domingo, 12 de marzo de 2017

Prisioneros


Película emitida en Antena3 esta titulada Prisoners o Prisioneros, un filme totalmente desconocido para mí. La película estadounidense es fuerte, y en ocasiones brutal y no se me ha hecho fácil algunas de sus escenas de esta película de 2013 dirigida por Denis Villeneuve guionista y director de cine canadiense por Arrival o La llegada, una película que este año ha estado nominada a la mejor película del pasado curso. Se trata de un director en alza y que con su película Incendies fue nominada además a un Óscar en la categoría de mejor película de habla no inglesa y que internacionalmente, es conocido , además de por esta cinta que he visto, Prisoners, así como la ya citada Arrival, así como Sicario y próximamente Blade Runner 2049.

Quizás lo que hizo que grabara la película fue el elenco integrado por Hugh Jackman, Jake Gyllenhaal, a los que sumaban otros nombres como Viola Davis, Maria Bello, Terrence Howard, Melissa Leo y Paul Dano. Igualmente la trama no me dejó indiferente ya que giraba en torno al secuestro de dos niñas y los esfuerzos de sus familias y la policía por encontrarlas. 

La película es una producción de Kira Davis, a los que se suman Broderick Johnson, Adam Kolbrenner y Andrew A. Kosove para la productora Alcon Entertainment, a las que se sumaron WB , 8:38 Productions y Madhouse Entertainment, así mismo como la distribución de la Warner Bros. contando con un presupuesto de 46 millones de dólares que se recuperaron con creces al conseguir en taquilla más de $122 millones de dólares. 

En el diseño de producción participó Patrice Vermette. La película partía del guión de Aaron Guzikowski y que contó con la fotografía de Roger Deakins, la música de Jóhann Jóhannsson y el montaje de Joel Cox y Gary Roach. 

Ya conocemos a los protagonistas que son Hugh Jackman como Keller Dover, Jake Gyllenhaal como Detective David Loki, Viola Davis como Nancy Birch, Maria Bello como Grace Dover, Terrence Howard como Franklin Birch, Melissa Leo como Holly Jones, Paul Dano como Alex Jones, Dylan Minnette como Ralph Dover, Zoe Borde como Eliza Birch, Erin Gerasimovich como Anna Dover, Kyla Drew Simmons como Joy Birch, Wayne Duvall como Capitán Richard O'Malley,Len Cariou como Padre Patrick Dunn, David Dastmalchian como Bob Taylor, Wayne Duvall como Capitán Richard O'Malley y Jeff Pope como Elliot Milland. 

La historia se desarrolla en una zona rural de Pensilvania y comienza con una escena de caza en un bosque. Allí vemos que están Keller Dover (Hugh Jackman) cazando junto a su hijo adolescente Ralph Dover (Dylan Minnette). 

Durante la caza nos enteramos que se trata de un hombre de firmes convicciones religiosas que prepara a sus hijos para un futuro incierto. Ese día coincide con el día de Acción de Gracias, y Keller Dover (Hugh Jackman), su esposa Grace (Maria Bello) y sus dos hijos, un chico y una chica, su hijo Ralph y su hija Anna , van a cenar a la casa de sus amigos, una pareja de color Franklin (Terrence Howard) y Nancy Birch (Viola Davis), que tienen dos hijas que coinciden en edad con los hijos de los Dover, su hija adolescente Eliza y su joven hija Joy. 

Antes de la cena, los cuatro jóvenes salen a dar un paseo por el vecindario y ven una furgoneta en las cercanías de su casa.Hay música, lo que sugiere que hay alguien dentro. Más tarde, las hijas menores de ambas familias -Anna y Joy- salen de la casa de los Bich para ir a la casa de los Dover, para buscar un silbato, que el padre le ha entregado para que lo use en caso de pérdida en el bosque. Sin embargo, las niñas Anna y Joy no regresan a la casa de los Birch, lo que asusta a sus padres. 

El detective encargado del caso, es el detective Loki que es informado de lo acontecido  y comienza una búsqueda. La policía logra localizar una autocaravana que estaba estacionada cerca de la casa, y que había llamado la atención de las niñas antes de su desaparición. 

El vehículo ahora en búsqueda está estacionado en una gasolinera pertenece a un joven extraño llamado Alex Jones (Paul Dano), quien intenta escapar pero es finalmente arrestado por la policía. 

El policía encargado del caso, el detective David Loki (Jake Gyllenhaal) interroga al joven, pero no logra descubrir pistas sobre el paradero de las niñas, ya que Alex presenta una discapacidad intelectual. Alex Jones, tiene el coeficiente intelectual de un niño de 10 años, y parece confundido al ser interrogado en la comisaría. Su vehículo es analizado por forenses, pero no se encuentra nada relacionado con las chicas. 

Siguiendo otras pistas, Loki descubre un cadáver en el sótano de Patrick Dunn, un sacerdote. Dunn admite que mató al hombre porque el hombre confesó que estaba " librando una guerra contra Dios " y había matado a 16 niños y dijo que mataría más. 

Sin pruebas concluyentes sobre la responsabilidad del detenido, la policía se ve obligada a liberarlo. A medida que la búsqueda continúa, 

Mientras tanto, el padre de una de las chicas, Dover, es informado de que Jones ha sido liberado y lo ataca fuera de la estación de policía. Keller encara a Alex a la salida de la comisaría, quien le susurra: «No lloraron hasta que las dejé». 

Dado que Loki no volverá a detener a Jones, Dover convencido de que el joven sabe dónde está su hija, lo secuestra, lo encierra en la abandonada casa de su difunto padre y que estaba arreglando hasta que le faltó liquidez. 

Allí Keller tortura a Alex de manera brutal en la casa abandonada, donde tortura durante días, sin obtener una respuesta clara a sus preguntas. 

Al poco le pide ayuda de su vecino Franklin renuente a esto para obligarlo a hablar. Lo golpea, una y otra vez, pero Jones no dice nada. 

Más tarde, ya con el conocimiento de Franklin y de la esposa de éste, Dover lo ata en la ducha y usa una madera contrachapada para encerrarlo en la oscuridad. Ajusta el agua para que la ducha que lo queme o la congele y seguir torturándole.

Mientras tanto, Loki continúa su investigación, la que lo lleva a la casa de un sacerdote. En el sótano de la casa, el detective encuentra un cadáver atado a una silla, que tiene un amuleto en el cuello (un laberinto).

Tras ser interrogado, el sacerdote le dice que mató al hombre porque confesó haber asesinado a varios niños.

En una vigilia a la luz de las velas , Loki ve a un sospechoso hombre encapuchado, que huye cuando Loki se acerca a él.

Más tarde, el hombre irrumpe en las casas de ambas familias pero se va sin aparentemente hacer nada ni a las madres ni a las hijas.

Mientras tanto , ante la desaparición de Jones, Loki sigue a Dover. ëste va hasta donde Jones está detenido, pero no lo encuentra, ya que Dover se inventa una historia sobre el por qué va allí. Le dice que va a a comprar alcohol y a beber en soledad para aliviar su sufrimiento sin que su esposa lo sepa.

Mientras tanto un empleado de la tienda reconoce al hombre que había seguido Loki, tras el dibujo policial e informa a Loki después de verlo comprando ropa para niños. Este nuevo sospechoso, quien habría entrado a las casas de ambas familias días después del secuestro, es identificado y su residencia es descubierta por el detective, quien arresta al joven, llamado Bob Taylor. El sospechoso, Bob Taylor, es detenido más tarde en su casa, donde las paredes están cubiertas de dibujos de laberintos  y además de las paredes en una de las habitaciones Loki luego encuentra cajas llenas de libros de laberinto, serpientes vivas y ropa de niños ensangrentados, incluyendo objetos pertenecientes a las niñas desaparecidas.

En la comisaria de policía, Taylor confiesa el secuestro, pero mientras es interrogado, el sospechoso le arrebata la pistola a Loki y se suicida tras un altercado físico con Loki y otros dos oficiales, sin revelar más información. La policía concluye que Taylor era un fantasioso y no tenía ninguna implicación con las desapariciones; y que robó la ropa de las casas de las niñas y las ensangrentó con sangre de cerdo para recrear los secuestros. Posteriormente se descubre que Taylor había sido secuestrado cuando niño, y desde entonces había estado obsesionado con laberintos. El joven había obtenido la ropa de Anna y Joy de sus casas, y por lo tanto no participó en el secuestro de las niñas.

Mientras tanto, Alex Jones le revela incoherentemente a Dover Keller tras una de sus torturas con la ducha habla de huir de un laberinto y que ese no es su verdadero nombre, y que cuando era niño logró escapar de un laberinto. Keller, tras eso, visita a la tía de Alex, Holly (Melissa Leo), y le menciona el tema de los laberintos. La mujer solo le dice que Alex no hablaba mucho, debido a un accidente que sufrió en su niñez con unas serpientes que su esposo guardaba como mascotas cuando era más joven.

También dice que ella y su marido eran religiosos hasta que su hijo pequeño murió de cáncer. De vuelta en la comisaría de policía, Loki se frustra con no llegar a ninguna parte con el caso hasta que coincide con un laberinto que Taylor dibujó mientras estaba bajo custodia y que es coincidente con el collar usado por el hombre que Patrick Dunn había asesinado en su sótano.

Días después, y de repente, Joy Birch es encontrada en la calle, desorientada y drogada. Dover Keller la visita en el hospital para preguntarle por el paradero de su hija. Sus recuerdos están confusos pero la niña solo logra decir: «Tú estabas ahí». Entonces se da cuenta de que Joy puede haber escuchado su voz en la casa de Jones cuando visitó a Holly, y huye de la policía. El hombre sale corriendo del lugar y Loki intenta alcanzarlo.

Loki, por su parte, busca a Dover en el edificio de apartamentos pero no encuentra al padre y descubre a Alex. En vez de ir allá, Keller va a la casa de Alex, para interrogar a su tía. Sin embargo, la mujer lo amenaza con una pistola y le explica que ella fue la responsable del secuestro.

Ella y su marido habían secuestrado a varios niños a lo largo de los años, desde la muerte de su hijo, lo que asumían como una «guerra contra Dios» por haber permitido que su propio hijo muriera a una corta edad. Alex fue el primer niño secuestrado, seguido por Taylor, y desde entonces fue adoptado por la pareja.

Holly dispara a Keller en la pierna y lo encierra en un escondite subterráneo, un pozo escondido que está en el patio de una casa, bajo un automóvil viejo. Allí encuentra el silbato de la policía perteneciente a su hija y que estaba buscando su hija el día en que fue secuestrada. Minutos después, la mujer es visitada por Loki, quien le va a informar que su sobrino Alex fue encontrado.

Dado que nadie abre la puerta, el detective entra a la casa y encuentra una foto del marido, que tiene el colgante, un collar de laberinto, que llevaba el cadáver que el mismo había encontrado en el cuerpo en el sótano del sacerdote, por lo que se supone que es su marido desaparecido.

Loki saca su arma y registra la casa, encontrando a Holly y a Anna. La mujer le está suministrando un veneno a la niña, por lo que el detective y la mujer ellos intercambian disparos. Loki mata a Holly y lleva a Anna a toda prisa al hospital. La niña logra sobrevivir. Anna en el hospital se reúne con su madre. Alex, resulta ser Barry Milland y se reúne con sus padres después de sobrevivir a la tortura. 

Esa noche, el detective va a la casa de Holly, donde un grupo de policías está buscando pistas sobre los otros niños secuestrados y sobre el paradero de Keller.

Los policías e investigadores forenses le informan de que no pueden seguir excavando el lugar, ya que la tierra está demasiado congelada, así que Loki se queda sólo. En aquel momento, el detective escucha el sonido de un silbato, proveniente del escondite donde está Keller. Loki titubea, pero el silbato vuelve a sonar y va a investigar de dónde viene. Acabando así la película.

La película fue rodada principalmente en Georgia y Connecticut. En Georgia las localizaciones fueron Conyers, en Stone Mountain, Rockdale County, Porterdale, en Monroe ( 1605 Troy Smith Road), en diversos lugares de Atlanta, en Lithonia , en concreto en el 1634 Phillips Road, Village Square Shopping Center y en las localidades de Derby y Shelton, ambas en Connecticut.

Prisioneros se estrenó en el Festival de Cine de Telluride en 2013 y se estrenó en Canadá y los Estados Unidos el 20 de septiembre de 2013. Tuvo problemas para su estreno debido a su contenido violento perturbador e imágenes explícitas; y es cierto que las escenas de tortura son muy duras.

Prisioneros se estrenó en 3.260 salas en las que recaudación alcanzó los cerca de 21 millones de dólares en su primer fin de semana de apertura. Después de 77 días en los cines, la película terminó ganando algo más de $ 61 millones en Estados Unidos y $ 61 lo mismo en el exterior, una cifra muy por encima de su presupuesto de producción que fue de unos $ 46 millones.

El guión de esta película fue incluido en la lista negra de 2009 y tardó en ser llevado a la gran pantalla. En principio la película iba a ser dirigida por Bryan Singer y los dos actores principales en principio para Mark Wahlberg y Christian Bale , pero ambos optaron por hacer The Fighter (2010) en su lugar. La historia de la misma comienza tras el satisfactorio encuentro entre Jake Gyllenhaal y Denis Villeneuve durante el rodaje de Enemy (2013) .

En principio el papel de Dover iba a corresponder para Mark Wahlberg , pero su papel pasó a Hugh Jackman , un actor que impresiona , por ejemplo, en la escena del martillo. En ella Hugh Jackman recibió instrucciones de Denis Villeneuve para ser completamente feroz en una segunda toma . Esa toma fue utilizada en la película final.

Para interpretar a Holly Jones, la tía de Alex Jones - por cierto cuyo nombre de Holly Jones es también el nombre de una niña de diez años que fue secuestrada y asesinada en Toronto en 2003- Melissa Leo llevaba una peluca gris y una espuma de goma posterior preparada por la diseñadora de vestuario Renée April con el fin de "fundamentar" su personaje. Melissa Leo también pidió a los asistentes que evitaran limpiar sus anteojos después de disparar cada día. Según el guionista Aaron Guzikowski , el corte original de la película alcanzaba tres horas.

El momento en que Holly le pide a Keller que beba un poco más fue improvisado por Melissa Leo , quien pensaba que Hugh Jackman no bebía suficiente para hacer la situación creíble.

Prisoners obtuvo una respuesta positiva por parte de la crítica cinematográfica. La película posee un 81% de comentarios positivos en Rotten Tomatoes, basado en un total de 221 reseñas, y una puntuación de 74/100 en Metacritic.

En particular elogió la actuación de Jackman y Gyllenhaal. Jocelyn Noveck, de Associated Press, escribió: «En manos menos talentosas, la historia podría haber caído en la sensiblería. Pero Villeneuve, director de la nominada al Óscar Incendies, parece saber exactamente hasta dónde llegar; solo un momento se siente menos que auténtico, pero sería un spoiler mencionarlo».

Christopher Orr en las páginas del The Atlantic escribió: "El trabajo realizado aquí por Jackman, Gyllenhaal, y especialmente Villeneuve es simplemente demasiado poderosa para ignorarlo".

Ed Gibbs, del diario The Sun Herald, escribió: "Desde un trabajo en 1999, Hugh Jackman nunca había aparecido tan emocionalmente expuesto en la pantalla, es una actuación excepcional y digna de un Oscar".

Para Peter Travers de Rolling Stone la actuación de Gyllenhall era "excepcional" y que "Villeneuve toma su carácter de construcción de tiempo y revela unos personajes preocupados en el lugar más inverosímil."Y añade que "Algunos tildarán a 'Prisioneros' de explotación desvergonzada (...) A 'Prisioneros' se le ha dado una forma tan artística y ha sido desarrollada con tanta fuerza que las objeciones se desvanecen. (...)

Según Claudia Puig, de USA Today, «con su realismo macabro, Prisoners es mucho más terrorífica que cualquier película de terror, siendo simultáneamente agotadora, fascinante y contemplativa»."'Prisioneros' está impregnada de una intensidad poética que es rara en los thrillers estadounidenses. Las comparaciones cinematográficas más cercanas serían 'Zodiac', 'En la habitación' y 'Mystic River'. (...) "

A.O. Scott de The New York Times sostuvo que la película «absorbe y controla tu atención con tal seguridad que debes contener la respiración por temor a distraer a las personas que están en pantalla, soltando una exhalación de alivio o asombro ante cada nueva revelación».

Por el contrario, Ann Hornaday, de The Washington Post, escribió que Prisoners «se une a una larga lista de películas que se venden a través de la propia depravación y maligna imaginación moral que pretenden reprobar».

Richard Corliss, de la revista Time, escribió: «A través de toda la neblina, casi se puede detectar el contorno inteligente, atractivo del guión de Guzikowski dentro de la flacidez y pretenciosidad de las decisiones como director de Villeneuve».

En este sentido, David Thompson declaró que la película resultaba "cansada después de diez minutos" y además es "horrible, cruel, degradante, deprimente, implacable, prolongada, sin humor, claustrofóbica y una burla de cualquier tradición sobreviviente en la que las películas son entretenidas . "

Según Michael Phillips en el Chicago Tribune comentaba que "Villeneuve colabora con una sensibilidad inusual con sus actores. El guión opera a un nivel; los intérpretes en otro nivel aún superior. (...) " Para Sheila O'Malley en la RogerEbert.com, destaca que la actuación de Jackman era "monótona" y que la película a veces se acercaba a la pretenciosidad, pero fue redimida por unas pocas secuencias de suspenso excelente y la actuación de Gyllenhaal, cuya "sutileza es bienvenida teniendo en cuenta todos los dientes chirriando en otras actuaciones".

Para Scott Foundas en la revista Variety declaraba que era "Un thriller hipnótico, sensacionalmente efectivo, con un centro moral (...) potenciado por un guión inesperadamente rico (...) Tiene el mismo aliento que películas como 'Seven' o 'Mystic River'."

Stephen Farber en The Hollywood Reporter defendía que "La película aborda una temática complicada, reforzándose con unas impresionantes interpretaciones y un trabajo de dirección magistral."

En este misma medio Scott Feinberg declaraba que era "Una película oscura y bien hecha, con interpretaciones estelares de todo su eminente reparto (...) es larga, se cuece a fuego lento, y tiene corazón; merece verse."

Para Rodrigo Perez en Indiewire indicaba que era "Un thriller de primera clase, (...) 'Prisoners' no resulta fácil para el espectador casual, pero es ese tipo de cine y de narración que hacen que gente como nosotros acuda a los cines año tras año"

Ya en España Carlos Boyero en las páginas de El País decía que era "Un thriller tenebroso y desasosegante. (...) una película notable, tensa, compleja y sombría." En este mismo diario , Jordi Costa decía que "Villeneuve (...) aquí se revela poseedor de una pericia narrativa y una capacidad de caracterización de personajes complejos y problemáticos cercanas a lo asombroso. (...) es una de esas películas que trascienden con creces su punto de partida".

Luis Martínez en El Mundo comentaba que era "Un 'thriller' (eso es, nada más) tan riguroso como contundente. Nada protocolario. Tan brutal como ágil."

Irene Crespo en la revista Cinemanía afirmaba que "Intenso y sobrecogedor thriller (...) con reflejos del Fincher de 'Seven'. Villeneuve maneja a la perfección la combinación del melodrama y el misterio." Allí en esas mismas páginas Carlos Marañón sostenía que "Una obra personalísima a la par que abierta a todas las miradas (...) 'Prisoners' da un pasito más en la tipología de los psychokillers."

José Manuel Cuéllar en las páginas del Diario ABC afirmaba que "'Prisioneros' se acerca en varios momentos a 'Zodiac' y a 'Mystic River' (...) Película donde reina el desasosiego, que te atrapa en la trama más y más y que tiene continuos giros en un guión elaborado con hilos de acero (...)

Sergi Sánchez en el diario La Razón afirmaba que "Le sobra metraje, aunque es mérito del canadiense que el espectador sólo lo note al salir de la sala (...) Hay una atmósfera macabra y malsana que seduce, también un puñado de actores que brillan en el fondo del plano, pero da la impresión de que los árboles no dejan ver el bosque"

Álex Montoya en Fotogramas comentaba que era "Atmosférica, envolvente y perturbadora, 'Prisioneros' juega en esa distinguida liga de zodiacs y corderos silenciosos (...) "

Anton Merikaetxebarria del diario El Correo sentenciaba diciendo que era "Un 'thriller' clásico, narrado con pulso firme (...) los sorprendentes giros de guión en la segunda parte de la intriga logran mantener al espectador atornillado a su butaca, hasta el inesperado desenlace"

En Argentina Diego Batlle en La Nación sostenía que "La película es de una densidad psicológica infrecuente en el Hollywood contemporáneo. El problema es que, (...) termina en una maraña de situaciones y en una acumulación de vueltas de tuerca que dificultan su seguimiento." Pablo O. Scholz en las páginas de Clarín afirmaba que "[El filme] es más un tratado sobre la construcción de personajes y sus pensamientos, sobre la maldad, la ética y el dolor, pero sin sermoneos. Gran filme." 

En México Lucero Solórzano del diario Excélsior decía que "Villeneuve alcanza buenos momentos de suspenso que se debilitan hacia la segunda parte, demasiado larga y articulada con lo que parecen varios finales." Jessica Oliva en Cine Premiere sostiene que "Los elementos de tensión y drama funcionan hasta cierto punto: hasta que lo complejo se vuelve complicado y demasiado violento. "

En Chile Andrés Nazarala R. del diario La Segunda comentaba que era un "Policial envolvente que confirma el talento del director canadiense Denis Villeneuve, (...) El espectador no se dará ni cuenta que estuvo más de dos horas y media frente a una pantalla."

En Colombia Mauricio Reina en el diario que sigo por Twitter El Tiempo comenta que "El cineasta canadiense Denis Villeneuve y un elenco de lujo nos ofrecen la mejor cinta policíaca que hemos visto en un buen tiempo."

La película fue la segunda finalista del premio BlackBerry People's Choice en el Festival Internacional de Cine de Toronto 2013 , donde fue finalista al Premio del público (Mejor película) detrás de Philomena y 12 Years a Slave . 

Gyllenhaal recibió el Premio al Mejor Actor de Reparto del Año en el Festival de Cine de Hollywood 2013 por su "verdaderamente convincente, sutilmente acodada" actuación como Detective Loki. La película fue candidata a un premio Óscar en la categoría de mejor fotografía 

En National Board of Review (NBR) se incluyó en el Top 10 y al mejor reparto En los Satellite Awards tuvo tres nominaciones, incluyendo Mejor actor secundario (Gyllenhaal) La Asociación de Críticos de Chicago la nnominó a la Mejor fotografía 

A mi reconozco que me ha impresionado, en parte, por lo inesperada y por lo intensa que ha sido. La razón es la intensa tensión dramática, a una hábil narración realizada por el eficaz Villeneuve. Destaco el papel de la historia en este caso del guión de Guzikowski muy preciso creador de una atmósfera opresiva por momentos. Y , por supuesto, a destacar esos estallidos de violencia que contrastan con el ambiente gélido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario