jueves, 17 de mayo de 2018

Camino al paraíso


Revisión de una película vista con anterioridad a 2010 y de la que tuve noticia por la prensa. Su título Paradise Road o Camino al paraíso , un título que juega con el concepto de la muerte y con la referencia directa al poema que recita la misionera británica Daisy 'Margaret' Drummond ante el horrible asesinato de una de las prisioneras, Wing.

Se trata de una película bélica en coproducción , pero de nacionalidad básicamente australiana estrenada en el año 1997 y que cuenta una historia real, la historia de un grupo de mujeres inglesas, estadounidenses, holandesas y australianas que fueron llevadas a un campo de internamiento y trabajos forzados por los japoneses en la isla hoy indonesia de Sumatra, en aquel momento holandesa - pues pertenecía a los territorios de Insulindia- durante la Segunda Guerra Mundial .

La película fue dirigida por el director, productor y guionista australiano Bruce Beresford natural de Paddington (Nueva Gales del Sur), cerca de Sídney, aunque recriado en Inglaterra y más tarde en Nigeria. El director se dio a conocer en 1980 y parecía a lanzarse a una carrera meteórica con varios premios o nominaciones por sus películas que culminaría en 1989 con Driving Miss Daisy (1989) decayendo su presencia progresivamente con películas consideradas menores o centrándose en obras de teatro y óperas.

Lo cierto que Paradise Road es una de esas obras , en principio mayores por presupuestos y por elenco del director , que sin embargo tuvo poco presencia en los resultados en taquilla, considerándola casi como un tropiezo. Sin embargo, Camino al paraíso es una buena película. Es cierto que combina géneros , pues en ella domina el drama, pero también es una película que habla de la dignidad, de la resistencia, del perdón y , por supuesto , de la guerra.

Se desarrolla en la Segunda Guerra Mundial y , de hecho es la segunda película bélica dirigida por Bruce Beresford tras Consejo de guerra (1980).

Paradise Road fue producida por Sue Milliken en régimen de coproducción en la que participan Australia y Estados Unidos por medio de las productoras Village Roadshow Pictures , Planet Pictures , Samson Productions Pty. Ltd. y YTC Motion Picture Investments con la distribución de la Fox Searchlight Pictures. La película contó con un presupuesto cercano a los $ 19 millones de los que un buen número procedían del empresario de Singapur, Andrew Yap.

La película surge de un guión escrito por Bruce Beresford y Betty Jeffrey , pero que a su vez procede de una historia narrada por David Giles, Martin Meader procedente a su vez de los diarios los recuerdos y los testimonios de Betty Jeffrey y Helen Colijn recogidos en sus libros, "Song of Survival" y "White Coolies"; aunque hay partes que nacen del libro 'Women Beyond the Wire' de John Sandilands y Lavinia Warner, creador de la serie de televisión de la BBC 'Tenko' que se inspiraba en algunos de los hechos narrados en la película.

La banda sonora, especialmente relevante en la película desde el principio, fue de Ross Edwards, mientras que la fotografía fue de Peter James y el montaje de Tim Wellburn.

La película está protagonizada en sus principales papeles por Glenn Close como Adrienne Pargiter, Frances McDormand como la impetuosa Dra. Verstak, Pauline Collins como la misionera Margaret Drummond (basada en la misionera Margaret Dryburgh ), Julianna Margulies como la estadounidense Topsy Merritt, Jennifer Ehle como la modelo Rosemary Leighton Jones, Cate Blanchett como la enfermera australiana Susan McCarthy y Elizabeth Spriggs como la viuda Imogene Roberts.

A ellas se suman Wendy Hughes como la Sra. Dickson, Johanna ter Steege como Hermana Wilhelminia, Elizabeth Spriggs como la Sra. Roberts, Pamela Rabe como la Sra. Tippler, Clyde Kusatsu como el Sargento Tomiashi, 'La Serpiente', Stan Egi como el Capitán Tanaka, David Chung como el Sr. Tomio, Sab Shimono como el Coronel Hirota, Penne Hackforth-Jones como la Sra. Pike y Pauline Chan como Wing.

La película comienza con un baile en un salón de la alta sociedad en el Cricket Club en Singapur . Allí asisten empresarios con sus esposas, enfermeras con militares y gente de la jet set local celebran un baile . Se disfruta de la música, de la bebida, de la danza y de la conversación. De la misma se desprende que los presentes, todos ellos occidentales de procedencia diversa (británicos, estadounidenses, holandeses,australianos,...) viven de manera despreocupada y hasta felices, ajenas a la guerra a pesar de que conocen el avance japonés por el Pacífico. Es cierto que la prensa no ayuda, pues no dice la verdad.

En las conversaciones que tienen lugar en las distintas mesas y en el salón de baile se adivina el desprecio y el desconocimiento que algunos de los asistentes tienen hacia Japón es absoluto. Mientras hablan y discuten se escucha un sonido sordo que lleva a la sala al silencia. Pero la orquesta y la cantante siguen con la música hasta que en la sala entran tres militares que informan que los japoneses se encuentran a las puerta de la ciudad portuaria. Es más, anuncian que las fuerzas japonesas acaban de atacar Singapur y que la ciudad apenas resistirá unas horas.

De inmediato los militares ordenan la evacuación de las mujeres y los niños para agruparse en el puerto. En el puerto se suben en un barco de la armada mujeres y niños de toda condición, sin distinciones social alguna. El objetivo es llevarlo a un lugar más seguro.

Sin embargo, pocas horas después, el barco es bombardeado por los aviones de combate japoneses y las mujeres deben saltar del barco para salvar sus vidas cuando están frente a las costas de Sumatra. Tres mujeres de las que han saltado se aproximan a las costas de la isla indonesia.

Se trata de Adrienne Pargiter (Glenn Close), la esposa de un empresario de una plantación de té, Rosemary Leighton-Jones (Jennifer Ele), una modelo y novia de un militar perteneciente al Ejército Real Voluntario malayo, y Susan Macarthy (Cate Blanchett), una enfermera australiana, tras nadar llegan a la costa de Sumatra.

Tras salir con dificultades del manglar las mujeres son encontradas por un oficial japonés, el capitán Tanaka (Stan Egi), y conducidas a una aparente aldea desierta.

Sin embargo, de inmediato son llevadas al interior de un gran espacio por el Sargento Tomiashi (Clyde Kusatsu )en el que se les grita, agrede y se les separa por sexos a hombres y mujeres. aunque , de inmediato, son apresadas y enviadas a un campo de concentración en medio de la selva dirigido por el Coronel Hirota (Sab Shimono) y que usa como intérprete al Sr. Tomio (David Chung).

El campamento de esta película no es un campo de prisioneros de guerra porque los reclusos no son prisioneros de guerra. Es un campo de internamiento, donde los civiles se mantienen sin más motivo que ser de la nacionalidad perteneciente al enemigo. Es el campo de internamiento donde las tres mujeres se reúnen con el resto de las mujeres y los niños del bote.

En el campo de prisioneros, hay mujeres de todas las nacionalidades, incluyendo holandesa, inglesas, irlandesas, portuguesas, algunas chinos, malayas , australianas incluso una judía alemana que afirma ser doctora,  como la Dra. Verstak (Frances McDormand).

Todos provienen de clases sociales diferentes. Algunas de las mujeres son monjas como la hermana Wilhelminia (Johanna Ter Steege), algunas son enfermeras, y otras son simplemente esposas y madres como la Sra Roberts y su hija.

Las mujeres se ven obligadas a inclinarse ante los oficiales japoneses y su bandera sino quieren recibir castigos , golpes y todo tipo de vejaciones. Las mujeres deben soportar torturas y trabajos forzados mientras tratan de mantenerse positivas y equilibradas. Muchos creen que la guerra terminará pronto y que sus maridos o soldados vendrán a buscarlos.

Sin embargo, las condiciones de vida son brutales, los alimentos escasos, el trato vejatorio, las humillaciones continuas y a esto se suman las enfermedades tropicales y, por consiguiente, la muerte. 

Cuando las mujeres del campo de prisioneros llevan dos años, los ánimos están por los suelos. Se han ido acostumbrando al maltrato , incluso han visto brutales castigos infringidos por el capitán Tanaka, que ha sido destinado al campo como miembro de los servicios secretos japoneses y el Sargento Tomiashi, su ejecutor. Destaca el aplicado a una mujer de origen chino de nombre Wing (Pauline Chan) cuando se escapó del campo para intercambiar con otros chinos o malayos pertenencias de las mujeres por Quinina. Al día siguiente al ser descubierta es quemada viva ante el resto del grupo.

Ante las penosas circunstancias siempre hay alguien que intenta mantener el espíritu vivo. En este caso son dos de las prisioneras, Adrienne Pargiter, graduada de la Real Academia de Música , y Daisy "Margaret" Drummond, misionera, que tras una conversación, deciden crear una orquesta vocal para mantener el ánimo de las mujeres.

Algunas de las mujeres temen por sus vidas porque los oficiales japoneses, especialmente el Sargento Tomiashi "La Serpiente", que es conocido por su crueldad y abuso, ha castigado cualquier reunión, ya sea religiosa o social.

Incluso un día el Sargento Tomiashi llega a los barracones con un listado de nombres de las mujeres. Las mujeres de la listas son las más jóvenes y guapas. Poco después son llevadas en camión a una casa colonial que en la actualidad es el Club de los oficiales japoneses. Al llegar ven una mesa perfectamente surtida de alimentos. El Coronel Hirota vuelve a usar como intérprete al Sr. Tomio y éste les dice que aquellas que voluntariamente quieran pueden quedarse en la casa disfrutando de alimentos, de sábanas de seda y de agua caliente. Algunas chicas, pertenecientes al incipiente coro, se quedan en la casa.

Con todo las que regresan vuelven a su trabajo diario y , algunos se integran en la orquesta vocal.  La orquesta finalmente se presenta para todo el campamento un día de diciembre con una versión vocal de la Sinfonía del Nuevo Mundo de Anton Dvorak dejando a todos anonadados. Incluso los oficiales se detienen para escuchar la música vibrante. Sin embargo, la música solo funciona como motivación durante tanto tiempo, dando incluso un concierto para el Coronel Hirota.

Pero las condiciones no mejoran. De hecho un día la enfermera australiana Susan McCarthy, que fue una de las últimas en integrarse en el coro, sufre un duro castigo por reírse cuando realizan el homenaje a la bandera nipona. Tras un día a pleno sol , sin opción de moverse pues quedaría clavada en estacas de bambú, sobrevive cuando todo el mundo esperaba su ejecución por parte de Tanaka.

Con todo vemos que las mujeres continúan disminuyendo en número como se comprueba en el cementerio.

Después de un tiempo, conforme la respuesta de los aliados en en Pacífico se vuelve eficaz y los espacios asiáticos conquistados por el Ejército Imperial japonés se van reduciendo, las mujeres son trasladadas a un nuevo lugar en las montañas donde permanecerán hasta el final de la guerra.

Allí mueren gran parte de las integrantes del coro como la Sra Roberts (Elizabeth Spriggs) , la misionera Daisy "Margaret" Drummond, o la bella modelo Rosemary Leighton-Jones, que finalmente se rinde al ver a su marido prisionero y golpeado el día que se desplazan en tren al nuevo campamento.

La guerra termina, aunque antes vemos huir a Tanaka . De hecho lo anuncia el Coronel Hirota y el Sr. Tomio que al decirlo les deja a las mujeres las puertas del campamento abierto mientras se regocijan , eso sí, ya muy desmejoradas, por su libertad o se hacen confesiones como la de la Dra. Verstak a la enfermera  McCarthy que le confiesa que era desde luego Doctora, pero en Filosofía.

La película se cierra en una escena de la última actuación de la orquesta vocal. Antes de los títulos de crédito se nos informa que la orquesta vocal interpretó más de 30 obras des 1943 a 1944. Las partituras originales sobrevivieron a la guerra y son la base de la música interpretada en la película. También se nos informa que las mujeres no abandonaron el campo de prisioneros de guerra hasta dos semanas después, ya que los soldados aliados no llegaron al campo de internamiento de Belalau (el más remoto de todos) hasta una quincena después del final del guerra. En este momento, fueron llevados a Singapur y Sumatra, donde recibieron tratamiento médico y luego volvieron a sus diferentes hogares.

También se dice que la película se inspiró en los recuerdos de las mujeres prisioneros de guerra, muchos de los cuales se convirtieron en amigas para toda la vida después de la experiencia.

Y así concluye la película de Bruce Beresford que, en el fondo, nos cuenta esta historia de la orquesta vocal creada por las mujeres en un campo de internamiento japonés. Para 1997, muchos de las suprevivientes todavía estaban vivos durante la realización de la película y contribuyeron a la inspiración de Paradise Road . En el libro " Bruce Beresford : Instintos del corazón", el autor Peter Coleman dice que Beresford le preguntó a su tío sobre la Segunda Guerra Mundial y el tratamiento de los prisioneros japoneses.

La historia se basa en el testimonio de Betty Jeffrey , escrito en su libro de 1954 White Coolies . El libro de 1965 Song of Survival de Helen Colijn (nieta de Hendrikus Colijn ), otra sobreviviente del campo, no aparece en los créditos de la película como fuente de esta película, aunque se agradece a Colijn por su ayuda en los créditos. Martin Meader y David Giles investigaron la historia desde 1991 y se reunieron con las supervivientes del campamento y el coro. Meader y Giles escribieron después el guión original, titulado "A Voice Cries Out". Graeme Rattigan luego se unió a Meader y Giles y juntos los tres viajaron por el mundo, recaudando $ 8.275 millones para la película.

Conocieron a Beresford en Londres que inmediatamente se interesó en el proyecto. Junto con Village Roadshow, Beresford se hizo cargo de la película, re-escribió el guión y renombró el proyecto bajo el título Paradise Road . Beresford y la productora Sue Milliken hicieron su propia investigación de la historia durante más de dos años, leyendo libros y diarios inéditos sobre el tema y entrevistando a sobrevivientes. Meader y Giles obtuvieron un crédito "Story by", y con Rattigan, todos recibieron el crédito de coproductores ejecutivos. Su compañía, Planet Pictures, recibió un crédito "In Association With". La Fox proporcionó $ 19 millones del presupuesto con $ 6 millones provenientes del empresario de Singapur, Andrew Yap.

La película representa una versión alternativa del encarcelamiento de mujeres por parte de los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial en comparación con la oferta dramática de la BBC de comienzos de la década de 1980, Tenko .

Algunas críticas de la precisión histórica de la película fueron discutidas en un artículo del profesor Hank Nelson . El primer concierto en la vida real realizado por las mujeres en el campo real de prisioneros de guerra se llevó a cabo el 27 de diciembre de 1943. Los créditos finales indican que la orquesta vocal interpretó más de treinta obras en el campo de prisioneros de guerra durante 1943 y 1944. Sin embargo, dejó de actuar cuando aproximadamente la mitad de los miembros habían muerto y los supervivientes restantes no estaban lo suficientemente bien como para participar.

La música de la película se derivó obtuvo de las transcripciones reales de los anotaciones utilizados en los campos de prisioneros de guerra que sobrevivieron a la Segunda Guerra Mundial. De su memoria, en el campo real de prisioneros de guerra, Margaret Dryburgh escribió y arregló la música para la orquesta vocal de obras de compositores como Ludwig van Beethoven , Frédéric Chopin y Claude Debussy .

En 1982, el Peninsula Women's Chorus realizó un concierto de homenaje a las mujeres en Australia, recreando un concierto de las transcripciones de las partituras supervivientes.

En cuanto al casting señalar que algunos papeles fluctuaron.  El papel de la Dra. Verstak originalmente se le ofreció a Anjelica Huston que exigía más participación en los beneficios que los cineastas estaban dispuestos a dar, por lo que Frances McDormand fue elegida para el reparto. La parte de Margaret Drummond iba a ser interpretada por Jean Simmons, pero tuvo que retirarse debido a una enfermedad; el estudio quería a Joan Plowright , pero aceptó otra oferta y Pauline Collins terminó siendo elegida.

La Fox se mostró reacia a llevar a Cate Blanchett a la cabeza ya que era relativamente desconocida en ese momento, pero su paisano Beresford insistió. Y no se equivocó. La chica valía mucho y el lo sabía.

La producción tuvo lugar en la primavera de 1996 entre Singapur, Australia y Malasia. En concreto en el Raffles Hotel de Singapur, la ciudad australiana de Marrickville, y en concreto su Marrickville Town Hall, en las cercanías de Sydney, al igual que en esta última ciudad sita en Nueva Gales del Sur, y Port Douglas en el Estado de Queensland y en Penang en Malasia

La taquilla estuvo muy por debajo de lo esperado consiguiendo únicamente $ 2,007,100 de ingresos en la taquilla.

En cuanto a la crítica , además de lo que dice María Salas en la CBS que declara su entusiasmos al decir que la película es "Soberbia. Una de las mejores películas de la década",  decir que Fernando Morales en El País la clasificó como "Intensa, conmovedora". Por su parte, María Casanova en Cinemanía dijo de ella que era "Sobria y dura, pero no tremendista, con muy buenas interpretaciones", Javier Ocaña también en Cinemanía añade que "Close en uno de esos papeles que lucen y blanda dirección de Beresford"

La historia real es algo más compleja. Lo cierto es que durante la Segunda Guerra Mundial, muchas mujeres se convirtieron en prisioneras de guerra y se enfrentaron una tasa de mortalidad que oscilaban entre 20 y el 50 % en los campos de prisioneros japoneses. Sin embargo, muchas historias de prisioneros de guerra han sido pasadas por alto, con la excepción de las mujeres prisioneros de guerra de Sumatra.

Antes de la guerra Singapur era la opción de alojamiento más popular en la zona , sobre todo una vez que Shangai y Hong Kong , hubiesen caído en manos de los japoneses y el Raffles Hotel, eera el centro de encuentro de burgueses británicos y holandeses. La ciudad - Estado, hoy uno de los mayores puertos mundial, estaba llena de tiendas y hermosas casas, que atrajeron a muchos soldados y sus esposas.

Tras el atque de las fuerzas armadas japonesas a Pearl Harbor, le tocó el turno a Malasia, Singapur y Hong Kong en aquel diciembre de 1941. Los europeos mantuvieron a las fuerzas japonesas a un nivel inferior y confiaban en la armada británica que custodiaba Singapur. Pero los japoneses avanzaron en las líneas militares británicas, capturaron el aeródromo británico y lanzaron bombas sobre la ciudad, lo que provocó un retroceso de las fuerzas británicas.

El 15 de febrero de 1942 los japoneses tomaron Singapur. Debido a la creencia de que la ciudad estaba segura, muchas mujeres y niños permanecieron en Singapur mientras la ciudad era atacada. Los habitantes de la ciudad, incluidas mujeres y niños, corrieron a bordo de barcos para huir de la isla. Algunos de estos barcos llenos de mujeres acabaron tras ser hundidos a capturados como prisioneras de guerra en Sumatra. En concreto, el "Vyner Brooke" era un barco con 65 enfermeras del Servicio de Enfermería del Ejército de Australia que fue hundido en el Estrecho de Banka . Las mujeres y los niños se vieron obligados a saltar por la borda para salvar sus vidas, pero los japoneses continuaron disparando contra las mujeres en el agua. Las supervivientes nadaron hasta la isla Banka. Una de las enfermeras australianas sugirió a las mujeres y los niños que se dirigieran a una aldea en la isla, mientras que las enfermeras permanecían en la playa para atender las heridas de los hombres. Cuando los japoneses los descubrieron, los hombres fueron acorralados y veintidós de las enfermeras fueron obligadas a regresar al agua donde los soldados les dispararon. Solo Vivian Bullwinkel sobrevivió al fuego abierto. Bullwinkel luego encontró al resto de las enfermeras que sobrevivieron al hundimiento del barco. Las mujeres fueron transferidas de la isla de Banka a Sumatra. Algunos sobrevivieron a los múltiples viajes de ida y vuelta entre las islas durante tres años y medio. Las mujeres vivían en el campo de prisioneros de Sumatra cuando terminó la guerra y los sobrevivientes recibieron un rescate.
  
Para terminar reconocer que la película mantiene el interés en esta historia alternativa a lo que se nos cuenta en muchas películas bélicas. Es realmente la historia de unas supervivientes capaces de sobrellevar las dificultades que se les presentaron y afrontar con dignidad y valentía las atrocidades japonesas. Fue un ejemplo de resiliencia a través de la música, en muchos casos la fe, la perseverancia, la solidaridad y sobre todo la creatividad para sobrevivir en un mundo que les condenaba irremediablemente a seguir un forzado camino al paraíso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario