lunes, 15 de febrero de 2016

El templario (Ironclap)


En julio de 1990, mientras opositaba, me enfrenté a un texto que empezaba de la  siguiente manera :

Juan, por la gracia de Dios rey de Inglaterra, señor de Irlanda, Duque de Normandia y Aquitania y conde de Anjou, a sus arzobispos, obispos, abades, condes, barones, jueces, gobernadores forestales , corregidores , mayordomos y a todos sus bailios y vasallos, Salud.

Todos que ante Dios, para bien de nuestra alma y de la de nuestros antepasados y herederos, en loor a Dios y para mayor gloria de la Santa iglesia, y la mejor ordenación de nuestro Reino, por consejo de nuestros reverendos padres Esteban, arzobispo de Canterbury, primado de toda Inglaterra y cardenal de la Santa iglesia Romana: Enrique, arzobispo de Dublín; Guillermo, obispo de Londres; Pedro, obispo de Winchester; Jocelino, obispo de Bath y Glastonbury; Hugo, obispo de Lincoln; Walter, obispo de Coventry: Benedicto, obispo de Rochester: Maestro Pandolfo, subdiacono y miembro de la casa papal Hermano Aimerico, maestre de los caballeros templarios en Inglaterra Guillermo Marshall, conde Pembroke Guillermo, conde Salisbury: Guillermo, conde de Warren Guillermo, conde Arundel; Alan de Galloway, condestable de Escocia; Warin Fitz Gerald, Pedro Fitz Herbert, Huberto de Burgh, senescal del Poitou, Hugo de Neville, Mateo Fitz Herbert, Tomas Basset, Alan Basset, Felipe Daubeny, Roberto de Roppeley, Juan Marshall, Juan Fitz Hugh y otros leales vasallos:

1) Primero, que hemos otorgado en nombre de Dios, y por la presente Carta hemos confirmado para Nos y nuestros herederos a perpetuidad que la Iglesia inglesa sea libre, conserve todos sus derechos y no vea menoscabadas sus libertades. Que así queremos que sea observado resulta del hecho de que por nuestra libre voluntad, antes de surgir la actual disputa entre Nos y Nuestros barones, concedimos y confirmamos por carta la libertad de las elecciones eclesiásticas-un derecho que se reputa como el de mayor necesidad e importancia para la Iglesia-y la hicimos confirmar por el Papa Inocencio III. Esta libertad es la que Nos mismo observaremos y la que deseamos sea observada de buena fe por nuestros herederos para siempre jamas.

A todos los hombres libres de nuestro reino hemos otorgado asimismo, para Nos y para nuestros herederos a titulo perpetuo, todas las libertades que a continuación se enuncian, para que las tengan y posean de Nos y de nuestros herederos para ellos y los suyos: ...

Comenzaba así una enumeración de derechos y libertades hasta una cifra de 63 artículos de los que constaba este documento que aseguraba los derechos feudales a la aristocracia frente al poder del rey.

Al leerlo pensé que se trataba de la Magna charta libertatum, más conocido como la Carta magna de las libertades o simplemente como Carta Magna, y no me equivoqué. Era el documento aceptado por el rey Juan I de Inglaterra, más tarde conocido como Jean Sans-Terre , o John Lackland surgido de los problemas sociales , en parte alentados por unos nobles anglosajones que veían como eran oprimidos por los nobles normandos y las graves dificultades en la política exterior que vivió Inglaterra en esos primeros años del siglo XIII.

Dicho documento fue elaborado después de tensas y complicadas reuniones en Runnymede, en Surrey. Después de muchas luchas y discusiones entre los nobles de la época, la Carta Magna fue finalmente sancionada por el rey Juan I en Londres el 15 de junio de 1215.

Es con ella con la que empieza esa película que aquí debería de haberse llamado Blindado o acorazado, pues eso significa ironclap y, sin embargo, cuando la película fue presentada en España como El templario, puesto que el protagonismo de éste es absoluto en esta película de aventuras del año 2011 rodada en Gales y dirigida por Jonathan English . 

La historia guionizada fue escrita por English y Erick Kastel, y basada en la historia previa de Stephen McDool. Se trata de una película producida por Rick Benattar, Jonathan English y Andrew J. Curtis por medio de una amalgama de productoras , muchas de ellas asociadas como Mythic International Entertainment, ContentFilm International , Film & Entertainment VIP Medienfonds 4 GmbH & Co. KG , VIP 4 Medienfonds , Premiere Picture, Rising Star , Silver Reel , Wales Creative IP Fund , Molinare Investment , Perpetual Media Capital , necesarios para alcanzar un presupuesto de $ 25 millones.

La película narra el asedio del castillo de Rochester por el rey Juan en 1215 tras renunciar a los firmado en la Carta Magna y exigiendo un mandado más autoritario en sus manos y menos controlado por el parlamento. En el apartado técnico destaca el papel de acompañamiento permanente de la música realizada por Lorne Balfe y con la fotografía de David Eggby o el montaje de Peter Amundson, 

El reparto está encabezado por James Purefoy como el templario Thomas Marshall, Brian Cox como William d'Aubigny o de Albany, Kate Mara como Lady Elisabeth, Paul Giamatti como el rey Juan de Inglaterra, Jason Flemyng como Becket, Derek Jacobi como Reginald de Cornhill, Charles Dance como Stephen Langton, arzobispo de Canterbury, Aneurin Barnard como el escudero o Guy, Bree Condon como Agnes, Mackenzie Crook como Daniel Marks , Jamie Foreman como Jedediah Coteral, Rhys Parry Jones como Wulfstan, Vladimir Kulich como Tiberio, John Pierce Jones como Cook, Daniel O'Meara como Phipps, David Melville como Baron Darnay, Annabelle Apsion como Maddy, Steffan Rhodri como Cooper, entre otros. 

La película comienza con una breve introducción histórica a modo de prólogo sobre lo que acontece en Inglaterra, a principios del siglo XIII. 

El 15 de junio de 1215 y, tras una guerra que duró más de tres años y una dura negociación, el despótico y totalitario rey Juan se vio obligado a aceptar ciertas peticiones de los señores feudales,, ayudados por la Orden del Temple , cuyo objetivo era limitar el poder real. Así nació la Carta Magna, un documento de la concesión de derechos a todos los ingleses hombres libres.

Sin embargo, el rey Juan, tras reunir un fuerte ejército de mercenarios daneses bajo la dirección de un jefe militar, el capitán Tiberio, para recuperar el reino de Juan bajo la presunción de que el Papa ha acordado mantener los misioneros cristianos de Dinamarca . Ante la llegada de este contingente el rey Juan se negó a cumplir el acuerdo, provocando así una guerra civil, la llamada Primera guerra de los Barones (1215-1217). El rey decidió eliminar a los que lo habían humillado, actuando especialmente contra los barones que le habían obligado a firmar la Carta Magna. así como a un grupo de caballeros templarios. 

En esto que llega a un castillo el Abad Marcus junto a tres caballeros templarios (que han tomado votos de silencio) y que se dirigen de peregrinación a Canterbury , buscando refugio de la lluvia en el castillo de Darnay. Uno de los caballeros que acampan en el castillo, Thomas Marshall, va junto al abad con la intención de que lo liberen de sus votos dentro de la Orden del Temple en esa reunión en Canterbury, al sur de Inglaterra. 

Por la mañana, el rey Juan llega al castillo con su ejército y acompañado de sus mercenarios daneses. Su intención es vengarse del Barón de Darnay, uno de los firmantes de la Carta Magna y al que Juan ordena que se le ahorque. En esto que interviene el Abad Marcus que intenta intervenir para frenar la arbitraria decisión real. 

El rey ordena que la lengua del Abad sea cortada. Ante tamaña brutalidad Thomas Marshall y los otros dos caballeros salen a luchar contra los daneses. 

Tras una breve lucha, Marshall se escapa del castillo a caballo llevando al Abad; dejando atrás a los otros dos templarios que son asesinados. El Abad muere antes de la noche de sus heridas, y Marshall rompe su voto de silencio jurándole que su sacrificio no será en vano. 

Una vez que ha llegado a Canterbury , Marshall se reúne con el arzobispo Langton , el redactor de la Carta Magna, y el Barón William d'Aubigny , un ex soldado volvió a sus negocios como comerciante de lana. Langton revela que el Papa se ha alineado con el rey Juan y que él mismo ha de ser excomulgado por escribir la Carta Magna. 

Los tres hombres están de acuerdo en que Juan debe ser detenido, y que el lugar para frenarlo es el castillo de Rochester , el asiento del Barón Cornhill y una fortaleza estratégica que controla el sur de Inglaterra y permite el acceso a Londres y el resto del país. En Rochester, han de resistir el asedio de las tropas reales.

Aubigny convence a tres de sus hombres a unirse a él, - Gil Becket, el arquero Daniel Marks, y el ahora granjero Joseph Wulfstan- incluyendo su escudero, Guy, y a un delincuente de poca monta llamado Jedediah, pero una cuarta persona rechaza la llamada del Barón a las armas. Un grupo de siete, finalmente, sale para Rochester, donde, al llegar, descubren seis mercenarios daneses que ya han reivindicado el castillo. La razón se debe a que el cuarto hombre los había traicionado ante el rey. 

Aubigny , ante la compleja situación, inicia una una lucha en la que matan a los daneses y luego reclamar el castillo de Rochester, en el nombre de la rebelión, para disgusto de Cornhill, que se encuentra acompañado de su joven esposa, Lady Elisabeth. 

Cuando el ejército de Juan finalmente llega y pone sitio a Rochester, la guarnición se afianza y se las arregla para vencer a la danesa asalto inicial. Sin embargo, el combate va  a seguir por lo que Aubigny ofrece a sus hombres que se escapen por la noche si lo desean; ninguno acepta. 

Un segundo asalto tiene lugar. Los daneses aprovechando que no tiene foso el castillo han montado una torre de asedio que será destruida, ante la desesperación del rey inglés,  por una catapulta hecha a mano por los defensores de dentro del castillo. Los atacantes son rechazados por segunda vez, aunque las bajas en el castillo son notables.

Las fuerzas del Rey intentan iniciar un asedio de agotamiento aprovechando el paso del otoño al invierno, intentando matar de hambre a los defensores. 

Mientras tanto, el arzobispo se informó de que el príncipe francés Louis está esperando su momento en Francia y negociar con Juan para destronarlo, y se pone en marcha a toda prisa para agilizar los asuntos. 

A medida que el invierno avanza, el hambre de los ocupantes del castillo va en aumento; entretanto, Lady Elisabeth va acercándose más al templario, aunque éste debido a sus votos, la rechaza. 

Una noche Marshall sale del castillo al amparo de la noche y luego regresa con comida robada del campo danés. La moral del castillo se ve reforzada por el acto de Marshall. 

Pasado un tiempo, una noche, Marshall sucumbe a las caricias de Elisabeth de Cornhill, rompiendo sus votos templarios. 

Mientras tanto, el líder danés, Tiberio, amenazado por Juan para que tome el castillo plantea  un enfoque diferente en su siguiente asalto y se las arregla para colarse una pequeña fuerza de los hombres mayores de las paredes antes del amanecer para abrir las puertas del castillo desde dentro. Sin embargo, Guy, el escudero descubre los infiltrados y llama a  la alarma, pero es demasiado tarde. 

Tiberio se lanza al ataque ya dentro de un castillo mientras que los daneses merman a la guarnición. Durante el caos, d'Aubigny queda  herido y dejado atrás en el caos de la retirada. 

Marshall, que ha sido herido, se recupera a tiempo de ponerse la armadura de combate de su caballo y cargar contra los daneses en su caballo de batalla, y permite que los supervivientes para encerrarse en la torre del homenaje. 

Mientras esto se produce tres defensores heridos van a ser sacrificados, entre ellos  Aubigny, que es arrastrado ante el Rey y obligado a ver como las manos de dos prisioneros son cercenadas. Después y traqs un intercambio verbal desafiante con el rey Juan, este se cabrea y le somete a la misma suerte, cortándoles las dos manos y un pie, y luego arrojándolo con la catapulta contra la pared del torreón. 

En el interior, Cornhill trata de rendirse, pero los demás lo detienen, marchándose a su dormitorio y ahorcándose, posteriormente. 

Mientros tanto, los zapadores reales han estado preparando una mina bajo los cimientos de la torre del homenaje, Los defensores se dan cuenta cuando llega una piara de cerdos que ser traído y puesto en la mina para que la grasa animal aliente el fuego y que todo estalle hundiendo los cimientos de la torre del homenaje, que , finalmente cae. Al caer las paredes del torreón comienza el asalto final final. 

Los últimos defensores mueren entre ellos, Jedediah y Gil Becket. Sólo sobreviven Guy , Elisabeth y Marshall, aunque este último queda inconsciente por la caída de escombros. Tras recuperarse en enfrenta a Tiberio, pero Marshall interviene y lo frena. Tiberio sucumbe ante un Marshall, mientras se escuchan a lo lejos la llamada de los cuernos del ejército rebelde  acompañado del ejército francés.

Juan, enajenado desde la brutalidad mostrada ante Aubigny, y los daneses restantes se dispersan con el pánico. 

Marshall se presenta ante el príncipe francés Luis y el arzobispo Langton a las puertas del castillo; este último le dice que ahora está libre de la Orden del Temple. Reconociendo como nuevo rey de Inglaterra a Luis con un movimiento de cabeza. Marshall monta junto a Elisabeth y se marcha, mientras Guy le anuncia al rey que todos han muerto y que ellos han aguantado. 

En el epílogo se nos describe la muerte del rey Juan por unas fiebres  y la reconstrucción del castillo de Rochester , y cómo, al igual que la Carta Magna , aún sigue en pie. Terminando así la película. 
La película fue filmada en su totalidad en el País de Gales en 2009 y se estrenó en 2011 En un primer momento se pensó en la actriz  Megan Fox cuando la productora de la película, Mythic, comenzó a buscar otros inversores asociados durante el Festival de Cine de Cannes de 2008 . Sin embargo, Fox abandonó el proyecto y más tarde fue sustituido por Kate Mara . 

Debido a la reducción en el presupuesto inicial todo el equipo de apoyo fue cambiado, con la excepción de los actores James Purefoy y Paul Giamatti . En este sentido el productor Andrew Curtis describe la financiación de la película como mucho "más compleja que un mapa del metro de Londres " en declaraciones a la revista Variety; finalmente, se contó con un entramado enorme de productoras con hasta 18 productores ejecutivos. 

El rodaje comenzó en los Dragon International Film Studios , cerca del pueblo Llanharan en Gales , el 9 de octubre de 2009. Allí se realizó una réplica del castillo de Rochester en el complejo de estudios. 

El productor Rick Benattar se esforzó para hacer la película lo más históricamente exacta posible, volver a recrear el violento cerco histórico del castillo de Rochester, y que los espectadores conocieran la brutalidad de la batalla. 

Iroclap fue la mayor producción independiente que haya sido filmado en Gales, en espacios tales como Tree Tower Manor y St. Donats Castle, Vale of Glamorgan y fue una de las más grandes películas independientes rodada en Gran Bretaña en ese año 2009. 

La película que intentó ser rigurosa en el sentido histórico , puede que no lo sea tanto. Por ejemplo,  de William d'Aubigny, que no fue un comerciante lanero ennoblecido, el defensor del estratégico Castillo de  Rochester según los cronistas de la época, se desconoce el  número de hombres con el que lo defendió. Las estimaciones van de 95 a 140 caballeros apoyados por ballesteros. Y se sabe que no fue ni torturado y ni fallece en el asedio

Si bien es cierto que el rey Juan, o John, no tomó el castillo, no es menos cierto que la mayoría de los nobles  fueron encarcelados o desterrados, Por otro lado, los franceses no llegaron a Inglaterra hasta unos seis meses después del asedio había terminado. 

Un error se encuentra den el hecho de presentar a los daneses como paganos  cuando para el siglo XIII Dinamarca ya había sido cristianizada . Además, los mercenarios históricos del rey Juan eran en su mayoría flamencos , provenzales y gentes de Aquitania, pero no daneses.

De entre los personajes históricos que los que se hacen referencia en la película destaca  William d'Aubigny que no era un comerciante de lana ennoblecido, mientras que el personaje de Thomas Marshall, el personaje principal interpretado por James Purefoy , se basa libremente en la historia del caballero medieval y hombre de Estado William Marshall, o el mismo rey Plantagenet o angevino también conocido como «Espada Suave» por su conocida ineptitud militar.

Debido a que La Carta Magna había sido firmada por coacción, sin embargo, Juan recibió la aprobación de su señor el Papa para romper su palabra tan pronto como las hostilidades cesaran, provocando la Primera Guerra de los Barones e invitando a la invasión francesa del príncipe Luis VIII de Francia, a quien la mayoría de los barones ingleses había invitado a reemplazar a Juan en el trono.

Juan viajó por el país para oponerse a las fuerzas rebeldes, incluyendo un asalto personal de dos meses al Castillo de Rochester. Retirándose de la invasión francesa, Juan tomó una ruta segura por el área pantanosa del Wash para evitar el área rebelde de Anglia Oriental. La lentitud de su caravana con el equipaje (incluyendo las Joyas de la Corona), no obstante, tomó una ruta directa y se perdieron en una marejada inesperada. Esto significó un golpe para Juan, que afectó su salud y su estado mental. Sucumbió a la disentería y viajó de lugar en lugar, estuvo una noche en el castillo de Sleaford antes de su muerte el 18 ó 19 de octubre en el castillo de Newark, Nottinghamshire (entonces Lincolnshire, hoy en el límite de Nottinghamshire con ese condado).

Su hijo de nueve años le sucedió en el trono de Inglaterra y se convirtió en Enrique III (1216–1272) y, aunque Luis continuó reclamando su derecho a dicho reinado, los barones cambiaron su preferencia hacia el nuevo rey, forzando a Luis a renunciar a su reclamo y firmar el Tratado de Lambeth en 1217. Muchos de los rebeldes ingleses preferían un débil rey inglés en la persona de un niño de nueve años de edad, Enrique III, que a un monarca francés con experiencia. De hecho los rebeldes se pasarán al lado de los realistas. Los avatares de la historia.

En cuanto al territorio señalar que en un mapa del siglo XIX sobre el Rochester medieval se  muestra cercanos casi anexos al castillo, la catedral del gótico normando y la ciudad que desde luego no aparecen en la película

Para la crítica la película no fue bien valorada. Kim Newman en Empire comenta que "Tiene momentos de terror y emoción seguidos de momentos flojos. (...) A caballo entre una estruendosa obra colegial y un film histórico serio, al menos ofrece suficiente desmembramientos (...) como para salir un sábado a verla. (...) 

Para Colin Covert en el Minneapolis Star Tribune comentaba que "Este drama de espadas y batallas es un jaleo. Pero tiene una violenta simplicidad y una falta de pretensiones que resultan refrescantes (...) 

Leslie Felperin en Variety comenta que "'Ironclad' puede ser el perfecto revulsivo para los fans de la casquería locos por el rollo medieval, pero todos los demás encontrarán a esta coproducción britano-germana-americana un poco aburrida" 

En España Jordi Costa en el Diario El País comenta que esta película es de "Espada y desidia. (...) Con profusión de sangre digital, 'Templario' ofrece un retrato de la Edad Media crudo y brutal (...) No se preocupa demasiado en disimular su condición de borrador de última generación" 

Para Rubén Romero del desaparecido Diario Público "Jonathan English ofrece una narrativa propia de película pornográfica: lo que ocurre entre orgía de mutilaciones y orgasmo de desmembramientos carece por completo de interés e incluso roza (cuando no cae de bruces) en lo ridículo" 

En ABC  E. Rodríguez Marchante comenta que está "Muy bien afilada en sus escenas violentas y en sus diálogos sorprendentes (...) Quizá 'Templario' saque un suspenso en Historia, pero también un notable en entretenimiento" 

Lluís Bonet Mojica del diario La Vanguardia señala que la "Película con ciertos altibajos narrativos y un exceso de violencia (...) Paul Giamatti consigue envilecer aún más la espeluznante figura de Juan sin Tierra (...) 

 Quim Casas Diario El Periódico "El resultado es chocante, curioso y desproporcionado; un filme sin mesura con algunas buenas ideas y una tonalidad muy descompensada, con un montaje algo abrupto (...)
Carlos Marañón en Cinemanía nos dice que la película es "Directa, de poco gasto en exteriores y aires de 'Braveheart' en las secuencias interiores, se agradece el toque discreto para las relaciones amorosas y su sencillez en la exposición del trasunto histórico (...) 

En la otra gran revista de cine en español,  Desirée de Fez  afirma que el templario "Es, para lo bueno y para lo malo, un subproducto de aventuras épicas (...) Es insólitamente oscura, retorcida y sangrienta (...).

A mi personalmente me ha gustado. Tiene acción y una puesta en escena. De hecho han conseguido que las escenas de lucha sean el punto fuerte de la función. O sea, la historia es excusa para la crudeza no exenta de entretenimiento. El trabajo técnico es muy bueno, con buena música creada por Lorne Balfe, excelentes decorados y vestuario, gran trabajo de fotografía, ya se recrea en los "sucio" y crudo

Una secuela llamada, Templario II: Batalla por la sangre , se anunció que en el desarrollo poco después de la liberación de la película. En la misma estaría el mismo equipo de la primera encabezado por Jonathan English, Stephen McDool como director y guionistas y comenzaría cinco años después de esta primera película. Sería estrenada en marzo de 2014. Estaré a la espera de verla en esta misma semana. Y, por cierto, aprobé ese examen que contenía esta magna carta, el primer reconocimiento de derechos para los individuos frente la arbitrariedad de los reyes. Eso sí, hasta aquí puedo leer, lo que ocurrió después otro día lo contaré.






No hay comentarios:

Publicar un comentario