y acaba salvándole la vida al ser atacado por una manada de animales.

Cuando la “na’vi” está decidiendo qué hacer con Jake, decenas de semillas del Árbol de las Almas se posan en él, por lo que Neytiri decide llevarlo con los suyos.

Los Omaticaya, liderados por Eytukan, el padre de Neytiri, no se fían de Jake, ya que han tenido malas experiencias en otras ocasiones con la «gente del cielo» que quería aprender de ellos, pero Mo’at, la líder espiritual y madre de Neytiri, nota algo especial en el marine y acepta que se quede para aprender a ser un na’vi bajo la enseñanza de su hija para disguto de ella.

Mientras aprende a ser un na’vi , Jake informa periódicamente a Quaritch sobre cómo localizar y destruir el Árbol Madre. Pasan las semanas, y Jake aprende a cazar, correr y saltar entre los árboles como uno más del clan (algo que había olvidado sentir después del incidente de sus piernas de su cuerpo original), incluso es capaz de domar a un Ikran, una criatura alada que cada miembro del clan debe domesticar durante su aprendizaje.

Jake pasa cada vez más tiempo con los na’vi, maravillándose por su cultura y sus capacidades y, además, al pasar tanto tiempo juntos, él y Neytiri se enamoran. Como resultado, se involucra emocionalmente y empieza a olvidar su misión e incluso su vida como humano, y deja de informar a Quaritch. Grace también es aceptada por los Omaticaya con ayuda de Jake.

Cuando sólo falta un día para la ceremonia en la que Jake se convertirá definitivamente en parte del clan, Quaritch le comunica que su misión ha acabado y que puede regresar a la Tierra para que lo curen de su discapacidad.

Sin embargo, él le pide que lo deje estar en la ceremonia, diciéndole que si se convierte en uno de ellos podrá convencer a los Omaticaya de que se vayan pacíficamente. Tras la ceremonia, Neytiri lleva a Jake al Árbol de las Voces, donde le muestra la conexión que pueden tener con Eywa, su deidad.

En ese lugar, Jake y Neytiri se sinceran sobre sus sentimientos y se unen como pareja. A la mañana siguiente, los humanos comienzan a talar el bosque, destruyendo el Árbol de las Voces. Jake trata de impedirlo, pero al hacerlo lo identifican, y Quaritch, furioso por lo que hizo, desconecta a Jake y a Grace de sus cabinas y les dice que destruirá el Árbol Madre en una hora, esté el clan junto a él o no.

De vuelta a su avatar, Jake les cuenta a todos los miembros del clan la verdad e intenta convencerlos de que se vayan. Los Omaticaya, sintiéndose traicionados, deciden quedarse y resistir el ataque de los humanos, y atan a Jake y Grace. Ni siquiera Neytiri perdona a Jake.

Como la hora se ha cumplido, Quaritch y sus hombres comienzan a derribar el Árbol Madre. En medio del desastre, Mo'at libera a Jake y Grace para que puedan ayudarlos a escapar. Ambos hacen lo que pueden para proteger al clan, pero muchos na’vi resultan heridos, e incluso Eytukan muere.

Tras destruir el Árbol Madre, Quaritch vuelve a desconectar a Jake y Grace, encarcelándolos esta vez junto al doctor Norm, que intentó ayudarlos. Los Omaticaya se marchan de su destruido hogar, llevándose el avatar inconsciente de Grace, pero abandonando allí el de Jake.

La piloto Trudy Chacón (Michelle Rodriguez, la piloto de helicópteros que lleva dos años formando parte del cuerpo de militares asentado en Pandora y que acaba convirtiéndose en una renegada al ayudar a los na'vi en la lucha por conservar sus tierras, consigue liberar a Jake, Grace y Norm y los lleva hasta otra unidad de cabinas de enlace para que vuelvan a sus avatares y ayuden a los na’vi .

Durante la huida, el coronel los descubre y los intenta detener disparando con su rifle, pero por fortuna logran escapar de la base, sin embargo,  en el trayecto descubren que Grace esta herida en el costado por los disparos de Quaritch.

Una vez a salvo, Jake reflexiona sobre qué hacer para que los Omaticaya vuelvan a confiar en él y se propone montar a la bestia alada que conocen como Toruk-Macto. Según una historia que le contó Neytiri, ésta es la criatura más peligrosa de Pandora y quien pueda domarla sería reconocido como un líder de todos los diferentes clanes (incluyendo los Omaticaya) y traería la paz a los na’vi .

Tras lograr su objetivo, Jake se dirige al Árbol de las Almas, y los Omaticaya, al verlo cabalgar a lomo del Toruk-Macto, lo perdonan y respetan de nuevo.

Neytiri se reconcilia con Jake, diciéndole "Te veo", la máxima expresión de afecto y respeto entre los na’vi . Incluso Tsu'tey, el nuevo líder del clan, con quien Jake tenía hasta ese momento una fuerte rivalidad, lo acepta como uno más.

Entonces Jake les pide ayuda para curar a Grace quien está herida casi de muerte. Entonces inician un ritual para trasladar la mente de la moribunda Grace a su avatar, completamente sano.

No obstante no creen poder hacer mucho debido a que está muy débil, al principio parecía que lo lograban , pero la doctora no pudo resistir más tiempo y muere, aunque le aclaran que su mente ha pasado a formar parte de la naturaleza de Pandora.

Muy enfurecido por lo que hizo Quaritch, Jake exhorta a los Omaticaya a que lo acompañen para reunir a los otros clanes na’vi y atacar al ejército de los humanos. Quaritch, al enterarse de lo que planean los na’vi , decide contraatacar y destruir el Árbol de las Almas.

Poco antes del enfrentamiento, Jake le ruega a Eywa que los ayude en esta guerra, pero Neytiri le dice que La Gran Madre nunca interviene y sólo mantiene el equilibrio de la vida.

Los na’vi , ayudados por Norm en su avatar y Trudy en su Helicóptero, tratan de combatir a los militares pero, a pesar de la superioridad numérica, no pueden hacer casi nada contra su armamento. Trudy, Tsu'tey y el avatar de Norm (que resultó herido), al igual que cientos de na’vi , mueren durante la batalla.

Sin embargo, cuando todo parece perdido, Eywa, quien milagrosamente había escuchado las plegarias de Jake, envía a todas las criaturas de Pandora a atacar a los humanos, mientras Jake consigue destruir las dos naves principales.

Los na’vi logran la victoria, pero el coronel Quaritch, lejos de rendirse y protegido por una colosal armadura (el AMP Suit), llega hasta el lugar donde se encuentra el Jake humano con la intención de matarlo.

Neytiri aparece en ese momento a lomos de un Thanator y empieza a atacarlo, pero Quaritch consigue matar a la bestia dejando a Neytiri atrapada bajo su cadáver.

Jake llega en ese momento argumentando que la guerra acabó pero el coronel no está dispuesto a aceptar la derrota, entonces Jake y Quaritch comienzan a luchar a muerte.

En la lucha Jake rompe el parabrisas de la armadura dejando el torso de Quaritch al descubierto, pero el coronel rompe el cristal de el remolque y averiando la cabina de enlace provocando que el aire de azufre entre y el Jake humano se despierta y empieza a ahogarse.

El Jake na'vi queda inconsciente, y Quaritch intenta asesinarlo, pero Neytiri se libera y acaba matando al coronel de dos flechazos. Entonces ella intenta ayudar al inconsciente Jake na’vi, pero pronto se da cuenta de que el verdadero Jake humano se está muriendo ahogándose en la cabina. Cuando Neytiri entra a observar a Jake que parecía haber muerto, pero por fortuna consigue ponerle una máscara antigás y recupera el conocimiento.

En ese momento, Neytiri ve a Jake tal y como es por primera vez. Parker Selfridge y el personal militar son expulsados de Pandora, mientras que a Jake (como nuevo líder), Norm y los científicos que estudian Pandora se les permite quedarse.

La película finaliza cuando la mente de Jake es traspasada, mediante el mismo ritual que intentaron con Grace, a su avatar na'vi de forma permanente por el Árbol de las Almas.


El presupuesto oficial de Avatar fue de 237 millones de dólares,aunque algunas estimaciones lo sitúan entre los 280 y los 310 millones, más otros 150 millones dedicados al marketing.

La película se estrenó el 18 de diciembre de 2009 en gran parte de Europa y en Estados Unidos, así como en otros muchos países hispanoamericanos.

James Cameron escribió un esbozo de guión de ochenta páginas sobre Avatar en 1994 y, según sus propias palabras,  lo hizo en tan sólo dos semanas. Esta primera versión de la historia estaba protagonizada por Josh Sully, en vez de Jake Sully, aunque todas las ideas principales del guion definitivo ya aparecían.

En agosto de 1996, Cameron anunció que después de terminar el rodaje de Titanic tenía intención de filmar Avatar, donde quería emplear actores sintéticos o imágenes generadas por computadora. Su intención era que el proyecto costara cien millones de dólares y que hubiera al menos seis personajes diferentes «que parecieran reales, pero no existieran en el mundo real».

La empresa de efectos especiales Digital Domain, con la que Cameron está asociado, comenzó a trabajar en el proyecto, cuya producción se supone que debía empezar en el verano de 1997 para que la película pudiera estrenarse en 1999. No obstante, y según las propias palabras del cineasta, la tecnología de la época no estaba lo suficientemente avanzada como para realizar su visión de la película y decidió concentrarse en la realización de varios documentales y en el perfeccionamiento de la tecnología para los próximos años.

En junio de 2005, Cameron confirmó que estaba trabajando en dos películas, Battle Angel y Project 880,  y  que Project 880 se estrenaría en 2007 y Battle Angel en 2009. Poco después indicó que posiblemente el estreno de Project 880 se atrasaría hasta 2008. Finalmente Cameron reveló que Project 880 era en realidad «una versión remasterizada de Avatar», una película que ya había tratado años atrás. El cineasta eligió Avatar frente a Battle Angel después de haber realizado una prueba de cámara durante cinco días.

El guión inicial de Avatar, que Cameron realizó tiempo atrás, estuvo varios años circulando por Internet, pero fue eliminado de todos los sitios web cuando el proyecto se reanudó.

Entre enero y abril de 2006, Cameron trabajó en el guion y desarrolló la cultura na'vi. El idioma de la raza alienígena fue creado por el doctor Paul Frommer, lingüista y director del Centro de Gestión de Comunicación de la Universidad del Sur de California, formando alrededor de mil palabras, de las cuales una treintena fueron inventadas por el propio Cameron.

Como relato clásico de aventuras fantásticas, Avatar funciona en varios niveles, desde la fábula ecológica y las redes sociales hasta el mito del Héroe, referencias religiosas y demás. En Avatar se muestra el imperialismo y la biodiversidad.

Tal y como comentaba James Cameron, en una entrevista con Luis Martínez para el diario El Mundo afirmaba hablando su paralelismo con otro clásico , el de la Guerra de las Galaxias que «Lo que vi en la cinta de George Lucas no lo había visto nunca en mi vida. Lo que yo quiero dar al público es una experiencia similar». En su momento, James Cameron señaló que su principal inspiración fue «todos y cada uno de los libros de ciencia ficción que leí cuando era niño» y especialmente se esforzó en plasmar el estilo de la saga literaria John Carter, del escritor estadounidense Edgar Rice Burroughs.

El cineasta ha explicado que Avatar comparte temas con At Play in the Fields of the Lord, The Emerald Forest y Mononoke Hime, que presentan enfrentamientos entre culturas y civilizaciones. También reconoce la conexión existente con Bailando con Lobos (Dances with Wolves de Kevin Costner).

Parece ser que la historia podría acercarse a otras de ciencia ficción como son la novela de Paul Anderson: Call Me Joe o Camelot 30K, de Robert L. Forward en esto caso por el concepto central de avatar.

Para los actores y actrices, tras ver a numerosos candidatos para el papel en Estados Unidos, Margery Simkin, la directora de casting de la película, sugirió a Cameron la posibilidad de ampliar la búsqueda a otros países de habla inglesa como Reino Unido, Irlanda o Australia.

Simkin se puso en contacto con Christine King, una directora de casting australiana con la que había trabajado en el pasado, y le pidió que seleccionara a varios candidatos. Sam Worthington fue uno de ellos, aunque en un principio se sintió escéptico debido al secretismo que rodeaba al proyecto, ya que no le contaron nada acerca del guion y quién era el director.

Una semana después recibió una llamada para realizar una nueva audición, esta vez con Cameron, quien afirmó que Worthington tenía «todas las cualidades que esperaba para el papel». Aunque hay que decir que la Fox pidió que el papel de Jake fuera interpretado por una «gran estrella» por lo que Cameron ofreció entonces el papel a los actores Matt Damon y Jake Gyllenhaal, pero ambos lo rechazaron.

Para el papel protagonista de la mujer se eligió a Zoe Saldana . Los realizadores se convencieron de su elección tras efectuar una prueba de pantalla entre Worthington y Saldana y ver que la química entre ambos funcionaba.

Tras ellos se acordó contar con Sigourney Weaver encarna a la Dr. Grace Augustine quien se tiñó de pelirroja para el papel y que ya había trabajado para Cameron en Aliens, el regreso. Precisamente para el papel del malvado Coronel Quaritch, Cameron tiró de un viejo conocido Stephen Lang que había hecho una audición para el papel de Cameron en Aliens, el regreso. Al grupo básico se irá uniendo el resto del elenco.

James Horner fue el encargado de componer la banda sonora de la película, siendo esta su tercera colaboración con James Cameron tras Aliens y Titanic. 

En marzo de 2008, Horner grabó partes de la partitura con un pequeño coro cantando en el idioma de los na'vi. También trabajó con Wanda Bryant, una etnomusicóloga, para crear una cultura musical para los na'vi. Horner también se encargó de componer y producir el tema principal de la película, «I See You», junto a Kuk Harrella y Simon Franglen; con este último ya había trabajado antes en «My Heart Will Go On», también el tema principal de otra de las películas de James Cameron, Titanic.  «I See You» fue interpretado por la cantante Leona Lewis, quien lo grabó tras haber sido invitada al rodaje de Avatar.

Las islas flotantes se inspiran probablemente en los paisajes del Bosque de Piedras de Shilin Avatar iba a ser estrenada originalmente el 22 de mayo de 2009, pero la 20th Century Fox aplazó la fecha para dar más tiempo a la posproducción y para que los cines de todo el mundo pudieran instalar proyectores de películas en 3D.

Finalmente su estreno tuvo lugar en Londres el 10 de diciembre de 2009 y en la mayor parte del mundo entre los días 16 y 18 de ese mismo mes.

La proyecciones de la película tuvo lugar en 3D y en 2D, tal y como he visto. Avatar fue estrenada en un total de 3.457 cines en Estados Unidos, de los que 2.032 proyectaron la película en 3D. El 90% de las entradas vendidas de forma anticipada fueron para proyecciones en 3D.

El día de su estreno Avatar logró una recaudación de aproximadamente 27 millones de dólares, aumentando esta cifra hasta los 241 millones tras su primer fin de semana en taquilla. Diecisiete días después de que se estrenará, se convirtió en la película que más rápido ha alcanzado la cifra de mil millones de dólares en recaudación y, transcurridas tres semanas, se situó como la película con mayor recaudación de todos los tiempos, superando así a Titanic (1997), también de James Cameron.

Avatar consiguió superar esa marca en menos de seis semanas, convirtiéndose en la película más taquillera de la historia del cine hasta la fecha, logrando además ser la primera película en sobrepasar la barrera de los 2.000 millones de dólares en recaudación.

Según las cifras ofrecidas por Fox, su distribuidora, Avatar alcanzó sus mayores recaudaciones en Rusia , Francia , Reino Unido , Alemania , Australia y Corea del Sur. En España las cifras fueron buenas, pero se encontró con la fuerte competencia de la segunda entrega de Crepúsculo, cosas del país.

El 26 de enero de 2010 Avatar se convirtió oficialmente en la película más taquillera de la historia con recaudaciones mundiales hasta ese día de 1858 millones de dólares, según Box Office Mojo; y el 31 de enero de 2010 Avatar se convierte en la primera película en romper la barrera de 2000 millones de dólares en recaudación.

No solamente reconocerá el público con su asistencia a las salas de cine, sino por medio de los premios. Avatar, en 2010, fue nominada al premio Oscar en nueve categorías: «Mejor película», «Mejor director», «Mejor montaje», «Mejor banda sonora», «Mejor sonido», «Mejor edición de sonido», «Mejor fotografía», «Mejor dirección de arte» y «Mejores efectos visuales», Y ganó el Premio Oscar en las categorías de mejores efectos visuales, mejor dirección de arte, y mejor fotografía.

Avatar recibió cuatro nominaciones en la 67.ª edición de los premios Globo de Oro. Entre las candidaturas se incluían las de «Mejor banda sonora» y «Mejor canción original» por «I See You», interpretada por la cantante Leona Lewis, y las de «Mejor película dramática» y «Mejor director», resultando ganadora en estas dos últimas categorías.

La película optó también a nueve galardones en la 15.ª edición de los premios Critics' Choice otorgados por la Broadcast Film Critics Association, consiguiendo finalmente el de «Mejor película de acción» y cinco dedicados a los aspectos técnicos: «Mejor fotografía», «Mejor dirección de arte», «Mejor edición», «Mejores efectos visuales» y «Mejor sonido».

El Círculo de críticos de cine de Phoenix le otorgó los premios de «Mejor fotografía», «Mejor montaje», «Mejor diseño de producción» y «Mejores efectos especiales», además de incluirla en su particular lista de las diez mejores películas del año.

A principios de enero de 2010, James Cameron fue presentado como candidato al premio DGA, concedido al mejor director del año por el Gremio de directores, y a los premios WGA, concedidos por el Gremio de escritores, en la categoría de «Mejor guión original». Avatar fue seleccionada como candidata a «Mejor película» en los premios PGA, otorgados por el Gremio de productores.

A mediados de ese mismo mes, la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión dio a conocer a aquellos candidatos que optaban a los premios BAFTA en su 63.ª edición, entre ellos a Avatar con ocho nominaciones: «Mejor película», «Mejor director», «Mejor música original», «Mejor fotografía», «Mejor montaje», «Mejor sonido», «Mejor diseño de producción» y «Mejores efectos visuales», de las que finalmente sólo recibió estos dos últimos premios.

La Asociación de Críticos de Los Angeles lo premió con el mejor diseño de producción y la Asociación de Críticos de Chicago la nominó en dos apartados. Y la Academia francesa del cine la nominó a los Premios César a la Mejor película extranjera

La película se reestrenó en Estados Unidos el 27 de agosto de 2010 en salas 3D y IMAX 3D, con algunas escenas inéditas.

La crítica especializada recibió la película realmente bien —prueba de ello son sus 4 nominaciones a los Globos de Oro—, y para la mayoría de los medios de Estados Unidos con adjetivos como «gloriosa», «épica» o un «espectáculo visual sin precedentes».

En Estados Unidos el gran pope de la crítica del momento Roger Ebert del Chicago Sun-Times afirmaba «que era extraordinaria(...).  Viendo "Avatar," sentí algo parecido a cuando vi "Star Wars" en 1977. [...]no es sólo un sensacional entretenimiento, que lo es. Es un avance de la técnica.» En sus páginas del Chicago Sun-Times, Ebert comentaba que "Todavía hay al menos una persona en Hollywood que sabe cómo gastar 250 millones de dólares -¿O eran 300?- sabiamente. (...)

Manohla Dargis del The New York Times la tilda de «Gloriosa. [...] Creada para conquistar los corazones, mentes, libros de historia y marcas taquilleras, la película -la más cara de la historia-, es gloriosa, simple y felizmente alocada. [...] (Cameron) no ha cambiado el cine, pero con gente azul y flora rosa ha confirmado que es maravilloso.»

En otro diario neoyorkino, The New Yorker, David Denby comentó que «"Avatar" de James Cameron, es la película más hermosa que he visto en años.»

Richard Corliss en Time dijo de ella «[...] Los años venideros definirán qué películas pueden lograrlo [la perfección técnico-visual de Avatar]. [...] Destinada a divertir. Lo hará.» Y Todd McCarthy en Variety nos dejaba por escrito que "El rey del mundo ha fijado su visión en crear otro nuevo mundo en 'Avatar', y es un lugar que merece mucho la pena visitar. (...) entrega un espectáculo único, paisajes asombrosos, una narración excitante y un mensaje antiimperalista, de vuelta a la naturaleza".

En otra revista, The Hollywood Reporter, Kirk Honeycutt escribía que «[Cameron] lleva al cine de ciencia-ficción al siglo XXI con la maravilla deslumbrante que es "Avatar". [...] Cada bit de tecnología en 'Avatar' sirve a un propósito aún más grande; a una profunda historia de amor.»

En un - para mí - desconocido diario - aunque creo haberl citado en alguna ocasión- como es el Minneapolis Star Tribune, Colin Covert comentaba que "La película vibra con la excitación del descubrimiento y el asombro. No sólo por la visión de rinocerontes de seis patas o de dragones con alas de mariposa, sino por las miles de horas de trabajo que se unen aquí en una epifanía creativa (...)

Ty Burr en un diario de la costa este como es el Boston Globe afirmaba que "'Avatar' es un entretenimiento que no sólo se ve, sino que se absorbe a un nivel molecular: es lo más cercano a una experiencia total hasta que inventen los trajes holográficos"

Owen Gleiberman en Entertainment Weekly calificaba la película como "(...) espectáculo visual, 'Avatar' es inolvidable, pero como película en general, se va evaporando según se ve"

En el luminoso y cálido sur, Rene Rodriguez escribía en el Miami Herald que "Los elementos de género están ahí: lo que hiere críticamente a 'Avatar' es la incapacidad de Cameron de escribir mejores personajes"

Por su parte, en la columna cinematgráfica del The Wall Street Journal Joe Morgenstern comentaba que "La singular visión de Cameron ha subido la apuesta del entretenimiento filmado, y nos ha regalado una guía de viaje como ninguna otra. No querría vivir en Pandora (...) pero estoy encantado de haber pagado para visitarla"

Al oeste de los EE.UU, Kenneth Turan en Los Angeles Times afirmaba que "Sea lo que sea a lo que decidas enfocar la mirada, todo en 'Avatar' exige asombro y sobrecogimiento...nunca has experimentado nada como esto" . Por su parte, Peter Travers en la revista Rolling Stone decía de la película que "Lo que necesita la industria (el tipo de asombro exclusivo que pagarás por ver en pantalla grande). (...) estruendosamente excitante (...) Amplía las posibilidades de lo que el cine puede hacer. (...)

Ya en el Reino Unido Wendy Ide escribía en The Times que estábamos ante una película "Inmensa en todos los sentidos (...) Avatar es un abrumador espectáculo de inmersión. El arte de la tecnología 3D nos sumerge dentro, pero es la viva rareza del misterioso mundo tropical imaginado por Cameron lo que nos mantiene fascinados." Mientras en otro "british", en Empire, Chris Hewitt deja negro sobre blanco lo siguiente "Un tour de force con defectos pero fantástico (...) Eso sí, si te haces con un par de gafas 3D, se convierte en una experiencia trascendente de cinco estrellas, lo más cercano que estaremos nunca de pisar un extraño nuevo mundo. (...)

En España se fue más crítico cn la película, Por ejemplo, Javier Ocaña del Diario El País citicaba abiertamente la película y lo que ella suponía al afirmar que «La involución artística. [...] A Cameron se le ha olvidado la historia que quería contar. O no daba para más. [...] Si éste es el camino que va a llevar el cine a partir de ahora, que lo paren, que yo me bajo.» Frente a la opinión del columnista de El País, Alberto Luchini escribía en el Diario El Mundo que Avatar es "El espectáculo total. (...) poderío casi hipnótico de unas imágenes que se quedan grabadas en la retina"

En el Diario ABC E. Rodríguez Marchante afirmaba positivamente que "Allí donde se juntan cine y alucine. (...) se sale ebrio de fantasía, pero entero, porque la película ha tenido la sensatez de mantener el fondo liviano del cuento, el 'érase una vez', dentro de un pellejo abrumadoramente perfecto. (...)

Jordi Costa en Fotogramas coemntaba que "El perfeccionismo de Cameron (...) convierte la génesis de este planeta imaginario en el más rotundo activo de Avatar. (...) una experiencia de inmersión hiperrealista en la materia esquiva de los sueños. (...).

En el hemisferio sur, Diego Lerer escribía en el Diario Clarín que "Cameron cuenta, seduce, involucra e impacta. Por momentos exagera y se le va mano, es cierto, pero en tiempos de entretenimientos que se esfuman en el momento en que la pantalla se pone en negro, uno agradece y celebra el exceso." En ese mismo país, Argentina, Natalia Trzenko en Diario La Nación afirmaba que "Sin contar con un guión especialmente original ni sutil en sus intenciones, 'Avatar' es, de todos modos, un espectáculo cinematográfico alucinante, un viaje a un mundo que al final de las entretenidas más de dos horas y media de metraje al espectador le costará dejar atrás."


Habrá, parece ser, segunda , tercera y cuarta parte de Avatar. En una entrevista concedida a Los Angeles Times con motivo del lanzamiento del DVD y Blu-ray de Avatar, James Cameron confirmó que la historia de Avatar 2 se desarrollará en los océanos de Pandora. El anuncio de las tres secuelas de Avatar lo dio la 20th Century Fox en agosto de 2013.

James Cameron y la compañía cinematográfica han confirmado a través de un comunicado de prensa que Avatar será una tetralogía y han anunciado los fichajes de Rick Jaffa, Amanda Silver, Shane Salerno y Josh Friedman para elaborar junto al director los guiones de las tres películas restantes lo cual duró 5 meses.

El rodaje de la segunda parece estar desarrollándose desde octubre de 2014. El lanzamiento se realizará en el siguiente orden: Avatar 2 se estrenará en diciembre de 2017 y contará con guion de Cameron y Josh Friedman Avatar 3 llegará a los cines en 2018, con la colaboración de Rick Jaffa y Amanda Silver,  y Avatar 4 verá la luz en 2019, con la participación de Shane Salerno.

En enero de 2015, James Cameron anunció el retraso de Avatar 2 hasta finales de diciembre de 2017, por lo que las secuelas Avatar 3 y Avatar 4 también se verán retrasadas un año cada una debido a la complejidad del proyecto pues ajustar el guión y concretar la filmación al mismo tiempo de las tres secuelas aún desconocidas es muy complicado.

Estará producida por Cameron y Jon Landau, a través de su compañía Lightstorm Entertainment. Al igual que la película original, Lightstorm trabajará con Joe Letteri y su equipo de WETA Digital para crear los mundos de las secuelas.

Se rodarán las tres secuelas de Avatar en Nueva Zelanda. Como comprobamos desde la trilogía de "El señor de los anillos" la sombra de Peter Jackson -como vemos- es alargada.

Un avatar, lo digo para aclararlo antes de terminar, es una representación gráfica, generalmente humana, que se asocia a un usuario para su identificación. Los avatares pueden ser fotografías o dibujos artísticos, y algunas tecnologías permiten el uso de representaciones tridimensionales. El sistema de ajuste en la cabeza permitía que las interpretaciones faciales de los actores fueran capturadas una claridad y precisión sin precedentes. Y en este sentido la película es una piedra de toque para descubrir como la técnica digital empleada en el cine, al igual que la que emplea los video juegos consigue crear auténticos avatares de personajes de carne y hueso.

Comentar por mi parte que la película es un prodigio técnico y visual, estando a la altura de los 237 millones de dólares empleados pero el “mensaje” antibelicista y ecológico del film en 3D, aunque es demasiado elemental, y en ese sentido creo que viene más sensible la visión de John Boorman en La Selva esmeralda, auténtica reflexión sobre la presión inmisericorde del hombre sobre el medio natural".

Es cierto que verla en la pantalla de un avión no es lo mismo que verla en el cine y que no verla en 3D puede ser un aliciente perdido, - recordad lo muchísimo que me gustó Gravity en este formato, la única vez que realmente le he visto la utilidad al mismo- .

El film pretende ser como un videojuego colosal, de mensaje bienintencionado, pero gran parte de la lectura que puedo hacer debe centrarse en lo meramente técnico por lo que parece un producto destinado al efectismo visual, tan del gusto de Cameron, que finalmente podría ser la puerta abierta para la venta de videojuegos con , eso sí, un mensaje antibélico, pro - ecológista y pacifista, pero que se pierde entre el lenguaje ampuloso y en los efectos visuales, que eso sí, son prodigiosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario