domingo, 21 de enero de 2018

Pronto, Montalbano


El comisario Salvo Montalbano es el protagonista de una serie de novelas y narraciones cortas publicadas por el escritor Andrea Camilleri (Porto Empédocle, 1925). Se caracteriza por utilizar un italiano con importante presencia de elementos del siciliano. La 2 de TVE parece avergonzarse de su programación cuando es , en muchas ocasiones, lo mejor de la televisión. Ya ocurrió en Fin de año, algo que se repite año tras año con Cachitos de Nochevieja, sin lugar a dudas lo mejor de esa noche televisiva. 

Lo cierto es que desde el año 2013 apostaron por emitir una serie que se centraba en la figura del Comisario Montalbano. Se trata de la serie inspirada en el comisario creado por Andrea Camilleri y de la que podido disfrutar de su lectura en alguna ocasión. La serie es desde 1999 ,un fenómeno de audiencias en Italia, sin precedentes. 

Tienen la facultad de ser una o dos historias por temporada y año. Cada una de ellas no es tanto un telefilm, sino casi un largomentraje; aunque no, hay que reconocer que tiene estructura de telefilm. Parece ser que cada estreno paralizó al país. 

Yo leí la obra de Camilleri por recomendación de una amiga que admiraba al autor y que se quedó enganchada con la serie. Me repetía en múltiples ocasiones lo mucho que me parecía en el aspecto y en la forma de actuar al Comisario Montalbano y , un día, una vez leída alguna de sus obras la vi. Y , efectivamente, parezco la  imagen del Comisario de Vigata. 


La serie en antena desde 1999 en la RAI está bajo la dirección de Alberto Sironi , siendo la RAI Fiction , junto con la productora Palomar . El guión sigue lo escrito por Andrea Camilleri , quien revisa los guiones que son escritos por Francesco Bruni y Salvatore De Mola. 

La música es de Franco Piersanti y la fotografía, cuya calidad es lo que más se resiente, es de Stefano Ricciotti y Franco Lecca. 

Está protagonizada por Luca Zingaretti (Salvo Montalbano), Cesare Bocci (Mimí Augello), Peppino Mazzotta (Fazio), Angelo Russo (Catarella), Davide Lo Verde (Galluzzo), Isabel Sollman (Ingrid), Roberto Nobile (Nicoló Zito), Marcello Perracchio (Dott. Pasquano), Giacinto Ferro (Bonetti Alderighi) y Giovanni Visentin (Tommaseo). También han sumado a la misma Roberto Nobile, Giovanni Guardiano, Katharina Böhm, Marco Cavallaro. 

Hasta el momento he visto los dos capítulos de la Temporada 2 (2000) que corresponde con el tercero , La forma del agua, y el cuarto, El perro de Terracota escritos respectivamente entre 1994 - La forma dell'acqua (La forma del agua)- y 1996 - Il cane di terracotta (El perro de terracota)- así como el primero de la tercera, el quinto emitido en 2001 y que lleva por título El viaje a Tindari 

En todos el protagonista es el Comisario Montalbano, que trabaja en la pintoresca localidad de Vigata, en la provincia de Montelusa (Sicilia) (dos nombres inventados que en realidad corresponden a Porto Empédocle y la provincia de Agrigento respectivamente). 

Se trata de un personaje peculiar, un funcionario celoso, representante de la Policía estatal en la localidad de la que es natal, que es, en mayor o menor medida, respetuoso con la ley y que es un amante de la gastronomía siciliana y de su propia tierra. 

Sus colaboradores principales son el subcomisario Domenico Augello, los inspectores Fazio y Gallo, el telefonista , torpe y bueno, de Catarella y el agente Galluzzo. Además, cuenta con otros agentes como Germaná, Giallombardo, Torretta o Imbró. 

La primera que he visto , La forma del agua, no confundir con la película de Del Toro. La serie comienza con Salvo Montalbano, el Comisario local, que nada frente a su casa para conseguir aclararse las ideas en lo personal y en lo profesional. Salvo Montalbano tiene cuarenta y cinco años, conserva una novia en Génova y es comisario de policía del pequeño pueblo de Vigàta, en Sicilia, que si bien no se encuentra en ningún mapa de este mundo es más real que la vida misma. 

Montalbano es fiel amigo de sus amigos, aunque sean delincuentes como Gege, el responsable de "El Aprisco", un burdel al aire libre , amante de la buena mesa y sabedor de que la tierra ha girado y girará muchas veces en torno al sol. Montalbano es un hombre de calidad humana e infalible perspicacia, que ha de afrontar la extraña muerte de Luparello, un importante político, que muere en una zona de prostitución , controlada por su amigo Nene. Aparece muerto semidesnudo en el interior de su coche en ese descampado donde reina la prostitución y la droga. 

Todo apunta a que ha fallecido de un ataque al corazón después de haber mantenido relaciones íntimas con una persona desconocida, pero que es descrita como una joven alta, rubia. Los limpiadores que la encuentran llaman a su amigo y valedor, Rizzo, un abogado poco escrupuloso, que le dice que ha de llamar a la policía. 

Al rato el caso está en manos del comisario Montalbano, un hombre que no se fía de las apariencias. Pues si bien ha muerto por muerte natural, un infarto, lo cierto es que hay detalles que a él le parecen extraños. Más tarde, descubre que el mismo tiene que ver con una trama sexual y política que se esconde tras el presunto crimen. 

El caso le pondrá en conocimiento de alguien que con el tiempo se convertirá en su amiga, Ingrid, que es la hija política de Luparello. Sin embargo, todo apunta a que Rizzo está involucrado y ha sido organizado por éste y por otro oponente político. El problema es que Rizzo es igualmente asesinado. 

Además en la historia desagradable aparece involucrado , Giorgio, sobrino de la víctima que resulta ser el joven amante de Luparello. Al final, Montalbano da con las claves de una muerte natural, pero muy compleja y con muchas aristas políticas y sexuales , así como familiares. 

La segunda de la saga que he visto es El perro de terracota, una historia que se inicia con un robo absurdo en un supermercado y el encarcelamiento un tanto estrambótico de un capo de la mafia, Tano "El griego". A éste ha accedido gracias a una información de Gege que le informa a Salvo que Tano el Griego (un mafioso envejecido y con problemas del corazón) quiere verle. Un mafioso es encarcelado, pero es tiroteado. 

Antes de morir el mafioso informante , ya que es tiroteado, revela a Montalbano la existencia de un depósito de armas en una cueva en las afueras de la ciudad. Allí, adicionalmente al cargamento de armas, la policía encuentra dos cuerpos ocultos en una cámara secreta, enterrados aparentemente según un oscuro ritual. Montalbano siente curiosidad por el hallazgo, pero primero tiene que lidiar con el problema del contrabando de armas que dio a conocer por revelación del informante y que tiene que ver con el empresario al que robaron y con la mafia calabresa. 

Sin embargo, a pesar de la firme determinación con que Montalbano afronta la resolución de los casos, su auténtica pasión será descifrar el contenido simbólico que encierran. Gravemente herido después de una emboscada tendida por la mafia y dolorido por la muerte de su amigo de la infancia Gege , lo que aparentemente impide continuar con la investigación, se pasará la mayor parte de su convalecencia tratando de resolver el misterio de los cuerpos en la cueva. 

En el que ayuda, aunque poco su novia Livia, que vive en Génova, que va a verlo una vez que es herido; el subcomisario Mimì Augello; el telefonista Catarella; los sargentos Fazio y Tortorella; los agentes Galluzzo, Gallo y Germanà; Jacomuzzi, el jefe de la Científica; el doctor Pasquano; el juez Lo Bianco; Zito, amigo y reportero de Retelibera; Adelina, que trabaja en la casa de Montalbano; la sueca Ingrid Sjostro; y el jefe superior Luca Bonetti-Alderighi. Finalmente logra enlazar el caso con un asesinato cometido durante la Segunda Guerra Mundial. 

En la tercera entrega, El viaje a Tindari, que vi ayer noche, comienza con la natación del Comisario en el mar cuando un joven aparece asesinado a las puertas de su casa. 

Poco después, un hombre denuncia la desaparición de sus padres, los cuales vivían en el mismo edificio que el hombre asesinado. Aparentemente se trata de dos casos distintos, solo unidos por la casualidad. Pero además, las familias mafiosas que se reparten el negocio en la zona están en crisis, debido a la pujanza de nuevos grupos mafiosos con todavía menos escrúpulos, hasta el punto de que un nonagenario ha tenido que asumir el mando de una de ellas y , además, convoca a Montalbano para darle un recado en lenguaje mafioso, es decir, difícilmente inteligible: que detenga a su nieto que está con lo que el llama los "perros mafiosos" , o sea, la nueva y más sanguinaria mafia. 

Al primer crimen Montalbano no le da demasiada importancia, - ya que está más preocupado por la relación sentimental de su compañero y amigo Mimí, que podría significar su traslado- al atribuirlo implícitamente a un ajuste de cuentas mafioso o vinculado a asuntos turbios, de extorsión sexual, por lo que se toman la investigación con calma. 

Tampoco se toman muy en serio la desaparición de los dos ancianos, pensando que pronto aparecerán. Pero lo cierto es que las cosas se acaban complicando, porque los ancianos, que nunca salían de casa y eran una pareja solitaria y antipática, fueron vistos haciendo una excursión a Tindari, en autobús, y llegaron a emprender el camino de regreso que no concluyó. 

Tras profundas reflexiones, Montalbano descubre la pista que lo conducirá hasta una siniestra organización que se dedica al tráfico de órganos, con un médico que lo realiza, la mujer de éste, una rumana vinculada con el primer muerto y amiga de Ingrid con la que más le valdría no haberse topado. 

La serie continua , volveré a ver un capítulo de la misma cuando pueda, antes de acabar decir que la implicación en la misma del autor , Andrea Camilleri, profesor de cine, guionista y dramaturgo y que en 1994 publicó la primera entrega de la saga, La forma del agua ("La forma dell'acqua"), protagonizada por el Comisario Montalbano. 

Desde entonces cada aventura de Salvo Montalbano - cuyo apellido es un homenaje al escritor español Manuel Vázquez Montalbán, padre del famoso detective Pepe Carvalho, y que , según lo expresado por Camilleri en varias de sus obras, este nombre de fantasía es un homenaje al sur de Italia, ya que "Salvo" y "Albano" son dos apellidos relativamente frecuentes allí- están entre los libros más vendidos en Italia. 

Se venden un promedio de 60.000 mil copias por aventura, solamente en Italia. El autor ha vendido más de 10 millones de copias en todo el mundo. Pues bien , el autor Andrea Camilleri es también el que coordina los guiones de los capítulos de la serie que cada episodio obtiene algunos de los Rating de espectadores en Italia. El episodio “El campo del Alfarero” estrenado el 14/03/2011 le ganó a la emisión especial del “Big Brother” en la que se batía el record mundial de un participante encerrado por más de 140 días y con un rating de 7 milllones de espectadores en promedio (26% Share aprox.).

La serie es un lienzo de una Sicilia, alejada de Palermo y, más cerca de Monrreales, que es somnolienta, con solitarias plazas, empinadas escaleras y calles empedradas envueltas ; y todo ello combinado con entrañables entornos rurales que acentúan ese tono costumbrista de la serie. En la misma destacan la galería de personajes, pintorescos en gran medida, como Catarella . 

Una recomendación verla en versón original con subtítulos ya que la serie gana mucho más que con el doblaje. El protagonista es Luca Zingaretti, que en 2009 era el actor mejor pagado de Italia, con un caché de 300.000 euros por cada capítulo de Montalbano. 

En Ragusa se ofrecen decenas de Tours de Montalbano. Las locaciones donde se filma la serie se convirtieron en un fenómeno turístico. Además de los lugares gastronómicos que se citan en la obra destaca “El restaurante de Enzo” donde suele almorzar el comisario, es un restaurante que existe realmente en Punta Secca, una aldea de Santa Croce Camerina (Ragusa). En Italia hay varios libros de cocina gourmet que recopilan las recetas de los platos típicamente italianos que saborea el popular comisario, durante todos los capítulos. El plato favorito del comisario es la “Pasta nasciata” Una especie de lasagna con pasta y berenjena o los pulpitos del primer capitulo o la ensalada de pasta del tercero que vi ayer. 

Por último, comentar que cada episodio tiene más de film que de esta teleserie cuyo episodios en 2013 los episodios se habían repetido 103 veces en la programación de RAI 1. Yo me conformo con verlos una vez , por supuesto, escuchando el perenne Pronto, Montalbano!


No hay comentarios:

Publicar un comentario