lunes, 25 de enero de 2016

Forajidos


Vi esta película por ser un western y me equivoqué. No era un western, era simplemente un rollazo. Si visteis en su momento Arma Joven, una película del año 1988 , una dirigida por Christopher Cain y que contaba con Terence Stamp como John Tunstall y que contrata a un grupo de jóvenes entre los que se encuentra Billy The kid , papel asumido por Emilio Estévez, así como otros cinco prendas encarnados por Kiefer Sutherland, Lou Diamond Phillips, Charlie Sheen, Dermot Mulroney, Casey Siemaszko podéis prescindir de esta Americans outlaws o Forajidos , una versión actualizada de rejuvenecer el western para este milenio, pero no como lo ha planteado Tarantino o los Coen, sino en la línea de un Fast & Furious, pues igual.

Hablamos de Forajidos o Americans Outlaws, una película prescindible,  en este caso dirigida por Les Mayfield. Se trata de una producción del año 2001 de la Compañía Morgan Creek en la que intervienen como productores James G. Robinson y Bill Gerber y en la invirtieron 35 millones de dólares. 

La película parte de una historia escrita por Roderick Taylor - del que partió la idea- y John Rogers y que en otros campos están Trevor Rabin en la música, Russell Boyd en la fotografía y Michael Tronick en el montaje. La distribución es de la Warner Bros. que la presentó en sociedad el 17 de agosto de 2001 obteniendo en taquilla una floja recaudación de algo más de 13 millones de dólares.

El reparto está encabezado por Colin Farrell como Jesse James, el agente de Hawaii 5.0 Scott Caan como Cole Younger, Ali Larter como Zee Mimms, Kathy Bates como Ma James, Timothy Dalton como Allan Pinkerton, Gabriel Macht como Frank James, Gregory Smith como Jim Younger , Harris Yulin como Thaddeus Rains, Will McCormack como Bob Younger, Terry O'Quinn como Rollin Parker, Ronny Cox como Doc Mimms, Nathaniel Arcand como el indio Comanche Tom, Ty O'Neal como Clell Miller, Joe Stevens como Loni Packwood, Muse Watson como el detective y Ed Geldart como Old Tucker, 

La historia comienza cuando un grupo de guerrilleros confederados - que no tropa regular- inicia a un ataque ante el ejército de la Unión en los estertores de la guerra civil americana. Los sureños son emboscados, pero gracias a la capacidad de estratega de Frank James (Gabriel Macht) que idea una maniobra de distracción y con la capacidad de combate de Jesse James (Collin Farrell) consiguen sacar al grupo victorioso y salir adelante. 

Los hermanos James, junto con sus compañeros de guerra, los hermanos Younger, se felicitan a sí mismos por la acción, pero al poco de marcharse del campo de batalla se encuentran con una columna confederada en la que son sorprendidos cuando se le comunican que el ejército del sur se ha retirado, ya que el general Robert E. Lee se había rendido el día anterior en Appomattox: La guerra ha terminado. 

El grupo decide volver a casa con sus familias y a sus granjas en Missouri. Las cosas han cambiado y mucho cuando regresan a Missouri. 

La ciudad está ocupada por el ejército de la Unión y está actuando brutalmente y ya ha ahorcado a un hombre que aparece colgado en la plaza del pueblo, al parecer, por traición contra el Norte. 

Más tarde van a ver a una amiga de la niñez de Jesse, Zee (Ali Larter), que ha crecido y es una joven muy atractiva. Allí Jesse y su hermano Frank informan al padre de Zee , Doc Mimms (Ronny Cox) que su hijo murió honorablemente en el frente. 

Más tarde van a su casa siendo recibido por la madre de los James , Ma James (Kathy Bates), en la que están comiendo los Younger. Les comentan estos últimos que los granjeros de la comarca están siendo presionados para vender sus fincas para la compañía del ferrocarril. Las tropas federales y la compañía del ferrocarril “Rock Island”, dirigida por el poderoso Thaddeus Rains (Harris Yulin), obligan a los habitantes a malvender sus tierras. 

Si no venden sus tierras son presionados por Thaddeus Rains, (Harris Yulin) y su mano derecha Allan Pinkerton (Timothy Dalton) que con un grupo de malhechores a su cargo queman las casas de aquellos que no venden o simplemente asesinados. Frank James considera que el ferrocarril no necesita sus tierras para impulsar el ferrocarril. Los James y los Younger no quieren vender. 

Sin embargo, el detective Allan Pinkerton (Timothy Dalton) se dedica a vigilar y a anotar en una lista negra los nombres de los ciudadanos rebeldes, declarándoles fuera de la ley. Pero la casa de los Younger salta por los aires, así que Cole Younger (Scott Caan) pierde los estribos y se lanza contra las gentes del ferrocarril y mata a dos de ellos. 

El ejército decide colgarlo (ya que estaban trabajando para el gobierno, que se enfrenta a cargos de traición a la patria), pero sus hermanos Bob (Will McCormack) y Jim Younger (Gregory Smith), junto con Jesse James y Frank James, decide rescatarlo , con la ayuda de Zee. Durante el rescate, Jesse recibe un disparo en el hombro, y tiene que esconderse en la granja de Zee.

Unas semanas más tarde, cuando Jesse se ha recuperado, la gente del ferrocarril hace explotar la casa de la de James, matando a la madre de (Kathy Bates) Frank y Jesse. Los chicos juran venganza. 

Los hermanos James y los Younger optan por ser fuera de la ley en busca de venganza contra los hombres del ferroviarios y señalan su objetivo en la nómina del banco bajo el razonamiento de que "se podía matar a un centenar de hombres del ferrocarril y que no le importa ', pero si roban los trenes que llevan la nómina se ataca a los que más les duele. También las vías son atacadas. 

La banda de los 'James-Younger' se disponen a robar bancos, aunque siempre con la gente de Pinkerton detrás para detenerlos. El impacto de la banda de los James aumenta cuando cometen el primer robo de un banco a la luz del día convirtiéndose ellos mismos en héroes populares. 

Con el tiempo, la banda llega a tener problemas internos cuando Cole Younger siente que Jesse asume un exagerado protagonismo con la publicidad de su acciones. Jesse se echa atrás, después de una agria discusión, y permite que Cole desarrolle un plan y ejecute un robo. El objetivo elegido de Cole resulta ser una trampa tendida por la gente de  Pinkerton. 

Jim Younger recibe un disparo y muere. Tras el desastre Jesse y su hermano (que están cansados ​​de muertes y robos ) dejan la banda. Jesse después decide casarse con Zee. 

A la banda no le va igual sin los hermanos James. Los hombres no respetan tanto a los Younger prefiriendo la personalidad de tolerante de Jesse y amabilidad con la que se había ganado el cariño de la gente del pueblo en robos anteriores. 

Cuando Jesse y Zee tratan de comenzar una nueva vida, Pinkerton lo encuentra y arresta a Jesse. Durante el viaje en tren a la cárcel, Jesse está encadenado en uno de los vagones, pero se las arregla para engañar a uno de los que le custodian al pedirle que le muestra su arma, que utiliza para escapar a la parte superior del tren. 

Mientras tanto, Zee y el resto de la cuadrilla disparan un cañón contra la locomotora, parando el tren y rescatando a Jesse. 

Confrontado en los momentos finales los dos hombres que se ha llegado a odiar, Jesse frente a Pinkerton, y Pinkerton le dice a Jesse que debería ir a Tennessee, porque "el ferrocarril no tiene interés en Tennessee", y por lo tanto, tampoco Pinkerton. Acabando con las sonrisitas y posturitas que llevamos viendo durante toda la película.

La película tuvo un presupuesto $35 millones y generó por venta de taquillas la cantidad de $13,7 millones, además recibió seis nominaciones a diferentes premios y/o festivales de cine. Evidentemente parte de esta historia la conocimos por la película "Forajidos de leyenda" que ya comentamos en la entrada ¡Qué lejos queda Missouri! y es una historia recurrente que ha sido llevada al cine en múltiples ocasiones desde 1908.

Se rodó en gran medida en localizaciones de  Texas como Austin, San Antonio, Palestine y Wimberley, así como Fort De Soto Park en Tierra Verde (Florida).

La película tiene actualmente una calificación de 14% en Rotten Tomatoes y se le valora como una película "Con diálogo cursi, historia revisionista, música anacrónica, y un elenco atractivo, American Outlaws es un saneado para jóvenes de Jesse James". 

Robert Ebert mucho más incisivo nos dice que si "Durante años ha habido publicaciones sobre el fin o la muerte del western. Ahora con "American Outlaws", se consigue la prueba de que incluso el western de serie B está muerto". Para el crítico que escribía en el Chicago Sun Times era una mala película, y prosigue en su crítica con los siguiente:" Imagine el elenco de "American Pie" ante la cámara, un montón de dinero, trajes y caballos, y que el director les pide que actúen en serie y que pretendan ser vaqueros, y esto es lo que se podría conseguir". Destaca Ebert que "Hay algo de verdad en la historia; el hogar James realmente fue atacado por los Pinkerton, aunque Ma no murió, sólo perdió un brazo". Y prosigue diciendo que "Hay varios motivos para  mi desazón con “American Outlaws”. 

No me esperaba ningún peliculón ni nada por el estilo, dicho sea de paso, y aunque he de admitir que la cinta no es insufrible, aunque sí que esperaba algo más de ella y sobre todo un tono menos juvenil del que me he encontrado , así como una narración mucho más atractiva.

Lo cierto es que hay varios pasajes que pretenden darle un toque de humor que resultan de lo más desacertados,y que llegan incluso a ser tristemente ridículos . Quizás esto sea el mayor lastre, que no el único, que echa para atrás en este filme. 

El guión no es ninguna maravilla, es muy simple e incluso de lo más previsible en su totalidad, aunque se encuentren buenos tiroteos , pero es un western para adolescentes, en la línea de “Arma Joven”. Por momentos he pensado que era una película realizada para la televisión directamente.

Las escenas de acción no compensan el bajo nivel del guión, ni la belleza de Zee, el tratamiento de los protagonistas, ni su infantil comportamiento con sus infantiles diálogos incluidos. Vamos, reconozco que en algún momento me he dormido y una vez vista casi en su totalidad entiendo que es una película  totalmente prescindible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario