viernes, 3 de marzo de 2017

Los 300 de Leónidas


Fue en el verano de 2006 - posiblemente entre julio y septiembre- cuando fui a casa de una de mis hermanas y mi cuñado me llamó para que viera lo que era el primer trailer de una película que supe en ese momento que se llamaba 300 y que estaba inspirada en un cómic de Frank Miller.


La película se centraba en la Batalla de las Termópilas, en el 489 A.C., donde apenas 300 soldados espartanos, acaudillados por el Rey Leónidas, frenaron el avance de ejército de más de 100.000 hombres de tropas persas lideradas por el hombre más poderoso del mundo en ese momento, el Emperador Jerjes. Éste esperó 10 días para que el Rey Leonidas se rindiera o se retirara, pero ante la negativa o el silencio se enfrentó a los griegos y tras tres días de batalla todos los griegos fueron derrotados.

Me gustó, aunque la película fue estrenada en España al año siguiente no pude ver 300 hasta un tiempo después. De cualquier manera conocí "in situ" el escenario de la batalla de Las Termópilas, en aquel momento un desfiladero y hoy una llanura franqueada por un desfiladero.Recuerdo que la topografía era decepcionante.

La línea de la costa en tiempos de la batalla se encontraba donde ahora pasa la carretera, o incluso más cerca de las montañas. En la época en la que tuvo lugar la batalla, el paso de las Termópilas consistía en un desfiladero a lo largo de la costa del golfo Maliaco tan estrecho que no podían atravesarlo, según las fuentes, dos carros al mismo tiempo. El lugar recibía el nombre de «Puertas Calientes» debido a los manantiales de agua caliente que se podían encontrar en ese lugar.

Lo que yo ví, no era realmente emocionante, sino más bien decepcionante, ya que hoy día el paso ya no se encuentra cerca del mar, sino varios kilómetros tierra adentro. La razón se debe a que la sedimentación que se ha ido produciendo en el golfo Maliaco. El viejo camino se encuentra al pie de las colinas que rodean la llanura, flanqueada por la carretera moderna y para conmemorarlo hay un enorme conjunto escultórico. Y como turistas japoneses nos bajamos del autocar , hicimos las fotos y escuchamos brevemente la historia de la épica batalla.




Precisamente la épica de esa batalla y el papel en la misma de los espartanos es lo que se centra esta película estadounidense rodada a lo largo del 2006 y estrenada en el 2007, dirigida por Zack Snyder. Para hacer esta adaptación cinematográfica no se inspiró en el famoso peplum que guardo en el tesoro de mi memoria y que contenía esa frase inolvidable que con respecto a su escudo le dice la protagonista al héroe Leónidas "vuelve con él o sobre él", frase que, por cierto, se escucha en 300. Se llamada, todavía lo recuerdo, El león de Esparta del año 1962, aunque en su versión original se llamaba curiosamente The 300 Spartans. Fue dirigida por Rudolph Maté , producida por 20th Century Fox e interpretado por Richard Egan, en este caso, siendo Leónidas, Ralph Richardson, Diane Baker, Barry Coe, David Farrar, Donald Houston, Anna Synodinou, Kieron Moore, John Crawford.

Sin embargo en esta versión de  la Batalla de las Termópilas inspirada en Frank Miller que sirvió como productor ejecutivo y consultor. Frank Miller, para quien no lo sepa comenzó en la editorial Marvel Comics en el año 1979 en Spectacular Spiderman, en un crossover con Daredevil.

Poco después, se pasó a la competencia y realizaba para la editorial DC Comics un cómic titulado Ronin, la historia de un samurái sin amo en un futuro postapocalíptico. En 1986 retornó a la serie Daredevil, es decir, nuestro Dan defensor de toda a vida. En esa tendencia al tumbo decide regresar a DC para hacer Batman: The Dark Knight Returns (El Retorno del Caballero Oscuro ) en la que presentaría a un Batman envejecido y retirado (que acabaría enfrentándose con Superman, el otro gran icono de la editorial).

En los 90, Miller abandona DC Comics y realiza para Epic Comics una última obra sobre un heroína de cómic, Elektra. Su obra más importante durante los noventa es aquélla que concibió en la editorial independiente Dark Horse, donde Miller se encontró con total libertad creativa para hacer lo que quisiese apostando ahora por una ultraviolenta historia y estética que mezclaba sátira, género negro y ciencia ficción.

Pero si algo destaca de esta época es su famosa obra de género negro y pulp titulada Sin City, cuyo primer número fue realizado en 1991 con el nombre de "Sin City". A partir de Sin City Miller ahonda gráficamente en una síntesis estética más deudora del expresionismo, con fuertes influencias del argentino José Muñoz, que de la temática de serie negra en la que se enmarcan las historias y a las que se pretende homenajear.

En 1998 realiza "300", una pequeña novela gráfica que relata la batalla de las Termópilas desde el punto de vista espartano. Es un cómic que llamó la atención sobre todo por el excelente color y por la decisión de Miller de editarlo en formato apaisado.

A pesar de su retorno a DC , para la que trabaja intermitentemente, lo cierto es que este espíritu inquieto se ha dado a conocer al gran público  en este milenio a través del mundo del cine, sobre todo desde que  en 2005 su Sin City fue llevada al cine. Fue dirigida en 2005 por Robert Rodríguez (con el mismo Miller como codirector, y Quentin Tarantino haciéndose cargo de algunas escenas) y posteriormente la novela gráfica 300. Aunque hay que reconocer que su llegada a la pantalla grande fue en los 90, siendo el de guionista de la segunda y tercera parte de Robocop. Sin embargo, quedó muy insatisfecho de estos trabajos, debido sobre todo que se sintió coartado creativamente.

La película fue rodada en su mayoría con una técnica de superposición de croma, para ayudar a reproducir las imágenes del cómic original y el director de la misma fue el californiano Zack Snyder, un joven director de 51 años en la actualidad que había debutado en el cine en 2004 realizando un remake de la película El amanecer de los muertos de 1978 con la que ganó ganó el Golden Trailer a la Mejor Película y cuya segunda película fue 300 (2006).

En la dirección artística se encontraba todo un equipo encabezado por  Isabelle Guay , Nicolas Lepage y  Jean-Pierre Paquet. En la producción estaba Frank Miller como productor ejecutivo, junto a otros productores como Gianni Nunnari, Mark Cantón , Bernie Goldmann y Jeffrey Silver. El encargado del diseño de producción fue James Bissell1 y la major que estuvo detrán en todo momento fue la productora / distribuidora Warner Bros. Pictures ,  Legendary Pictures  junto a Virtual Studios, Hollywood Gang Productions y Atmosphere Entertainment MM. Invirtieron en el proyecto 70 millones de dólares que fueron recompensados en taquilla con más de 456 millones de dólares.

El guión en este caso fue obra de Kurt Johnstad, Michael Gordon y  Zack Snyder partiendo , lógicamente, del cómic de Frank Millery y Lynn Varley.

En el apartado musical el responsable fue Tyler Bates y  Derek Vanderhorst . El maquillaje fue asumido por Larysa Chernienko , Christophe Giraud,  Leonard MacDonald , David Scott y Shaun Smith.

La fotografía fue de Larry Fong , mientras que el montaje correspondió a William Today. El minimalista vestuario fue de Michael Wilkinson.

En cuanto a los efectos especiales están presentes Louis Dumont , Peter Ejupovic , André Laperrière , Louis Pedneault y Luc Therrien.

Como protagonistas aparecen  Gerard Butler como Leonidas, el Rey de Esparta, acompañado por Lena Headey, la reina Gorgo de Esparta. Junto a ellos aparecen David Wenham, como Dilios que en la versión original es el narrador , siendo el soldado que se salva del combate contra los persas, Dominic West como Theron, el político espartano corrupto, Vincent Regan como el amiga y guerrero leal el capitán Artemis, Tom Wisdom como Astinos el hijo del capitán, Rodrigo Santoro como el poderoso rey Jerjes, Andrew Tieman como Ephialtes, el espartano deforme y traidor, Michael Fassbender como el joven soldado espartano Stelios, Andrew Pleavin como Daxos el líder de los Arcadios que se suman a los 300 espartanos, Giovanni Cimmino como Pleistarchus, el hijo de Leonidas y Gorgo , Stephen McHattie como el líder leal de los Espartanos, Peter Mensah como elmensajero persa, Kelly Craig como Pythia, la pitonisa del Oráculo de los Éforos, Tyler Neitzel como el joven Leonidas, Robert Maillet como el gigante y musculoso Immortal , Patrick Sabongui como el General persa, Leon Laderach como el ejucutor y Tyrone Benskin como el emisario persa. Igualmente aparecen Tim Conolly, Mercedes Leggett, Eli Snyder.

La historia viene presentada por una narración en off del soldado espartano superviviente del enfrentamiento entre el Rey Espartano Leónidas (Gerard Butler) y sus 300 guerreros espartanos que pelearon a muerte contra el "Dios-Rey" Persa Jerjes I (Rodrigo Santoro) y su armada de más de 100.000 soldados.  . Se trata de Dilios (David Wenham).

A través de este tipo de narración en off nos presenta como era la vida en Esparta o , como me gusta a mí llamarla, Lacedemonia , una ciudad completamente centrada en la formación y la excelencia militar para lo que llevaban una rigurosa educación espartana —agogé— centrada en la guerra. Esparta implantó una estricta eugenesia destinada a conseguir ciudadanos sanos y fuertes. Nada más nacer, el niño era examinado por una comisión de ancianos en la Lesjé (“Pórtico”, “Soportales”), para determinar si era hermoso y de constitución robusta. En caso contrario se le llevaba al Apóthetas, un barranco al pie del Taigeto, donde se le arrojaba o abandonaba en una cima. Se buscaba eliminar así toda boca improductiva.

Si el niño (o la niña) superaba la prueba, era confiado a su familia para que lo criase con rectitud y en la dureza.Al cumplir los siete años, los niños espartanos abandonaban su casa y quedaban bajo la autoridad de un paidónomo, magistrado especializado que supervisaba la educación. Se integraban en una agelé, especie de unidad militar infantil, bajo el mando de un muchacho mayor, el irén (de diecinueve años cumplidos). Aprendían entonces a leer y a escribir.

Pero lo esencial de su formación consistía en endurecerlos físicamente por medio de la lucha y el atletismo, y en aprender el manejo de las armas, a marchar en formación y, por encima de todo, a obedecer ciegamente a sus superiores y buscar siempre el bien de la ciudad. El Estado asume la tutela hasta los veinte años.

Durante la infancia, todo el énfasis se pone en el rigor y la disciplina. Las raciones de comida se reducen al mínimo imprescindible, lo que les obliga a robar si quieren evitar el hambre.

 Así va superando su infancia de Leónidas al que vemos en su entrenamiento para ser el próximo rey espartano. En esa etapa de formación y para asombro de todos, matando semi-desnudo a un gigantesco lobo con una lanza de madera en mitad de una tormenta de nieve.

Un día, siendo ya monarca de Esparta, llega a visitarlo un emisario del rey persa Jerjes que le comunica la exigencia de pagar un tributo de tierra y agua como prueba de la sumisión de la polis hacia Persia.

Leónidas se niega y tira enfurecido a un pozo al emisario, junto con los escoltas de éste que son masacrados por los guardias de Leónidas.

Después de esto, sabedor que supone una declaración de guerra abierta, visita a los Éforos proponiendo hacer retroceder a los persas, numéricamente superiores, a través de las Termópilas. Este plan comprendía la construcción de una muralla con la finalidad de embutir a los persas en un pasillo estrecho entre las rocas y el mar y frenar en ese caso el expansionismo persa expulsando a los persas numéricamente superiores a través de las Puertas Calientes de las Termópilas .

Al visitar a los cinco Éforos o magistados supervisores y encargados de la política exterior, aunque aquí presentados como un grupo de sacerdotes no elegidos, lujuriosos y corruptos, con rasgos de sufrir lepra. Éstos consultan a la Pitia del Oráculo y éste decreta que Esparta no debe ir a la guerra durante las Carneas celebradas en el Peloponeso en honor de Apolo Carneo. Sin embargo, esto no satisface a Leónidas que, enfadado, para luchar.

Poco después vemos como traicionan en secreto al rey de Esparta, Leónidas I, antes de la Batalla de las Termópilas frente a Jerjes I cuando aparece un emisario de Jerjes para recompensar a los Éforos por su apoyo encubierto.

Decidido a plantarle cara al Ejército Persa sin transgredir en ningún momento la ley, manda a su capitán más fiel a que reúna un contingente de voluntarios que finalmente suman 300 guerreros espartanos (insuficientes para ser considerados un ejército en toda regla que comprometiese la posición política de la polis) con los que se dirigirá al paso de las Termópilas a detener el avance invasor.

Por el camino, un grupo de arcadios se les unen después de que Leonidas, tras ser cuestionado por los pocos hombres a los que envía al combate, demuestre que lo que Arcadia lleva a la muerte son civiles armados mientras que sus subordinados son todos ellos soldados profesionales.

Antes de iniciar la batalla, ante Leónidas se persona Efialtes, un hombre deforme y jorobado, el cual fue salvado por su madre para no ser descartado en Esparta. Efialtes o Ephialtes pide redimir el nombre de su padre uniéndose al ejército de Leonidas, advirtiéndole de un camino secreto que los persas podrían usar para flanquear y rodear a los espartanos.

El jorobado le ofrece a Leónidas sus servicios como soldado. Aunque simpático, Leonidas lo rechaza ya que su deformidad físicamente le impide mantener su escudo lo suficientemente alto, pero además el rey rechaza posee un cuerpo incapaz de compatibilizarse con la falange espartana. Ephialtes se marcha enfurecido.

Ya en el desfiladero, los 300 construyen una muralla de piedras y se enfrentan a las primeras oleadas de soldados persas que son integrados en las murallas, enojando al emisario persa. Stelios, un soldado espartano de élite, le ordena que vuelva a las líneas persas y advierta a Xerxes después de cortar su brazo.

Leónidas irá deteniendo a varias oleadas de guerreros persas a los que logra aniquilar sin sufrir ninguna baja.

Durante una pausa en la batalla y asombrado ante la situación, Jerjes se entrevista con Leónidas, y le ofrece riquezas y poder a cambio de su lealtad, además de ser el caudillo de toda Grecia a cambio de que lo acepte como su dios y soberano, a lo que el espartano se niega, prometiéndole a su vez que será capaz de demostrarle al final de la contienda que hasta un rey que se cree con poder divino puede sangrar. Leonidas declina y se burla de Xerxes por la calidad inferior de sus fanáticos guerreros.

Tras el intento infructuoso de parlamento, el monarca persa envía contra los 300 a su cuerpo de élite, los Inmortales, a los que acompañarán toda clase de criaturas monstruosas como gigantes, rinocerontes, engendros humanoides o elefantes de guerra. Pero aunque éstos consiguen que los espartanos sufran sus primeras muertes, los helenos logran aguantar la posición de forma heroica, provocando que en las filas aqueménidas caigan numerosas cabezas.

En el segundo día, Xerxes envía nuevas oleadas de ejércitos de Asia y otras ciudades-estado persas, incluyendo más animales de guerra para aplastar a los espartanos de una vez por todas, pero en vano. Mientras tanto, en Esparta, debido a la ausencia de Leónidas, Theron, un consejero influyente de ideología pro-persa, centra todos sus esfuerzos en evitar que la polis apoye a Leónidas en su lucha contra Jerjes.

Debido al furor de la batalla, la reina espartana Gorgo (Lena Headey) intentó conseguir el apoyo de Esparta por parte del Senado Espartano. Sin embargo la esposa del monarca no está dispuesta a que su marido muera sin ayuda en las Termópilas y acepta el chantaje del político, consistente en dejarlo tener relaciones sexuales con ella, a cambio de que éste le otorgue la posibilidad de poder comparecer ante el Consejo.

Pero tras concedérselo, y durante la celebración del mismo, Theron desacredita a la reina hablando de su adulterio y la injuria calificándola de fulana. Ésta, ofendida, atraviesa por sorpresa al orador con una espada y lo asesina, cayéndosele, en ese instante, una bolsa de monedas con la efigie de Jerjes, que demostraban su condición de traidor. Marcando su traición, el Consejo acuerda unánimemente enviar refuerzos.

Pasados dos días de combate, Efialtes visita a Jerjes, y a cambio de un uniforme, riquezas, lujos y mujeres, le revela al líder aqueménida el camino de la Senda Anopea, que le permitirá llegar hasta la retaguardia de Leónidas.

Tras conocerse la noticia de la traición de Efialtes, los arcadios huyen, pero el rey espartano se niega a retirarse para morir allí en cumplimiento de la ley espartana.

Antes del combate final, envía a uno de sus soldados herido, Dilios, quien es famoso por su gran capacidad como orador, de vuelta a Esparta. Lo envía con su colgante personal, que prueba su muerte, contarles lo que ha sucedido, una "historia de victoria" y para que narre la historia del sacrificio de los guerreros al senado espartano.

Al tercer día, los persas, conducidos por Efialtes, atraviesan el sendero secreto, rodeando a los espartanos . El general de Xerxes vuelve a exigir su rendición. Al mismo tiempo Leónidas, con su ejército reducido a unas cuantas decenas de soldados, se ve rodeado por el ejército persa, encabezado por el propio Jerjes. Leonidas aparentemente se arrodilla en sumisión, permitiendo a Stelios saltar sobre él y matar al general.

Un furioso Xerxes ordena a sus tropas un último ataque. Leonidas se levanta y lanza contra Jerjes e hiriéndolo en el rostro, de este modo haciéndole sangrar como prometió y demostrando la mortalidad del Dios Rey . Pero el ejército persa hace valer su abrumadora ventaja y acaba con las vidas de todos los espartanos. Leonidas y los espartanos restantes luchan hasta el último hombre hasta que finalmente sucumben a una barrera de flecha.

Dilios relata la historia a todos los soldados griegos que se preparan para combatir juntos en la decisiva Batalla de Platea, en la que participa, y al encender el recuerdo del sacrificio de Leónidas y sus 300, la alianza griega carga exitosamente contra el ejército persa y garantiza la victoria contra el imperio invasor, salvando al mismo tiempo el germen de lo que luego, con el paso de los siglos, será la democracia moderna. Con esta hermosa conclusión acaba la película.

El productor Gianni Nunnari no fue la única persona que planeó una película sobre la Batalla de las Termópilas. El director Michael Mann ya había planeado una película de la batalla basada en el libro Gates of Fire .

Nunnari descubrió la novela gráfica de Frank Miller y ésta le impresionó lo suficiente como para adquirir los derechos de la película. 300 fue producido conjuntamente por Nunnari y Mark Canton, y Michael B. Gordon quienes participaron en la redacción del guión.

El director Zack Snyder fue contratado en junio de 2004 y declaró que ya que había intentado hacer una película basada en la novela de Miller antes de hacer su debut con el remake de Dawn of the Dead .

Snyder le pidió al guionista Kurt Johnstad reescribir el guión de Gordon para la producción y Frank Miller fue contratado como consultor y productor ejecutivo. La película es una adaptación cuadro por cuadro de la historia de Frank Miller, similar al de Sin City.

Snyder fotocopió la historieta con los cuales desarrollo las tramas anteriores y siguientes al cuadro. «Fue un proceso divertido para mí… tener un cuadro como una meta a alcanzar», explica Snyder. También rodó la película en un estilo y una estética que sería similar a la novela gráfica.

Una excepción a la adaptación directa fue el uso del personaje de Dilios como narrador. Znyder usó esta técnica narrativa para mostrar a la audiencia que el surrealista «mundo de Frank Miller» de los 300 estaba siendo relatado desde una perspectiva subjetiva. Dilios le permite a Snyder introducir elementos fantásticos al filme, explicando que «Dilios es uno que sabe como no echar a perder una buena historia con la verdad».

Zack Snyder también agrega la trama paralela con la cual la reina Gorgo intenta convocar el apoyo del consejo gobernante para su esposo.

Se requirieron dos meses de preproducción para elaborar los cientos de escudos, lanzas y espadas, de los cuales algunos fueron reciclados de Troya y Alejandro Magno. También fueron creados un lobo y trece caballos mecánicos (animatronic). Las criaturas fueron diseñadas por Jordu Schell . Los actores y los dobles fueron entrenados a la vez, y hasta Snyder los acompañó.

Se crearon unas 600 piezas de vestuario, así como un extenso número de prótesis para varios personajes y para representar los cadáveres de los soldados persas. Shaun Smith y Mark Rappaport trabajaron mano a mano con Snyder en pre-producción para diseñar el aspecto de los personajes individuales, y para producir los efectos de maquillaje de prótesis, accesorios, armas y cuerpos ficticios necesarios para la producción.

La producción activa de 300 comenzó el 17 de octubre de 2005 en los Icestorm Studios de Montreal, en Québec, y fue rodada en el transcurso de 60 días en orden cronológico con un presupuesto de producción de 60 millones de dólares.

También constó que algunas imágenes se rodaron en Los Ángeles Utilizando la técnica croma, y con la ayuda de pantallas azules, Snyder rodó en los ahora desaparecidos Icestorm Studios en Montreal como Butler como Leónidas. Éste declaró que aunque no se sentía restringido con la dirección de Snyder, el apego a la historieta imponía ciertas limitaciones en su actuación.

El actor David Wenham menciona que hubo ocasiones en las que Snyder quería capturar momentos icónicos de la historieta con precisión, y otras cuando le daba a los actores la libertad de «explorar dentro del mundo y confines que se habían establecido».

Lena Headey comentó, por su parte, el uso de pantallas azules que era «es muy raro, y emocionalmente no hay nada que te conecte salvo un otro actor». Sólo una escena fue rodada en exterior: cuando los caballos trotan por el campo. Me imagino que se habrá acostumbrado tras Juego de Tronos al croma.

La película fue una producción de mucha intensidad física donde Butler sostuvo lesiones de un tendón en el brazo y de un pie.

La postproducción estuvo a cargo de Meteor Studios y Hybride Technologies de Montreal, donde se complementó el rodaje en pantalla azul con más de 1500 cuadros de efectos visuales. Chris Watts y Jim Bissell crearon un proceso llamado «The Crush» que permitiría a los artistas de Meteor manipular los colores al incrementar el contraste de claroscuros. Se desaturaron y tiñeron ciertas secuencias para establecer distintas atmósferas.

Ghislain St-Pierre, quien dirigiera el equipo de artistas, describió el efecto: «Todo parece real, pero tiene un sentido áspero e ilustrativo».Se usaron varios programas informáticos para crear el «rocío de sangre», incluyendo Maya, RenderMan y RealFlow.

La postproducción en su totalidad tardó un año y fue manejada por diez compañías de efectos especiales.

En julio de 2005, el compositor Tyler Bates comenzó a trabajar en la película, describiendo la partitura como de "bellos temas en el coro superior y grande", pero "templado y con algo de pesadez extrema". El compositor había anotado para una escena de prueba que el director quería mostrar a Warner Bros. para ilustrar el camino del proyecto. Bates dijo que la partitura tenía "mucho peso e intensidad " que Snyder encontró agradable a la película. La partitura fue grabada en Abbey Road Studios y presentaba la voz de Azam Ali .

En la Comic-Con International de San Diego- supongo- en julio de 2006, se emitió un pequeño video promocional de 300 emitió uque fue recibido positivamente. A pesar de la seguridad estricta, el remolque se filtró posteriormente en Internet. Ese fue precisamente el que yo vi.

El 9 de marzo de 2007, 300 fue presentada en cines convencionales e IMAX en los Estados Unidos (la película en IMAX se llamó 300: A experience in IMAX).

En cuanto a la realidad cinematográfica y la histórica hay posturas encontradas y enfrentadas entre los miembros del equipo, encabezado por el director de la película, Zack Snyder, declara que «los sucesos son correctos en un 90 por ciento y los historiadores  aun que continúa diciendo que la película es «una óbra cinematográfica, mas no un documental».

Sin embargo, Ephraim Lytle, profesor asistente de historia helénica en la Universidad de Toronto, declara que 300 idealiza la sociedad espartana de una «manera problemática e inquietante», y que además presenta a los persas como monstruos y al resto de los griegos como débiles.

El historiador militar Victor Davis Hanson, quien escribió el prólogo de la reciente edición de la novela gráfica en el 2007, declara que la película demuestra una afinidad con lo descrito por "el padre de la historia", Heródoto, en el sentido de que captura el ethos material de la antigua Esparta y representa las Termópilas como un «choque de civilizaciones». Menciona que Simónides, Esquilo y Heródoto veían las Termópilas como una batalla contra «el centralismo oriental y el feudalismo colectivo» lo cual se oponía a «la idea del libre ciudadano de una polis autónoma».

Para el profesor de historia en la Universidad de California en Fullerton, Touraj Daryaee, el tema central del filme, que no deja de ser sino espartanos «libres» y «amantes de la democracia» contra «esclavos» persas, tiene un concepto de partida erróneo. Daryaee menciona que el imperio persa de la dinastía Aqueménida contrataba y pagaba a sus trabajadores sin importar el género o ascendencia étnica, mientras que en la Grecia del siglo V menos del 14% de la población participaba en el gobierno democrático, y casi el 37% de la población eran esclavos. Así mismo declara que Esparta «era una monarquía militar, no una democracia», y que colectivamente eran propietarios de los esclavos (Ilotas), a los cuales masacraban periódicamente incluso para sus entrenamientos militares —su agogé— .

La película es una puesta en escena del cómic de Frank Miller, que a su vez se inspiró libremente en la narración del historiador Heródoto sobre las Guerras Médicas y, en concreto, la Batalla de las Termópilas. En su condición de adaptación de una obra de ficción, 300 no pretende reflejar datos históricos o arqueológicos, aunque a su vez muestra como los griegos veían muchas cosas de los persas, creyendo que eran ayudados por demonios y criaturas sobrenaturales .  Esa es la razón por la que los griegos luchan sin armadura o sin sus falanges; los   éforos, ministros que se encargaban de las tareas de gobierno elegidos por un año, son representados como seres deformes -y aparentemente enfermos de lepra- que custodian a una pitonisa.

La realidad nos muestra que que lucharon muchos más hombres al lado de Léonidas: se estima que fueron alrededor de 7.500 hoplitas, cada uno de los cuales iba acompañado de otros dos o incluso tres soldados de infantería ligera o sirvientes-porteadores. Por lo tanto los 300 espartanos eran un millar y el ejército griego al completo podrían formarlo unos 20-25.000 combatientes.

Ni el comic ni la película mencionan para nada la enorme flota griega que impedia que las Termopilas fueran flanqueadas por mar, y que los persas desembarcasen en la retaguardia de Leonidas, auque eso si su narrará en la secuela, 300: Rise of an Empire

Además los inmortales del ejército persa vienen representados en la película con  armaduras negras de aspecto japonés, esgrimen espadas duales similares a katanas y luchan con un estilo similar al de varias artes marciales asiáticas.Esto indudablemente es una licencia artística de Miller, usan máscaras de plata para ocultar rostros horriblemente desfigurados.

Tanto Jerjes I como algunos de sus emisarios son representados como reyes africanos (afeitados tanto de cabeza como de barba), cuando su origen étnico denota una apariencia diferente. El griego Efialtes ni era espartano ni era un jorobado deforme, sino un pastor local, en buena forma física.

Por último Leonidas era sexagenario y según las leyes espartanas podría haberse librado de ir al frente, pero fue de todos modos. Su esposa, Gorgo, era mayor que el.

Muchos personajes de la película son sacados de la ficción, como el gigante que lucha contra Leónidas, interpretado por Robert Maillet, o el hombre obeso y deforme con dos cuchillas en el lugar de sus brazos que ejecuta a los oficiales persas que perdían frente a Leónidas, interpretado por Leon Laderach. no de los músicos del séquito de Jerjes, que parece ser un antílope humanoide, es una representación de la deidad Baphomet.

En la película la reina Gorgo (esposa de Leónidas) aparece en varios momentos clave de la película llevándose parte del protagonismo mientras que en cómic solo la vemos en el momento en que se despide de Leónidas.

En la película los espartanos visten con una prenda  pero en el cómic solo la llevan durante los combates, el resto del tiempo los espartanos van desnudos.

En el cómic cuando Leónidas rechaza la petición de Efialtes de unirse a sus filas, este por vergüenza intenta suicidarse arrojándose por un precipicio mientras que en la película solo arroja el escudo.

El hombre obeso con cuchillas, el ser humanoide con forma de antílope, el rinoceronte, el consejero Theron y el gigante berserker que lucha contra Leónidas no aparecen en el cómic. En el cómic nunca se muestra el rostro de los inmortales.

La película recibió críticas mixtas, siendo aclamado su original estilo visual, así como críticas por favorecer los aspectos visuales sobre la caracterización de personajes,  pero como ya hemos visto y su controvertida descripción sobre los antiguos persas.

300 fue muy bien recibido por el público logrando una recaudación mundial de 456 millones de dólares,  siendo su estreno  la vigésimo cuarta  película más taquillera de la historia y fue la segunda película más exitosa del 2007 tan sólo detrás de Pirates of the Caribbean: At World's End que logró una recaudación de cerca de 1000 millones de recaudación.

Desde su estreno mundial frente a una audiencia de 1.700 personas en el Festival Internacional de Cine de Berlín el 14 de febrero de 2007, 300 ha recibido críticas mixtas.

Fue duramente criticada en su proyección para la prensa, cuando algunos espectadores optaron por abandonar la sala, mientras que otros de los que se quedaron abuchearon al final. Sin embargo, la película contó con gran número de adeptos que validaron su estética expresionista. Los efectos especiales en la película abarcan casi el 86 % de la misma que alabaron su  estilo visual innovador y espectacular, casi cercana a un videojuego y surgida directamente de un cómic.

En el The New York Times A. O. Scott llegó a escribir la película como «tan violenta como Apocalypto de Mel Gibson, pero el doble de estúpida (...) Su exhibición de músculos y su gruñido de auto-seriedad es más pesado que entretenido."

Las críticas no han faltado tampoco desde oriente, donde la prensa iraní ha criticado la imagen homosexual del rey Jerjes ofrecida en la película y el carácter de «monstruos deshumanizados» del ejército persa. El espectador, afirman los medios iraníes, recibe un mensaje de la lucha de occidente contra los «salvajes» antepasados iraníes (los persas), y «forma parte de una guerra psicológica ejercida por Estados Unidos».

Finalmente, algunos medios griegos también han sido particularmente duros en su crítica. Robby Eksiel, crítico griego de cine, declaró que el auditorio quedaría impresionado con la «acción digital» pero les irritaría las «ostentosas interpretaciones y los personajes unidimensionales».

Peter Travers en la revista Rolling Stone comenta que "300 es una sangrienta película que se sumerge en sus propios excesos artísticos. No todas las personas, según edades y sexos, serán capaces de resistirla. (...) ."

En otra de renombre, Variety,  Todd McCarthy escribe que es "Tempestuosa, ampulosa y visualmente arrebatadora"

Steven Rea del Philadelphia Inquirer comenta que "'300' es un alucinante cuadro digital tras otro. Pero los diálogos son un chiste, las interpretaciones tienen más que ver con el gimnasio que con los personajes y la lección que imparte no tiene nada que ver con el valor o la habilidad militar".

Kenneth Turan en el Los Angeles Times comentó que "a menos que amen la violencia tanto como un espartano , Quentin Tarantino o un adolescente que juegue videojuegos, no estarán fascinados sin cesar".

Para Roger Ebert , en su revisión, escribió que " 300 tiene caricaturas unidimensionales que hablan de  luchadores profesionales con taparrabos". En el Chicago Sun Times , donde publica Ebert, Richard Roeper aclamó a 300 como "el Ciudadano Kane de las novelas gráficas cinematográficas".

En el Reino Unido Will Lawrence en las páginas de Empire sostiene que es "Visualmente deslumbrante, en todo momento beligerante y vacía (...) es un nuevo estilo matizado con una pizca de sustancia. (...) ."

Ya en España Luis Martínez en Cinemanía comenta que es "Un espectáculo tan sorprendente como lo fue 'Matrix' en su momento. (...) el esquematismo del cómic, la estilizada violencia de Kurosawa y la épica gestual de la ópera conviven en esta descarga eléctrica. (...) ."

Carlos Boyero que escribçia hace años en El Mundo que era "Entretenida y estética adaptación del cómic" En ese mismo diario, Marinero Diario comentaba que "El espectáculo virtual es mucho mejor que los ofrecidos por 'Gladiator' o 'Alejandro Magno', pero el intento de darle gravedad y actualidad resulta superfluo y, a ratos, contraproducente. (...)."

Para  Jordi Costa en El País nos decía que "Snyder ha sido fiel al fondo de 300, pero ha inyectado tantos anabolizantes en la forma que ha condenado el conjunto a la parálisis de una hiperrealista (y algo ridícula) figura de cera."

José Manuel Cuéllar dejaba negro sobre blanco en el diario ABC lo siguiente: "La madre de todas las épicas. Una bella salvajada (...) Una reverencia a la épica y una patada a la historia, pero esto es el cine (...) ."

A pesar del enorme éxito de taquilla en todo el mundo, que  consiguió recaudar en taquillas en Estados Unidos de 71 millones de dólares en su primer fin de semana (el mejor resultado conseguido nunca por una película en el mes de marzo) y su recaudación final en USA superó los 200 millones de dólares lo cierto es que la película ha sido parodiada.

Hasta la propia selección española de fútbol, encabezada por el portero Reina, la parodiaba tras la victoria, creo, en el Mundial de Sudáfrica con el grupo de Leonidas seguido del resto de espartanos.

La escena más parodiada es la escena entre el rey cuando habla con el mensajero persa, y cuya conversación enfurece a Leónidas, que contesta la frase "This is madness..." ("Esto es una locura...") dicha por el persa con su frase "This is Sparta!!" ("¡Esto es Esparta!") como respuesta, dándole una brusca patada en el pecho y lanzándolo a un gran pozo situado detrás del persa. En 2008 se estrenó la parodia de esta película, llamada Meet the Spartans (Casi 300 en España).  No me estraña que los Morancos también la hayan parodiado.

En junio de 2008, los productores Mark Canton, Gianni Nunnari y Bernie Goldmann revelaron que habían comenzado a trabajar en una secuela de 300 titulada 300: Rise of an Empire. Legendary Pictures anunció que Frank Miller está escribiendo la novela gráfica de seguimiento y Zack Snyder estaba interesado en dirigir la adaptación, pero al director se le cruzó en el camino Superman: Man of Steel y fue sustituido por  Noam Murro en la dirección , pero quedando Zack Snyder como productor y coguionista, esto último junto a Kurt Johnstad, guionista también de 300.

La película obtuvo muchos galardones entre los que se encuentran Mejor Película de Pelea en los MTV Movie Awards 2007, Mejor Película del 2007 segín IGN, Mejor Película de Acción, Aventura y Thriller en los Saturn Awards y Mejor Adaptación de un Cómic igualmente en IGN. 

1 comentario:

  1. Sabes si habrá una tercera parte de 300 y si es así, cuando?

    ResponderEliminar