viernes, 19 de agosto de 2016

El maestro del agua


Pertenezco a una generación que nos enteramos que la Primera Guerra Mundial, cuyo centenario se debe seguir conmemorando, fue efectivamente mundial cuando las colonias decidieron participan junto a sus metrópolis en un acto de hermanamiento arriesgado. Conocemos estos hechos en gran parte por el cine, pues lo desarrolla colateralmente , pensemos en Memorias de África, o de una manera más directa a través de película como Gallípoli la película de Peter Weir  de año 1981, ue colocó al cine australiano en el escaparate mundial y a Mel Gibson en el olimpo de los actores. Gran película, A través de ella nos informamos de la participación de los ANZAC en la Primera Guerra Mundial. 

Y es que cuando Gran Bretaña declaró la guerra a Alemania al inicio de la Primera Guerra Mundial, el gobierno australiano rápidamente siguió el ejemplo. El Primer Ministro Joseph Cook declaró el 5 de agosto del año 1914 que "... cuando el imperio está en guerra, también lo está Australia" que refleja el sentimiento de muchos australianos de que cualquier declaración de guerra de Gran Bretaña incluye automáticamente Australia. Esto se debió en parte al gran número de ciudadanos de origen británico y a la primera generación de anglo-australianos que componían la población de Australia en ese momento. De hecho, al final de la guerra, casi el 20% de aquellos que sirvieron en las fuerzas australianas habían nacido en Gran Bretaña.Así pues, se formó un cuerpo expedicionario conocido como la Fuerza Imperial de Australia (FIA) que empezó su reclutamiento el 10 de agosto del año 1914. 

El gobierno se comprometió con 20.000 hombres, organizados en una división de infantería y una brigada de Caballería ligera como apoyo de las unidades. El reclutamiento y la organización se hizo a través de los Estados que integraban Australia. Se llevaron a cabo en los planes de movilización elaborados en el año 1912. El primer Comandante fue el General William Bridges, quien asumió el mando de la 1.ª División. A lo largo del curso del conflicto los esfuerzos de Australia se centraron principalmente en la guerra terrestre, aunque pequeñas fuerzas aéreas y navales también se comprometieron. 

Entre sus objetivos estaba atacar al moribundo imperio otomano. Con el objetivo de golpear al mismo fuera de la guerra, los británicos decidieron entonces llevar a cabo la llamada «Campaña de los Dardanelos», que consistía en un desembarco en Gallipoli, y tras un período de formación y reorganización los australianos en El Cairo se incluyeron entre las fuerzas británicas, indias y francesas comprometidas con la campaña. El Cuerpo de Ejército combinado de Australia y Nueva Zelanda (ANZAC) —comandado por el general británico William Birdwood— llegaron posteriormente a la península de Gallipoli, el 25 de abril del año 1915. A pesar de la promesa de transformar la guerra en un éxito, la Campaña de Gallipoli fue mal concebida y, finalmente, duró ocho meses. Fue un desastre total para los australianos y neozelandeses no logrando alcanzar sus objetivos. Las bajas australianas se acercaron a los 30.000 soldados entre muertos y heridos. Los otomanos, perdieron en esos meses 70 mil personas. Vamos una carnicería en toda regla. 

Los hombres sufrían un ardiente verano con escasez de agua, lo que provocó una epidemia de disentería. Entre la playa y la base más cercana, Alejandría, había más de mil kilómetros de distancia. Esta lejanía dificultaba gravemente el abastecimiento de las tropas, incluso para las necesidades más elementales. Además de los piojos, una de las plagas más comunes y molestas eran las moscas.A pesar de su inferioridad numérica, los otomanos lanzaban contraataques que impedían el progreso de las tropas aliadas. Para los australianos y neozelandeses la campaña de Gallípoli llegó a simbolizar un hito importante en la aparición de los dos países como actores independientes en el escenario mundial y en el desarrollo de un sentido de identidad nacional. Hoy en día la fecha del desembarco inicial del 25 de abril se conoce como Día de Anzac en Australia y Nueva Zelanda, y cada año miles de personas se reúnen en los memoriales de ambas naciones y de hecho, en Turquía, en honor a la valentía y el sacrificio del Anzacs original, y de todos aquellos que han perdido su vida en la guerra.

Pues bien este es el contexto en que se desarrolla una historia que se nos señala como real y que lleva por The Water Diviner, estrenada en Turquía como Son Umut (La última esperanza), y que en España se conoce como El maestro del agua.

Se trata de la primera dirigida por Russell Crowe y escrita por Andrew Anastasios y Andrew Knight. Es una coproducción entre Australia, Estados Unidos y Turquía en la que están presentes Troy Lum,  Andrew Mason y Keith Rodger  por mediode las productoras Rat Pack Entertainent, Universal Pictures , Warner Bros. Pictures,  Fear of God Films ,  Hopscotch Features y Mister Smith Entertainment  , quedando las majors para la distribución mundial  - Universal Studios Entertainment One (Australia) y Warner Bros. Pictures (USA)  y que contó con un presupuesto de $ 22,5 millones de  dólares que apenas fueron recuerados en taquilla al obtener unos ingresos de $ 30.800.000. 

La música estuvo en manos de David Hirschfelder , la fotografía de Andrew Lesnie y el montaje de Matt Villa.

El elenco de protagonistas lo encabeza el mismo director Russell Crowe como Joshua Connor, la bellísima Olga Kurylenko como Ayshe, a los que se suman  Jai Courtney como el teniente Coronel Cyril Hughes,  Jacqueline McKenzie como Eliza Connor , y los actores  turcos, muy importantes en el cine de su país , destacando como comediantes Yılmaz Erdoğan como el Mayor Hasan y Cem Yılmaz como el Sargento Cemal .

Junto a ellos aparecen Daniel Wyllie como Capitán Charles Brindley , Damon Herriman como el Padre McIntyre , Ryan Corr como Arthur Connor , Megan Gale como Fatma , Dylan Georgiades como el niño Orhan, Peter Waters como Q. Bob , Deniz Akdeniz como Imam,  Steve Bastoni como Ömer,  James Fraser como Edward Connor y Ben O'Toole como Henry Connor 

La historia se sitúa en 1919, una vez terminada la Primera Guerra Mundial. En el desierto australiano descubrimos a Joshua Connor (Russell Crowe), un agricultor y zahorí australiano, que está en busca de agua. Tras descubrirla, comienza a excavar un pozo y tras abrir una enorme zanja con varios metros de profundidad, consigue que mane del suelo una buena cantidad. 

Vemos como Joshua se siento enormemente feliz y se bañ en el agua, pero mientras disfruta de la misma tiene lugar un flashbacks en el que vemos a sus tres hijos, Arthur (Ryan Corr), Edward (James Fraser) y Henry (Ben O'Toole) participantes con el Ejército de Australia y Nueva Zelanda (ANZAC), en la batalla de Gallipoli cuatro años antes. Realmente lo que vemos es un momento en que los otomanos inician con mucho miedo una ofensiva contra las tropas de los ANZAC. Están dirigidos por el Mayor Hasan (Yılmaz Erdoğan)  y por el Sargento Cemal  (Cem Yılmaz), que tras dar la orden se lanza contra las trincheras enemigas. Durante el avance se producen algunas bajas por balas y , sobre todo, por las minas, aunque al llegar a las trincheras de enemigo descubren que están vacías, pues a lo lejos se ve como los ANZAC se retiran. 

Tras esto Joshua se dirige a casa y se ducha en el exterior. Allí le espera su mujer, Eliza (Jacqueline McKenzie), que está arreglando los zapatos de sus hijos. Ella le pide, a pesar de que él se resiste, que entre en la habitación y les lea un libro, las mil y una noches. Cuando entra en la habitación descubrimos que está vacía. Las camas no contienen a nadie pues se supone que sus hijos están muertos. 

Después de hablar con ella y recordarle que sus hijos murieron - Arthur ( Ryan Corr ), Edward (James Fraser) y Henry (Ben O'Toole) - y que han servido con el Cuerpo de Ejército de Australia y Nueva Zelanda (ANZAC) en Gallipoli. Ella lo culpa a él de que se marcharan y , sobre todo, de no haber ido a buscar sus cuerpos. Tras la discusión sale. A la mañana siguiente al levantarse comprueba que ella  no está en casa. La localiza en una balsa de agua, ahogada. Eliza se ha suicidado a causa del dolor, 

Al día siguiente va a la parroquia y, a pesar de que él es un descreido, le pide al sacerdote que la entierre en campo santo. Este  el Padre McIntyre (Damon Herriman) le echa en cara su ausencia desde hace tiempo y él le pide que lo único que quiere es enterrar a su mujer. Tras entregar su carro el granjero australiano Connor viaja a Estambul para descubrir qué ha pasado con sus tres hijos, pues todos han sido declarados desaparecidos en combate, además Joshua quiere traer los cuerpos de sus hijos en casa y enterrarlos con su madre. 

Joshua se traslada a Turquía y desde el principio ve los impedimentos de los militares que quieren que se marche y que no vaya a los Dardanelos. Un chico le pide que se marche a su hotel y llevándose su maleta consigue alojarse en un hotel regentado  por la  viuda Ayshe ( Olga Kurylenko ), que también ha perdido a su marido en Gallipoli. Ella le habla de las dificultades, además de mostrase recelosa con el australiano viéndola como un enemigo. Casi está a punto de abandonar pues le insisten las autoridades británicas que no es posible viajar a Gallipoli por carretera. 

En esto que Joshua se encontrará con el desacuerdo de las instituciones y se ganará algunas enemistades entre los tucos, pero también inesperados aliados de todos los bandos implicados en la contienda. La viuda Ayshe, viendo que es un buen hombre que sólo uiere recuerar el cuerpo de sus hijos le dice que es posible sobornar a un pescador local para viajar a Gallipoli en barco. 

Cuando él llega descubre  que los británicos han pedido ayuda a militares turcos para localizar los muchos restos repartidos por la zona.  Entre ellos está el Mayor Hasan (Yılmaz Erdoğan)  y el Sargento Cemal  (Cem Yılmaz),  que asesoran en los detalles de ese mausoleo masivo de Turcos y de los ANZACs, 

Cuando llega el capitán ANZAC,el Teniente Coronal Cyril Hughes ( Jai Courtney ) le dice que los civiles no pueden estar allí, pero Joshua se muestra inflexible. Gracias al mayor Hasan que se conmueve de ser el primer y único padre que ha ido a buscar a su hijo, le dice dónde lo puede encontrar y da prioridad a ayudar a Joshua en su búsqueda. 

Después de encontrar los restos de Edward y Henry, pero no de Arthur, Joshua empieza a soñar con la posibilidad de que éste, Arthur, haya sobrevivido  a la batalla. De hecho, Hasan se toma la molestia de buscar entre los prisioneros y reconoce el apellido de Joshua y le dice que Arthur puede haber sido hecho prisionero en un penal del interior de Anatolia. 

Con esta información,  Joshua regresa a Estambul, para saber en qué campo de prisioneros Arthur fue trasladado. Al regresar vuelve al hotel de Ayshe y se entera de que está siendo presionado para casarse con su cuñado,  Omer. 

Omer insiste en que Aushe se convierta en su segunda mujer, pero ella se niega. En una pelea entre ellos  Joshua interviene. Ayshe arremete contra él y  culpa a Joshua de empeorar las cosas y le dice que se vaya. 

Cuando Joshua sale del hotel, Omer y algunos de sus amigos conspirar contra él. Mientras le están pegando una paliza se personanel sargento de Hasan Jemal ( Cem Yilmaz ) que lo saca de allí. 

Jemal lo lleva ante  Hasan, que explica que los griegos han invadido y que van a defender a su país pues los británicos no están interviniendo. 

Joshua decide viajar con el grupo de Hasan, que pasará a través de Anatolia, la región en la que su hijo podría estar. Cuando Joshua regresa al hotel para recuperar sus pertenencias, Ayshe se disculpa por sus palabras anteriores. También los británicos lo buscan para expulsarlo.

Mientras tanto, ellos avanzan por el interior del país y ya con la noticia de que Esmirna ha caído en manos de los soldados griegos. En un momento dado, los griegos atacan el tren y sólo Jemal, Hasan y Joshua logran sobrevivir. 

Joshua junto a Hasan están a punto de ser ajusticiados por un oficial griego que se prepara para ejecutarlo. Pero Joshua les golpea con un palo de cricket y logran escapar huyendo a un pueblo donde Joshua identifica  un molino de viento, que éste vio de forma recurrente en  su sueño. 

Allí pregunto por la persona que lo hizo y que resulta ser Arthur, que está con vida pero traumatizado. Arthur revela que al final de la batalla, Edward todavía estaba vivo pero gravemente herido.  Arthur puso fin a su sufrimiento,disparándole. Por lo tanto, se culpa por la muerte de sus hermanos, Arthur sintió que nunca podría volver a su familia. 

Mientras esta conversación se produce los  soldados griegos atacan la ciudad, y los dos hombres se escapan a través de las montañas. Arthur se niega a seguir a su padre, pero cede cuando Joshua le  dice que sin su esposa y sus hijos, no tiene otro lugar a donde ir. 

Ellos se evaden con éxito el ejército griego, se despiden de Hasan, quien reconoce en Arthur, al austrialiano que le robó el tabaco y el mechero y regresa al hotel de Ayshe. 

La película termina con Joshua bebiendo una taza de café hecha por Ayshe lo que indica que se ha enamorado de él.  La película acaba con una nota informativa de que la historia se originó a partir de una sola línea en una carta escrita por el teniente-coronel Cyril Hughes,  en la que  simplemente dijo: "Un padre logró llegar hasta aquí desde Australia, en busca de la tumba de su hijo." Acabando así la película. 

El estreno de la misma tuvo lugar  el 2 de diciembre de 2014 en Sídney, Australia. Todo se inició tras un año de investigación en el que los autores no pudieron identificar el hombre o su hijo que buscaba. De cualquier manera eso les dio la libertad de imaginar una historia que se habría convertido en su guión. 

El 18 de junio de 2013, se anunció que Crowe había firmado para hacer su debut como director con esta película partiendo del  guión escrito por Andrew Knight y Andrew Anastasio. 

Los productores serían Troy Lum, Andrew Mason y Keith Rodger y participaría igualmente un conglomerado de grupos entre los que estaban Seven West Media y Seven Group Holdings para co-financiar la película. 

El 7 de noviembre de 2014, Warner Bros. adquirió los derechos en Estados Unidos a la película.  Desde el principio Crowe asumió el papel del granjero australiano llamado Joshua Connor, Olga Kurylenko fue agregada al elenco el 18 de octubre de 2013. El 24 de octubre, Jai Courtney firmó para protagonizar en Unbroken y The Water Diviner. Luego,  se incorporaron dos actores turcos, Cem Yılmaz y Yılmaz Erdoğan al elenco junto con Ryan Corr, Daniel Wyllie, Damon Herriman, Deniz Akdeniz, Steve Bastoni y Jacqueline McKenzie.

La filmación comenzó el 2 de diciembre de 2013 en Australia y Turquía. Rodando el lugares tan diversos como Mugla, Kayaköy, Estambul en Turquía y en los Fox Studios, ubicados en Moore Park, Sydney, además de en Burra y Port Augusta en South Australia, Maslin Beach en Adelaida, Millers Point en Sydney.

La película fue estrenada en State Theatrer en Sydney , Australia el 2 de diciembre de 2014 psando más tarde al resto de Australia, Nueva Zelanda y Turquía a partor del 26 de diciembre de 2014.  

La película tuvo un estreno limitado en Estados Unidos el 24 de abril de 2015 por la Warner Bros. La película recibió halagos por parte de la crítica especializada y especialmente en Australia dónde fue nominada y premiada en los principales certámenes cinematográficos del país. Ejemplo de ellos son los Premios Aacta donde obtuvo nueve nominaciones, de las que ganó tres entre ellas (mejor película, mejor actor de reparto para el turco Erdogan y mejor diseño de vestuario. Igualmente en los Premios AWGIE consiguió el premio al mejor guión original, y a los premios FCCA donde obtuvo otras nueve nominaciones y ganó el premio al mejor director, a los mejores actores tanto principal como de reparto y a la mejor partitura musical. 

La película recibió críticas positivas, con un 60% de puntuación en Rotten Tomatoes. En el  Reino Unido Geoffrey Macnab escribe en The Independent que "El debut como director de Russell Crowe es una obra de cine sólida y de la vieja escuela situada en Australia y Turquía sobre la Primera Guerra Mundial y sus secuelas, que es culpable de algunos extraños olvidos históricos. (...) " 

Por su parte, Peter Bradshaw en The Guardian sostiene que "Se trata de un drama azucarado, en el que el gran momento emocional de Crowe parece como si un ayudante de director dejara caer una lágrima por su mejilla con un gotero. (...) " 

Ian Freer en el Empire cocluye que la película "Posee sinceridad, sensibilidad y a menudo es deslumbrante a la vista, pero se estropea por culpa de una historia de amor con una caja de bombones. (...) "  

En los Estados Unidos Megan Lehmann del The Hollywood Reporter dijo de ella que era "Un drama de guerra tranquilo y robusto (...) Russell Crowe explora un profundo pozo de simbolismo, empatía cultural y buena narrativa clásica" 

Eddie Cockrell en Variety comenta que es   "Un cóctel con una mezcla caprichosa de cine bélico y melodrama de mezcla de culturas, 'The Water Diviner' es un debut ambicioso, aunque emocionalmente manipulador. 

Manohla Dargis nos deja escrito en The New York Times que "Un romance histórico absurdo y con pretensiones de grandeza que resulta demasiado leve y estúpido para llevar el peso de una auténtica historia" Estados Unidos 

Steven Rea del Philadelphia Inquirer entiende que estamo ante "Un drama de época ambicioso y sentimental (...) "

En  España Jordi Costa Diario El País "Tanto una puesta en escena al servicio de la egolatría expresiva del director/estrella como una historia romántica, saturada de tópicos y colocada con calzador, conspiran para desviar la atención de lo esencial" Y añade que "La trama abre el camino a la idea de reconciliación –con el actor turco Yilamz Erdogan aportando las notas más precisas al pulso-, pero, tanto una puesta en escena al servicio de la egolatría expresiva del director/estrella como una historia romántica, saturada de tópicos y colocada con calzador, conspiran para desviar la atención de lo esencial, sobrecargar el conjunto de grasa formal y sub-trama prescindible y, en definitiva, convertir El maestro del agua en esta película sobre memoria histórica, tan conservadora en sus maneras, que, sin duda, gustará mucho a quienes por aquí sostienen que ese asunto, en lugar de hacernos más humanos, nos coloca al borde de otra Guerra Civil".

Carlos Marañón en Cinemanía comenta que "Russell Crowe (...) se cubre de melaza antes de adentrarse en las procelosas aguas de los Dardanelos para reabrir la herida de la memoria histórica australiana en la I Guerra Mundial (...) " 

Carmen L. Lobo del Diario La Razón nos dice que es una película "Honesta y sensible (...) le sirve a un omnisciente Crowe para desplegar unas buenas dotes interpretativas aunque el filme, de espléndida ambientación y fotografía, posea un ritmo irregular" 

Jordi Batlle Caminal del barcelonés Diario La Vanguardia añade que "Escuálido revoltillo de aventura, romance y compromiso cívico (...) Sobran flashbacks y love story (lo más sonrojante) y faltan estilo y emoción." 

Ya en América Latina   Lucero Solórzano del Diario Excélsior afirma que es " Una película bien contada, humana, que pone en relieve el amor y los lazos inquebrantables entre las personas. (...) El desenlace se resuelve de manera un poco precipitada, pero no resta méritos al resultado final de este buen debut del protagonista de 'Gladiador'." 

En el cono sur, en concreto en Argentina,  Pablo O. Scholz del Diario Clarín afirma que "Un auspicioso debut (...) un drama, profundo, en el que la futilidad de la guerra y las razones del corazón están interconectadas, y en muy buen balance." 

En otro diario argentino  Fernando López en  La Nación nos dice que "Sin apartarse de lo académico, Crowe se muestra bastante hábil para combinar la épica del conflicto bélico con tramos más intimistas." 

Para concluir señalaré que este debut de  Crowe tiene más valor por su peso dramático que por su narración en sí, que parece poco hilada. Es una película solvente, bien realizada, con una historia de amor muy blandita, aunque de buen gusto.

Las escenas bélicas contienen el ritmo adecuado, pero al presentarse en flashback o al final de la película parece inconexas, aunque están muy bien rodadas ,especialmente las que reflejan lo que es la trincheras.

Para Jordi Costa existen  ciertas brusquedades en el fluir de la historia o lo puramente visual, El maestro del agua en una película agradable, elegante y, pese a la tragedia de su argumento y sus imperfecciones dramáticas, esencialmente entrañable y simpática. Y yo añado que se realizó para comemorar la participación australiana en el conclicto en el centenario de la misma. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario